Thursday, October 30, 2008

EEUU vs. Venezuela: ¿Contestadora o Llamada en Espera?

Hace un par de días me llamó Mariana Attention S'il Vous Plait desde Nueva York (o como yo le digo, Westonzuela II), para ver si quería participar en un programa de radio que está organizando su universidad sobre cómo se percibe la elección de los Estados Unidos en el exterior. Esto me tiene bastante emocionado porque entiendo que van a llamar a gente de todas partes del mundo para que den su opinión sobre la cuestión.

Me falta reunirme con Zurimendi y el del ¿518? para que me den su insight sobre el tema para hablar con propiedad pero como yo lo veo, sería más beneficioso para Venezuela que Obama ganase. En términos completamente sencillos porque hablar seriamente de política aquí fastidia, la política de McCain hacia Venezuela es como la canción de Luis Miguel: “no me busques, no me llames, aunque insistas ya es muy tarde.” Es una intransigencia que si bien tiene sus razones de peso político y económico basado en principios democráticos y rentas petroleras, no conduce a más nada sino al mismo sendero por donde han venido transitando las relaciones bilaterales desde que Arbusto Jr. se montó en el poder.

Obama también ha manifestado su preocupación en torno a la dependencia estadounidense sobre el petróleo venezolano y ha criticado las el despotismo de quienes portan las guayaberas rojas pero sí ha manifestado su disposición a sentarse a conversar. La razón más que sencilla, es comprensible: la constante preocupación de la política exterior norteamericana en el Medio Oriente ha dado paso a la “invasión” y a la inversión económica e ideológica de quienes hoy – impensablemente – son nuestros principales aliados. Y si bien, la canción de Obama para con Venezuela jamás debería ser “The Boys are Back in Town”, es cierto que se hace necesario en estos momentos un dialogo franco con quienes son nuestros vecinos.

Los gritos y los insultos básicos que ilógicamente sustentan nuestra política exterior continuarán sin duda y ciertamente ninguno de los dos mandatarios bajará la cabeza en ningún momento pero por a diferencia de McCain, por lo menos la opción y la posibilidad de abrir una puerta entre “los yankees de mierda” y el “hijo de Cuba” estaría abierta para lograr un nivel de respeto, así sea en su más mínima expresión.

No creo que luego de estas elecciones veamos fotografías de ambos en la Oficina Oval ni en Miraflores, cayendóse a sonrisas. Pero tarde o temprano, los gritos deben cesar o los precios del petróleo tienen que descender (como lo están haciendo). Y uno de los dos va a tener que levantar el teléfono. Con McCain la llamada iría directamente a la contestadora pero por lo menos con Obama sabremos que a lo mucho, nos tocará una llamada en espera.-

2 comments:

Carito said...

Me gustó! y felicidades por ese invitación!!!!
La metáforas de las llamadas explica de maravilla lo que muchos pensamos!

Zubi said...

WAO, te he debido de haber invitado ayer a un foro sobre este tema...
Si Obama cumple su palabra, por lo menos foto queremos ver!!!

http://www.realclearpolitics.com/articles/2008/05/obama_obfuscates_on_chavez_far.html

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...