Monday, December 29, 2008

2008: The Good, the Bad & the Ugly

El 2008 terminó como empezó: con gripe. Siento que tengo que sucumbir al mito que yo no soy alérgico a nada y dirigirme a un alergólogo para que me confirme lo que más me temo: el capín melado me está matando la nariz. Pero si agarramos todo lo del medio, una amalgama de placeres sibaritas con tragedias de la mente, la verdad es que el 2008 fue un año de buena cepa. Suficiente con decir que le gané la pelea a un tanque de gas. No así al Maracucho con quien me caí a golpes en joda. Perdí. Terminé mi segunda carrera para decirle adiós al mundo de la academia, devolviéndome a los pocos meses para dar clases de Cultura. Me despedí de seis años de Harvard dejando a ese barco con las velas doradas que alguna vez ayudé a izar, solo para devolverme porque no he encontrado a gente que se desvele más que ellos.

Lloré un par de veces pero en verdad fue más lo que me reí. El mantra “Dis No Gud” sirvió para todo tipo de situaciones. Y si es cierto que me deprimí por cuatro causas: el desplante, la incomprensión, el futuro y la bancarrota, todavía no me saco de la cabeza que ir a ver la película del niño del pijama con rayas fue la peor de mis tragedias. El final de esa película es como si los Nazis hubiesen asesinado a los chamos de la Novicia Rebelde. Mientras cantaban el coro de “Climb Every Mountain”. Comiéndose a la mamá de Bambi.

Canciones hubo muchas pero más fueron los coros que me supe, como se comprueba de mi inútil habilidad por ser el cantante principal en Rock Band. Si bien el reggaetón se consolidó en los saraos de esta tierra de pólvora y subdesarrollo, nadie me quita de la cabeza que ese tipo de música es la excusa que nos damos para jugar a ser del barrio. Saraos, algunos criticables otros inolvidables. A todas las novias del 2009: suficiente con el plumaje del pavo real blanco encima de la cabeza. Y el tartare de atún. Los convidados queremos variedad. AAMU necesita material para salir de la depresión.

Las conversaciones todas recogidas de alguna manera en las escrituras de este tea party. Creo que mi hazaña personal más loable fue empezar a escribir. Banalidades sublimes que de alguna manera me dieron risa en su momento, asuntos serios que nos agobian en el día a día y mi eterna pelea con Manolita Zarate sobre quien ama más a Caracas. Ella lo llama la Ciudad de la Furia. Para mi Caracas es la fuente de inspiración. Tiene que haber sentido del humor en una ciudad de Hummer’s que transitan por las calles de la miseria. Si no los Beaujalais Nouveau no tendrían sentido alguno. Adoré la exigencia autoimpuesta de tratar de escribir todos los días. No sé si me provoque hacerlo el año que viene pero me encanta que tengo 300 entradas para leerme a mi mismo en años por venir.

De todos los que escribí mis favoritos fueron: Una Maracucha llamada Moderación, Debajo de Tres Caballos, The Bad Ass Chick from the Moulin Rouge, La Mujer que le de Frio en las Manos, Los Chicos No Lloran, Beautifying Botticcelli’s, If you Must, Las Historias de Jegny Carolina, Mystic River, ¿Se puede empacar el Orgullo?, A los que se le encaja una uña y Diez hallazgos a bordo de una buseta llamada Diolimar. Aunque confieso que lo que más placer me dio fue lo que escribí en Pensando en Alto.-

Los otros blogs me hicieron mis mañanas de café, Huerta, Bibi, Carito, el Facility Manager y Dreams4Imsoniac. Salvo StrazzaVodk que sigo bravo con ella porque me dejo en el limbo. No así el Limbo que retornó con la mejor historia navideña de todas: el aguinaldo de su papá en un automercado. Eso, el cuento de la cabra de Miss Alice y los dealbreakers de Nina mi editora me sigue entreteniendo cada vez que necesito reírme. Conocer personalmente a la niña que está en La Palestra, la Cachivachera, a la de las Golosinas con Vitaminas, a Doña Treme y al amigo que proclama que la vida es una nota fue un hito. Comprobé la certeza de la loquera. Cosa que ya había comprobado con el Hipologófobo emodeficiente.

Con esto el Tea Party cierra sus puertas para el 2008 deseando mucho sentido del humor para el próximo año. We’re gonna need it! El último que salga que apague las lámparas japonesas. Toto se encarga de la cuenta.-

Sunday, December 28, 2008

Looking Back: 15 Momentos del 2008

Lo mejor de tener una de esas cámaras chiquitas es que te permite ver una cronología de lo que fue tu año. Momentos que pasan y quedan en el olvido pero que nos traen sensaciones y recuerdos como cuando las vivimos. Estos son mis propios quince momentos del 2008. Sencillos pero inolvidables.-

#15: Explosion People. Una bombona de gas, un yesquero y un Toto queriéndose bañar, me dejó cual Coyote cuando prende una dinamita marca ACME. 10 nanosegundos metido dentro de una llamarada azul que me dejó como The English Patient, sin todo el drama romántico posterior pero sí con el dolor más intenso en la cara que jamás haya sentido.


#14: Harvard and Everything After: No fue el hecho de ganar. Fue el hecho que entendieron esto: What separates victors from dark horses, kings from peasants, leaders from followers is the sincere conviction that they had the courage to try their all and say: What fun. Win or lose, that's how they walk away: because they looked in the mirror, at the leadership course, in the meeting, at a bar, in Strategy, on the plane, in the bus, in the library, in the hotel room, in the committee door, in the stranger, and on the microphone, and with all the knowledge they possessed and the conviction that they could do it, they commenced their opening speech and just thought: what fun. Por eso los amo y les estaré eternamente agradecido.


#13: Adiós a los Cortejos: El sarao matrimonial de Olek y Babs. A night to go down in history. Yo todo emocionado me compré una "camiseta" que decia 1st Runner Up in the Best Man Contest! Atrás decía: "Attention Desperate Ladies! SMA (single man available!). Pero no tuvo éxito y me obligaron a vestirme de estudiante de Eton. La mejor fiesta con el Yimeil de este año bailando en una pista con pendiente que dejó a más de uno sarataco por el resto de la semana y llevando a los novios al hotel pues a nadie se le ocurrió que la novia ya no era una "niña de su casa".


#12: El Cierre de Campaña de la Soltería de la Coqui: El mejor fin de semana en Margarita. Mi highlight fue casar a mi prima bella con el mejor cuñado de todos (Jose Rafi mi cuñado propio no lee mi blog así que shhh...). Frente a una playa que negaba callarse les dije: "Sean como la Tía Mamá sin sus loqueras. De esas personas que no importa cuantos pollos mandó a hacer el Tío Gustavo o cuantos hielos de rolito falten, siempre tendrá tiempo de saludarte y decirte "miamor tu si estas bella." O como el papá de Gabriel, que aplaude sin haberse terminado la misa para decir "vivan los novios". Así es al amor, inoportuno e inconveniente. Porque para amar no hay agendas, ni carteras de Balenciaga, ni citas en la peluquería. Se quiere, hoy, ahora y siempre, sin saber - citando a Neruda - ni cómo, ni cuando ni dónde. No hay otra manera."

# 11: Óyeme tú que se ha casao La Gorda: Incuestionablemente mi persona favorita en todo el mundo así lloren mis fans. La Congs nos "obligó" a todos a desembolsillarnos los billes, comprar el tiquete, regalarle una aspiradora en Bed Bath & Beyond (medio margi pero es practico), ponernos una corbata en pleno crepúsculo mayamero para asistir a su "boda" con el Horro. Yo al principio negado que no iba por pobre y por malcriado pero casi me quedo ilegal para vivir con mi Congs.

#10: Saying Goodbye: Con la elección de Muñeiras como la primera mujer en ocho años para coordinar el equipo de Harvard en la Católica me despedí formalmente de una de las cosas que más amé hacer. Fueron seis años echándole pichón cada semana, escribiendo e-mails y hablando con los chamos para hacerlos sentir como lo que siempre sentí que fueron: unas leyendas gigantescas.

#9: Chechenia: Una tesis que se escribió en año y medio con solo una vaga idea de lo que sería la conclusión. Una distinción sobresaliente con Mención Honorífica culminó mi carrera en Estudios Liberales y un posible secuestro de los chechenos cuando se enteren que yo dije que no tenían un caso valido para secesionarse salvo lograr mayor autonomía interna. Incidentalmente, terminar la tesis y darme cuenta que no tenía más nada que escribir fue lo que me motivó a adentrarme en este tea party.


#8 Los Mesoneros: Dar clases de Cultura General fue todo un reto. Una experiencia de tres meses que me la disfruté desde la preparación previa hasta la clase con los estudiantes. Hice grandes amigos en esa clase. Tanto que me da pena cuando me ven rasquiñan en un matrimonio y me dicen “Profe! ¿Le sirvo otro?”


#7 Mi Cumpleaños: Todo valió la pena nada más por poder bailar la Marcha de los Elefantes del Libro de la Selva con Anne y Cesar. Priceless, yet surreal moments pasaron esa noche.

#6 El Bea-thon: Luego de once años de noviazgo Miss Pega se lanzó al agua y todas las celebraciones previas al connubio estuvieron llenas de AAMU moments. Corolin vestida con un tuxedo a lo Catherine Deneuve porque ella le estaba haciendo un homage al difunto Yves Saint Laurent, la Chica Bond arrecha porque el chofer de la puerta la había confundido con Yelixa la secretaria del Juez y Annabus que decretó que ella se quería salir del grupo “porque ella no tiene problemas”. Coro y yo nos perdimos al llegar por lo que asumimos que ya Miss Pega se habìa casado. Pero nos dimos cuenta que no habìa pasado cuando entramos y vimos a mi Amada Emperatriz sentada en un sofá posando para el lente de Mancera porque el Juez CJR en su ultima aparición publica como funcionario corrupto was missing in action. "Hoa Miss Pega como te sientes que tal todo??" "¡Aquí chico esperaaando. Como toda la vida yo tengo 12 años esperaaaando y el cabrón este no termina de llegar a casarme!" Best wedding of the year!

#5 Halloween Party: Una cartulina y un marcador me salvaron a las seis de la tarde de no tener disfraz. El resultado, una coral de monjes capuchinos acompañado de la Queen Zubi disfrazada de divorciada porque su marido no la había dejado venir. Fiesta memorable con Ana Hoe vestida de griega que me quería casar con ella esa noche, Rolls de Sushi Samba, Berdark de Luz Renacentista (go figure) Leper de Fuckn’ Metrosexual y lo mejor de la noche: la aparición de Jegny Carolina herself.

#4 Feel Good Day: Hay días que son de Mary Poppins en crack. Este fue uno de ellos. Esas tardes en donde no te basta esperar a la juerga de la noche sino que tienes que salir a gozarte el día. En septiembre, Miss Alice publicó en su blog una lista de órdenes que Eleanor Rigby debía seguir al pie de la letra para tener un feliz cumpleaños. Una lista llena de trivialidades mundanas como tomar agua de una manguera, sacarle la lengua a un extraño, lanzarse a una piscina con ropa, abrazar a alguien que se auto confiesa “inabrazable”, y no pararle a las alergias ni a la dieta y comerse esa pizza con doble queso. Eso fue exactamente lo que hicimos. Con fotos para todo.

#3 Nights at the Demon Bar: El mejor descubrimiento del 2008. El Bar Endemoniado fue el único field trip en donde cruzar Mystic River valió la pena. La música en esa tasca, los ridículos precios baratos y la actitud endemoniada de los presentes fue la fórmula perfecta para noches sabrosas de esas que no quieres que se acaben. Las celebraciones de StrazzaVodk y la China Seijas (alias Ela, Negro y Negro, Maria Von Trapp) por sus cumpleaños y sus tesis no hubiesen sido las mismas sin este descubrimiento.

#2: Día de Sangiving. Una fiesta en que lo que menos importó fue el pavo. La parranda pre-navideña nos puso a todos a celebrar el fín de año de manera acelerada. Con mis amigos de siempre aquí en Caracas, abrazando la barriga de la Coqui por el nuevo sobrino que está por venir y la Cantata de la Corolin Corolao para cerrar con broche de oro lo que fue una de las mejores noches del 2008 en mi casa.

#1. La Foto. No se puede ni comentar que esta foto por siempre estará guindada en mi Bar porque para mí esta es mi foto del 2008. El trasfondo de la fiesta, la gozadera, la idea inicial, la pena, la montada, la tómala rápido! El resultado: enmarcada en el Bar Los Recuerdos por siempre.



That was 2008. Happy times.-

Saturday, December 27, 2008

En un wall post

Encontrado en un wall post de Facebook. Mi nuevo mantra: "Hay un punto en tu vida, en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará.-"

Friday, December 26, 2008

Falta Vivir

Este artículo lo escribí hace bastante tiempo pero es que la miseria no se detuvo ni siquiera el 24 de diciembre y hoy me vino a la memoria lo que escribí. Saliendo a celebrar la Navidad en familia recibimos una llamada que uno de los hijos de la mejor amiga de mi mamá había sido abaleado como consecuencia de un atraco. De todos los regalos, ese debe ser el peor que puedas recibir. Una maldad que no tiene nombre.

Hoy, luego del entierro acudí a una fiesta en donde parte de la conversación giró espontáneamente hacia los asaltos en Venezuela. Cada uno de nosotros - quince en total - menos uno, tenía un cuento personal sobre un atraco. El único que no tenía, tiene una bala metida en el cuerpo. Lo indignante es que los cuentos se vuelven jocosos. Total, a todos nos pasa. Está de moda ser asaltado. Pues, no. Me niego a vivir en una ciudad de paranoias, que huela a muerte todos los días. Una inseguridad que te ve al retrovisor, retándote. A ver si es verdad que hoy llegas a casa. ¡Feliz Navidad al asesino! Hoy, en el entierro hasta pedimos por tí , chico.-

Falta Vivir

El concreto caliente me quemaba los brazos y el Sol inclemente me retaba a levantarme pero yo me rehusaba. Por más encandilado y acalorado que estuviese, no podía pararme. Las trompetas ensordecedoras de los altoparlantes se confundían con la voz de una chica informando sobre los minutos transcurridos. “¿Dios, cuánto falta?” – gritó desesperada una persona acostada cerca de mí. Sorpresivamente, algún vivo, pero que de repente fue Dios, respondió: “Falta vivir”.

Como otras 24.000 personas, según encuesta, fui uno de esos que trazó su silueta con una tiza blanca en la Avenida Francisco de Miranda y se “acostó” para protestar por las 70.000 muertes violentas que han ocurrido en nuestra querida Venezuela en los últimos siete años. Organizado por estudiantes de nuestras casas universitarias fue el acto masivo más diverso y más intenso al que he asistido. Con mis amigos hice el recorrido de la Avenida viendo las siluetas ya trazadas por quienes habían llegado antes que nosotros y divisamos todo tipo de figuras: jóvenes, hombres, mujeres, niños, inválidos y hasta trazados de animales. Viendo ese museo de siluetas humanas y animales entendí que esto iba más allá de un movimiento estudiantil: los homicidios violentos y la seguridad de nuestros ciudadanos nos concierne a todos.

Llegada la hora de “acostarse” buscamos nuestras siluetas en las calle. Al principio la jocosidad nos jugó una treta en nuestras cabezas. Acostarse en una calle por la que ni caminamos sino manejamos todos los días en absoluta rapidez por ganarle tiempo al Tiempo, se contraponía con la serenidad a la que obligábamos nuestros cuerpos a enmascararnos y afrontar una mortalidad aún no correspondida. Las risas nerviosas por la novedad de la experiencia afloraron en un principio pero lentamente se fueron ahogando con el sonar de las trompetas. Poco a poco imperó el silencio. Imperante, el Sol llegó como un enemigo retándonos a levantarnos. Un asesino con pistola de fuego.

La tentación de movernos, sin embargo, no fue correspondida. Dentro de nuestros ojos había demasiadas imágenes, de noticieros, balas, pistolas y ropas ensangrentadas. Dentro de nuestras mentes estaban las absurdas muertes que nos han agobiado en los últimos siete años: los asesinatos, las muertes por choques, los secuestros, los suicidios. Dentro de nuestros corazones estaba la duda de dónde estaban acostados los familiares de estas victimas; y dentro de nuestros cuerpos estaban aquellas vivencias desagradables de las que todos hemos sido víctimas en algún momento u otro. Por ello cuando Dios – o algún vivo – sentenció “Falta vivir”, comprendí que no estamos viviendo.

No estamos viviendo porque aún cuando nos acostamos para protestar por las muertes violentas, el saldo de ese fin de semana les sesgó la vida a 24 venezolanos. No estamos viviendo porque no podemos salir de nuestras casas sin enrejarlas como Auschwitz. No estamos viviendo porque nuestros carros, nuestras cuentas bancarias y nuestras vidas son presa fácil de unos insensatos cuya temporada de caza dura los 365 días del año. No estamos viviendo porque los casos que vemos en televisión y leemos en los periódicos se asemejan a algo que vivimos en carne propia o algo parecido que algún vecino nos contó. Yo no vivo porque la reciente aparición del presbítero Piñango Mascareño me trae a la memoria aquella fatídica mañana cuando en similares circunstancias aparecí desnudo en un hotel barato, victima de un caso de burundanga. La única diferencia es que yo, como muchos otros, estamos vivos para contar la historia. Pero no estamos viviendo.

Falta vivir. Falta tomar conciencia de que hay que trabajar para lograr un plan gubernamental de seguridad ciudadana que nos garantice la vida. Falta construir un país de empleos dignos, de remuneraciones estables que satisfagan necesidades que frenen los asaltos. Falta una construcción de valores morales que nos lleven a condenar no solamente al ladrón que mata sino al ladrón que todos llevamos por dentro. ¿O no somos ladrones al apoyar a la economía informal comprándonos un Cocosete en las colas de las seis de la tarde o una película pirateada en Capitolio? Falta acostarnos más, protestar más, exigir más. Falta vivir. Por ahora, no estamos viviendo.-

Toto Aguerrevere

Thursday, December 25, 2008

Wednesday, December 24, 2008

Feliz Navidad desde este Tea Party

Agradeciendo a todos los que pasan por aquí así sea para tomarse un cafecito. Toda la felicidad del mundo en esta noche con su atracón de hallacas, donde quiera que se encuentren. Siempre pensando que todo regalo es retornable. Salvo aquel perfume que compró la tía Magdalena en el duty free de Maiquetía que todavía tiene el precio puesto y forrado en plástico como si se lo hubiese entregado a los forra maletas. Así es la vida, todos tenemos a esa tía Magda que se las da de pichirre pero que igual es querida. Gracias a Dios por todas las cosas buenas y Happy Birthday al gran J.C. Que bien que haya nacido hace dos mil ocho años. La Natividad no sería tan mística en tiempos modernos. No se puede concebir que María y José llegasen a un Holiday Inn y les dijesen: NO Vacancy. Por eso enhorabuena por el dueño del pesebre. Ese si se pasó de pana. Y como decían en 'Twas the Night:

"Merry Christmas to all, and to all a good night."-


Tuesday, December 23, 2008

Conversaciones con Vizcarrondo

Conversaciones oídas en una noche de copas tratando de evadir los problemas de AAMU.

  • Que te regalen un perfume y unas cremas de un duty free, con el precio puesto y envuelto como si se lo hubieses entregado a los que forran las maletas en plástico, es una mala educación. Sobre todo si uno se fajó con su regalo respectivo.
  • Hay idas al psicólogo que valen la pena solamente por ver quién está en la sala de espera. De repente ahí está tu respuesta.
  • Sabes que tienes problemas cuando te llaman a decirte que tu psiquiatra se suicidó.
  • Toda mujer quiere buscar a su Atreyu pero para los hombres, basta con que Falcor verdaderamente exista para saber que el mundo es perfecto.
  • La edad no puede concebirse solamente en términos de cronología. La edad sexual, social y mental confluye también. Por eso es que nos da la loquera. Por no saber balancearnos.
  • Hay veces que no estamos preparados para decidir si una promesa matrimonial puede postergarse. Como una enmienda. El tiempo apremia. La Esmeralda inevitablemente se agota.
  • Lo que ignoramos de hacer una maleta es que escapar de si mismo es fútil. Los problemas internos no tienen dificultades de visa o prohibición de salida del país. Viajan contigo como la etiqueta anaranjada de Delta que dice: “heavy”. Solamente que están en traje de baño. -

Monday, December 22, 2008

Inevitable

Enfermarse antes del 24 de diciembre es sentirte exactamente de esta manera. Te sientes como un perro pero no puedes dejar de gozarte la vida.-

Sunday, December 21, 2008

I got a rock

Anoche fue la celebración del amigo secreto con mis colegas de Derecho. Yo regalé el libro non plus ultra de la poceta: Los Imposibles de Leonardo Padrón. Un libro lleno de entrevistas con personajes que están en la palestra, los cuales definitivamente darán más entretenimiento a la hora de sentarte en el trono que leer los sucesos de El Universal con sus títulos cada vez más amarillistas (no los culpo porque la situación en Venezuela es irrisoria pero poner algo como "Ultimada Miss Amistad por robarle el diente de oro", ya es como demasiado).

Mi regalo fue bien recibido. Lo que no fue tan bien recibido fue el regalo que me dieron a mí. Me dieron un álbum en el que pegas las etiquetas de los vinos que te tomas con un espacio para anotar tu reacción con la cata. Apreciado el gesto de mi gran amigo, compadre y padrino de confirmación It’s Good to Be pero me pareció inutilísimo. Me explico: yo no tomo vino sino whisky, el álbum es más grande que la guía de Valentina Quintero y soy tan torpe que arrancar una etiqueta de una botella, después de habérmela bajado, significaría no solamente la explosión de la botella sino también una potencial herramienta suicida de rayado de venas. Mi cara no fue de quinta finalista. Más bien, fue la misma decepción de Charlie Brown cuando se va trick or treating y descubre que todo el mundo le regala una piedra. Ergo, la frase: "I got a rock".

Aún así, es mi intención gozarme mis regalos y aún cuando podría sencillamente envolver el regalo y dárselo a otra persona, me lo voy a quedar. Cada voladora que me meta, me voy a tomar una foto. La pegaré al álbum y anotaré al margen que me tomé, con quien fui, que impertinencia dije y cuanto fue la cuenta. Al final del año, la envolveré y se la devolveré a mi gran amigo It’s Good to Be, conjuntamente con la cuenta de la clínica Betis Esfors (no sé cuál es la versión venezolana de la Betty Ford), la cual le obligaré que me pague. No es mi culpa que mis amigos me regalen cosas que me inciten a beber.-

Saturday, December 20, 2008

Lovin' It

Mi regalo de Navidad que me dieron anoche.
Por fin inventaron una cartera con personalidad.

Los Aguerrevere en una de Merry Xmas.

Friday, December 19, 2008

El Despecho del Ponche Crema

Anoche estuve hablando por Messenger con la que está en La Palestra, la cual vive en Miami. Quisiéramos decir que emigró para allá en una especie de socorrismo político a la cual se vio sucumbida o se enamoró de un chalanero en una Semana Santa yendo para Margarita y el amor se extendió hasta las costas de la Florida. Pero lo más probable es que se fue a estudiar para allá. De todas maneras, La Pale se puso a hablar conmigo porque está sufriendo del mal llamado navideñus caraqueñus aguditis, o como se le conoce comúnmente: el Despecho del Ponche Crema.

Pasar las Navidades en otro país es sabroso. Vivir en Caracas y salir de viaje es todo un ritual beaujolerístico. Te las sifrineas todo el año diciendo que te vas a ir a esquiar, pides prestada ropa de invierno como si fueses a veranear en Chechenia, pones en el status de FB “mañana Stowe!” para que todo el mundo se entere y te pavoneas a las cinco de la mañana en el American Deli del aeropuerto de Maiquetía con los demás viajeros diciendo “que rico que te vas para x”. Si eres una encopetada, la palabra “rico” se substituye por “divino”; si eres uno de camisa Lacoste, la palabra es “nice”. No importa que te vayas a Chattanooga, Tennessee. Apenas llegas al aeropuerto de Chattanooga te metes en Messenger y pones “Toto@Chattanooga.” No importa que en Chata no haya pistas de esquí. El pobre pendejo que se quedó engrapando copias en la oficina no sabe eso.

Ahora bien, el problema es cuando no te vas de viaje de Caracas sino que sencillamente, como en el caso de La Palestra, no vives ni puedes venir a la ciudad a pasar las Navidades. Eso lo que da es una tristeza, como el llamado Despecho del Ponche Crema por el que está pasando mi amiga. Este despecho no es más que una añoranza por una nevera llena de hallacas. Tan llena, que da asco en la mañana cuando la abres para sacar la leche con la que te vas a comer tus Zucaritas. Una tristeza porque no vas a pasar el 24 metido en un centro comercial esperando que te envuelvan un regalo pensando que no hay nada más inútil que un papel de regalo. O de repente el inútil eres tú que le tienes que pagar a alguien cuando podrías estar en tu casa con un ponche crema al lado del teipe.

La tristeza viene porque los 24 en Caracas son igualitos en todas las casas: la fajazón de la abuela todo el día cocinando el pernil (o botando, cual Bond, la cajita del jamón Plumrose y robándose el crédito), la desaparición misteriosa del género femenino de diez a cinco de la tarde (cualquier emergencia: 1-800-PELUQUERIA) y dos que tres niños del barrio de al lado “probando” los triqui traquis para luego oír – siempre un clásico – “¡Coño, Jaime que dije que no!

Ya a las seis de la tarde hay una calentera en todas las casas porque el agua caliente se la gastó Darío, el mayor. La “percha” navideña -genero más formal de la pinta exitosa de un viernes por la noche- sacada del closet como un traje de luces. La hora de salida es un desastre por lo que si hay cuatro carros, se alquila uno más porque ya son contados los casos que dejan a Matías el menor cual Home Alone en el desespero por llegar a casa de la abuelita. Ahí la cena, espectacularmente servida en una vajilla fina con algún monograma, la cual no se saca pero ni en el día de Santa Clara, se comparte echando chismes de familia (elegantemente llamados “recuerdos”).

Luego el Amparito se pone en repeat, se baila con la tía que se rasca sabroso y se abren los regalos en medio de los triqui traquis y la vecina arrecha que ahora sí grita con propiedad: “¡Coño, Jaime te dije que te ibas a quemar el dedo!” Así es toda la noche hasta las dos de la mañana en donde empieza el texteo oficial: “Feliz Navidad ¿Qué vamos a hacer?” Tres o cuatro fiestas, dos de las cuales no conoces ni al dueño, que te llevan a acostarte pisando el regalito del Niño Jesús y mentando madre por haberte bañado la cabeza en Ponche Crema. Eso, es una Navidad en Caracas.

La Palestra en Miami no tiene nada de eso. Está su familia que por más adoctrinados que estén al mall, las autopistas, el toll y el D.U.I, por ser venezolanos no se les quita el guaguancó rumbero. Pero en Miami es como en el medio de los dos extremos. La Navidad estilo White Christmas o la Navidad apachecada en Caracas. A menos que contraten a un Joe the Plumber para que les raye anime por la ventana toda la noche, lo más navideño serán los flamingos disfrazados de reno en la gramita del jardín. A menos que haya una madre con iniciativa que se haya llevado la vajilla de Limoges de la abuela Olga, lo más navideño será un pavo del Publix en los platos blancos (24 set) con el muérdago pintado de Pottery Barn. La familia es por esencia la que se encuentre más cercana a la zona distrital de la casa en Weston. Santa ayuda pero no levanta tickets de D.U.I. a aquellos que les da nota manejar y creerse que están paseando en trineo.

Por eso no culpo a mi amiga La Pale con eso del Despecho de Ponche Crema. Aún cuando la Navidad es Navidad así sea en condiciones precarias, es el momento en donde más falta le hace a uno a su tierra cuando no está en casa. Mire que uno no es zuliano y todas las Navidades se muere por cruzar ese puente. Aún así, animo mi amiga Palestrera, que al venezolano nadie la quita lo bailao’ y ya vendrán aquellos días de brindar con Ponche Crema por la Cruz del Avila y decir: ¡que sabroso es volver a Caracas!

Thursday, December 18, 2008

Es oficial

Me convierto en Licenciado en Estudios Liberales el 12 de febrero de 2009 (Harvard people: pensaré en Ustedes ese día mientras sufren de sus cagantines allá en Boston en las opening ceremonies). Ya me llegó toda la información relacionada con el acto de graduación, que use mi medalla de Abogado, que tengo que asistir a una misa previamente y que vote por el discurso que más me gusta. Todo muy chévere pero he decidido que no hay palabra más fea que "bonete". No encuentro en Internet la diferencia entre un birrete y un bonete salvo las indicaciones protocolares sobre los colores y los flecos pero me imagino habrá una razón más allá de la estética.-

II Reto a María Conchita

En el I Reto a María Conchita sobre aquellos conocimientos de los años ochenta y noventa, me las dí de sabelotodo, retando a mi amiga Manolita Zarate a que yo sabía más que ella. Gané pero otra amiga, la del blog de Dreams 4 an Insomniac, me retó nuevamente enviandóme el siguiente test. Aquí sí estoy medio perdido. Les pongo las preguntas a ver si se animan a responder.-
  1. A quien invitaron a la casa del ritmo?
  2. Nombra los dos hermanos del Monstruo Milton
  3. Que quedaba en la planta baja del Hotel Holiday Inn en la principal de las Mercedes?
  4. Cual era el mejor parque de atracciones infantil en Caracas - después del Tolon?
  5. Quienes fueron Las Amazonas?
  6. Quien amaba el peligro?
  7. Cual fue el primer "automóvil popular" de Venezuela?
  8. Que se usaba para sustituir las manzanas en postres cuando no se podían importar?
  9. Quien le decía a Hércules " Soy yo, soy Yo!" ?
  10. Que juego se promocionaba así: "Aprenda de todo jugando"?
  11. Como se llamaban los shorts cortos y mas cortos?
  12. Quien quería unos zapatos de tacón alto?
  13. Quienes protagonizaron la novela Leonela?
  14. Que animal representaba a RCTV?
  15. Quien era la Negra Tomasa?
  16. En que grupo cantaba Pedro Castillo antes de Aditus?
  17. Cual fue la primera novela de Guillermo Dávila?
  18. Donde te podías tomar la mejor limonada de Caraballeda?
  19. Donde estaba originalmente el elevado de los Ruices?
  20. Donde vivía Josefina, la ballena?
  21. Cual era el nombre artístico de Diony Lopez?
  22. Que local quedaba en el sótano del Centro Comercial Los Campitos?
  23. Que fue conocido como "la gran solución para Caracas"?
  24. Que orquesta asiática cantaba salsa en español?
  25. Quienes enseñaban a los niños a multiplicar?
  26. Donde quedaba la Cima del Cielo?
  27. Quien era un amigo que cantaba y no era un payaso ni era un bufón?
  28. Cual fue la primera estación comercial en Frecuencia Modulada? - (Emisora cultural de Caracas - no comercial)
  29. Donde te podías comer un Guapo?
  30. Qué fue "una maravillosa realidad"?
  31. Como se llamaba el canal 5? -Canal del Estado, no VTV
  32. Nombra tres grandes minitecas de Caracas.
  33. Que telenovela impuso el corte de pelo de Ruddy Rodríguez?
  34. En que comiquita aparecía un hombre bajito cubierto por completo de cabello blanco?
  35. En que programa los miembros de la Agencia S. O. S., S. A luchaban contra el Ecoloco?
  36. Que heladería de las Mercedes vendía helados con nombre y apellido?
  37. Que programa de competencias Alemán transmitía el canal 5 en las tardes?
  38. Quien puso de moda la frase "nooo sabe, noooo sabe!"?
  39. Quien fue Miss Venezuela solo por dos días?
  40. Quien era la Sifrina de Caurimare?

About last nite

“Cock your hat - angles are attitudes.”

Wednesday, December 17, 2008

A mi querida editora Nina

Le envío por medio de este tea party una Feliz Navidad anticipada. Quería esperarme hasta algún momento cursi del veinticinco para darle las gracias por todo lo que Usted ha hecho por mí en estos seis meses de escritura banal pero siento, por su último post, que Usted se merece que le anticipen la navidad. Yo también me la anticipé. En estos momentos, Toto se encuentra gastándose como los beaujolais el cupo de Internet de CADIVI en cosas que no voy a necesitar. Bueno mentira, me compré en E-bay una corbata de Hermés en 99 centavos que me pareció una ganga. Me sabe a rebola si la cosa es fake o no pero hay que renovar el stock matricidial para el año que viene pues las demás corbatas ya bailan al son del boom del perreo intenso.

El anticipo de la Navidad para Usted mi muy querida editora, viene porque me he dado cuenta que faltan catorce días para que suene el cañonazo y no la veo contenta como se merece. Catorce días para estrellarse o salir estrella de un año que nos dio tanto, que mire si alguna vez escriben el E! True, se van a tener que fijar en este 2008 pues este año dio que hablar. Así que ¡Animo Amador! Que lo que falta de fiestas (salvo las hallacas que las ODIO) prometen ser memorables. Pero tenerla a Usted preocupándose por pajaritos preñados, que si sí o que si no, está muy bueno para ser escrito en mayo (nada interesante pasa en mayo porque después del Día del Trabajador no hay puentes) pero en diciembre, con el poco de comida que hay que meterse, bailarse a Amparito, tomarse el champañero, y hacerse promesas en una noche de luna llena que ni nos vamos a acordar al día siguiente… mire yo no sé, como va la cosa pero sí le digo que lo que viene es grande.

Así que anímese Nina querida que le quedan catorce días para ser feliz y decretar que el 2008 fue su año. Tómese unas vacaciones del despecho como yo me las tomo de la pelazón y ya verá que el humor cambia. En enero volvemos a las mismas dietas mentales pero ahorita, qué va. Lo que queda es comerse al mundo. Así sea meterse una buena papa en Ouback (tienen happy hours!) Y si todo falla, y se siente en desespero y la verdad es que quiere botar todo por la ventana y siente que no puede si no sabe las respuestas ahorita en este momento ipso facto… bueno fren, ahí sí se tiene que esperar porque la Agenda Astrolunar se hace efectiva el primero de enero. Yo estaba pensando algo así como un whisky. Oyendo a Guaco.

Pero bueno así son las navidades. Si en verdad no lleva la sonrisa para terminar el año, le ofrezco – sin ánimos de insulto - un amigo mío que es stripper para que se lance ahí una despedida del 2008. No la va a satisfacer intelectualmente pero bueno, por lo menos la entretiene (él tiene disfraces navideños si ese es el fetiche que busca, pero no pida el de Rodolfo el Reno porque la semana pasada una gorda cachonda le rompió el reno del disfraz). Pero yo creo que mejor le va a ir saliendo a gozar cantando que Santa Claus POR FIIIN llegó a la ciudad!

La quiero mi Nina! Feliz Navidad anticipada!

´
Mi amigo es como así pero más chiquito.
Si le gusta, le doy el número

A aquellos que no creen

Tots y Jups hace mil años en Oslo

Hace como dieciséis años, el Junip manifestó que aquello de San Nicolás como que no cuadraba. Misteriosamente le llegó una carta que copio abajo, explicandóle las cosas en las que hay que creer y en las que no. Hoy, la carta volvió a reaparecer misteriosamente en el almuerzo. Cuestiones del destino que soplan en el viento dos veces.-

Había un niñito en Caracas, que en Navidad no creía,
Y le decía a su papá, que Santa y que no existía!
Pero mira lo que dice de Santa la enciclopedia,
Se llamaba Nicolás, y nació en la Edad Media

¡Eso es mentira! decía, ¡todo eso es puro cuento!
Pero él no se había fijado, que afuera se movía el viento.
Ese viento era bien frío, era helado, de verdad,
Pero como no va a ser frío, el Viento de Navidad!

Cuando el Viento oyó a Alejandro, hablando con sus papás,
Se fue volando hacia el Norte, directo a San Nicolás.
¡Cómo es posible! decían los Enanos trabajando,
Que piense que no existimos, ese niñito, Alejandro.

Si no existimos nosotros, nada existe en realidad,
Y no tendrían ilusión, los niños en Navidad!
Lo que pasa, dijo Santa, es que Alejandro creció,
Yo le escribiré una carta, y esta fue la que mandó :

“Mi muy querido Alejandro, ya grande te estas poniendo,
Y yo le escribo esta carta, a un niño que está creciendo.
Me contaron los enanos que tu dices que no existo
Y que yo soy un señor, que de Santa Claus me visto.

Si tú no crees en nosotros, debes tratar de creer,
Porque hay muchas cosas bellas, que tu no las puedes ver.
¿Un ejemplo?, te lo pongo, el amor que a ti te da,
Tu familia, que te quiere, tú no lo ves, y allí está.

¿Otro ejemplo?, la belleza, la noche, el amanecer,
La sonrisa, tus juguetes, el ver a un niño crecer.
Esta noche tan bonita, que se llama Navidad,
Es una sola en el año en que todo es felicidad.

Debes saber que hay algunos, que muy pocas cosas tienen,
Sin embargo, en esta noche cosas lindas siempre vienen!
Mañana cuando despierte tú tendrás muchas sorpresas,
Me pones unas galletas, con un platico de fresas.

Que seas un adulto bueno,
Que siempre crezcas con paz
Te lo desea tu amigo,
El Viejo San Nicolás.”

Navidad Revolutionary Style

No puedo dejar de pensar que la Navidad es igual a la política venezolana. Las calles enteras están rojas rojitas, el naranja masista y el azul pptista se focaliza en el río de luces del Guaire, mientras que lo único copeyano (las hallacas) se esconden en las casas dentro de una nevera blanca adeca. No entendemos entonces porque la tolda oficialista reniega de la Navidad como una imposición imperialista.Si hablamos de la imposición de colores sublimes, entonces el Señor Presidente le debe una visita a la Coca Cola Company. ¿Cómo es posible que el PSUV y San Nicolás, cuya concepción estética moderna se la debemos a la pluma de algún creativo de la marca del refresco, se identifiquen con el mismo color y aún así se contraríen? Es un máximo valor agregado que los colores navideños sean los mismos que el gobierno. Si la Navidad fuese verde color tortuga Ninja, Movistar se estaría dando banquete.

Nuestra tesis es que la falta de comunión de los adecos con la Navidad tropical, nos costó la mal llamada cuarta república. El color blanco en Navidad no vende en estos predios locales. El blanco fomentaba el sifrinismo de hacer el “swoosh – swoosh” en las pistas de esquí de Vail, con celebración del veinticuatro rodeado de billeteras con travelers checks y un pavo del Publix. El rojo rojito la tiene más fáciles en estos tiempos de austeridad. Nadie, salvo los beaujolais, tienen real o cupo de viajeros para salir a celebrar una Navidad mayamera con flamingos rosados y HBO. Aquí nos quedamos la mayoría, vestidos de rojo rojito. Ya sea por comunión con el partido o porque estamos enfermos del capín melado y tenemos que empercharnos con el sweater de angora escarlata. La sonrisa y el buen humor no se pierde, aún cuando estemos pagando precios irrisorios por un pan de jamón. No tanto así con la hallaca. La Vía Apia se ha portado bien con sus precios.

Ya que estamos todos, aprovechan con las cadenas pero ni una ha sido para hablar de la Navidad, sino para lo que el Señor Presidente quiere que le traiga San Nicolás: dos bolas navideñas que no se rompan en reelecciones posteriores. No entendemos entonces porque el canal de televisión VIVE alerta contra la tala de árboles navideños diciendo que estamos contribuyendo con la deforestación mundial.Si yo fuese el jefe de comunicaciones corporativas del PSUV, ordenaría la plantación de más árboles, los tiñería todos de malva y disfrazaría al Señor Presi de San Nicolás (así no le guste) para que los regalase a los que están arrechos con él por eso de la reelección, en un Especial Mega Mezcalero. Como bono promocional, la compra de una estrella dorada para ponerla en el tope que diga en escarcha “Chavez 4-Ever!” Tampoco nos podemos poner fantasiosos en pensar que el mensajito de la estrella diría: “Paz a todos”. Esa estrategia de mercado la usó Jesús y miren como terminó Él.

Mientras eso no pase, los venezolanos atiborran los centros comerciales en un frenesí por conseguir la percha del 24 y la pantaleta amarilla del 31. La demostración es puramente capitalista, con la entrada en el juego de absolutamente todos los consumidores de este país. Desde los boliburgueses hasta el Joe the plumber criollo. Los beaujolais (que tienen pasaje para el 26) y los de familia decente. Hasta Liz la cantante, la única que verdaderamente se puede llamar oligarca en este país luego de su matrimonio, está metida en el mercado comprando sus doce uvas. Esto no es porque el reconcomio miserable del capitalismo nos hace a todos consumistas ignorantes que traicionan a un pueblo con una pasada de tarjeta de crédito. Nada más cierto que lo que nos mueve a comprar en esta época es la intención de agradecer. Así sea capitalista el jingle. Si no que lo diga la única persona en este país que va a necesitar rehabilitación mental cuando llegue enero: la niña forra regalo que ponen a la salida de las tiendas.

Esa pobre cristiana puede dar fe que el socialismo, si alguna vez se asomó en Venezuela, huyó despavorido con la facturación de las tiendas Esperanto en diciembre. Pues aún, con cincuenta años de democracia (insistimos en esto), la canción más escuchada – sin distingos políticos – es aquella que no tiñe arbolitos de rojo. Lo que tiñe son las campanas y “el sonar del cañonazo que me hacen pensar mucho en ti, amigo que quiero darte un abrazo”. Eso sí es una revolución indefinida.-

Tuesday, December 16, 2008

Nacieron las Chunas!


Seis cachorritos beagle de la Uma (Chuna) Morales! En Pita-Haya no pueden estar más felices. Llegué como el orgulloso tío que soy y la Chunis me recibió llorando en la puerta como una magdalenta para que le diese cariñitos en la oreja y después me presentó a su nueva cría: seis perritos que nos van a mantener ocupados por todas las Navidades! El parto fue completamente normal pero agotador teniendo a la Tía Mamá en vela, a la Clonquis de partera, a Gus de médico y a la Coqui y el Ton corriendo entre casa y casa. Felicitaciones a la Chuna adorada.-

Monday, December 15, 2008

Diez hallazgos a bordo de una buseta llamada Diolimar

Estuve todo el día en Maracay visitando una fábrica de plásticos. La verdad es que decirlo así suena a dos cosas totalmente opuestas. La primera es de inversionista que se aventuró hacia los predios aragueños en búsqueda de afirmar si era cierto aquel consejo que le dieron a Benjamín Braddock en El Graduado: “Plastics!”. El otro, se asemeja a un colegial en paseo escolar luego que la mamá le firmase el permisito que la maestra le engrapaba a uno en la muñeca cual armadura de He-Man para poder ir. Que autóctono eso del engrape. Digamos, por los momentos, que fue un viaje de exploración profesional. Vasco da Gama en Levis. Sin la carabela y sin la iniciativa globalizadora.

Mis hallazgos en este viaje fuera de Caracas fueron pensados mientras recostaba mi cabeza en la ventana de la furgoneta que me llevó para allá. Ahí, reclinado con la técnica aprendida de amuñuñar el sweatercito junto a la ventana para hacer una almohada, me di cuenta de varias cosas que pasan desapercibidas en esos viajes en los que uno no tiene más nada que hacer sino recrear las posiciones de yoga que aprende en los aviones para no tener que sentarse derecho.

El primer hallazgo es que Caracas de mañana es bella. De mañanísima. Esa cuando los comercios de Sabana Grande abren las santamarías que bostezan y los viejitos que ya están despiertos desde las tres pueden por fin salir con sombrero y camisa manga corta a comprarse el periódico y hablar del Magallanes con el dueño de la panadería. El Ávila recién prendida de colores resalta el capín melao que tiene a la mitad de los electores del CNE en coma asmático mientras alguien aprieta el botón para apagar la Cruz decembrina. Siempre sabemos quien prende la Cruz del Ávila la primera noche pero nunca sabemos quien es el técnico encargado de apagarla en las mañanas. Eso debe ser un trabajo chévere.

El segundo hallazgo es que Caracas se vuelve insoportable justo al pasar a María Lionza. Las guacamayas que viste volar en un momento seudo cuchi por encima del autobús pierden su encanto cuando pasas a la Reina de Sorte y te das cuenta que más que una deidad, funge como la primera fiscal de tránsito que te dice: “ni sueñes papá que te vas a ir de Caracas sin cola”. Justo en la estatua cubierta de coronas florales, empieza la maraña de luces de freno, corneteos y la siempre pintoresca pintada de paloma al motorizado que te pasó tan de cerca que hizo que se te cayera el cigarrito mañanero. Uno que iba tan feliz porque Marta Colomina no sale al aire sino al mediodía y ya, entre el Jardín Botánico y la lamentablemente enrojizada Teresa Carreño, te jodieron el día.

El tercer hallazgo es que los grafitos de Caracas varían dependiendo de la zona. En el este radican los artísticos con la misma letra. Como si el señor de “Arquitecto Constructor” hubiese sacado un molde de letra grafítero que el resto de los artistas decidieron copiar. Hacia el centro se apoya a Marulanda en tinta roja. Uno hubiese pensado que el top de los graffitis internacionales sería Fidel o el Che. De repente el presidente de Vietnam porque ese estuvo aquí no hace mucho, pero Marulanda se lleva los honores de nuestras paredes para este fin de año. Llegando a Fuerte Tiuna, la cosa se pone artística. Son murales pensados, con fachas, fechas y fichas sobre El Libertador. En letra “Vivaldi” nos dan información sobre su pensamiento y sus maestros, con quien se casó y en donde murió. Una Wikipedia o un Primera Hora condensado en tres paredes de colorido nacional.

El cuarto hallazgo es que no sé si J.K. Rowling vino a visitar Caracas alguna vez pero estoy convencido que se inspiró en Francisco de Miranda para crear la imagen de Lucius Malfoy. Los murales que pintan a Miranda (por cierto me di cuenta hoy que la estación del Metro Parque del Este fue cambiada a Miranda; por un momento me perdí) no lo reflejan como se ve en la Carraca. Utilizan para su simbología la imagen del cuadro de Martín Tovar y Tovar. Y uno es patriótico y yo quiero a mis héroes y de ninguna manera estoy diciendo que la maldad de Malfoy se traspola a lo que haya hecho Miranda. Pero verlos a los dos uno junto al otro es concluir que Miranda tuvo un jujú con una witch de Hogwarts quien para tapar la metida de pata con un Muggle, se empató rapidísimo con un adinerado heredero de la fortuna Malfoy y con ello tuvieron a Lucius.

El quinto hallazgo es que me compadezco de las personas que viven en Los Teques y se tienen que calar la cola hacia Caracas. No les digo más porque sería insultarlos a Ustedes diciéndole que uno se puede dar el lujo de despertarse con sol. Pero les deseo una Feliz Navidad y un prospero año en el que el MINFRA le caiga la locha que tiene que decretar el plan pico y placa o regalarnos a todos como la revolución de Mao, unas bicicletas repotenciadas.

El sexto hallazgo es que en Maracay no hay algo como las panelitas de San Joaquín como en la entrada a Carabobo. ¿Qué pasó? Uno muerto de hambre y ni ve un platillo autóctono empaquetado cual doggy bag para el camino. Ni tampoco a los restos de mandarinas que observa en el hombrillo cuando va para Puerto La Cruz. Maracay, los visitantes demandamos algo autóctono que nos haga recordarlos a Ustedes. No puede ser que la Venus de Tacarigua no me ofreció ni siquiera un fresco.

El séptimo hallazgo es que no hay nada más chévere que aprender como se fabrica una botella de plástico. Todo es a maquina pero ver como se infla un tubo de ensayo largo para crear el botellón es impresionante. Quedas imbecílismo con la persona que te está haciendo el tour de la planta pero ¿qué carrizos iba a saber yo como se hacía el botellón ese que tanto odio cargar cuando llega mi mamá del mercado? Suficiente con decir que más nunca me vuelven a invitar para una fábrica porque toqué todo.

El octavo hallazgo es que en Maracay hace calor. Parejo. El sweatercito amuñuñado en una parte del hombro te hace ver como lo que eres: un turista ignorante.

El noveno hallazgo es que no me interesa lo que digan del capitalismo masivo, si es bueno o malo. Uno sabe dos cosas en esto de la viajadera con Maltín Polar por Venezuela: que el vasito grande de Dixie a la derecha te indica que vas en la dirección correcta hacia Caracas y que los arcos de McDonald’s al lado de la bomba Trebol salvan tanto la patria como la vejiga.

Llegar Caracas por el túnel de los Ocumitos, rezando porque a nadie se le vayan los frenos, compensa las ansias por ver como la noche arropa a esa montaña con la que te identificas cual Pedro el Cabrero. Sólo que Caracas no es conquistable en crepúsculos nocturnos. La maraña de carros estacionados, como si no se hubiesen movido desde la mañana, origina una paciencia involuntaria por llegar a casa. Una paciencia que la paga el sweatercito hecho trizas por el desespero de no poder hacer más que pegar la frente a la ventana y hacer humos en el vidrio con el aliento. O mirar hacia los edificios con sus luces de neón. He ahí el décimo hallazgo. ¿Qué carrizos estará haciendo ahorita en Venezuela una oficina que se llama Fondo Intergubernamental para la Descentralización? -


Sunday, December 14, 2008

Words of Unity

Stumbled upon Chaplin's film The Great Dictator tonight and was struck by the final speech. In more ways than one it rings a bell and draws inevitable comparisons beyond the frontlines of fantasy. The dialogue in itself a plea for democracy. A cease on the sounds of the clapping seals that applaud not out of convicton but merely by despotic ignorance. A glimmer of hope, for those who can listen.-

Chaplin: "I'm sorry, but I don't want to be an Emperor - that's not my business. I don't want to rule or conquer anyone. I should like to help everyone, if possible -- Jew, gentile, black man, white. We all want to help one another; human beings are like that. We want to live by each other's happiness, not by each other's misery. We don't want to hate and despise one another. In this world there's room for everyone and the good earth is rich and can provide for everyone.

The way of life can be free and beautiful.

But we have lost the way.

Greed has poisoned men's souls, has barricaded the world with hate, has goose-stepped us into misery and bloodshed. We have developed speed but we have shut ourselves in. Machinery that gives abundance has left us in want. Our knowledge has made us cynical, our cleverness hard and unkind. We think too much and feel too little. More than machinery, we need humanity. More than cleverness, we need kindness and gentleness. Without these qualities, life will be violent and all will be lost.

The aeroplane and the radio have brought us closer together. The very nature of these inventions cries out for the goodness in men, cries out for universal brotherhood for the unity of us all. Even now my voice is reaching millions throughout the world, millions of despairing men, women, and little children, victims of a system that makes men torture and imprison innocent people.

To those who can hear me I say, "Do not despair." The misery that is now upon us is but the passing of greed, the bitterness of men who fear the way of human progress. The hate of men will pass and dictators die; and the power they took from the people will return to the people and so long as men die, liberty will never perish.

Soldiers: Don't give yourselves to brutes, men who despise you, enslave you, who regiment your lives, tell you what to do, what to think and what to feel; who drill you, diet you, treat you like cattle, use you as cannon fodder. Don't give yourselves to these unnatural men, machine men, with machine minds and machine hearts! You are not machines! You are not cattle! You are men! You have the love of humanity in your hearts. You don't hate; only the unloved hate, the unloved and the unnatural.

Soldiers: Don't fight for slavery! Fight for liberty! In the seventeenth chapter of Saint Luke it is written, "the kingdom of God is within man" -- not one man, nor a group of men, but in all men, in you, you the people have the power, the power to create machines, the power to create happiness. You the people have the power to make this life free and beautiful, to make this life a wonderful adventure.

Then, in the name of democracy, let us use that power! Let us all unite!! Let us fight for a new world, a decent world that will give men a chance to work, that will give you the future and old age a security. By the promise of these things, brutes have risen to power, but they lie! They do not fulfill their promise; they never will. Dictators free themselves, but they enslave the people!! Now, let us fight to fulfill that promise!! Let us fight to free the world, to do away with national barriers, to do away with greed, with hate and intolerance. Let us fight for a world of reason, a world where science and progress will lead to all men's happiness.

Soldiers: In the name of democracy, let us all unite!"


http://www.americanrhetoric.com/MovieSpeeches/moviespeechthegreatdictator.html

Saturday, December 13, 2008

No paren sigue, sigue

3:00 p.m. En una esquina de mi casa una fiesta navideña para los chamos de la cuadra. En la otra, un photoshoot. Lo único que me falta ver por estas calles es a una jirafa patinando. Mientras tanto, "no paren, sigue sigue."-

Friday, December 12, 2008

Reto a María Conchita


Mi amiga Manolita Zarate publicó un post en donde se lamenta por el hecho que tiene demasiada información basura guardada en la cabeza. Sin ella, profesa, seguramente se ganaría el Nobel o un premio Pultizer o lograr aquel objetivo que se plantearon todas las misses de Venezuela y fallaron: la paz mundial. Mi tesis, querida Manola, es que tú no sabes tanto de cultura pop balurda. Que hay muchos que te llevan una morena (que por ser autóctona la afirmación es más una catira regional) en esto de conocimientos embasurados. Por eso, afirmar y encima, quejarte de que sabes más que Walter Marítnez (Señor Director disponga Ud. De las camaras) es muy grande mi hermana. Así que, como reto, te pongo el quiz de 50 preguntas de la cultura venezolana (versión 1) a ver si tú o alguien se puede, verdaderamente llevar la medalla que tú te auto impones como si hubieses ganado un concurso de Jabón Camay.
  1. ¿Contra quien perdió Madonna en el concurso “la reina del Pop” en nuestro país?
  2. Lugar del primer McDonald’s en Venzuela.
  3. Animadora de la Estrella de la Fortuna
  4. Ciudad donde Rafael Vidal ganó la medalla de bronce
  5. Otra novela, además de Abigail, protagonizada por Catherine Fulop y Fernando Carrillo.
  6. Apellido de la familia con la que vivía Alf.
  7. Apellido del señor con quien se fue a vivir Punky Brewster.
  8. Nombra cuatro personas cuyos matrimonios fueron pasados por Sabado Sensacional
  9. ¿Que amarraba Carmen Victoria Pérez en los micrófonos en los Premios Ronda?
  10. ¿Quién se desmamonó por el escenario recibiendo un premio luego que cantase Emmanuel?
  11. ¿Cuál Mini Pop le dedicó una canción a Amador Bendayán cuando se murió y lloraba mientras la cantaba?
  12. ¿Qué le pasaban a las crinejas de Teresita cuando decía una noticia bárbara?
  13. Nombra una de las actrices de Crecer con Papá
  14. Voz de “Cuidar es Querer”
  15. Nombre de la vecina de Vicky la Robot
  16. Nombre del periódico de Kimmy Gibler en Tres por Tres
  17. ¿A dónde se fue Inés María Calero luego de ganar el Miss Venezuela? ¿Qué se comió?
  18. ¿Quién fue Horangel?
  19. ¿Cuál canción de Guillermo Davila fue condenada por la Iglesia?
  20. ¿Cómo se llamaba la revista de El Nacional antes de Todo en Domingo?
  21. ¿Cuál comiquita fue la version de los Pitufos bajo el agua?
  22. ¿A quien le gustaba Cirilo en Carrusel?
  23. Verdadero o falso. El San Nicolás del CCCT siempre fue de colores.
  24. ¿De que era “sóbate que eso se hincha”?
  25. ¿Quién ganó el concurso el Bom Bom de Tío Rico?
  26. Nombre de la mascota de las Olimpiadas de Seul 88
  27. ¿Cómo se fue Raquel Lares del programa Cómplices?
  28. ¿Qué te regalaba el Tío Simón con un verso?
  29. ¿Quiénes eran las únicas tres personas que sabían el secreto de He-Man?
  30. Además de Teresita, ¿quien narraba las noticias en Contesta por Tío Simón?
  31. Animador del Match 4.
  32. Color de la camisa del gordito que apareció en la televisión el día del golpe de estado del 27 de noviembre
  33. ¿De quién se burlaban los waperó?
  34. Cierto o falso. Milka Chulina fue animadora de Sábado Sensacional.
  35. ¿Qué sketch de Radio Rochela fue sacado del aire por una sentencia de la CSJ?
  36. ¿Qué recuperó Topacio en el último capitulo?
  37. “Llegó el japones” era el jingle de que carro?
  38. ¿Quién fue Ninibeth Leal?
  39. ¿Qué entrega de premios fue apodada como los Oscar venezolanos?
  40. ¿Qué jingle de cuaderno era como flamenquero?
  41. Colores del logo del Negocio Redondo
  42. ¿En qué show cómico participó Emma Rabbe?
  43. ¿Cómo se llamaba el muñequito de 7-Up?
  44. ¿Quién era la corresponsal del programa Close Up de Gilberto Correa?
  45. Las cabbage patch kids fueron ridiculizadas en unas calcomanías. Como se llamaban?
  46. ¿El Topo Gigo hacía programas con quien Venezuela?
  47. ¿Quién cantaba el tema de Pasionaria?
  48. Actriz principal de Emperatríz.
  49. Fragmento de la canción del Club de los Tigritos.
  50. Voz de las propagandas de Venevisión.

Los que se animen a dejar respuestas bienvenido esta noche a la casa de Usted... en comentarios. El domingo pongo las que son.-

Thursday, December 11, 2008

Apología a los niños de Miss Pega

Hoy hubiese sido mi día favorito del año. Cada Navidad, Miss Pega me invita a su colegio a que les lea a unos 64 niñitos el cuento “Twas’ the Night Before Christmas”. Hacer esto es lo máximo; es servicio comunitario sin ley de por medio. El twist es que Miss Pega les dice a los chamos que yo soy un elfo de San Nicolás. La sorpresa de los niñitos va in crescendo a medida en que pasan los días para que llegue este supuesto elfo. Su sorpresa no se hace esperar cuando me ven entrando vestido de humano y todos en secreto preguntándose: “¿Quíen es este loco?” Siempre llego cuando están cantando la canción de Rodolfo el Reno y como yo me la sé (y hasta me invento un baile) los chamos me dan el beneficio de la duda completa.

Luego les cuento que “Toto” en idioma elfo significa “Santa’s Helper” (Miss Pega llora todos los años con ese cuento). Y ante los ojos incrédulos, les digo que me tengo que disfrazar de humano porque hay niños que no creen pero que debajo de mi disfraz tengo orejas enormes como los elfos. A medida que van agarrando confianza se acercan hacia mi y empiezan los conatos de violencia, tratando de arrancarme las orejas pero yo no me dejo.

Luego les leo el cuento y les voy contando historias del Polo Norte y como funciona la fabrica. Después cantamos canciones, dibujamos y les digo los nombres de los renos en 30 idiomas (el poder de la invención es grande). Todos los años sale una sesión de preguntas y respuestas en la que estos chamos se las dan de reporteros de Globovisión porque preguntan de todo. Desde el e-mail de San Nicolás, su comida favorita (sopa de reno) hasta cual es su restaurante favorito. Un año respondí que a él le gustaba el Elf Bar pero tuve que diluir mi respuesta, so pena de meter a Santa en un melange alcohólico.

De verdad es la mejor manera de pasar una mañana. Desde ayudaros a colorear, explicarles porque carrizos es que Rodolfo no aparece en el cuento que les eché y decirles como es que funciona todo eso de los regalos. Lo mejor siempre son los abrazos al final con un secreto al oído: “Dile a San Nicolás que lo quiero mucho…”, “Porfa dile que me despierte…” etc. Eso compensa por todos los males que uno hace en los otros 364 días.

Lamentablemente este año, con mi cita anunciada y un cambio de vestuario sugerido por Miss Pega, las alarmas del Polo Norte fallaron en sonar a tempranas horas de la mañana porque se fue la luz y me quedé sin poder echarle mi cuento a una nueva generación de chamos que creen. Y siento que fallé enormemente como Elfo, tanto que no sé como pude regresar al Polo Norte para decirle a San Nicolás que la clase de Miss Pega se quedó sin emisario. Gracias a Rodolfillo, San Nicolás ya sabía que mi alarma titilaba 12:00, 12:00, 12:00 a las siete de la mañana y salió corriendo para el colegio de Miss Pega. Todos sabemos que Santa mata a Elfo así que por lo menos no se quedaron con las manos vacías!

Por eso Miss Pega te hago una apología pública porque me perdí de una gran mañana pero te prometo que el año que viene voy con todo. Así sea que me tenga que disfrazar de Conejo de Pascua en Semana Santa e ir a repartir caramelos. Este Elfo no se lo perdonaría. Ya veré que les mando a tus chamos desde el Polo Norte en enero. No hay regalo más grande en la vida que estar con gente que tiene ese don: el de creer.

Merry Christmas to all and to all a good night!
Toto el Elfo.-

Wednesday, December 10, 2008

Our House

Vista por mi papá.-


Nuestra casa es así como Europa antes de la Comunidad Europea; tal cual, está dividida en zonas muy particulares que denotan las características de cada uno de sus habitantes.

Por ejemplo, está el área conocida como “Musipán” dividida en tres zonas fácilmente reconocibles: (i) una la cocina, donde la televisión nunca, pero nunca duerme, donde la nevera hace hielo y le gritan: ESO BURRERA!, donde en las noches al ver televisión, la habitante principal y única de su zona se queda dormida cual horrenda durmiente sobre el mesón del desayuno y cuando el patrón o la ‘comae’ la descubren dice que estaba ‘echando una pescaíta’ y donde el almuerzo que debe estar listo a la 1:00 p.m. (“not a minute more not a minute less”, como el tea time de la Reina) lo empiezan a cocinar a las 12:30 p.m.

(ii) la otra, conocida como la ‘hermana república’, la cual a su vez tiene dos regiones: el consulado, que por razones de reducción de personal está vacío y sirve de vestier de los ‘de a por día’ y la otra, la embajada, habitada por la embajadora, ya por 18 años. La embajada es digna de un tour; allí, en aproximadamente 8 metros cuadrados conviven San Antonio, la Divina Pastora, la Virgen del Valle, Nuestra Señora del Socorro, José Gregorio Hernández, Santa Bárbara y la Virgen de Coromoto, todos y todas alumbrados por su velón prendido (que la comae no puede ver porque “eso y que es brujería”, según palabras de su habitante).

También conviven una poltrona, una televisión que no prende, el radio con Plomo Parejo a todo volumen, las conchas de naranja secas y las ramas de eucalipto (“me voy a dar un baño”) y “la que te conté”. La “que te conté” es así como la Niña Diosa de Katmandú que no puede ser vista por los humanos, y la “que te conté” aparece en las noches cuando a la residente de la Embajada le da miedo ir al baño. (iii) por último está la zona de la “despensa y Tutankamón”, a la cual sólo tienen acceso la residente de la embajada y la “comae”.

Con respecto a la despensa, la embajadora tiembla cada vez que la “comae” la abre, pues el mero hecho de abrir la puerta es causal de guerra: se oyen ensordecedores que desastre!, que desorden!, que inmundicia!, esto lo ordené ayer y miren como está!, aquí nadie arrima una pa’l mingo!. Tutankamon por su parte, es un closet camuflajeado a lo Ana Frank que resultó de la división del consulado en dos. Tutankamon contiene los secretos de la familia, pues cada vez que algo se pierde se presume que está en Tutankamón. Este solo se abre en grandes fiestas patrias pues alberga los mas diversos tesoros de decoración dependiendo de la festividad: los carolers, el arbolito de navidad, el nacimiento, los adornos de halloween, de easter y una amplia gama de cornetas de sonido, aparatos de música etc.

Hay otra zona que es la parte de abajo compuesta por el reino del salón de entrada, salón principal, biblioteca (que es un nombre de fantasía pues lo único que no hay son libros), comedor, y terraza cuya absoluta monarca vitalicia por los siglos de los siglos es la “comae”. La comae dispone de su reino a su antojo, sin consulta con el consejo de gobierno de la casa (integrado por el Compi, Bibi, Dontonpuyi y Totín) y en su reino suceden los mas variados eventos: clases de italiano, reuniones semanales o bi-semanales de juntas directivas, cenas, desayunos, almuerzos, fiestas, ensayos de obras de teatro, bazares, decoraciones que cambian con la estación o día de fiesta, etc.

El reino de Totíns es el ala noreste de la casa. Nadie que entre en sus aposentos, debe osar hablarle o pedirle un favor cuando está en su despacho privado. Allí el es monarca absoluto. De su despacho salen los mejores escritos del reino, las tesis de grado mas profundas (la secesión de Chechenia!), las fotos del reino (al momento de ocurrir los acontecimientos) y humo, humo y mas humo. Aquí es siempre donde se producen los golpes de estado cuando la princesa única viene al reino. Su cuarto, es la parte “inglesa” del palacio; tiene escenas de cacería, colección de soldaditos de plomo, un mueble gigantesco que era de una estación de tren (van a tener que tumbar la pared cuando nos vayamos para sacarlo) y la mejor vista del palacio sobre el Avila.

Dontonpuyi, segundo de la línea de sucesión al trono (Bibi por la ley sálica es la tercera), ocupa el ala noroeste de la casa, la cual está formada por cuarto y baño que no usa. Un paseo por el reino de Dontonpuyi permite al visitante conseguir de todo; estrellas pegadas del techo, lámparas de colores y formas diversas que se enchufan y uno se siente como Alicia en el país de las maravillas cuando se cayó por el hueco del árbol; afiches de górgolas de Paris, la torre Eiffel convertida en jirafa; kits sexuales para hoteles de mala muerte (me lo mandaron a hacer en el Instituto) y en el suelo de todo el reino de Donton, el visitante podrá admirar el paisaje mas variado de pantalones, zapatos, calzoncillos, camisas, libros, cepillos etc. También prevalece en el ala noroeste que comentamos, la “orden del silencio absoluto” de los padres franciscanos y carmelitas descalzas, cuando su habitante principal está dormido. Al igual que el príncipe heredero, nadie, pero absolutamente nadie bajo pena de exterminio (incluye a Epi el loro) puede ni siquiera abrir la puerta para entrar a buscar el cepillo de pelo del compi o su crema de afeitar o sus zapatos negros que han sido confiscados desde la noche antes ni mucho menos hablar!

El ala norte de la casa o cuarto de los compis consiste de salón de entrada, habitación principal, vestier y baño. Es el único reino de la casa que debería ser un bi-reinato (digo bi, pues conviven dos), pero lamentablemente es también una monarquía absoluta! Allí también se escuchan edictos insólitos e interesantes de estudiar: Casa Nueva!, Ropa Nueva!, Marido Nuevo!, fue una proclamación interesante que volvió a instaurar la Monarquía en dicha ala. Otro edicto diario, que siempre depende de la hora en que el Bi-Rey lo utilice (mañana, tarde o noche) es: Ya terminaste? Necesito el baño!! Tienes horas en mi trono!

Se preguntarán donde es el Compi el monarca: su reino ha sido confinado al jardín. Ha habido varios golpes de estado fallidos como cuando el Compi decidió crear un ambiente balines para sus orquídeas, cuando construyó una fuente con cascada, cuando mudó a los bonsáis de sitio y finalmente cuando decidió guindar un chime del araguaney (que reclaman que no suena) porque tuvo que quitar el otro (porque sonaba demasiado!).

En el reino conviven los personajes que hemos contado, y Epi el loro, Sara la perra (que está ciega), los pescados del estanque, y el mismo es visitado diariamente por Bibi la Princesa, ardillas, loros, guacamayas y pájaros de toda especie. Los “bird watchers” no necesitan ir al Avila o al Parque del Este, ya que el Reino ofrece todo tipo de variedad.

El lema del reino es: disfruta la vida, ríete de todo y así serás feliz. Por eso todos los que lo vivimos o lo visitamos somos eso: FELICES PORQUE WE ARE FAMILY!!!

Does Princess Sophia want to come out and play?

“Toto ¿dónde puedo comprar doce pipís?” Así empezó mi mañana. La que pronunciaba las palabras era mi señora madre, lo que provocó que la espuma del café se fuera por el “camino viejo” como se le solía llamar a esa parte del cuerpo cuando uno era chiquito. Mi mamá es una señora de avanzada. La primera palabra que se aprendió en esta casa fue “coño” porque según ella, hay momentos de rabia en los que no pega otra afirmación. Ahora bien, desayunarse con un hijo y hacerle referencia al órgano masculino (y en cantidades de una docena) es romper flagrantemente el contrato paterno. Se habla de sexo solamente cuando UNO tiene una pregunta en su época de adolescente. No al revés.

No le podía preguntar si se sentía insatisfecha, cosa que hubiera hecho naturalmente con cualquiera de mis amigas, por lo que aparté el periódico y la miré con cara de “me debes una explicación.” Con cara de angustia me explicó que en su clase de italiano estaban haciendo un acto de fin de año. La obra, para miseria de mi madre, trataba sobre unas señoras que se reúnen en una conferencia estilo la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de cambiarle el nombre al que te conté. “Pero ¿por qué le quieren cambiar el nombre?” – le pregunté con curiosidad. No es el nombre más bonito de todos pero es como la palabra zapato. Se llama así porque sí. Mi mamá me reveló el final de la obra y no supe que contestarle, por lo que perdí interés y seguí leyendo el periódico.

- Toto, -me volvió a increpar- en verdad necesito saber donde puedo conseguir unos pipís porque yo soy la escenográfa.
- Bueno mami, en Kamastura.
- Ay no que angustia.
- Nadie te va a ver. Créeme que esa gente ha visto de todo.
- ¿Y si alguien me ve saliendo?
- Te montas en tu carro y te vas. Tampoco es que vas a salir de la tienda con un pipí inflable de tres metros, ya inflado.
- Yo no puedo ir para allá.
- Yo no te voy a ir a comprar doce pipís mamá.
- Que angustia ¿y que hago?
- Dibújalos.
- No….es que hay que agarrarlos.
- Mami, se acabó la conversación.

Así la dejé. Salí de mi casa a ocuparme de mis asuntos, preguntándome si habían otros hijos que se habían desayunado de la misma manera. A la hora del almuerzo había una bolsa extraña blanca en la entrada de mi casa pero nadie hizo alusión a ella por decencia. Imaginarse a la mamá de uno, seguramente vestida de Ninja a las diez de la mañana entrando por una puerta en la que esperas jamás encontrártela, fue suficiente. Ni hablar que en estos momentos hay una casa de Caracas en donde doce señoras, parlando en italiano, están teniendo una seudo despedida de soltera con el cambio de nombre del pene. Menos mal que no son diputadas. Suficiente con el cambio de nombre del país, horario, moneda y bandera como para también tener que llamarnos, íntimamente, de otra manera.-

Tuesday, December 9, 2008

La Invasión de los Hunos

Toto abre la cortina de su cuarto.
- Mamá son las 6:45 de la mañana. ¿Qué es este peo?
- Ah, hola! Hoy hay un bazar aquí. Baja para que me ayudes a cargar un mueble.
- ¿Qué parte de las siete de la mañ...
- Baja.

Bueno saber que la filantropía navideña no interrumpe el servicio ad honorem del hijo montacarga.

Monday, December 8, 2008

Buscando a Paris (y a las Cucaburras)

Esta mañana estaba buscando una foto por Internet de las cucaburras. Me desperté pensando en una canción de niños que tenía una referencia a esas aves y me dio curiosidad por saber cómo se veían. Satisfecha mi indagación me puse a pensar en algo extraño. ¿Qué pasaría si Google en verdad no fuese una máquina buscadora sino que fuesen humanos recibiendo inquisiciones de todas partes del mundo? Curiosos como yo que andan buscando respuestas a preguntas disímiles que se nos ocurren a medida que pasa el día. Mientras escribo, las copias viejas de la Enciclopedia Britanica me observan celosamente. Otrora, ellas hubiesen sido la fuente natural para una consulta. Ahora, con la celeridad y la inmediatez, el simple tipeo de “The rooms have a hint of asbestos and maybe just a dash of formaldehyde” te lleva a saber de inmediato que la canción que oíste en la radio en la cola de las doce es del grupo Panic at the Disco. Britanica jamás pudo hacer semejante hazaña. La lechuza de la sabiduría vuela despavorida en estos momentos. Toto sucumbió a Wikipedia.

Son curiosas las cosas que buscamos. Ya sea por necesidad de saber una información que nos es de utilidad para el trabajo o el estudio, por nuestro simple entretenimiento o porque, en verdad queremos saber qué demonios es una cucaburra. Me imagino que Google tiene a un personal empleado para hacerle seguimiento a las búsquedas y así poder detectar tendencias. Ya sabemos que Britney Spears y Obama fueron los nombres más buscados en Yahoo! en el año 2008. Ahora bien, imaginemos por un instante que Google nos enviase por correo todas las búsquedas que uno ha hecho en los últimos 365 días. Como si de una factura de luz o teléfono se tratase, indicándote cuantos bombillitos te has mandado o cuantas veces Josefa ha llamado para Colombia. Da hasta miedo porque, aparte de la pornografía (vamos, todo el mundo tiene su fetichito), el resumen de esas búsquedas constituiría el diario intimo más personal que tendríamos. Ni siquiera aquellos que guardan celosamente un librito de anotaciones en la parte de atrás de su mesa de noche, podrían tener un recuento tan detallado como esa lista.

Una de las cosas de tener un blog es que te permite ver las búsquedas de Google para saber como hizo la gente para llegar hacia ti. Generalmente es mi nombre, el título de este tea party, una canción o una película de la que haya hablado o un nombre de alguien a quien yo mencioné con nombre y apellido (que es en muy escasas ocasiones). Ahora, hay algunas búsquedas que me preocupan. No por lo que la gente ponga, pues cada quien tiene su curiosidad y en el tea party son más que bienvenidos. Lo que me preocupa es que yo haya escrito la respuesta y la pregunta que la persona haga lo conduzca hacia mí. Soy el juego Jeopardy! Ejemplo de ello son búsquedas como “escondites para meter droga en el carro”, “pezones triple x”, “la terminada de Hoopz con Flavor” y “como saber si mi marido ya no me ama.” Soy un hit seguro para alguien que está buscando algo de los Power Rangers y no entiendo por qué, pues los Rangers son posteriores a mi calvicie. Los del Zambal me detestan.

Esa curiosidad me llevó a ver mis búsquedas en la lista del Historial de mi computadora. Cuando uno era un puberto cubierto de acné lo primero que aprendió en Internet fue a como borrar esas búsquedas porque la verdad que Pamela y Anna Nicole lo tenían a uno ensimismado. Si bien, no hay ni un solo hombre que pueda decir que este tipo de búsquedas han disminuido (y si lo hacen mienten), el uso de la Internet se ha abanicado para otras áreas que generalmente se solucionan con llamar a un mecánico o prender E! Entertainment.

Por ejemplo, todas las búsquedas para tratar naturalmente un dolor de encías o de cómo reducir el ruido infernal que está haciendo el ventilador de la computadora. El sonidito whirlpool le jode el parque a cualquiera. La encía ya es el colmo. Es natural que alguna vez hayamos sentido curiosidad por Paris Hilton. La odiamos pero hay momentos en el que uno contempla el suicidio laboral y quiere saber si la más cucaburras de todas ya salió de tiendas. Por lo menos alguien vive la vida montada en el Jaguar que soñamos un lunes por la mañana. Así somos los terrícolas cibernautas. Una búsqueda tras otra en nuestro camino por curar nuestra curiosidad insaciable. Así sea para preguntar el por qué la curiosidad asesinó a los gatos. O a las cucaburras.-

Fun fact of the day: La Wiki nos cuenta que las cucaburras "son aves terrestres pertenecientes al grupo del martín pescador de Australia y Nueva Guinea. Las cucaburras se conocen principalmente por su llamado, que es sorprendentemente similar a la risa humana, sonido usado con frecuencia como fondo en películas ambientadas en la jungla. Las cucaburras ocupan territorios forestales en grupos familiares dispersos, y su risa sirve para demarcar fronteras territoriales, al igual que el llamado de muchas otras aves."

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...