Thursday, August 14, 2008

Las Páginas Amarillas de Caralibro


Entiendo perfectamente el valor potencial de mercadeo en Facebook. Si yo tuviese un negocito, también le hubiese mandado a mis amigos mi mensajito de “Adhesivos Totona” added you as a friend. Caralibro es un mercado cibernético sin explotar y júrenlo que no faltará mucho para que el gobierno nos ponga los meritos de la revolución al lado del icono de mi jueguito de Word Challenge. En solidaridad, me he hecho amigo de la gente que conozco como Hot Chocolate Design (tremendos zapatos pa’ las chamas y no tan chamaquillas y las carteras pa' los hombres muy originales) y de cuanto primo con pescadería haya. Les hago propaganda y los recomiendo, porque primo que no sea relacionista público cae en las otras categorías que toda familia tiene: divorciada, alcohólico, ladrón, limpio, depresivo o misteriosamente desaparecido.

El problema de los negocios en Facebook es cuando me targetean mal y me piden que sea amigo de algo con el cual no solamente no comulgo, sino que por cuestiones del negocio soy totalmente incompatible. Ejemplo: Revista Pre-Mamá. Yo entiendo que estamos todos pendientes del hombre que está en estado porque milagrosa y hormonalmente le creció senda lipa con retoño a cassette, pero no soy yo. Bien flaquito como estoy, el día que empuñe una barriga será porque God (alias Johnny Walker) no pudo contener el milagro de mantenerme flaco de a por día (como las que planchan).

Después vienen las artistas plásticas, los dj’s y las reposteras. Nadie usa su nombre sino el de la compañía por eso de la identificación empresarial. Pero si yo no te conozco ¿cómo demonios voy a saber que Dulce Melao, Detalles Coquetos y Acero Raspao no son nombres de strippers? Cada vez que me llega un correo de Facebook al Yimeil con “Detalles Coquetos has added you as a friend” pienso instantáneamente que es una niña que se llama Detalles. ¡Si tu mama fue lo suficientemente niche como para ponerte de nombre "Detalles" no te lances al barranco tú sola agregándome a mí en Facebook! Cuando veo que es la tienda de una pobre que se está fajando para lanzar su “bisuterìa y accesorios” como dice la descripción posterior, me da lástima. Pero eso le pasa por targetear mal y no ver a quien está agregando a lo loca. ¿Qué coño es bisuterìa?

El problema se ahonda cuando te das cuenta que ya ni sabes quiénes son tus amigos en Facebook. Ves fotos del bautizo playero de la cuarta hija de Yubaira Mirleyidis Sarsamoriento, quien posa sexymente en tanga con su retoño frente a un cactus, procurando que no la tape lo suficiente como para que se le vea el triple piercing de diamante rosado en el ombligo. Te acuerdas que la agregaste hace mil años porque estabas en la nota de meter a todo aquel que estudió en el Kinder Las Azaleas Azules o el Pre-Maternal Elefantiasis Erguidos. Pero ahora que pasó el boom de la Carrera por las Amistades (con Penelope Glamour añadida y todo), no sabes qué demonios hacer con ella.

Con el bombardeo adicional de microempresas agregándote (y las que insisten veinte veces cuando le das ignore), el Facebook se está convirtiendo en una mera quincalla virtual deambulada por gente que te tiene como Top Friends, y que casi ni saludarías en cualquier calle de Caracas. Mi consejo para ustedes: Creen grupos. No insistan en agregar a los 140000 fanaticos de Obama que en su vida han conocido. Si son buenos en su negocio, la gente los buscará. Y les haremos propaganda. Eso sí es ser amigo. -

4 comments:

Carlitos Huerta said...

JAJAJAJA Yubaira Mirleyidis Sarsamoriento

yo solo tengo amigos en facebook, tienen q ser seres humanos que he conocido y q no quiero perder el contacto con ellos

saludos!

PebbLes said...

jajajaja pero también las invitaciones a los grupos son un fastidio grupos como " si se unen mil personas Pakito se une al Facebook" a mi que me importa que ese chamo quiera ser un Asocial en algún momento tendrá que unirse jeje como todos.

Manuel Andrés Casas said...

en algún momento yo me di cuenta de que existen personas con tales niveles de ocio que de hecho VEN las fotos de OTRAS PERSONAS, desde ahí, empecé a discriminar más la gente que acepto, y de repente me dan ganas de destagearme, cualquier persona que no me conosca y vea mis fotos concluye que soy un borracho inservible (que bueno no es que está muy lejos de ser verdad pero no es verdad!)

y peor que la quinqualla es cuando los políticos te empiezan a agregar en facebook... no manuel rosales no quiero ser tu amigo...

Igor Zurimendi said...

A mi me intentó añadir juan barreto. Me dio miedo por un momento. Cuando le dije que no me sentí mejor.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...