Sunday, August 10, 2008

Reality Check

Estoy llegando de una fiesta y el comentario general fue que me estoy quedando calvo. No shit Sherlock! Lo que me da risa es que la gente me pone una cara de preocupación extrema, como si yo mismo me dedicase todos los días a arrancarme el pelo en el espejo. A mí la verdad el temita de la calvicie jamás me ha enrollado porque yo no me la veo. Me peino y me echo champú como si tuviese un afro y me vacilo mi momento Pert Plus en la regadera. Pero la gente insiste y una vez que empiezan, sencillamente no se callan.

Uno que podría estar hablando con mentes brillantes sobre el conflicto en Ossetia o un buen chisme de divorcio (en boga más que nunca), se tiene que calar los cuentos de gente que conoce gente que se ha echado Herbamatim, Kerastase, petróleo y pipí (como lo oyen). Yo tengo en mi cabeza tantas fòrmulas de brebajes y remedios caseros contra la incipiente recesión capilar que podría publicar un manual de auto ayuda quimico para el fracasado olímpico sin pelo. Lo cómico es que la gente termina su autorecetario, convencidos que me están ayudando a “resolver” un problema que tengo.

A mí en verdad lo que me provoca es empezar a hablar y responderles: “Gracias. Ahora hablemos de tu gordura. Cuéntame vaca. ¿Cuantos kilos de chocolate te metes por hora?” Me encantaría meterme con los picos de viuda, las arrugas, las tetas caídas, la lipa cervecera, el bigote ensortijado, las cataratas y el labio leporino. Resolverles sus problemas con recomendaciones estilo Jorge Hané el autollamado gurú del Outfat (disfrazado con la camisita blanca pecho abierto y la cadena de oro). Una hora de infomercials en cualquier fiesta. Con micròfono de balita y todo y una audiencia con guest speakers que constaten que los productos de Guru Tots no solamente funcionan, sino que cambian tu vida (una ex gorda o former pelo malo echando una lagrimilla para darle màs punch al asunto).

Eso sí sería una conversa. No las pendejadas unidireccionales que yo me tengo que calar por el hecho de no ser engendrado por Rapunzel y el Capitan Cavernicola. Come on people brighten up the conversation! Make leaving your house worth it! O regálenme para mi cumpleaños el baño de Whisky Bar para que me vea en 360 grados (hacer pipí en ese baño da una sensación de empoderamiento enorme. Highly recommended) y pueda compartir con ustedes su miseria con mi cabeza. Se cansa uno!

6 comments:

Miss Alice said...

Me acabo de dar cuenta que yo soy una de las personas who goes on about your baldness. Pero en mi defensa, nunca te propongo soluciones porque tampoco lo veo como un problema, so there. jajajaja

Loved this post

Nina said...

Doctor prescribed more whisky! That will make you let go of your inhibitions and talk to them about what REALLY hurts them. I.E. fat women.

Carito said...

Qué ladilla con las impertinencias de la gente! nos convierten en problema hasta las cosas que no lo son!!!

Manuel Andrés Casas said...

leí por ahí que estaba de moda llamarlos "follicaly challenged" pero parece muy poco P.C.

Doña Treme said...

LOL.... Este post me hizo morir de risa!!! Debo dejar de leer tu blog en horario de oficina, ya las arpías piensas que estoy enloqueciendo...

Igor Zurimendi said...

A mi me vienen con el comentario "si tienes canas!" (con voz de falsete) y les parece simpatico. Lo de responder señalandoles la pepa o pedazo de comida entre los dientes del día cae mal pero te hace sentir mejor.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...