Wednesday, December 10, 2008

Our House

Vista por mi papá.-


Nuestra casa es así como Europa antes de la Comunidad Europea; tal cual, está dividida en zonas muy particulares que denotan las características de cada uno de sus habitantes.

Por ejemplo, está el área conocida como “Musipán” dividida en tres zonas fácilmente reconocibles: (i) una la cocina, donde la televisión nunca, pero nunca duerme, donde la nevera hace hielo y le gritan: ESO BURRERA!, donde en las noches al ver televisión, la habitante principal y única de su zona se queda dormida cual horrenda durmiente sobre el mesón del desayuno y cuando el patrón o la ‘comae’ la descubren dice que estaba ‘echando una pescaíta’ y donde el almuerzo que debe estar listo a la 1:00 p.m. (“not a minute more not a minute less”, como el tea time de la Reina) lo empiezan a cocinar a las 12:30 p.m.

(ii) la otra, conocida como la ‘hermana república’, la cual a su vez tiene dos regiones: el consulado, que por razones de reducción de personal está vacío y sirve de vestier de los ‘de a por día’ y la otra, la embajada, habitada por la embajadora, ya por 18 años. La embajada es digna de un tour; allí, en aproximadamente 8 metros cuadrados conviven San Antonio, la Divina Pastora, la Virgen del Valle, Nuestra Señora del Socorro, José Gregorio Hernández, Santa Bárbara y la Virgen de Coromoto, todos y todas alumbrados por su velón prendido (que la comae no puede ver porque “eso y que es brujería”, según palabras de su habitante).

También conviven una poltrona, una televisión que no prende, el radio con Plomo Parejo a todo volumen, las conchas de naranja secas y las ramas de eucalipto (“me voy a dar un baño”) y “la que te conté”. La “que te conté” es así como la Niña Diosa de Katmandú que no puede ser vista por los humanos, y la “que te conté” aparece en las noches cuando a la residente de la Embajada le da miedo ir al baño. (iii) por último está la zona de la “despensa y Tutankamón”, a la cual sólo tienen acceso la residente de la embajada y la “comae”.

Con respecto a la despensa, la embajadora tiembla cada vez que la “comae” la abre, pues el mero hecho de abrir la puerta es causal de guerra: se oyen ensordecedores que desastre!, que desorden!, que inmundicia!, esto lo ordené ayer y miren como está!, aquí nadie arrima una pa’l mingo!. Tutankamon por su parte, es un closet camuflajeado a lo Ana Frank que resultó de la división del consulado en dos. Tutankamon contiene los secretos de la familia, pues cada vez que algo se pierde se presume que está en Tutankamón. Este solo se abre en grandes fiestas patrias pues alberga los mas diversos tesoros de decoración dependiendo de la festividad: los carolers, el arbolito de navidad, el nacimiento, los adornos de halloween, de easter y una amplia gama de cornetas de sonido, aparatos de música etc.

Hay otra zona que es la parte de abajo compuesta por el reino del salón de entrada, salón principal, biblioteca (que es un nombre de fantasía pues lo único que no hay son libros), comedor, y terraza cuya absoluta monarca vitalicia por los siglos de los siglos es la “comae”. La comae dispone de su reino a su antojo, sin consulta con el consejo de gobierno de la casa (integrado por el Compi, Bibi, Dontonpuyi y Totín) y en su reino suceden los mas variados eventos: clases de italiano, reuniones semanales o bi-semanales de juntas directivas, cenas, desayunos, almuerzos, fiestas, ensayos de obras de teatro, bazares, decoraciones que cambian con la estación o día de fiesta, etc.

El reino de Totíns es el ala noreste de la casa. Nadie que entre en sus aposentos, debe osar hablarle o pedirle un favor cuando está en su despacho privado. Allí el es monarca absoluto. De su despacho salen los mejores escritos del reino, las tesis de grado mas profundas (la secesión de Chechenia!), las fotos del reino (al momento de ocurrir los acontecimientos) y humo, humo y mas humo. Aquí es siempre donde se producen los golpes de estado cuando la princesa única viene al reino. Su cuarto, es la parte “inglesa” del palacio; tiene escenas de cacería, colección de soldaditos de plomo, un mueble gigantesco que era de una estación de tren (van a tener que tumbar la pared cuando nos vayamos para sacarlo) y la mejor vista del palacio sobre el Avila.

Dontonpuyi, segundo de la línea de sucesión al trono (Bibi por la ley sálica es la tercera), ocupa el ala noroeste de la casa, la cual está formada por cuarto y baño que no usa. Un paseo por el reino de Dontonpuyi permite al visitante conseguir de todo; estrellas pegadas del techo, lámparas de colores y formas diversas que se enchufan y uno se siente como Alicia en el país de las maravillas cuando se cayó por el hueco del árbol; afiches de górgolas de Paris, la torre Eiffel convertida en jirafa; kits sexuales para hoteles de mala muerte (me lo mandaron a hacer en el Instituto) y en el suelo de todo el reino de Donton, el visitante podrá admirar el paisaje mas variado de pantalones, zapatos, calzoncillos, camisas, libros, cepillos etc. También prevalece en el ala noroeste que comentamos, la “orden del silencio absoluto” de los padres franciscanos y carmelitas descalzas, cuando su habitante principal está dormido. Al igual que el príncipe heredero, nadie, pero absolutamente nadie bajo pena de exterminio (incluye a Epi el loro) puede ni siquiera abrir la puerta para entrar a buscar el cepillo de pelo del compi o su crema de afeitar o sus zapatos negros que han sido confiscados desde la noche antes ni mucho menos hablar!

El ala norte de la casa o cuarto de los compis consiste de salón de entrada, habitación principal, vestier y baño. Es el único reino de la casa que debería ser un bi-reinato (digo bi, pues conviven dos), pero lamentablemente es también una monarquía absoluta! Allí también se escuchan edictos insólitos e interesantes de estudiar: Casa Nueva!, Ropa Nueva!, Marido Nuevo!, fue una proclamación interesante que volvió a instaurar la Monarquía en dicha ala. Otro edicto diario, que siempre depende de la hora en que el Bi-Rey lo utilice (mañana, tarde o noche) es: Ya terminaste? Necesito el baño!! Tienes horas en mi trono!

Se preguntarán donde es el Compi el monarca: su reino ha sido confinado al jardín. Ha habido varios golpes de estado fallidos como cuando el Compi decidió crear un ambiente balines para sus orquídeas, cuando construyó una fuente con cascada, cuando mudó a los bonsáis de sitio y finalmente cuando decidió guindar un chime del araguaney (que reclaman que no suena) porque tuvo que quitar el otro (porque sonaba demasiado!).

En el reino conviven los personajes que hemos contado, y Epi el loro, Sara la perra (que está ciega), los pescados del estanque, y el mismo es visitado diariamente por Bibi la Princesa, ardillas, loros, guacamayas y pájaros de toda especie. Los “bird watchers” no necesitan ir al Avila o al Parque del Este, ya que el Reino ofrece todo tipo de variedad.

El lema del reino es: disfruta la vida, ríete de todo y así serás feliz. Por eso todos los que lo vivimos o lo visitamos somos eso: FELICES PORQUE WE ARE FAMILY!!!

1 comment:

Beatriz E Moreno said...

Luego de esta explicación me da miedo despertar a alguien! jajajaja Suena divertido vivir ahi! ;)

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...