Wednesday, August 20, 2008

Estimado Sr. del 29:

Tengo entendido que mañana llega Usted a cohabitar mi vida. A acompañarme en mis discernimientos y en mis impulsos por los próximos días. Le doy la bienvenida pues. Y si hemos de presentarnos me pongo mi calcomanía para decirle: “Hola, mi nombre es Toto”. Mucho gusto, un placer. No sé nada de Usted la verdad aunque asegúrese que su cuarto está listo y su cama está hecha. Sí le confieso que no hablan muy bien de Usted en la calle porque a decir verdad, de Usted casi ni hablan.

Los demás de lo que hablan es de una frase de canódromo que me alerta que “por ahí vienen los treinta”. Los treinta debe ser toda una vedette cual Josephine Baker en el Café de París. Con medias de puta, cambures en el rabo y la lolas al aire. Porque todo el mundo se queja pero vaya como la nombran. O de repente es como la Sayona. Pero en todo caso ahí está. Una marquesina de “Opening August 2009” cuando Usted ni ha llegado. ¡Qué desfachatez!

Por eso olvídese Señor del 29, que yo me conformo con Usted. Que ya le tengo la hielera sacada para tomarme un whisky con Usted cuando suenen las doce campanadas. Ahí, debajo del araguaney y las flores olvidables. Usted y yo solos. Porque no hay nadie más. Así que no busque ni me pase de largo, que ahí me encontrará. Si le extraña que haya un vaso medio vacío reposando junto al mío, despreocúpese. Hay alguien del quien me tengo que despedir antes que lo pueda saludar a Usted.

Verá ese vaso estaría siendo tomado por quién soy yo en estos momentos. Un compadre que me ha acompañado en esos días del ayer. Y a él le debo mucho Sr. del 29. Aunque creo que sus pulmones no funcionan como deberían. Ese señor me vistió de verde hace un año y me encaminó en la lucha para verme en el espejo. Me alentó a escribir sobre otros peleando guerras inconclusas. Me instruyó a escribirles a otros que necesitaban de mi guía. Ese caballero me quitó el tapujo de no escribir sobre mi vida y hoy le escribo a Usted, Señor del 29 a sabiendas que otros lo leen. Eso es lo más difícil que he hecho. El del 25 me hubiera dicho que lo escondería.

Pero así es que es sabrosa la vida Don 29. De echarse cuentos y de conocer respuestas. Ya conocerá al viejito que jamás contó una de las suyas y hoy no le alcanza el tiempo para decirme sus tonterías. Ese le va a caer bien. Es más, estoy seguro que toda mi familia le va a caer bien. Hasta las guacharacas que vuelan sobre Pita-Haya y el loro que no calla en la quinta amarilla.

Yo no se lo sabré explicar sino cuando lo vea Señor del 29. Pero es que el Marqués del 28, como el más bueno de los tintos, me empujó a aprender más sobre mí. A cuestionarme pero a conseguir la respuesta (el del 26 jamás se le hubiera ocurrido eso). Uno ríe y se echa sus cómicas pero cuando está solo se pone como pensativo. Porque el futuro preocupa. Pero este 28 me enseñó que el futuro es pa’ las tumbas así que me convidó a salir a vivir mis noches, sin arrepentirme de mis mañanas (pero eso sí también me enseñó lo que es pelar bolas).

El descarado ese me sacó de mis casillas de vez en cuando. No le voy a negar que este barco no se meneara en la alta mar. Ahí reposan los vidrios rotos de botellas con mensajes que lancé algún mes de abril (no fue en abril compadre pero vaya sabiendo que yo soy medio exagerado). Ese señor me montó en un avión y me metió en una Iglesia a ver cosas con las que no comulgo. Pero con esa montada y esa metida también me vino la epifanía que hay destinos que no controlo. Y que los corazones libres jamás podrán ser rotos. Porque eso también me enseñó: No hay arrepentimientos cuando se confiesan verdades. Y no se dan explicaciones si no se piden. Sólo quedan las dudas si en verdad valió la pena. Yo, hoy creo que todas las aventuras con el Señor del 28 valieron la pena. Eso sí, aun no subo para Galipán. Eso es un miedo Señor del 29 del cual tendremos que sentarnos a hablar.

Por eso es difícil dejar a mi amigo. Él entendía lo que yo más quiero en la vida. Fue tan sabio ese compadre que no me hizo perder a ningún amigo. ¿Usted sabe Señor del 29 lo difícil que es eso? Es más, fue tan pana que me presentó a otros que ni siquiera sabía existían. Pero no se olvidó de valorar esas lloradas que me echaron al hombro, esa cargada que me echaron cuando mis chamos se ganaron todo lo que se merecían. Esas canciones de medianoche sin rumbos. Esos whiskys de futuros en bares clandestinos. Esas conversas diarias que se teclean. Esos one on ones con un pana que se aprecia. Ahí están todos Señor del 29. Hasta los que sólo veo de noche o por una camarita. Y vaya solo espero que ahí estén con Usted cuando llegue amigo mío. Esa gente es la que me inspira.

Por eso le digo Señor del 29 que miedo no le tengo. Pero que tiene unos zapatos enormes en que meterse. Y los pienso meter en el fango y embárraselos hasta que camine descalzo. Porque eso es lo que le pido amigo mío. Que me ayude a gozar la vida caminándola. Sin importar donde me tenga que parar para agarrar aire. Porque sentados como el 27 no nos quedamos compadre. Ni de vaina. Que vamos con todo a decirle que sí a ella, a él, a ellos, a los, a las y a toda la vida. Por eso lo espero, debajo del araguaney. En la esperanza que me traiga la misma suerte que me trajo ese amigo que se me va.

Muy atentamente,
Toto.-

p.d. ¿Oye usted se puede esperar un poquito? Me acaba de entrar una llamada de alguien que se niega a que yo lo vea solo. Acostúmbrese que eso es común en mi vida. Mis amigos son metiches y como yo todo lo cuento, ellos ya saben en que humor me encontraría. Yo salgo un momentico, me tomo dos que tres y vuelvo. No se desespere ni se menosprecie amigo mío, que yo vengo contento. Porque bien vale la pena esperar por tener 29.-

4 comments:

Carito said...

Felicidades Toto! Bienvenidos los 29!...

mariana said...

Felizzzzzzzz Cumpleeeeeeeee
y bienvenido señor del 29!
Me encantó este post!
Congrats
Mari M

Andre said...

Big shoes will have to fill everybody after this Bday present!!
How's anyone going to tell you something more fullfiling than this post!
Happy 29 welcome Mr 29 I'm dying to know what this new Sr is going to tell us... Keep us posted we LOVED Mr 28 :D

Doña Treme said...

Fabuloso, como todos tus posts. No hace falta que te diga que disfrutes tu día, porque con sus altas y sus bajas creo que has disfrutado muchísimo tu vida... y lo que te falta por disfrutar!

Un beso,

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...