Wednesday, August 13, 2008

Misión Cumpleaños

Anoche salí con Mora Mora Rctv (cantarlo como si fuera la canción Yami Yami Yami Yamile y entenderán). Fuimos a nuestro acostumbrado plan de los martes: Tuesday’s Burger & a Movie, al clásico estilo de Los Picapiedra. Lo único es que ahorita a la Señooora (ella està como vieja y muy experimentada pa’ eso de señorita) le ha dado por convertirse en la Inspectora de Sanidad del Instituto Nacional de la Gripe Aviar (I.N.A.G. por sus siglas en ingles) y me previene de acudir a mis sitios favoritos de buugeesas porque “ahí me contaron que salió un ratón”, “no esas no las cocinan bien”, o “hamburguesa cuadrada no es hamburguesa”. Total es que terminamos comiendo pizza.

Ya sentados en la mesa del delito, nos pusimos a hablar de cosas contundentes: cómo salvar el mundo, el costo del whisky y de nuestra fecha de cumpleaños. Ella tiene la dicha de cumplir el mismo día que yo: el 21 de agosto. Y como yo soy Leo puedo decir eso con toda propiedad “ella tiene la dicha” (si ella tuviese un blog la cosa sería al revés). La verdad es que ninguno de los dos cumple una edad así interesantísima pero según las cuentas calculadoras de Mora (léase su maldito Blackberry) la suma total de los dos cumpleaños da 66. Eso le da como más caché al asunto.

La desdicha de cumplir años el 21 de agosto es que nadie está en Caracas para esa fecha. La experiencia cumpleañera de este calvito se traduce en lo siguiente:


Año 1: Yo no hago regresiones al estilo Freud.


Año 5: piñata con seis carajitos que mi mamá seguro consiguió en el Barrio Chapellín.


Año 6: Piñatón porque me metieron en la Escuela Campo Alegre y ya el colegio había empezado por lo que botaron por la casa por la ventana como los quince años de la que es amiga de Penélope Cruz. Pero yo me arreché por algo (seguro no era el protagonista) y me fui arriba a ver Los Aristogatos en protesta quedándome dormido. So I technically missed that party.

Año 7 a 16: mis papás deducen que el mejor día para que el niño se regrese del campamento es el 21 de agosto. Pasar tu cumpleaños en el asiento 37 B (as in el medio) con un cartelón de unaccompanied minor: not a kid’s idea of fun.

Año 18: Le Club. Pasable porque en esa edad todo el mundo es pavísimo y uno jura que està cumpliendo 36.

Año 19 a 26: Años trasatlánticos. Cuando Toto estaba en vías de ser famoso y no se había anunciado su declive como el Imperio Bizantino.

Año 27 a 28: Fatídicos días que caen que si un martes. Cumpleaños restauranteros al mejor estilo Familia Flanders.

No me distingo del común de los mortales pero si a ver vamos es más fácil cumplir un 16 de marzo que un 21 de agosto. No me vengan con cuentos. Por eso, ante la escasez de personal (¡ni siquiera mi familia estará el día de mi cumpleaños!) Mora y yo hemos decidido que el problema ha sido una cuestión de marketing. No hemos mercadeado bien el cumpleaños. Si a todos nos ladilla llegar a un cumpleaños con un pipote de cerveza, vaso plástico y cantar la misma cancioncita patentada (no hay nada que de más pena que te canten cumpleaños…yo he hecho el estudio) imagínense quedarse un fin de semana que pudieses estar en la playa en agosto porque “es que tenemos el cumpleaños de Toto y Mora”. Ni yo iría.

Así que en plan de campaña porque Todos Nos Merecemos un Cumpleaños Digno (aka Misión Cumpleaños) Mora y yo ideamos cinco ideas para fiestas temáticas en aras de hacer más interesantona la fecha:

Fiesta de Trámites Públicos: Un sarao en donde le traemos caña pero también a funcionarios públicos que amenizarán la velada con todos esos trámites que tenemos que recorrer la ciudad en un plano de dos meses para lograrlo. Entre ellos, inscripción en el REP, sacar la cédula de identidad, pasaporte, licencias, certificado médico y de manejo, CADIVI, derecho de frente, agua, gas, luz y teléfono. Cotillón incluye examen de sangre, prueba de alcoholismo, notas certificadas, divorcios. Estrella invitada: It’s Good to Be que casará a la pareja más longeva (¡Miss Pea apártese!).

Fiesta del Puntofijismo Ochentoso: Un bonche a lo 4,30 en la que todos estaremos vestidos con camisas que digan I Love Miami y una chaquetica al estilo del Gocho. Se repartirán calcomanías a la entrada para pegar en sus placas en conmemoración al Día de Parada, se podrá traer a las amantes secretarias, subirse a la molécula traída especialmente del Museo de los Niños y experimentar un blackout a las 12 de la noche cuando se anuncie con la voz de Porfirio Torres el Viernes Negro. Cotillón trae coronas de Miss Universo para sentirse como Irene Sáez, chaquetas de cuero para dárselas de Guillermo Dávila y la stripper será Azabache cantando temas de Karina por eso del 2x1 en la radio nacional.

Fiesta del 31 de Diciembre de la Oligarquía: El atuendo es disfraz. Todos deben desempolvar sus ski suits, traerse el sweatercito en crochet de Rodolfo el Reno y una bolsa de Macys. Del techo caerá nieve artificial para que todos podamos practicar nuestras hazañas por las pistas de hielo mientras las más mamis en su ski suit de lycra podrán hacer piruetas en la pista de patinaje. Hemos de advertir que como son épocas pasadas ya no podemos ofrecer fiestas con nieve artificial y congelar piscinas kilométricas. Le podemos ofrecer tres pasantes que vamos a contratar ese día para que rayen anime desde el techo y así caiga nieve y traer hielo seco para que las mamis hagan las piruetas a lo Nancy Kerrigan en una ponchera.

Fiesta de Cumpleaños al estilo Fantasma Cibernético: Porque sabemos que hay gente clásica que no entiende el valor de una llamada o una visita en agosto, también pensamos en un cumpleaños tradicional. Para eso vamos a habilitar un salón de computadoras en la casa de la fiesta con acceso gratuito a todas las cuentas de Facebook y telefonía celular de todos los servidores para que los invitados puedan aliviar su costumbre de mandar el clásico mensajito “feliz cumpleee, que la pases buenísimo” en la modalidad a la que esté acostumbrado. Los agasajados estarán en otro cuarto con dos computadoras y celulares pendientes de sus mensajes para escribir “graaaciaaas”. No habrá efectos especiales ni cotillones pues la idea temática de la fiesta es no vernos.

Fiesta de Laura en América: La intención de este jolgorio es sincerarnos en la zoociedad caraqueña. Todos nos hemos acostado, dados los besos, deseado o flirteado con la novia de otro. Todas se han muerto por decirle puerca marrana a esa Little Miss New Boobs que les robó el levante. Y seguimos insistiendo en saludarnos hipócritamente (salvo las más arrechas que esas sí no saludan). Traer a la señorita Laura a una sesión terapéutica con todos nosotros sería lo más saludable. Hay gente que se peleó en una fiesta de quince años que todavía sigue con la traba (los que rodaron por una colina en la fiesta de Alesia se siguen cayendo a golpes). Hay unas que le robaron el novio cuando ni siquiera usaban sostén y le siguen diciendo prostituta a la que se desarrolló a los cinco. Señorita Laura can help! ¿No sería la mejor fiesta de todas que la Señorita Laura exclame “que pase el desgraciao, que pase el amante”?


Hay muchas ideas más como hacer una fiesta de mal gusto, de Il Padrino, de casino clandestino, de paparazzi y de swingers pero no son tan emocionantes. Las piñatas adultas ya no son lo mismo desde que a unas les dio por hacer un reencuentro colegial y darle palo a una monja al mejor estilo del canibalismo en Lord of the Flies. Pero sea lo que hagamos (que probablemente sea nada porque la masa no está pa’ bollo) recuérdenos! Porque todos, en especial los marginados de agosto, Nos Merecemos un Cumpleaños Digno.-

8 comments:

Manuel Andrés Casas said...

Por más que este en Caracas si llegan a hacer la vaina de trámites públicos no me acerco ni a 100 metros!!!

me gusta la parte de la fiesta adeca pero sin el viernes negro!

La Perfecta said...

Eso de la "zoociedad caraqueña" es la vaina más genial que he leído en algún tiempo.

Gran término.
Me lo robo, permiso.

Toto said...

bien pueda!

Miss Alice said...

Toto, it looks amazing!!

Mira, cuando se te monten las fotos (e.g. Año 18 y Año 19 a 26) es que necesitan un pelo amás de separación... sale a enter una o dos veces después de "...cumpliendo 36" y se baja... then it's all pretty.

Miss Alice = Perfectionist psycho, borderline Ana Sofía.

About the contents of the post: No sabes como me reí con éste!!!

La fiesta de trámites públicos no me caería nada mal, pero como todos amamos un buen gossip... BRING ON LAURA!! (Aunque me da un poco de miedo asistir a esa fiesta... I'll stay on the sidelines or listen to the stories retold by Lepervanche)

Olek said...

Chamo... la fiesta Adeca es la que es...

Gulda de Gueno este post...

Maria Buroz said...

El Puntofijismo Ochentoso me parece genial!!! yo estaré aqui ese día así que Toto cuenta conmigo para cualquiera de las modalidades!

Patrizia said...

Bueno Tots, por lo menos los que leen tu blog se van a acordar...a nuestra edad el peo no es tanto que la gente acuda a tu cumple es que se acuerde siquiera!!! Maybe its just my lousy friends que se olvidan de mi cumple...Yo soy como las abuelitas y tengo un calendario....BESOS,

mariana said...

La fiesta Fantasma Cibernética, es LA MEJORRRRRRR...!
jajajaj

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...