Thursday, July 31, 2008

What does not cometh

Andrew Whyeth. "Christina's World" (1948).

“The problem is that when you finally and desperately reach out and cry and scream for some help, any help... it never comes.” So wrote my editor Nina in one of her posts this past week. I am in complete disagreement with her but had not found the right words to express so. Until today, when my mind strided through the corridors of the Museum of Modern Art. There she was, alone in a corner. Christina in a pink cotton dress. The sense of peace that surrounds her world gives the viewer the feeling that she has laid down after a long summer stroll thinking that she must go back home.

In reality, Wyeth’s depiction is much cruder. Christina is paralytic. What is in my mind, a sense of peacefulness, actually translates in a world of hardship as she must crawl through her journey in order to make it home. Alone. There is nobody around to help her on her way. That’s just it Nina. Help never does come because you can scream for help and never utter a sound. So why wait for it? Stand up. Like Christina, you’ll eventually make it.-

Wednesday, July 30, 2008

Veni Vidi Vici

Una caja roja con el lema Veni Vidi Vici, sustituye a mi acostumbrada cajetilla azul que me acompaña todos los días. Hoy es día de Marlboros. La causa reside en que el kiosco millonario cerca de mi casa –ese que vende más revistas y lotos de Florida que cualquier tiendita en el aeropuerto de Schipol- sufrió una crisis de Astorcistas agudos, los cuales, muy a mi pesar, sabotearon las reservas semanales.

Así que heme aquí, disfrutando de un placer que me había prohibidlo unilateralmente hace mucho tiempo. La longitud del cigarrillo me lleva por senderos que casualmente hoy mismo he explorado en carne propia: el Derecho. No, no vuelvo a mis dotes de abogacía. Simplemente, que el día de hoy ha estado plagado de momentos y circunstancias que me llevan a otras latitudes los cuales –como este cigarrillo- ya no constituyen partes inherentes de mi ser. Un almuerzo con los colegas para repartir la sexagésima tarjeta de matrimonio, la traducción de facturas legales para ganarme el pan mensual y la preparación de mi clase de mañana sobre el Derecho y el Latín como legados fundamentales de la cultura romana, me ponen a pensar que efectivamente en algún momento de nuestras vidas, es cierto aquello que todos los caminos conducen a Roma.

Por más que le huyas, en Roma siempre está el reencuentro. Esa a la que le temes porque no tienes nada nuevo que contar, pero que al salir de ella te das cuenta de lo mucho que hablaste. El miedo a no estar a la par –una inseguridad de la que sufres constantemente cuando sabes que vas a ver a los emperadores- se compensa cuando comparas historias, edades de infantas, salarios y problemas laborales y te das cuenta que a decir verdad, no estás tan mal como crees. Porque todo el mundo está en la búsqueda de esa casita cerca de los campos de Lirios. Ya sea que esa casita signifique un trabajo, una pareja, un viaje o un matrimonio. La diferencia radica en el camino. Esa calle rustica de ladrillos etruscos, que cada quien ha escogido para conseguirla.

Lo sabroso de echarse los cuentos en Roma, es que no importa que verdades escondas o que secretos exteriorices. Todos los caminos están plagados de Espartacos y de Lucrecias. De olivos y de malezas. De inseguridades y logros. Así son los senderos que conducen a Roma. Inciertos. Pero tarde o temprano, haz siempre de volver a ella. Por más que la olvides o trates de engañarte que por ahí no es el camino. Y Roma jamás engaña. Así que sal. Sé el gladiador incorrupto. Ven. Ve. Vence.-

Tuesday, July 29, 2008

The Truth Lies in the Dadaism of Sunflowers

One misplaced picture taken years ago on my twenty third birthday, found tucked away in a hidden drawer. Two initial thoughts: age coming from my head; commandment coming from a conversation heard from afar. One blank piece of paper that progressively divulges my state of mind in the swirls of China blue ink. The truths about my present -both positive and negative- begin precisely on that path where I found that lonely sunflower. A long lost road of whose whereabouts I ignore.-

The Truth Lies in Positive Dadaism.
Initial thought: Commandment

Truth is you are not always right. You should listen. Yet you care. They walk home. You shine. The Sun sets. I fly with the parrots. The greatest view is from above. Like the waters from that dock. Pulling of the rope and flames coming from within. My name was called. Sundays of looking up and not making it, of hiding lucky necklaces in my pocket. Just like the pins. Where is that second cufflink? Glad I met you. All of you. A long time ago, all of you. Under that tarp. A sea of familiar faces, tucked away under the soggy rain. Yellow dresses, golden ties. Cars that reach one sided roads. Just happy to be with you. Even if I never was. Alphabets tucked away in yellowed envelopes. A lonely sunflower by a random road on a random place. The Sun does not shine under covered bridges. Ichabod strikes. You keep talking. Opened doors. It’s me.

The shrill of joy. Of standing up and watching stars under buildings. That kiss. Scared to give it to another. Could not have lived through the boats had I done it. Hovered by the buckets. Endless sunshine. Letters never delivered. Postmarked stamps that smell of Paris. Elevators rising up above. Conversations below by a sofa. Portobello does not sell Rembrandts. It’s all really in the chase. A bunny slipper. Forget my name. Stickers only tell you how many jellybeans are in the jar of red jam. Bullfighters at dawn that make you never want to leave the maja’s. Decadent laugher. Stuck in a moment. Like Cinderella stickers attached to the tubes. She tumbles into bed with me and bawls her eyes out. I caress her hair as if to comfort her, when in reality it should be the other way around. A door closes. I look up at the hall of saints. Apparition through realization. Truth is sometimes you are right.-


The Truth lies in Negative Dadaism.
Initial thought: Age

Truth is I’m not twenty three. I don’t do nights of pints. I can’t have the seat next to you. I don’t have the chase. I really don’t know what to do. I don’t really have the time to think about it. I shouldn’t have done it. I never should have. Never should have met you. All of you. A long time ago all of you. Truth is it does hurt that the gulls made it. I didn’t. I don’t know how to get out of the tree hole. I should have closed that conversation window. All of them. Never should have said yes. Pretend. Be myself. Ignore. Shout out. Leave out. Hide myself in the dark corner. Waiting for it to happen. Satisfied that it did. Mortified that they’ll find out. Stupefied that I’m dumb enough to care.

Truth is, I never should have opened that newspaper. Copied that picture. Stopped for the sunflower. Never should have climbed into that car. Bear the false name. Singing, looking, hoping. I never should have looked into that mirror. Better yet, I should have. Looked hard and intently. Reality. The inconvenient. The necessary. Truth is I should have stayed away from that groveled path. Watch you smoke. Not caress your hair in contempt. Truth is I should have told the truth a long time ago. Never look down at my shoe. Sweep the wooden figure down the hole. Envy you. Want to be you. Listen to you. I should have hit. Hard. And never care. Truth is I can’t. And I couldn’t have. Probably never will. I should have never signed that card. Hide her name. Invoke the Virgin. Truth is I am him. Without the attitude. Accepting the ignorance. Forgetting the criticism. Embracing the cherries. Truth is the bird does cackle. And the bitches know the secret. I am twenty eight.-

Burn Baby Burn: Disco Inferno!

Uno jura que entiende el jueguito de acción-reacción. Que eso que le enseñaron desde chiquito de no tocar, es clave circunstancial para sobrevivir en la vida adulta. Como un perro pavlóvico aprendes a condicionar las señales que te lanzan y a comportarte de cierta manera. Cierras las ventanas cuando llueve, de verdad le paras a eso de “mind the gap” cuando estás en Londres y le dices a Josefa que eso de planchar y no tocar la nevera es puro cuento de La Sayona. Te consideras un ser racional que entiende que no hay diferencia alguna entre inflamable y flamable. A la hora del té ambos adjetivos queman.

Así, precavido como eres -todo un guía Scout con fósforos como los sobrinos de Rico McPato- te rascas los tres pelos que te quedan en la testa pensando en Hefesto. ¿Qué demonios le habrás hecho a él últimamente como para que las Moiras te manden a quemarte tres veces con objetos explosivos? ¡En lo que va de año! No prendes ni una vela de cumpleaños por temor a quemarte y fumar es todo un arte porque la llama en las cejas te recuerda lo que es sentir la piel carcomida.

Desgraciadamente, ni siquiera te puedes despedir de una niña decentemente porque le explotas el pie cual Capitán Cavernícola con dinamita marca ACME. Te da un pelín de rabia que tu país esté atrasado en la entrega de bombonas de gas. Sin embargo, piensas cuando lees el titular de esta mañana, que esos quince días de atraso en la entrega, constituyen una quincena en donde Hefesto no te mandará accidentes. Así tengas que chapuzarte en el agua del estanque de peces. Así Domino’s Pizza se canse de ir a tu casa porque ya no puedes ni prender las hornillas.

Leo y el fuego. Kipling se equivocó. Shere Khan no ha debido ser un tigre. Ha debido ser un León. Una razón más para estar del lado de Smokey the Bear y dejar de fumar. -

“Remember in elementary school you were told that in case of fire you have to line up quietly in a single file from smallest to tallest? What is the logic in that? What, do tall people burn slower?”

W. Hutcherson.-

Monday, July 28, 2008

Whatever happened to fedora hats?

I was looking at some Kennedy photos just the other night and realized that he was probably the last President of the United States to don hats. Off they went from men’s heads. Like undershirts. Legend has it that Clark Gable unbuttoned his shirt in a scene of “It Happened One Night” to reveal that he wore nothing underneath, causing the undershirt sales to plummet. In this day and age of fastidious blackberry movements and technological directness, it is surprising to find how we leave things behind. Things that itched, scratched or were completely unnecessary. Like gloves.

Funny how we still call it “the glove compartment”. There was a day and age of Atonement where people actually drove with leather gloves, thus the necessary compartment. What did we do before Post-Its? We surely did not need hula hoops. Fountain pens can still be seen to be carried in the left pocket of a business suit, yet we rarely leave notes. Letters are rare, unless the brat is conveniently tucked away in summer camp. Yet, wouldn’t we all want to receive that postcard from the decadent college friend bearing a stamp from Portofino?

It’s a thin fine line between nostalgia and acceptance of the times we live in. Ours is an era of convenience, yet it is also of separation. I gave my sympathies the other day through Messenger. There’s really no emoticon for “I’m sorry your grandpa died”. You just can’t put a little devil or an angel next to the message because that just wouldn’t be fitting. It’s just tacky. But the point is that we are doing this more and more. Soon there will be no birthday calls. Facebook is the perfect tool for saluting the merry troops on their birthdays. And we content ourselves with the fact that we put “I’ll call you later” next to the message. We don’t.

We are becoming afraid of the human race and hide behind our computers to compensate for it. In the privacy of our own selves -and strong wirless connection- we share our experiences, our memories and our writings (this online tea party being a sure shot example). You can even attend mass online. Yet, the price we pay in becoming hermits is in reality the loss of our complete privacy which we share with others. Mementoes, videos and writings are for the World to explore. I have seen more baby sonograms in the past year than actual pregnant women that I am in close contact with. We are staring at other people’s uterus!

It’s interesting to guess which items are next in line to be dropped out of our everyday lives and become prey for extinction. Like albino gorillas. Or the Backstreet Boys. What really scratches, itches and is unnecessary in our lives that we just could do without but still don’t know it? Socks? Yellow pencils? Shaving cream? Human contact? Fifty years from now we’ll still be speed dating but it will probably be through holograms to avoid unnecessary unpleasantness. We do it today. We call them one hour lunch dates. The only thing missing are the holograms. It’s a rare guess, but we’ll probably be more public. Even though we’ll be hiding behind our computers (what will those be like? Yikes!). I guess the only sure thing we can count on that will never go out of style – if Al Gore is listened to intently – is our need for ice.-

Sunday, July 27, 2008

Debajo de tres caballos

La noche en verdad estaba destinada para la huésped de la habitación 212 del Heartbreak Hotel, pero apareciste tú. Sin aviso. Solamente una botella, una flor que no abría y una torta a medio comer. Siete horas de coloquios indiscretos, de conceptos de cuatro palabras, de sortijas intercambiando las manos. Mesas de la India estampadas con círculos de vasos sudados; bajo tres caballos que alejaban su mirada. Hablar sobre lo que íbamos a hacer, sin darnos cuenta que ya lo estábamos haciendo. Una borrachera de diálogos con herederas negras, interrumpida por tu afán de saber como iba el juego de naipes. Me haces reír. Me confundes, pero sobre todas las cosas, me haces reír. Y que rico despertarse riendo. Aún cuando las despedidas siempre sean con tu misma respuesta y mis noches terminen recogiendo una flor que abrió y se marchitó sin darnos cuenta.-


Saturday, July 26, 2008

The Bad Ass Chick from the Moulin Rouge

The funny thing about life is that you seldom realize how one person can shape your destiny. True, you are responsible for walking through your little own “road less traveled” á la Frost, but sometimes a person’s actions can open the door that leads you right into your own Mad Hatter’s Tea Party. One word, one action, one opportunity and your life is changed forever. I realized last night that for me, that person is Courtney Dao (Curni María para ennicharle un poco el nombre). She was supposed to be a ballet dancer, afterwards a Lawyer. Shortly after, her fate was to become a Marine but she settled for nothing else than being what she should have been since the beginning: a rock star.

I met Curni in college when I was eighteen. I remember that my first assignment in Law School was to write down your ambitions in five, ten and twenty years. I had none. I entered college with a hangover. There was no interest in having ambitions when you spent all your nights under the glitters of a disco ball and had the absolute certainty that all your high school friends would be in your life forever. No matter what you studied you would end up just like your parents: married, wealthy and fabulous. Little did I know that a single action by Curni Margarita would crumble my false paradigms and thus change my life forever: she sold me an application form.

Truth is, that application form came in a period in my life where I was bored to pieces. The glitterati and the friends with two last names offered (and still do) decadent entertainment but left little room for newspaper conversation. The crystal balled path that showed me as an ancient was just too suicidal. I was living in a world of beige. And beige I entered into that first meeting where Courtney was Head Delegate nine years ago. There they were: the colors, sounds and sensations I so desperately needed. People who did not settle for anything less than dying your hair green like Sara, being “relaxed just relaxed” like Sicilia, cackling your way through life like Mayen or having the opportunity to use the word “preposterous” in a phrase like Bibi. There was a world of Philosophers with Mickey, a room full of music with Franco and admiration for Cruella De Vil in Michi’s unusual styles. I still had no idea where I was going in life but then I met Moirah who willingly held my hand.

That application form led me to nights of confessions; towards the formation of critical thinkings and to fully understand the value of the word “team”. Curni’s single action taught me the importance of transcending my own classroom and engaging in conversations that stimulate the psyche while never forgetting that a beer with friends can lead to tunes of merriment. It led me to value my other friends, to talk directly to my parents, to question what was unquestionable and to experience the responsibility of representing your university and your country beyond our borders. Even if it was just a game.

The door Curni opened for me led me to know more about me and what I want in life. It got me the interviews for the jobs I wanted. It got me into writing, into thinking about politics and into photographically documenting the life of my friends. It gave me the greatest opportunity to lead a team and watch it triumph and then start from scratch as Father Tots and help two hundred other people experience the sensation of sailing on the Golden Ship of Sails.

Surprisingly I don’t see Curni often. It was a trip back to memory lane last night when I paid her a visit at the Moulin Rouge to see her play with her band “Las Greta Garbo’s” (amazing chick band that plays soundtrack tunes). Right there with old and new friends cheering on her show, I couldn’t help but feel like a groupie from “Almost Famous”. That’s when I realized the inevitable: the person who opened the door of my world had also opened hers. And she had followed the advice I had given her when she was the Super Trooper and I was His Naked Highness the Duke of the Namibs. She was dancing like no one was watching.-

One ticket please...

In the end, we all got what we wanted. Peeyin all so proud of you for rocking on your thesis (y por las veinte damas de noche que florearon anoche in your honor!) Long live the Never Ending Story.-

Friday, July 25, 2008

Make it Big!

Big day today for the Junips today! Your thesis presentation! Shotput! Javelin! Por fín “el cursiiiito” comes to an end and so long Buenos Aires to the intricacies of graphic design school. Hello to the art of doing business! Jupiter we are all so proud of your hard work, and are so thankful that the grouchiness is over (get out of the bitter barn and play in the hay!), and your “shhh no puedo hacer dos cosas a la vez”.

Little Chio Chio (aww la vegetación) would have been so proud of you. I know that Aunt Josephine (Puuuyito), la Burrera, the next bird to be cooked "for the boy who hates thanksgivin'", Margs, One Eyed Willy (Sara alias Sonchy Bonchi), la Carajita, Gisselle alias Gissius Equinoxious, Daddy D. and me (Don Totín) couldn't be prouder of you. Seguro Nani Andrade ya tiene la copa de martini en la mano y el cigarro en la otra: "Guuuuueexxxx". So may the force be with ya!

But like Chechnya all things come to an end, and I’m glad to see que “Naturaleeezaa Uuuuniidaa” (que cursi) is signed, sealed and hell yeah! Delivered! Seguro me opacas. Knock the judges dead (flowers for spring? Groundbreaking). Si son como la Profesora Tronchatoro (¿eres un cerdo Amanda?) stand up tall, answer the questions straightforwardly and do a little dance, make a little love. Basically just get down tonite if things don’t go your way.

Above all be yourself: the noblest character in all of lit-er-a-ture but don’t yell “Muchachooo” if you can’t answer a question: ¿esa viuda? ¡ese pantone! jajajajaa. And if it goes downhill Jack Sparrow your way out of there. Would love to see you through a little hole pero I’ll be waiting for the outcome ASAP so call call (verdad que no tienes mobile….poor unfortunate soul). Anywho champagne bottles to be opened at eighteen hundred hours no matter what the outcome (don't mess with the system!) ¿Te imaginas que raspes? You would be a disgrace to the forces of evil!!! Forever proud of you Pee-Yin. Even though we only hug at New Year’s. Auuuld Lang Syyyneee!

Uncle Knicnack.-

p.s. La Clonquis (summers in Saint Barths, winters in New England. ¿Como te fue mi gordaaa? Ayy, equis) te manda esto de regalo desde el jet yate de la Tía Tita.

Thursday, July 24, 2008

Pages of History

Have always thought this is the definitive passage of any speech ever uttered. To you out there in the shadows.

It is not the critic who counts; not the man who points out how the strong man stumbles, or where the doer of deeds could have done them better. The credit belongs to the man who is actually in the arena, whose face is marred by dust and sweat and blood; who strives valiantly; who errs, who comes short again and again, because there is no effort without error and shortcoming; but who does actually strive to do the deeds; who knows great enthusiasms, the great devotions; who spends himself in a worthy cause; who at the best knows in the end the triumph of high achievement, and who at the worst, if he fails, at least fails while daring greatly, so that his place shall never be with those cold and timid souls who neither know victory nor defeat.

Shame on the man of cultivated taste who permits refinement to develop into fastidiousness that unfits him for doing the rough work of a workaday world. Among the free peoples who govern themselves there is but a small field of usefulness open for the men of cloistered life who shrink from contact with their fellows. Still less room is there for those who deride of slight what is done by those who actually bear the brunt of the day; nor yet for those others who always profess that they would like to take action, if only the conditions of life were not exactly what they actually are. The man who does nothing cuts the same sordid figure in the pages of history, whether he be a cynic, or fop, or voluptuary.

There is little use for the being whose tepid soul knows nothing of great and generous emotion, of the high pride, the stern belief, the lofty enthusiasm, of the men who quell the storm and ride the thunder. Well for these men if they succeed; well also, though not so well, if they fail, given only that they have nobly ventured, and have put forth all their heart and strength. It is war-worn Hotspur, spent with hard fighting, he of the many errors and valiant end, over whose memory we love to linger, not over the memory of the young lord who "but for the vile guns would have been a valiant soldier."

T. Roosevelt
Sorbonne Paris, France
April 23, 1910

Seis mujeres y medio

Este post lo eliminé and I shouldn’t have. A stupid and coward anonymous comment (click comment box to see) let it get to me, pero in a way he’s right (I’m assuming you’re a he or else you wouldn’t be pissed off at the fact that I had six and a half conversations in one night while you were stuck reading my blog). I’m not really trying. You see the post is really about confusion. On my behalf and on the six women that I write about. I wrote a post six days ago that got confused with a list of requirements that she should fulfill. What was said in the next days was that I wrote of the impossible, that I portrayed a pastiche of every single girl I’ve dated and that I’m just looking for a real “Ac… who can shake it”. What was a personal exercise backfired. None of the girls I know think they are it.

You see Anon friend, it’s not that I hid myself beyond a series of pointers. It’s really about writing about six women and a half (some who happen to be friends, others who met me through their reading of my blog) and not being able to score with any of them. Pathetic? Yes. Not one of them showed the interest that I was expecting. Because at one point, they all paused the conversation to prove to me that I was wrong in never settling for what I want. That’s their misfortune.

You are wrong in thinking that I hid myself. You are right in saying that I just don’t try hard enough. Maybe it is gay as you so bluntly put it. And it got me thinking. Then again, maybe you should date me to see who is right and who is wrong. Hope this is the last time I have to explain a post. I’m not writing for the benefit of your mocking entertainment. I’m really writing for myself.-

Original text:
Una discusión por mensajes de textos que explicaban el porque abruptamente no me habían invitado a una fiesta a la que he debido estar invitado (no caben discusiones), originó un vierconite con seis mujeres y medio. Todavía me cuestiono quien fue el perdedor. Quisiera decir que fue una noche de orgía continua, pero limitémonos a creer que eso le pasa nada más a Rocco Siffredi o a Dirk Diggler en Boogie Nights. Nadie es tan sortario, aún cuando las seis mujeres y medio sean todas bellas. La mujer y medio es porque hablé con ella por celular. Cuando uno no ve a la mujer de frente, ella sigue siendo un misterio. Es como cuando llegas al fondo del Bati Bati y el chicle no está. Te las diste de pirata en medio de un volcán de lava morada; pero el tesoro chicloso no lo encontraste.

La noche empezó sentada debajo del Ávila con el fluir de la botella de vino y el agua por debajo de las mesas. Se tornó bailada con whiskys y canciones del ayer en una mesita de esquina que siempre nos guardan y quiso terminar en flamenco y cotufas en la Frasca de Toledo. Pero más pudo el Sol que la Santamaría. Más pudo el día que las ganas. Seis mujeres y medio se convirtieron en las actrices de mi noche. Representando su mejor papel: el de ellas mismas. Algunas entraron y salieron de la escena rápidamente. Otras permanecieron un poco más. Con otra llegué a mi casa. Sensaciones, momentos, dedicatorias musicales y discusiones “on the rocks” que me llevaron por los senderos de sus vidas respectivas: Sawú, la psicología, las relaciones, cayenas en la cabeza, cantar a corazón quitao, consejos de esos “de corazón” y el “te amoooo” por celular.

Las seis mujeres y medio no se conocen todas entre si y algunas poco tienen en común excepto el hecho que yo pienso que son todas bellas. Extrañamente, sin conocerse, las seis mujeres y medio tocaron en algún momento de la noche un mismo tema: el post sobre la mujer que quiero. No voy a entrar en detalles de sus explicaciones porque esas son entre ellas y yo. Sus razones me dieron. Algunas válidas, otras un poco tontas y algunas cómicas. Todas afirmaron que era bello lo que había escrito, que ojala alguien le escribiese algo así, pero que había un error en la fórmula. Estaba siendo demasiado específico y era imposible que una sola mujer cumpliera con lo que una llamó “la totalidad del checklist” de mis requisitos clasificados.

Esto me dejó pensando un poco y se lo quiero decir a esas seis mujeres y medio. Estaba escribiendo sobre todas ustedes. Cada una de ustedes, en su manera y en su forma cumple esos requisitos que yo busco en una mujer. Todos voltean a verlas porque se hacen notar desde que entran a un cuarto. Todos quieren estar con ustedes porque se bailan la vida mejor que nadie. Todas son bellas. Todas eres tú. Lo que me perturba no es que yo no la pueda conseguir porque no exista, como me dijeron tres. Me perturba que no puedan creerse que Ustedes sean así de especiales, de específicas, de únicas. Yo no pedí que tocaran flauta. Pedí que me hicieran sentirme bien. Y así me siento cuando estoy ahí. No me estoy escondiendo detrás de lo imposible, porque es posible encontrarse con esa mujer un viernes de estrellas. Yo encontré a seis mujeres y medio una noche de un miércoles.-

Wednesday, July 23, 2008

Viercoles

Del latín Dies Venericurii. Juego de palabras que significa la celebración de un día patrio a mitad de semana. Un regalito de esos del calendario de la Astro Agenda Lunar. Los viercoles son decentones porque, además de honrar alguna hazaña de alguien que vivió en el siglo XIX (ese siglo es para la civilización lo que el Chateaux Margaux es para el vino: una buena cosecha) te regalan también una minisemana. Un miércoles de derrape, un jueves de recomposición y un viernes que quería ser lunes, de alivio.

Los viercoles no ameritan lanzarse el puente hasta Chichiriviche en plan Descarga Belmont (aunque en esta ciudad siempre están los descarados) pero tampoco es de esos años de fosos cuando el Happy Birthday to Simon Joseph Anthony of the Holy Trinity cae un sábado. Cuando cae sábado, nadie se lanza a la aventura de echarse un viaje en carretera. Las ventas de la compañía Griffin (los que hacen el betún), caen estrepitosamente. La gente aquí es niche, pero hasta el más chancletúo no pone en su carro un sábado de independencia: “De Cabimas pa’ Mariches….más fiiiiino”. Eso es de amateur o de niña uniformada que pintó el carro de la mamá con “¡Nos Graduamos! ¡Abajo las Monjas!”.


No es lo mismo salir un sábado con el spoiler verde perico del Twingo levantado con cuatro colchonetas rosadas, tres coches y el pana gordito que no cabe en el asiento de atrás, que salir un jueves en la noche a ensardinarse en una cola, porque el conductor con complejo de Valentina Quintero juró por la Chiqui que “de noche hay menos cola”. Por eso, los viercoles no son de Chusmita. Pero sí son de Caracas.

Mi viercoles empezó con mi segundo día de clase con los mesoneros. Con el enjambre de infantes celebrando sus graduaciones de colegios, los mesoneros están un poco cansados. Pero ahí estaban a las nueve de la mañana echándole pichón a su clase conmigo. Nos metimos en el mundo de Esparta y Atenas para hablar de sus diferencias políticas, sociales y culturales. El objetivo era que yo los quería pasar por la democracia, la filosofía y el teatro ateniense para meterme de lleno en el arte de la oratoria.

Eso porque en la segunda hora les di un curso sobre como hablar en público. Muy Osmel de mi parte, pero este tipo de cosas considero que son importantes. Fue muy interesante porque como son todos capitanes o líderes de equipos, pudimos hablar de la importancia de la motivación y de la repetición en los mensajes que se dan.

Ellos me cuentan que en las noches, la cocina es como Ratatouille. Vasos salen y entran, corren, saltan, colapsan. Así que con unas tecniquillas ahí que ya le había enseñado a los chamos de Harvard, pudimos hacer bastantes ejercicios para que los tomasen en cuenta.

Harvard people you’re gonna love this: Empecé con la foto de ustedes como audiencia con Bambi y demás. Les pedí que se imaginaran que ustedes eran algún colegio que iban a atender en su fiesta de graduación esa noche. Todo para demostrarles a ellos que cuando uno habla, jura que todo el público va a ser así: felíz y atento. La verdad se asemeja más a un público como la Familia Addams (mortal y crítico). La clave es entusiasmarlos y motivarlos con lo que uno tiene que decir; así sea "Buenas noches ¿quiere un whisky?" Fue más que todo comunicación y ordenes a trabajos en equipo (obviamente no para hablar en conferencias) pero creo que salió bastante bien.


Miss Alice y Maracucho, por supuesto “the old lady in the back” came up. Esa que no oye pero que es importante tomarla en cuenta. Solamente que esta vez la puse como una viejita que va para un matrimonio y se muere por un tequeño pero es alérgica a la harina. Y todo esto se lo está explicando al mesonero que carga los whiskys. Le enseñé a como hablarle a esa viejita: (...) "Y si no funciona, pongan a la vieja en silla de ruedas detrás de una palmera. Eventually somebody will come and pick her up".-

Tuesday, July 22, 2008

Sal en la Herida

No contento con publicar mi post ayer de “Clasificados: Se busca mujer desesperadamente”, me llama mi abuela. Ella es la versión Maculada (sin la in) de la Virgen María en la Tierra. Es una belleza, que nos preparó a todos para el Adviento, la Primera Comunión, la Confirmación y la caída del Banco Latino. En su vida ha dicho una grosería (mi papá juró toda la vida que se decía “popó”) y es el vivo ejemplo que mi familia es tan estoica que “no se ríen a mares ni lloran a carcajadas” (mi mamá dice que son una ladilla china).

Yo la adoro. Fue la primera persona adulta que respetaba que vi make a fool of herself (se disfrazó de payasa unos Carnavales, yo soy el marciano japonés que no es E.T.). Siempre tiene una buena palabra que decir de todo el mundo (excepto de algunos cuantos) y quiere a todos sus nietos como si ella los hubiera parido.

Mi abuela tiene un solo defecto. El teléfono. Llama en los momentos más inoportunos del mundo. Sentado en la poceta: check. Desnudo a punto de meterte a bañar: suena el celular. Enratonado que no le hablas ni al Sol:”hoooola miamoooor” No hay forma que uno la pegue con ella. Y de verdad ¿Cuándo es técnicamente correcto trancarle a una abuela? Jamás. Casi todas las veces es para saber como te ha ido en tu vida. Es un "E! True Hollywood Story" resumido en tres minutos de conversación. Como si ayer no le hubieses contado. Pero ella insiste. A veces pienso que es una contestadota pregrabada (mi abuela es Wally). Casi todas las veces es la misma conversa:

  • - Mi amor ¿te vas al campamento este año?
    - No abuela yo no voy al campamento desde que tengo 22.
    - Uhmmm ¿y Harvard como va?
    - No abuela ya yo no estoy en eso.
    - Uhmmmm ¿y Chechenia? ¿que orgullo verdad?
    - Demasiado abue. (Aquí es cuando te pones a pensar en el comeback de Guns N´Roses deseando que incluyan la versión 2008 de “Patience”).
    - “¿¿¿Y las novias????”
    - Chao Abuela. Bendición.

Ayer. 6 p.m. Termino de hacer mi post sobre la mujer que quiero y bajo a tomarme un whisky con mi papá en nuestro acostumbrado happy hour para hablar de política. Suena el teléfono.

  • - Hola miamooor.
    - Hola abuelita ¿Cómo andas?
    - Bien. Miiiraaaa
    - Aja si dime.
    - Te tengo un cheque para cuando cumplas 30 años.
    - Chévere, pero ¿tu sabes que yo no cumplo 30 este año sino 29?
    - Si si yo sé mi amor. Ya te tengo un chequecito para ese también.
    - Abue ¿pero y por qué la planificación del presupuesto anual?
    - No bueno es que tú sabes que yo a todos mis nietos les doy un fondo…..

No me revela el monto pero me doy cuenta que esta conversación es para decirme que soy un pseudo heredero de por lo menos más de las dos lochas que tengo en el banco.

  • - Ahhh sí abuelita, tan bella. ¿Pero y un fondo como para qué?
    - Bueno es una ayudita que yo les doy a todos mis nietos. Se lo he dado a todos tus primos cuando se han casado, pero como tu no te vas a casar prontamente, instauré una nueva regla y ahora es cuando te cases o cuando cumplas 30. Y tu ya estas próximo a cumplirlos….
    - Abuelita pero todavía me queda un año. Yo me puedo casar antes de cumplir 30 perfectamente.
    - Jajajajajajaaj tan bello mi amor. Tú siempre tan soñador. Un beso te quiero.

Me tranca el teléfono. Dontcha love her?

Exit 9 p.m. Me reúno con Yimeil Caracas para celebrar el cumpleaños de uno de mis compadres en el último de los bares decentes de esta ciudad neo cosmopolita. Les echo el cuento y ellos sí lloran a mares y ríen a carcajadas. Pero mientras la velada pasa, los tragos fluyen (decentemente aún cuando fue un Lunes que quería ser Jueves), y nos echamos los cuentos de nuestras vidas, me doy cuenta que en verdad estoy como todos ellos están: en mi mejor momento.

Soy lo que quiero ser y estoy como quiero estar (everything but the girl, pero eso ya depende de un viernes de estrellas). Por ahora, nada es inoportuno. Nada. Ni siquiera la abuela más bella que se las da de Yenta Casamentera. Isn’t that just being a superstar?

If you are what you say you are, a superstar
Then have no fear, the camera's is here
And the microphone's
And they wanna' know oh oh oh oh
If you are what you say you are, a superstar
Then have no fear, the crowd is here
And the lights are on
And they wanna show oh oh oh oh, yeah

If you are, what you say you are
Then have no fear


A los que me visitan en el Tea Party

Hola ¿qué tal? Soy el chico de las poesías jajaja Todavía no sé cuales son las normas de etiqueta de los blogs para dar las gracias por sus comentarios. Nina mi editora no me ha pasado el Manual de Blogósferius Carreñinus, pero ya veremos como es el merecumbé en la próxima fiesta decadente en que me la encuentre. Pero hago un alto al fuego en esto de escribir solamente para mí, para decirles a los que se vienen a tomar un negrito en el tea party conmigo, que sus comentarios no solamente me entretienen, sino que me ponen a pensar que en verdad ¡ESTAMOS TODOS LOCOS!

Ya un poco en serio, les agradezco a los que tienen algo que decir, tanto como a aquellos que no (pero si tienes la cura de la soltería, la solución de la calvicie y el numerito de la acción que va a subir el próximo domingo, I need your number). A veces, sus comentarios son mejores que el post, y me toca en la materia gris, me pone a analizar la vida, me dan material para próximos posts, me salen nuevas amistades, me plazco con los que prefieren permanecer en el anonimato y me dan rienda suelta. No es fácil explayarse aquí (y más con fotos) pero la idea inicial es que escribo para mi. Que bueno que ustedes no opinen lo mismo. Y por Dios. No le digan a mi mamá que escribo. “Mi hijooooo el escritoooor de ffflooogs” Parents. Ughhhh.

Now shhhh....back to the tea party!

Monday, July 21, 2008

Quiero una mujer que le de frío en las manos

Estoy cansado de que todas me quieran y yo no tenga a nadie a quién querer. De entrar solo a algún lugar y hacerme creer que eso no importa. La verdad es que no me preocupa tanto la entrada; lo que odio es la salida. Detesto no tener a alguien a quién llamar un domingo en la mañana o a las doce de la noche un martes cualquiera a decirle que hoy, pensé en ella. En tener muchos amigos (demasiados gracias a Dios), pero en no poder salir a veces con los que quiero porque los hago sentir incómodos. Soy lo máximo, un viernes a las doce de la noche. Soy una incomodidad un martes a las siete, en una cena de parejas.

No me sirve el consejito de “ya vendrá”. El hecho es que tengo veintiocho años buscando, y no ha venido. En un mes exacto cumplo un nuevo año de vida. Y me molesta no tener a alguien con quien compartirlo. Odio mi cumpleaños por esa razón. No me sirve de nada, salvo para alimentar mi ya inflado ego, que trescientas mujeres me digan que me “adoraaaan”. Necesito a una sola, que no me lo diga, pero que yo sienta, que verdaderamente me quiere.

El problema lo entendí en clases de Golden Credit. No he sido específico conmigo mismo. Me he dejado llevar por eso de que “el amor es ciego” sin hacer una lista de las cualidades que yo busco en una mujer. El ejercicio de hoy en clases fue precisamente hacer esa lista de todos los indicadores que nos importaban a nosotros a la hora de buscar una pareja. Me pareció interesante al momento y voy a copiar lo que escribí porque sé que en algún momento voy a perder el papelito dónde lo anoté (una factura del Auto mercado El Patio). Es totalmente egoísta, y quizás no exista en el catalogo lo que yo estoy buscando, pero vale plenamente lanzar la flecha. Uno jamás sabe que tan cerca puede estar el arco.

Se busca: Una mujer. Bonita de cara, no muy blanca, que tenga el pelo largo (que no tenga rulos grasosos) y que lo sepa mover (siempre me ha fascinado el pelo, debe ser que es porque yo no tengo mucho). Que no sea más alta que yo (1.70), y que el tema de la dieta corporal no sea “el tema” que le agobie las preocupaciones diarias. Por eso no me interesa que sea flaca (no muy flaca) o gorda (no gordísima). Lo que necesito es alguien que se vea en el espejo y se guste. Que le encante ser mujer. Busco a una mujer que sea más inteligente que yo. Que me intimide a aprender más. Pero que se mate de la curiosidad por que le cuente todos esos “fun facts” y triviliades que yo busco detrás de las historias de la Historia. Que sea profesional, ambiciosa y con deseos de ser alguien importante (así sea que muera siendo solamente importante para mí).

Quiero a una mujer que le encante hablar de películas viejas (viejísimas). Que sea culta, y que sepa de arte para que me lleve como los ciegos por una imagen visual de todos los museos y cuadros que ha visto en su vida. Hablar inglés es indispensable porque yo no hablo español, sino que mezclo las palabras porque así es mi pensamiento. Hablar francés es un asset. No porque yo sepa hablarlo bien, sino porque me parece sexy. Que se lea el periódico y que comentemos las noticias como si los que ocupan la primera página fueran nuestros primos. Porque sobre todas las cosas debe sentir que Venezuela es otra más en la relación. Que cuando oiga la palabra “Venezuela” se le paren los pelos, sobre todo si lo oye de alguien extranjero.

La mujer que yo quiero debe ser detallista. Que bese sin razón alguna. Que le encante que la consientan (y que me consienta a mí). Sobre todo con las sorpresas. No voy a poder darle mucho pero espero se muera así sea con un pedazo de papel. Quiero que sea de buen carácter, honesta, capaz de sentarse conmigo y decirme todo lo que le pasa por la cabeza. No la entenderé pero por lo menos ella puede tener la confianza conmigo de decirme en mi cara que hoy, sencillamente no me quiere.

Que me entienda que necesito momentos en los que tengo que estar solo. Porque es ahí donde me vuelvo a reencontrar. Pero que sepa que cuando me encuentro nuevamente, al único sitio al que quiero ir es adonde ella está. Quiero una mujer que le pueda contar todos mis secretos. Y que cuando los oiga, comprenda porque he hecho las cosas que no he podido contarle a nadie. Que no viva muy lejos y que su familia comparta los mismos valores que los míos (Walt Disney es Dios, la Navidad es sagrada, todo lo demás en la vida no importa con tal de que haya un abrazo al final del día).

Busco a una mujer que se sepa vestir bien y que me sorprenda como se arregla en su sencillez. No busco un disfraz. Tampoco una que vaya en mono para el cine ni que use una tanga barata en la playa. No pido que vaya entaconada para el mercado pero que le guste arreglarse. Con las manos bien cuidadas y las uñas cortas. De esas que las otras dicen "que buen gusto tiene". Busco a alguien que cuando entre a algún lugar, todos se volteen a verla. Debe ser simpática, amable y gozona; alguien que entre por esa puerta, y todos se mueran por hablar con ella. Eso porque la mujer que quiero debe morirse verdaderamente de la risa.

Insisto en la risa porque debe ser particular y característica. Así yo la oiga a lo lejos. Como si el mundo dependiera de esa risa para saber si algo es cómico o no. Deseo una mujer que me entienda sin que le hable; que me vea a lo lejos, aún cuando está rodeada de trescientos hombres que se mueran por estar con ella, y con picar el ojo, ambos sepamos que soy yo quién la adoro. Porque yo no soy de celos. Que su sentido del humor sea igual de irónico que el mío y que me busque para echarnos los cuentos en la mitad de una fiesta. Y que a la hora de bailar se destape como las diosas. De esas en donde los demás hacen círculos para verla, porque no hay otra manera de desatarse en público que no sea esa.

Quiero una mujer que me enseñe cosas pero que sea una inútil tendiendo la cama. Eso yo lo hago mejor que nadie. Que me enseñe a cocinar y me devuelva la importancia de ir a misa. Busco a una persona que se identifique con mi mamá pero que sea adorada por mi papá. Que sea humilde y sincera y que le duelan las cosas que hay que dolerle a uno en esta vida. Que sepa que le tienen envidia y que trate a esa cualidad como lo que es: una impostora. Que sus amigos sean lo máximo y que ella piense lo mismo de los míos (aún cuando haya tres que no soporte). Puede ser grosera pero que le quede bien y sepa dónde usarla. Detesto a una mujer que le dice “Marica” a la otra. Que tome a la par que yo y si fuma, que tenga plena conciencia que algún día los dos tendremos que dejarlo.

Si peleamos, espero que sean por cosas que merecen ser peleadas y no por imbecilidades en donde ella sabe que puede ganarme. Porque yo no tengo paciencia para lo mediocre. Que me inspire a ser un mejor hombre todos los días de mi vida. Mejor aún, que me inspire a ser hombre. Que le encanten los niños y que sepa leer cuentos igual que yo y se ponga a correr con ellos y ser una completa payasa conmigo. Quiero una mujer que cante. No me interesa si canta malísimo. Solo espero que me llame porque en alguna parte del mundo, cuando yo no estoy con ella están poniendo alguna canción y eso le recuerda a mí.

Sobre todas las cosas, quiero una mujer que sea buena con todo el mundo. Que la gente me diga que soy el hombre con más suerte en toda la tierra porque la tengo a ella. Y que yo me vea en el espejo todas las mañanas de mi vida y piense lo mismo. Por eso quiero una mujer que le de frío en las manos. Agarrarle la mano y enseñarle el calor de mi mundo, será siempre el mejor regalo que pueda darle.-

Sunday, July 20, 2008

Foto de la Semana

En el Endorazo:
"I'm in a glass case of emotion."
- Anchorman: The Legend of Ron Burgundy

Friday, July 18, 2008

26 cosas que me sacan la piedra

Prender el último cigarro que tienes, al revés: las cigarreras deberían ponerle al último (y solo al último cigarro) un warning rojo que diga “this side up”.


El capítulo donde Ross se da cuenta que a Rachel le gusta él y termina con Julie: ¡demasiado repetido en Warner Channel!


Que todos los carros en Caracas tengan la calcomanía de Kamy Beach: ¿qué Semana Santa fue esa que a todos se la entregaron con el catalogo de Rattan en el aeropuerto?

Las engrapadoras que no tienen grapas o que no engrape bien la hoja: Una tecnología demasiado sencilla y demasiado complicada de volver a cargar.

Que alguien te traiga una caja de chocolates y seis de ellos tengan licor: eso no es amistad. Por eso you can never go wrong con una caja de Torontos (que bien cara está, señores chocolateros).


Hacer pipí en público: El urinario fue inventado por una mujer para no tener que lidiar con las tapas mojadas. Pero como los aviones, nos arrecochinaron a todos los hombres a agarrarnos la paloma y silbar “psssttt…psssttt” con la esperanza de empezar a mear de una buena vez y no estar parado ahí como un imbécil.

La Coca Cola de dieta: Señores de la Coca Cola Company: No sabe igual. Tienes que esperar tres años para que la espuma baje (a menos que le metas el dedo y eso es chévere cuando estás solo, pero en público es medio nasty) y no te deja la sensación de la Coca Cola normal. Deberían contratar a Alejandro Sanz para que cante en el comercial: “¡Noooo es lo mismo!”

La gente que se caga de la risa y te da un golpe violento en la espalda: yeah, it wasn’t that funny.


Las suscripciones insertadas en las revistas: Te dividen la revista en dos. Te la ponen justo en el artículo más interesante. La arrancas y la botas al piso o la pones en la mesa de noche y eso se queda por semanas tirado por ahí.

El que nadie se haya puesto de acuerdo a como se le debe decir a los “shorts” en español: “chores”, “err chor”, “los shhhhorrrrts”. “el bloomer”


La traducción simultánea en los Premios Óscar: Y eso que yo quiero a César Miguel Rondón.


La Cosmopolitan del año 93 en el consultorio del dentista: ¡Ya sé que Cindy Crawford se retiró!



La canción de “la vecinita tiene antojo” cuando estas bailando: Te arruina todo el set del boom del perreo intenso.


Que ya no exista la leche Carabobo: es como el Carnaval. ¿Qué pasó que antes uno se disfrazaba y ya no?

La servilleta mojada pegada a un vaso que se vuelve peloticas: it makes my drink look messy.



No tener Internet y creer que es culpa tuya.



Las personas que se empeñan en gritar aló? Alooó? Alóoooo? cuando no tienen señal en el celular. ¡Tranca y vuelve a llamar!


Que nadie se coma el último tequeño: y que alguien diga “el tequeño de la educación.” For heavens sake it’s cheese wrapped in flour!

Olvidar donde pusiste la cartera. ¿Tú sabes lo que es buscar en un laberinto del Minotauro un pedazo de cuero de 5 por 5 cm? Yo creo que ella se esconde a propósito (yo también lo haría: una broma que va haciendo presión con el culo todo el día no debe ser un trabajo fácil).


El rayado en la Guayana Esequiba: ¿Por fin es de nosotros o no?



Hacerse el nudo de la corbata y que la punta de abajo te quede más larga que lo que va arriba: ¡Gusfrabatum Totales!

Unnecessary kissing en las películas: A menos que seas James Bond o Mr. & Mrs. Smith, ¿por qué demonios estás vestido de astronauta, corriendo detrás de un terrorista de la cuarta república, lanzandote de ferrocarriles a 300 km/h, matado a un Bambi y de repente te clavas en una esquina a lanzarle senda lata a Hermione Granger?

Buscar la punta de un teipe cuando está todo pegado: ¡los hombre no tenemos uñas!


La gente que se lleva el cotillón para su casa: ¿Explíquenme que hacen con eso? (a menos que seas Laurie mi amiga que nos puso a todos a robarnos los cotillones de todos los matrimonios para ella poner eso en su cotillon porque no se iba a gastar $500 en eso…eso sí fue por una buena y sensata causa)

No darle a la luz que es: En mi mesa de noche hay dos interruptores, uno prende la luz del cuarto y el otro apaga la luz de la mesa de noche. Ya tengo los ojos cerrados y aprieto el que no es y todo el cuarto se ilumina.

Que el Coyote jamás haya ganado. ¡Eso sí sería un final de temporada!

Thursday, July 17, 2008

Good morning, Mr. Tots

Mi primer día en la Academia de mesoneros fue estelar. Llegué extremadamente nervioso porque no sabía que esperar, pero a decir verdad fue uno de los mejores comienzos que he tenido en todos mis trabajos. El Yimeil (sabios en todos momentos) me mandaron a vestirme de azul porque eso da suerte, entrar con el pie derecho y “pensar en desnudos” si me ponía nervioso.

Le hice caso a las tres recomendaciones, tips que confiero a futuros neonatos en sus primeros días de trabajo. Hoy di dos clases. Una en la mañana (los más viejos) y otra en la tarde (los más chamos). Fue muy cómico porque reconocí a varios de los mesoneros de las fiestas a las que he ido y solamente rezaba porque no me reconocieran a mi (sshheeñooor uun whissskyyy peer favor).

Mi boss me presentó como si yo fuera La Piedra Filosofal (no Harry Potter…sino la piedra misma). Que si dos carreras, experiencia, ha leído, fue para Harvard, ha publicado, etc. Solamente le faltó decir “and he’s wearing Superman underwear”. Yo mientras tanto sumergiéndome debajo de mi pupitre (mentira a las mesas de los profes se les dice “mesa”) con la lectura de mi currículo (pero como dice un nuevo amigo que acabo de hacer: “less curriculum, more vitae”). Por fin, este calvito cayó en el spotlight. 40 ojos clavados sobre mi (Jups: te lo juro que pensé “are you judging me??”).

Bueno, Dios, Zeus, Buda, James Bond: enlighten me! Y ahí le di. Saqué un libro que se llama "Todo lo que hay que saber de Cultura" e hice como si lo botara a la basura (very Oh Captain! My Captain!). Les dije que leerse ese libro no los iba a hacer cultos. Que la cultura se vive, se siente y se aprecia y que hay que aprender de historia para saber sobre nuestro presente para así encarar el futuro. Les dije que yo no sabía más de lo que sabían ellos, ni ellos sabían más de lo que sabía yo. Porque la consigna aqui estaba en aprender. Hasta dije “España tenía 88 años sin ganarle a Italia”, eso es cultura. Rollis you would have been so proud!

Ahí empecé con mi presentación, con fotos muy al estilo mío (Harvard people you know what I’m talking about) y les dije la frase de Napoleón sobre la historia como una fabula convenida por los hombres (eso me valió una conversa después con uno de los estudiantes que le fascina Napo). Les narré la historia de Ulíses de Joyce para adentrarme en la Biblia y en La Ilíada y La Odisea. La Biblia me la pasé por go porque les dije que yo no era cura, por lo que me fui para Grecia.

Ahí les hablé de las olimpiadas, las ciudades estados, los oráculos, el panteón y me metí de lleno en los Dioses. Eché mi cuento cual revista Hola!: all the gods ate everybody up, salían diosas de cabezas, estos se violaron a estas, etc. etc. hasta llegar a Agamenon y Melenao y así empezar con narrarles la guerra de Troya y finalmente la Odisea.

Al final, jeteadisimo porque esto cansa bastante, les conté que mis clases eran así: de cuentos, de anécdotas, de arte, de música, de cine y de película (les conté sobre la primera bandera olímpica de Amberes que se robó un atleta estadounidense en 1920 y la devolvió finalmente en 1998 y quedaron fascinados). Que la historia no se aprendía en fechas, sino en causas y consecuencias y que mi visión era llevarlos de Grecia hasta nuestra Venezuela contemporánea Que yo les iba a hablar de Chávez (my bosses weren't pleased pero despues they got my point) porque todo ciudadano tiene la responsabilidad de saber sobre sus derechos y sus deberes, y más que todo sobre su Constitución.

De verdad fenomenal. Yo juraba que les iba a parecer una tortura china pero el feedback fue impresionante. "Disculpen estoy nervioso" les dije en un momento de la clase (se me olvidó quien coño era Artemisa) y ellos "porqueeee te paraaas?!!?! SIGUEEE!!! (damn!!) Así que bien chévere y los estudiantes son una nota! De verdad que muy contento de haber agarrado este trabajo (aun cuando la mitad de las veces no tenga ni la más remota idea de lo que esté diciendo).-

Ítaca

Este poema me lo dio una señora el día de mi graduación hace once años. Ironías de la vida que la conclusión de mi clase de hoy, fue hablarles del viaje de Ulises hacia su Penélope en Ítaca.-

Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni a fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos
y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Más ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres,
no te engañará Ítaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Ítacas

Konstantino Kavafis (1863 - 1933)

"Felices quienes como Ulises tuvieron un buen viaje"

Fotografía: Miss Alice en Niza

Wednesday, July 16, 2008

In a Day of Pasts and Presents

Mañana ocurren dos cosas importantes en mi vida. La primera es de aniversario, una consecuencia de mi pasado. La segunda es de buenos comienzos, una causa de mi presente.


1997: "I saw the sign, did open up my eyes, I saw the sign"

El 17 de julio de 1997, con 17 años me estaba parando yo frente a la 7ma. Promoción de mi Colegio para dar mi discurso de graduación. Once años atrás pero con muchos sietes por el medio. La buena cábala de esos sietes han resultado, pues a decir verdad, los que fueron amigos desde chiquitos siguen por ahí con sus mismos cuates. Portándose mal pero ahora “responsablemente”. Y de verdad que nos hemos portado muy bien con los reencuentros. Ahora es más difícil porque todo el mundo emigró, pero con FB y los matrimonios nos vemos por la vía.

Ese día de la graduación es lo máximo. Por fin te puedes quitar el mal olor de la camisa sudada de recreo y donar a una fábrica nuclear tu lonchera dudosa para experimentos químicos (las mamás jamás entendieron el sufrimiento de la lonchera empaquetada). Te vistes de toga y birrete como si fueras Arquímedes pero en verdad te sientes Apolo. No puedes creer que el momento ha llegado. You are the King of the World and you KNOW it. Eres imparable. Eres Supermán.

¿Qué carrizos quería hacer yo a los diecisiete años? Ya ni me acuerdo. Solamente me acuerdo de esa época que mi discurso decía “be as you want to be, not what others want you to be”. Eso en cierta medida lo he cumplido. Vaya que uno sí ha hecho cosas que ni se imaginaba podía hacer. ¿Pero que pasó con la idea del ser invencible? ¿Qué me frenó de ser el Rey del Mundo? Nada. Yo mismo. Porque pasan once años y la vida te da golpes. Aún cuando esos golpes no sean del todo malos.

Son golpes que pueden ser palmadas de felicidad en la espalda o coñazos en el abdomen. Son esos los que te forman, te callan, te glorifican, te hacen, te reservan. Pero por alguna extraña razón y no he descubierto porque, muchas veces te resignan a dejar de ser quién eres (o lo que quieres ser). Te alejan de la idea de montar una tienda de camisas hawaianas en Coche, de escribir un libro. De abrir vuelo. Te acercan más al bebedero del piso 36 de tu oficina en donde hablas con otros que al igual que tú, alguna vez tuvieron sueños. ¿Por qué pasa eso, señor escritor de "Hombres son de Marte y Mujeres son de Venus"? Suck that tangerine respondiéndome esa!

Ese sería mi discurso hoy en día si podría volver a tener diecisiete años (que ni en un time travel los volvería a tener): Be as you want to be, pero CARAJO go do it!!!” Como me río pensando en lo que hubiese dicho Miss M., si hubiese gritado a todo pulmón “¡Carajo!” en ese discurso. Me hubieran bajado seguramente (y montado a la J Jefferson Shamy Valero para que lo terminase jajaja). Si hasta mi discurso fue editado rigurosamente por ella. No pude decir: “In times of difficulties be courageous. Even if you’re not pretend to be. Nobody can tell the difference.” Aparentemente no se puede hablar de fracasos ni de inseguridades en un discurso de graduación.

Pero bueno, aquí estamos. ¡Adelante a luchar milicianos! ¡Happy Eleventh, Class of 97! May you be invincible! May you fly high! Be Walt Disney! And for Pete's sakes: Never learn to be an adult.

Once años separan esta foto del día de hoy. Ace of Base y Blues Traveller en mi cassetera! Woo Hooo!!

2008: Are you scared? Terrified? Relax. Take it eaaasyy

La segunda cosa que me ocurre es que mañana empiezo mi nueva vida como profesor. Estoy muy entusiasmado pero a la vez muy nervioso. Esto de dar cultura general me ha tenido estudiando, leyendo y releyéndome a Troya, a Ulises, a Joyce y a los cuentos de la Biblia como si estuviera repasando para un examen final. Mi idea es empezar diciendo que la invención de la imprenta trae el rescate de dos textos fundamentales que generan el origen de la cultura europea (me voy a pasar olímpicamente a Egipto): La Biblia y las obras de Homero.

Con eso espero relatar todas las peripecias de los dioses para adentrar a los estudiantes en la cultura griega. Igualmente hablaré de la creación del mundo según el Dios de la Biblia para empezar a establecer las cruzadas de los primeros hebreos (y después comprobar la máxima que todos los caminos conducen a Roma). Cruzo los dedos en la esperanza que les caiga bien, que entiendan y que pregunten. Que aburrida una clase donde no haya preguntas.

Napoleón Bonaparte dijo una vez algo por estas líneas: ¿Qué es la historia sino una fábula convenida por los hombres? Como diría Lula Leper: "If you can't convince them, confuse them!" Welcome to General Culture Class.-

Strahov Monastery Library , Czech Republic

Tuesday, July 15, 2008

Golden Credit: Damn the Self-Help Books!

Bueno no he tenido muchas clases de mi materia preferida “Relaciones Humanas y de Pareja”. Una porque no he ido. La otra porque la profesora no fue. Presiento que la profe y yo tenemos un problema grave de relaciones humanas: jamás nos vemos. O de repente así es el curso: la enseñanza final es que la relación perfecta es cuando las parejas no se ven.

Así que en ausencia de pizarrón, Atlas y el Profesor Jirafales, me he dedicado a leerme el libro obligatorio del curso: “Los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus” de John Gray. La profesora nos mandó a leer solamente los dos primeros capítulos, pero yo no aguanté y me leí la conclusión. Quería saber de una vez si soy un fracasado o voy por buen camino.

Encuentro un grave problema en los libros de autoayuda. Te narran historias de “Bob” y “Nancy” (traducciones Editorial Norma) y de cómo ellos superaron sus problemas neo existenciales. El problema es que yo jamás me he podido relacionar con Bob porque yo “no podo el césped” o se me olvida “comprarle a Nancy su malteada favorita en la nevería de la esquina” (again, traducciones). Bob es un marido, que trabaja en una empresa aseguradora, con tres hijos y una hipoteca. Toto (y no Bob) se pregunta ¿Dónde están los cuentos de los calvos, ambiciosos pero conformes, que no logran que una mujer se interese en ellos por más de un mes? ¡Ese es el libro que yo me necesito leer!

Volvamos a “Los Hombres son de Marte…” Semejante idiotez. Comprar el libro fue toda una proeza, he de decir. Bajé a una librería buenísima cerca de mi casa y lo busqué por todas partes, porque yo ni loco que le voy a preguntar a la librera que donde está. Obviamente después de pasar por todos los estantes de cocina, automotriz, sexualidad, biografía, cine, autoayuda, autoayuda y una ronda más por la sección de autoayuda no lo encontré. Así que me resigné al hecho que tenía que preguntarle a alguien. Me cargué de tres libros: una biografía de Lenin, The Old Man and the Sea de Hemingway y una novelilla de Capote (necesitaba esta última para dar el paso necesario de preguntar).

- Disculpe señorita ¿tiene el libro “Los Hombres son de Mar….? (con voz inaudita de ratón de Cenicienta)
- MAMAAAA ¿¿QUE SI TENEMOS EL LIBRO LOS HOMBREEES SON DE MAARTE....

Un mini infarto de pena en ese momento, contemplando momentáneamente la homosexualidad porque mujeres como la vendedora no merecen vivir. Pero ya, con todas la cabezas de lectores husmeando libros forrados volteadas hacia mi, sucumbí al hecho que más personas saben que soy un fracasado en el amor. Puse mi mejor cara de “looking to be off the single market” y asumí mi barranco.

El libro que me trajeron es todo lo que no quiero ser en la vida. Rosado. Con unas muñequitas al estilo Pasqualita pintadas y un metrosexual catire que no se identifica con lo que yo veo en el espejo (ver foto: mi copia es peor). ¿Así que esto es lo que me va ayudar a entender a los demás terrícolas? Vaya materia. Me hicieron una pregunta que después entendí es la mejor forma que tienen los libreros para que uno no pase pena (atención pornógrafos): "¿se lo envuelvo para regalo?" Le dije que no, porque ya había pasado la suficiente pena por lo que salí con mi manual de autoayuda rosado Strawberry Shortcake bajo el brazo.

Ya he lanzado el libro más de tres veces por el cuarto. Odio a Bob. Más aún, quiero ser el abogado de Nancy para así divorciarla y terminar con sus cuentos de una vez. Aparentemente las mujeres no quieren en su vida a un señor “arreglalo todo”. Es decir, que ella te cuente un problema y tú le ofrezcas una solución inmediata. La recomendación del autor es: YOU HAVE TO LISTEN!!! Una somera patada a la lengua adoctrinada en estos tiempos de igualdad.

Yo voy a invitar al autor a Caracas para que se vaya en uno de mis dates y se siente a oír a mi date hablar de la "copiona que osó ponerse el mismo vestido” para una fiesta y que yo me quede callado ante sus lamentos. Según el autor esto no se arregla con un “tu estás más bella que cualquier mujer en todo este salón”. Se arregla oyendo sus quejas y abrazándola al final. Fomentemos el lesbianismo pues. El hecho que yo no le diga nada, la va a obligar a irse al baño con tres amigas por tres horas para una sesión “jalatetas” en las que todas se aseguran que ella está más bella que la otra idiota. Y yo, sentado solo, ahogando mis penas con el whisky de turno, pensando que la tienda Zara debería ser quemada por su masificación en serie.

Si eso son relaciones humanas y de pareja que me vayan avisando. Porque yo no paso el curso. Pero no he llegado al Capítulo 3 del libro (y la conclusión no ofrece mucha ayuda). Así que seguiré investigando, esperando que me diga que por lo menos tengo alguna cualidad positiva que explotar.

p.d. La última foto es solamente de referencia para probar mi punto. This was actually a very good date (aww La Churris jajaja).

Memeo Nomination

C-E-S-A-R anda cazándome por Mensajero y Cara Libro para que le responda a su nominación de "Meme". Explicar lo qué es un meme es fastidiosisimo, pero existe y es reconocido por la Real Academia Española (we love RAE). Por ello, remito a lectores curiosos al blog de C-E-S-A-R (damn hyphens!) para que se lean la explicación. Solamente expresaré aquí las instrucciones relevantes y advierto que no voy a dar nominaciones, porque hice un poco de investigación y creo que soy el último de los Mohicanos en hacer esto (ego trip heavy!) César, te advierto que el Meme number 2 (suena a baño) ya lo hice. Check mi comentario @ Nina's

Meme Number 1.
Debo dar una lista de diez cosas que quiero hacer antes de convertirme en un Dios del Olimpo y tomar con Baco en el After Life (en verdad eran ocho cosas que hacer antes de morirse pero el ego no me permite ser mundanal). Mi amiga Sara dice que de todos los cielos, el crepúsculo griego es el más colorido de todas las creencias. Y yo le creo a ella.

En algún lado del Olimpo griego estarán aquellos que obtuvieron su areté. Como todos los mortales, ellos seguramente entrarán al mundo subterráneo de Hades, pero Sara y yo decidimos hace mucho tiempo que él no nos cae tan bien. Eso nos tiene sin cuidado porque seguramente ella se cotorrea y se hace pana de Hermes, o en el más probable de los casos, yo conozco o soy primo de un primo terrenal de él. Ese seguro nos abre las rejas doradas y nos deja entrar.

De las diez cosas que se me ocurren, sin pensarlo mucho porque esto es como terapéutico, las enumero sin ningún orden específico.

  1. Hacer el camino de Santiago de Compostela con cuatro panas (y posteriormente un yearly August trip en un velero para volver a echar los cuentos de esa caminata).
  2. Besar en París a mi novia.....y después pedirle que se case conmigo en Salzburgo (ella y yo, alone en una Iglesia).
  3. Heredar la suficiente sabiduría para que cuando sea pobre, no me interese.
  4. Escribir un libro. Y si no, aprender a leer buenos libros (esto es constante).
  5. Tener un apartamento que esté lleno de libros, fotos y sillas distintas (mi casa "Paradiso Perduto" está en veremos momentáneamente).
  6. Mentira...tener una casa llena de palmeras, con columnas de distintos materiales en la entrada que la pueda llamar "Paradiso Perduto".
  7. Ver en orden cronológico AFI 100 Movies. Siete años con esta promesa y no he encontrado a la persona que lo haga conmigo!! Necesito alguien que puje para que todos los miércoles se abra un cine foro en mi casa.
  8. Aprender de música clásica como Dios manda.
  9. Poder leerle cuentos a mis chamos.
  10. Ocupar un cargo público en algún momento, de cualquier índole. O por lo menos tener presente el derecho de protesta.
y la 11 de ñapa porque yo soy así: Poder decir todo lo que quiera en el momento preciso, incluyendo cantar "Strangers in the Night" para que así Rollito le pueda decir al coro en mis 80 años (en donde se hará una Misa de Acción de Gracias o de Halloween...eso se lo dejo a mi esposa) que verdaderamente pueden cantar, "My Way" con toda propiedad.

Monday, July 14, 2008

Volteando faldas

Suena un poco rídiculo, pero el mundo debería ser como el Miss Universo. Un escenario de luces, donde todos estemos identificados con bandas, que reconozcan nuestras nacionalidades y diferencias. Un mundo que reconozca plenamente a Kosovo, quién se abraza junto a Serbia como las mejores de las hermanas. Imaginemos un mundo donde Estados Unidos se desploma por un escenario, y en vez de abuchearla (como ha debido hacerlo), Vietnam la aplaude a mares. En donde una japonesa le transfiere tecnología a una venezolana mediante una corona de cristales, Jerry Springer no fomenta la violencia y los vietnamitas revolucionan el tráfico con la idea de usar motocicletas.

Un mundo donde El Salvador efectivamente es la más pana y en donde Rusia clasifica entre las cinco naciones más poderosas, pero no tiene poder de veto. En el que Colombia y Venezuela se agarran de las manos, se besan y se santifican juntas porque saben que cualquiera sea el resultado, el triunfo es para ambas. Y cuando gana una, no hay insultos ni bombardeos de guerrillas. Lo que ondean son banderas.

Pero eso ocurre solamente en un mundo de escarchas. En un contexto realista, Rusia se hubiese bajado del escenario en protesta por la presencia de Kosovo (a quién no reconoce) y los Marines hubiesen llegado al rescate de la estadounidense y decretado una investigación al Congreso para dilucidar sobre lo ocurrido.

Seguramente la cancioncita triunfal de Venevisión (¡eso deberia ser el himno nacional! eso es mejor que el Arauca Vibrador) hubiera sido interrumpida por "esta es una transmisión en cadena nacional de radio y televisión..." para mostrar al triunfalista presidente venezolano diciéndole a George W. Bush “¡Tuquiti, Sóbate que eso se hincha!”, y felicitando a Álvaro Uribe porque "por ahora" vuelven a ser panas. Diez ONG's hubiesen atrincherado en contra de las beldades. Ya superamos el uso de pieles, discriminación y derechos de las mujeres. La protesta en verdad sería por la inaudita exclusión en el top 10 de las marginadas Miss Júpiter y Miss Venus.

Definitivamente lo que vimos en la televisión anoche no fue un debate en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Pero con los dedos cruzados algún día, el mundo aprenderá a voltear la falda y enseñar las piernas como Miss Venezuela.-

Sunday, July 13, 2008

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...