Monday, June 16, 2008

What is up with the Blackberry Movement?

Solía creer en una época del feminismo. Chévere que viva el sostén. Apoyaba el movimiento obrero; por supuesto que 23 horas de trabajo continuo va en contra de los derechos de los trabajadores. Si dos tipas se quieren casar, que le echen plomo. Con lo que cuesta hacer un matrimonio, es dudoso quién se quiera lanzar al agua en estos momentos, pero si se tripean su nota de Bridezilla, allá ellas. Soy fiel creyente del movimiento tecnológico. Uso Messenger, GTalk, tengo Facebook, Ipod, un celular chimbo y en ciertos momentos de ansiedad, me meto en Google Earth para ver si mi casa sigue allí. Y con los años le enseñé a toda una generación de idiotanautas que no es verdad ese e-mail de la pobre niña con cáncer terminal que Microsoft va a patrocinar su cura si abres la foto de la Virgen de Guadalupe y se lo mandas a trece contactos en cadena.

Jamás salgo sin mi cámara digital. Hay momentos en la vida que deben ser recordados. Ya sea por chisme, un momentazo con los panas o porque uno nunca sabe cuando le toca ser el próximo Abraham Zapruder. Y por fin, me siento lo tecnológicamente avanzado en mi vida como para admitir lo que dice en mi CV bajo Software: “Proficiente en Windows con domino alto de Excel, Office, Explorer, Netscape, Outlook” que no es más que una formula estándar que puso un nerd de Administración de Empresas de la Metropolitana en su currículo en 1995 y por consiguiente todos los demás nos copiamos, en aras de ser tan “proficientes” como él.

Entonces ¿por qué cuando me juro la tapa del frasco, que apoyo todas sus causas, me salen con eso de que soy raro porque no tengo Blackberry? Sí, sí, es con Ustedes. Los que ponen en Messenger y en Facebook: BB Pin Número UB40. Se los pregunto porque con la cantidad de horas que ando metido yo en Internet, oyendo radio y viendo televisión, jamás me percaté que eso fue una moda, y me la perdí. Primero vinieron los high-tech, los ejecutivos, las ultra fabulosas. Después el movimiento estudiantil; luego las mamás para enseñarte la foto en 3D del último eco de la pequeña Sonia (¡no has nacido y ya me tienes ladillado!), y por último los wannabe. El electricista de mi casa ya tiene uno y no puedo sino sentir pena por la pobre galla de la Academia Merici que no lo tenga en su bulto (¿los niños de hoy usan bultos?)

Total es que ahora todo el mundo anda para arriba y para abajo con su Blackberry. Chévere. Pero lo que no entiendo es la campaña en contra de alguien que está de lo más contento que no tiene el culo amorfeado por el aparato (no me empiecen con el “Movimiento Chaqueta” en estos trópicos). Yo no me doy abasto con dos yesqueros, una caja de cigarros, un celular, las llaves, la cartera, una caja de chicle, quince facturas del SENIAT y un… (mi abuela leyó mi blog el otro día así que mejor dejo de contar) en el bolsillo. La adaptación al cuerpo seguramente debe venir con el manual de instrucciones.

Un movimiento bastante extraño. “No, bueno es que tú sabes, men. Es esencial que yo lea los e-mails cuando no estoy en la oficina.” ¿¿¿Y hace seis meses que hacías???? “No pana, lo que pasa es que tú no tienes Blackberry. Te deberías comprar uno...” ¡Regálamelo, carajo! Seguramente me les uniré en un futuro cercano, porque ya ví que esto es una causa perdida. Pero quiero decirles públicamente que me han remolcado como una ola. Y que foso tener que sucumbir a la tecnología y a sus pines de BB.

Atentamente,

Manolito (el de Mafalda que jamás entendió a Los Beatles)

6 comments:

Nina said...

Te entiendo demasiado. El último Funick de Cesar es mío.

c-e-s-a-r said...

"...me meto en Google Earth para ver si mi casa sigue allí."

JJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAa

estuve a punto de tener un stroke por reírme tanto.

Manuela Zarate said...

Yo tengo uno y lo odio. El catire tiene uno y lo odio. El bicho te vive recordando todo el tiempo que no estás haciendo algo que deberías estar haciendo. O justo cuando te las estás tirando de vivo porque te escapaste de alguna vaina te suena esa verga y te recuerda, que people know you are somewhere where you can still solve office problems. Es decir, no hay escapatoria.
A mi el otro día me mandaron un mail y como no conteste en 5 minutos me mandaron otro que decía: Clara, estoy esperando tu respuesta. Me toco contestar: Sí, me imagino, pero ahorita no te la puedo redactar.
jajajajajajaja...

AMZubi said...

I HATE THE BB!!!!!!
Acaba con matrimonios, amistades, familias... Llegas a un cumpleaños y todos estan chateando, viendo los mails o enseñando la puta foto del eco (good one btw!)...
Mi marido ve el score de los Yankees en plena mesa, en el restaurante mas in de Caracas....
Por que la gente tiene que presionarnos? Yo no quiero saber de trabajo, ni facebook, ni email, ni nada, despues de las 5 PM.... Cuando por fin, despues de 8 horas, muevo el culo y me voy a mi casa!
A todas estas, creo que actualmente se ha convertido más en una condición social que en una herramienta de negocios! (Conozco muchos que tienen BB y no tienen trabajo!)
No te dejes presionar, que los tesstos funcionan igual de bien!!!

Laura Strazzaboschi said...

Yo también casi me muero con the google earth phrase, man. Vas pa mi unica seccion reciente del blog: la mejor frase del dia. Te la ganaste, te la mereces.
Segundo, yo tambien estoy terriblemente celosa de todos los BB users. Es mas... Cesar, Uva, Toto: comprémonos el nuevo Iphone que además de ser más barato es más cool por tener el prefijo "i", y más innovador por tener un nuevo sistema de chat. "ichat" will soon kill "BBchat". JA.
Empecemos la revolucion!!!

Laura Strazzaboschi said...

Derroquemos al BB!!!!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...