Sunday, August 24, 2008

The Mad Hatter's Tea Party

Se puede celebrar un cumpleaños de dos maneras. La primera es impersonalmente. Es decir, vasito marca Selva, torta negra de la panadería Los Nietos con la palabra “feliSidades” escrita a mano, cuatro gaveras de cerveza y de refresco, y actores de reparto olvidables. No critico esta forma de agasajarse a si mismo. Ese estilo de bonche es el denominador común en esta ciudad, particularmente porque los tiempos de crisis te ponen a pensar que si salir al cine ya es caro, hacer una fiesta es inalcanzable. Pero es en esa imposibilidad financiera donde surgen las ilusiones quiméricas. ¿Cómo puedo lanzarme un bonche que sea lo suficientemente económico como para no mandarme a la bancarrota pero que sea lo suficientemente memorable como para que me recuerde de él en cuarenta años?

Hay cuatro soluciones para esa pregunta: una madre arrepentida que emigra como los palestinos a los baños del Caribe (léase Playa Guacuco) pero que te regala un salmón, unos tíos comprensivos que te regalan chequecitos pegados a botellas de whisky (y un pie de chocolate de ñapa), amigos incoherentes entre si (pero coherentes en mi vida) que le imprimen colorido al sarao y cumplir años el mismo día que Mora Mora Rctv. He ahí la segunda manera de celebrar un cumpleaños: hacer un Mad Hatter’s Tea Party.



Ese fue nuestro bonche el viernes. Una celebración de los 66 años combinados de vida artística de Toto y Mora. Yo cumplía 29, Mora seguramente 157 pero eso no nos desanimó a tratar de lanzar la casa por la ventana en true style. Yo siempre había tenido la idea de lanzarme un Mad Hatter’s Tea Party (ergo el nombre de este blog) porque la gente que me rodea, familia, amigos, conocidos y extraños es así: están todos locos. Solamente tengo un amigo normal y el pobre va más al psiquiatra y a rehabilitación que Amy Winehouse. Mora, mi wingman a la hora de hacerle fiestas a los demás, le encantó la idea y nos pusimos con las manos a la obra para tratar de hacerlo realidad.

Ahí arrancamos. Con la ayuda de esos elfos faramalleros que se aparecen sin que uno los llame, léase It’s Good to Be, KX y la niña Flavia, pudimos orquestar en menos de dos horas el setting del sarao. Siempre está la expectativa de lluvia cada vez que yo hago algo. Es el regalo del Serenero hacia mí. Todavía tengo flashbacks del papel crepé mojado de mi piñata del Pájaro Loco. Por eso, no nos fuimos de palo con la idea que yo tenía en mente sino que hicimos un Mad Hatter minimalista porque eso de meter una cama de cuatro postes para adentro es una franca ladilla con la lluvia encima.

Cual after school special ahí estaba Josefa haciendo cuanto pasa palo podía salir de dos panelitas de queso crema, tomates y ajonjolí, Mora enrollaba jamón serrano con Sara mi perra ciega a sus pies en éxtasis salivistico. Afuera It’s Good se tambaleaba por los techos para guindarme las lámparas chinas que yo había conseguido porque tea party sin lámparas chinas es simplemente una tarde de señoras encopetadas en el Claridge. KX mi DJ estrella me ponía toda la música que yo había puesto en “29 songs that shaped my life” para que estuviese contento y la niña Flavia caminaba por toda la casa, desapareciéndose luego y que “para cambiarse”. Más nunca volvió.

La mesa la pusimos adentro (la idea original era poner una mesa enorme en el jardín pero con el Serenero no se juega) y entre el comedero procedimos a sacar cuanta tetera de abuela pre-guerra existe en esta casa, combinado con azucareras, cafeteras, y saleros. Tazas de café distintas, cortesía de cuanta mujer se haya casado recientemente en este país llenas de Torontos (el mejor de los chocolates) y para completar las sillas más bizarras de mi casa puestas alrededor de la mesa. Desde un sillón de cuero prensado, hasta una silla sevillana hicieron su alarde de presencia en nuestra mesa to make the statement que esto era el Mad Hatter’s Tea Party. Yo no sé si la gente se dio cuenta pero a mi me dio risa. Ali mi fotógrafa estrella (siempre hay una cronista social amateur en un bonche) mongolicamente borró las primeras fotos por lo que no tengo fotos buenas de la mesa pero fue un monumento a la loquera.




Con guayabera planchada bajé a saludar al combo de los Marginados, léase nuestros amigos que no se fueron de vacaciones porque tienen que laborar en agosto. Ahí estaban todos mis combos: el del colegio, los Colegas, los Liberalistas, mis amigos de Harvard, los sifrinos, y los que no entran en ninguna clasificación por padecer de personalidades múltiples. Me hicieron falta los que faltaron pero igual brindé por ellos en un momento de soledades (cuando fui a hacer pipí). Lo que me impresiona de muchos es su capacidad de regalar sin que uno se los pida. A las seis de la tarde se presentaron los Dimisi con seis cajas de cerveza y de Pepsi, otro se presentó con dos bolsas de hielo (el mejor regalo de todos).

La infinidad de libros que me dieron me hicieron la mañana de hoy mientras esperaba porque regresase la luz pero lo mejor fueron los cariños de la gente hacia Josefa que no cabía de la emoción (y de la pea). Momentos clásicos llega Maru y Alfredo con una botella de Buchanans 18 y Lordinario al mismo tiempo con un two pack de Ron Santa Teresa en promoción vacacional. Él caminando conmigo mientras yo sostenía la botella del escocés me dice: “dame para cargar el whisky y tu cargas los roncitos porque estos me opacaron olímpicamente y yo no voy a entrar a una fiesta para que me digan niche”.


Y así llegaron los demás convidados. Actrices con sombreros de fieltro, gente vestida to the nines porque iban para un matrimonio que creo jamás llegaron, la Zubi con su cotillón de cochino porque mi invitación decía “cotillón opcional” y ella se lo tomó al pie de la letra, Relax just Relax famélico luego de su viaje de ochenta horas de Acarigua para estar en mi fiesta, el Chumin siempre presente, Yoshi representando al mundo de los artistas, los dos nuevos amigos que invité en la calle porque vinieron a dejar a alguien y yo como las pocetas MAS: “pueden pasar con confianza”. La clásica mesa de los abogados con su Old Parr y la de Harvard people que siempre acapara el centro de la fiesta como pa’ más nadie. Los Yo-Bro’s y la estupenda Roche Bonche con el gran Kiko que es lo máximo echando sus cuentos en digna representación del Yimeil expatriado. Loqueras en todas las conversaciones.

La música fluía entre idas y vueltas al bar. Nina y Miss Alice demasiado incoherentes haciendo un drinking game con un libro que no entendí. Luego los coleados que son lo máximo porque entran todos apenados y yo soy demasiado imprudente que se los presento a todo el mundo, Ñaño sentado cayéndose a birras en la cocina con Josefa viendo el partido de Argentina y Nigeria, Isbel Romero y su clásico juego de shots, Ela entre negro y negro “totiiiins no me quiero iiiiiir”, Cesar con mi clásico regalo (una caja de Astor Azul semi abierta) y Anjie Abierta con nuestro clásico juego de ver quien puede decir la mayor cantidad de obscenidades imprudentes.

La caña rodó a mares, salieron los Amantes Bandidos y la noche se puso borrosa pero eso no escatimó los ánimos de los presentes. Ahí entre conversaciones y bailes bajé a las siete de la mañana para encontrarme con que Mora la Reina Victoria todavía seguía atendiendo a su corte de cortesanos paganos rindiéndole pleitesía al Sol. Allí en la mitad de la mesa Nina, Cesar, Armando, Isbel Romero y Mora seguían sirviendo vasos mientras It’s Good to Be se trepaba por los árboles bajando la maraña de lámparas chinas que habían alumbrado las conversaciones más interesantes que se dieron esa noche. Con broche de oro el Ipod murió con la marcha de los elefantes del Libro de la Selva (Anita y Diego faltaron ustedes solamente) y Cesar despidiendo a los soñolientos guerreros con un Hallelujah Praise the Lord que se oyó seguramente en Greenbow, Alabama.

Y así, a las nueve de la mañana, apagando la innecesaria luz, los anfitriones se fueron a dormir. Mora cayó tumbada por 24 horas que salió solamente una vez del cuarto del Junip para decir cuatro incoherencias antes de acostarse nuevamente con Morfeo mientras yo amanecí a las 6 de la tarde arropado con un mantel como cobija, pensando en todas las situaciones surreales que había vivido la noche anterior. Por eso infinitas y múltiples gracias a mis amigos incoherentes que vinieron. Hasta los que no vinieron. Hasta el que no quiso venir. Ustedes me hicieron posible la loquera de vivir mi propio Mad Hatter’s Tea Party. See you at the boardwalks.-

La Marcha de los Elefantes

p.s. Zubs gracias por tomar la unica foto! You are the best!

7 comments:

Carito said...

Uhmm si no recuerdo hace unas semanas te quejabas de tus cumples con todo el mundo de vacaciones! Me alegra que tus fiesta 29 haya sido todo un éxito! Felicidades ;-)

Toto said...

Para que veas carito la paja que uno habla jajaja! Ahora que lo pienso soy un maleducado porque te he debido invitar!!!
Gracias!

Maria Buroz said...

NO PUEDO CREER QUE ME LO PERDÍ!!!!!! No sabias la rabia que me da...

Doña Treme said...

Entre la piñata mojada del pájaro loco y lo de las pocetas MAS me morí de la risa. Me alegro que hayas disfrutado tanto tu cumpleaños, para mi ese el mejor día del año siempre!
Un besote

Zubi said...

Siempre a la orden para tomar las fotos importantes!!!!!!
Vale destacar que la cronista social se quedo con mi cotillon, el cual usaron para fotos y burla de peas, pero igual Alice sigue siendo mi nueva mejor amiga!!!!
Y respecto al bonche, te quiero felicitar, primera vez que hay mas de 60 personas y yo solamente conozco a 5! (Para que vean que si escatimo en mis amistades!)
Love you!!!

Bibi said...

OOOk... linda y divertida celebración no?? Veo que el disfrute fue más alla de tus expectativas...
Epa.. ¿quien dijo que el ron es de niches?? Jajajajajaja

María Laura said...

Tonts goze con todos los cuentos! Yo ceeeero que no conozco a nobody, sino a Mora que es famous, pero goze a milll!!!!

Pero Moraaa Happy B-day a toi aussi! Ya me imagino la pea y el disaster. La ultima pic esta ligeramente mas crazy que el party, pero I guess que asi quedaron todos despues de ese fieston.

Te love!
Conga

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...