Tuesday, July 8, 2008

La idiosincrasia del rubor

Hay cuatro palabras que ningún hombre que se respete debería decir: faralao, fucsia, precipicio y neceser. No es porque seamos iletrados, callados o de pocas palabras. Es simplemente una cuestión de actitud (de 100% actitud). Esto no se traduce al idioma de la mujer, la cual por cuna, aprendizaje, necesidad del habla, o simplemente por caché, se llena el vocabulario con el diccionario de Larousse. Esto la distingue ante sus compatriotas, y de verdad, en un momento u otro (belleza aparte), provoca hablar, entendener y aprender de ellas.

Las de apellido hyphenated (Vargas eslash Llosa) pueden decir con propiedad palabras como chaflán, rodapiés, nido de abejas y chantilly, al mejor estilo de las estudiantes salidas de las Ursulinas de Barbados. Uno no sabe qué es exactamente de lo que está hablando, pero de verdad: “chapeaux”. 20 en conducta. Las bien casadas pueden decir Vail, La Martina, Hermés y L'École des Roches, como si los Duques de Feria hubiesen sido sus padrinos de confirmación. Pasas, pero por sabionda (o porque Wikipedia hace milagros hoy en día).

El problema no son ellas. De cuna o de casamiento, algo aprendieron. Así sea de la revista Hola! El problema viene con las menuditas. Esas cuyos role model fueron Wanda y Jalimar, Teresita la de “Contesta por Tío Simón” (los jueves cuando se le subían las crinejas) y Lisa Turtle la pana de lycras de “Salvado por la Campana”. Soñaban con ser como ellas pero fueron jeteadas por la mamá que las obligó a leerse “Dangerous Liaisons” de Pierre Choderlos de Laclos porque hay que cazar un buen marido a como de lugar.

A ellas las ves en todas partes. Menuditas, por no decir la palabra que verdaderamene les corresponde: “cogibles”. Te las gozas. Como no, que te las gozas. Pero siempre llega el momento en que quieres hablar. Un restaurante, una noche de vinos, un lunes cualquiera. Uno de esos días en que el cerebelo está en día de paro y simplemente te olvidas del fin de semana de toros en Pamplona. De pana, solamente quieres hablar. Y es ahí, cuando hablas, que la conversación te hace pensar de repente en tu madre (pensar “Friends” cuando Rachel se disfraza de Princesa Leia y Ross tiene una visión de su mamá). No quieres. La tapas y borras a tu progenitora de tu mente. Pero no puedes.

Tu madre te viene a la memoria porque la conversación avanza y solamente tienes una pregunta que hacerte en la vida: ¿Qué diría tu madre al ver a la niña que te pide que le sirvas más “jugo” cuando en verdad es algo que podría ser un Chateau Lafite, para contarte un cuento sin sentido que contiene palabras como rubor, esmalte, brassiere, bozo, período, labial, la doctora (as in “su jefa”), glúteos, ocsequio, doración de mechas rubias en el cabello y que su heroína suprema es Laura en América? ¿Cuál sería su cara?

La menudita no para de hablar. Mientras tanto, hace una salsa rosada con lo que queda en el plato para terminarse el lomito. Te ríes. Y como si nada, sigues la conversa. Pero ya estas pensando que la mejor manera de despedir la noche es con la siguiente frase: “Me encantó salir contigo. Te llamo mañana.” Porque la cuestión que te carcome no es realmente un complejo Edipo con tu madre. En verdad, el problema es contigo. Phone number deleted.-

8 comments:

Nina said...

"Jamón de pavo, cabello, esmalte, rostro, sanitario, orinar, blusa, blumer, cota, fritar."

JA.Hasta luego, el triunfo es mío.

Carlitos Huerta said...

añado terracota y "estoy histerico" entre otras. y calle 13 es el hombre amado por las mujeres y el dijo esmalte... strange huh?

Alicia Khedari... said...

Le agrego más a la lista de Uvita.... aperturar, parkear el auto, los cordones de los zapatos, la pastilla de jabón....

Maria Buroz said...

Por favor nunca favor le faltan a una mennudita: muchacho de cabello rubio o lacio, brindar con champán y BOLSO!!!!
Jajajajaja

Toto said...

jajajaja "miamor echale agua a la sopaaa que tenemos otro invitado. Rubíii descorcha el champan!!"

Laura Strazzaboschi said...

NOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!

Nina said...

Tengo unas nuevas para las de macho que se respeta: coqueto y pícara.

Anonymous said...

se de una "menudita" que ordenó " una malta y... un sanguchito, pero para llevar, señor por favor" en un sitio top...Phone number deleted

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...