Thursday, August 28, 2008

Acertijos que huelen a Coco Mademoiselle

A los mesoneros los tengo truncados con el llamado Acertijo de Einstein. Ese que haces con las cinco personas de nacionalidades diferentes que fuman marcas de cigarrillo que solamente Bond conocería en sus buenos tiempos ruleteando en Monte Carlo. La verdad, fue un ejercicio de tarea como parte de la clase que di sobre trabajo en equipo, pero aparentemente tengo revolucionado a las novias, esposas y cuñados que andan todos tras la búsqueda de quien carrizos es dueño del pececito.

Hoy lo logramos solucionar en clase, como parte del objetivo de descifrar quién era un líder dentro de un equipo, quienes colaboraban, eran apáticos y quienes no se daban por vencidos. Hemos de reportar que yours truly, alias el Profesor Jirafales, confirmó lo que siempre supo: no sabe trabajar en equipo.

Al principio todo fue muy bien, muy método socrático, dejándolos participar en las respuestas. Pero ya al final era yo, la pizarra y una batalla con el Marquette, rayando círculos indescifrables. ¡Detesto no saber cómo llegarle a las respuestas! Pero me comporté a la altura (por lo menos la clase gustó) y salí de ahí contento porque aprendieron a no darse por rendidos cuando están ante un problema más grande que el de encontrar a la sardina maldita que me logró carcomer el seso.

Mientras manejaba de regreso por la Cota Mil me puse a pensar en los acertijos mundanales de la vida. Esos en los que no sabes cómo van a resultar. Sea porque ella está muy lejos, porque aún no te terminan de llamar del trabajo en el que tienes meses haciendo entrevistas, no han terminado de montar la cosa donde quieren que escribas o porque no sabes si podrás ahorrar lo suficiente este mes como para terminar de pagar el mono Rafiki que tienes en la tarjeta de crédito. Acertijos que te confunden, como no. Pero que desbordan en la impaciencia por terminar de zarpar. ¿Si todo está en el horizonte, porque te siguen dejando anclado en el muelle?

“Pacieeenciaa” diría la Tía Eulalia (no que tenga a una de esas, porque mis tías abuelas son de Nike, pero me la imagino sentada en mecedora con sweatercito blanco de crochet). No puedo negarlo. Estoy en un momento estelar en mi vida, pues estoy haciendo exactamente lo que quiero, por ahora. Salvo la seudo pobreza que pudiese remediarse. Salvo el carro coreano que echa humo. (Por eso note to the World como otrora diría la Sta. Quintero en un matrimonio judío: “Agencia Mar…worth every penny”. Lo mismo dice Toto: “Toyota…worth every dime!”)

Pero y así como lo tengo, quiero más. Porque no puedo conformarme donde estoy (y menos donde vivo). Esa es la impaciencia que me trae el pensar en abriles y no poder vivirlos en septiembre. No porque no quiera. Sino porque no puedo vivir esos exactos acertijos en este justo momento (salvo dos que tres acertijos bajo la manga). El hecho es que no tengo veintidós, pero tampoco puedo sucumbirme ante los conformismos de las expectativas, sino solamente de las mías.

He ahí el más grande acertijo de todos: ¿Qué pasa si nada de esto se da? Porque no se come de sueños laborales ni de fantasías amorosas que huelen a Coco Mademoiselle. Menos de esperanzas a futuros cercanos. Se edifica de hechos concretos, de zarpar por las aguas, y de caminar por los senderos transitables de la vida. En la esperanza que algún día, tú también puedas ser el dueño de aquel pececito sin amo. Quizás la respuesta está ahí. En zarpar porque tienes que hacerlo, sin por ello pensar en ahogarte.-

3 comments:

Anonymous said...

"Somehow I can't believe there are any heights that can't be scaled by a man who knows the secret of making dreams come true. This special secret, it seems to me, can be summarized in four C's. They are Curiosity, Confidence, Courage, and Constancy and the greatest of these is Confidence. When you believe a thing, believe it all the way, implicitly and unquestionably."

-W. Disney

Toto said...

Quien quiera que hayas sido. El post es lo mas idiota del mundo. But it was all worth it for that quote. GRACIAS.-

Doña Treme said...

I swear que esta disertación la hemos tenidos todos los que escribimos en blogs... stay hungry, stay foolish Tots!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...