Saturday, June 14, 2008

Aló, Coroline


El fin de semana se ha perfilado de lo más familiar. Anoche tuve una cena tranquila con los pater familias (eso si llamas tranquilo el cantar La Vie En Rose a todo pulmón en un restaurante), en dónde en teoría comí bien (una ensalada de queso brie y un bistec de solomo con salsa bernesa) pero en la práctica comí malísimo (es como si Wendy’s hubiese sacado un “gourmet dish”). Una llamada bastante interesante el viernes preguntándome si quiero ser embajador de una marca de whisky, lo cual me tiene confundido: ¿llamaron por mis contactos o por qué ya se regó la voz que me gusta el líquido? Estoy a la espera de una segunda llamada a ver si se da, así que ya contaré, pero por lo pronto observo que tengo varios contratillos on the side y no el plato principal.

Sorpresivamente estoy viendo la Eurocopa. No sé si es porque Josefa necesita información actualizada y detallada (el jueves me llamó a un bar a preguntarme si sabía el score entre los Celtics y los Lakers) pero hasta ahora, y en la espera que mis detractores me acusen de falso no puedo sino dejar constancia lo mucho que me han gustado los juegos de Holanda y España (aunque el de hoy no tanto). De resto en la espera por la Día del Padre en dónde gracias al libro de cocina de Julia Child (damn you woman!) me han encasquetado un desayuno paternal. Eso descalabra un poco con los aconteceres vespertinos de esta noche, pero trataremos de poner una cara de póquer al momento de saludar a la abuelilla.

Hoy tuvimos sesión AAMU al cuernófono, Terremoto Chiquinquirá y este servidor quién me cuenta que Nueva York está hecha un asco de “la calor”, pero llamó a confirmar varios detallitos de mi vida. La Chorro siempre llama en los momentos más imprevistos (shower) pero atenderle y que haya una dupla cantandome “Ay Coron ton ton Coron toron tontero toron coron ton tero toron, que suene su palma” le alegra el día a cualquiera. Entre los únicos temas de conversa publicables radica el realizado sobre las fotos de Facebook en donde salen las Olsen Twins (para mis amigos ver álbum: Junips and Tots Weekend at Bernie's).

Sí podemos reportar que ya empezó el countdown oficial para la llegada de Terremoto Chiquinquirá (y por supuesto de la Chica Bond) a predios venezolanos, en dónde la esperaremos cual Miss Mundo en su arribo a Maiquetía. 27 días de espera (lo suficiente como para que le venga la ruler y esté en su máximo apogeo) hasta que asistamos al magno evento (tarjeta confirmada) del opening del “Aeropuerto Internacional Peatríz Briceño Iragory!” Ahí estaremos para ver como se cierra ese contrato.

¡Los Hermits llegaron! Mañana tengo cita a las 18:00 horas (esa casa se maneja en horario militar). Por lo pronto partida doble a un drinking spree, cumpleaños de mi amigo Ricardo el terrorista y luego a jugar a ser social en un matricidio.


Improperios oídos esta semana:
- “Es que ahora es peor. Las niñas, cuando les montan cachos a sus maridos se van y se buscan a otro.”
- “Bueno pero antes quemaban avionetas. Eso dice bastante de cómo la economía de un país afecta a las relaciones extra maritales.”

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...