Tuesday, January 27, 2009

Esa corbata es mía!

Quizás sea prudente escribir estas historias. Capaz alguna vez las querrás leer. Por mi parte es todo lo que puedo hacer, porque no puedo escribir sobre más nada que esto. No sé porque pero no puedo hablarte mientras estás dormido. Los demás te hablan y te hablan pero yo no puedo. Es que me parece que estás roncando tan sabroso que a mi me daría rabia si me despertasen. Pero eso sí, te rezo. Y tú sabes que yo jamás rezo.

El hecho es que te quiero. Y le doy tantas gracias a Dios que nos hayamos visto a la hora del desayuno, pues yo no tenía razón alguna para estar despierto. Quizás fue una ayudita de algún ángel que me despertó para decirme “necesitas esa última sonrisa” que nos dimos antes de que te fueras. Si fue algo del cielo o falta de sueño, en todo caso, lo agradeceré por siempre. La conversación de la noche anterior en donde fallé en levantar los ojos y verte de frente me hubiese carcomido los huesos si no hubiese tenido ese momento mañanero contigo. Tan bueno como ese ángel que tienes tú que nos hizo correr a rescatarte con la rapidez de una gacela. Momentos de angustia en los que solamente pensaba que mi mamá no se merecía estar sin su mejor amigo.

Es que eres el mejor amigo que una persona quisiera tener. ¿Quién prende un cigarro y se da cuenta que a la mitad de consumirse se van quemando unas letras que dicen “ganador un millón de Bolívares”? ¿A quién se le explota la camioneta a mitad de camino hacia una playa un 31 de diciembre y vuelve montado encima de una gandola con su mujer al lado y una botella de champaña abierta? Y así millones de preguntas. Yo no conozco a ningún papá que firme sus cartas con un “Dad” y siempre con una sonrisa sin ojos dibujada debajo de las letras. Así sea un papelito de regaño. Alguien cuya concepción de Margarita no es cargar una cava para arriba y para abajo sino comerse la isla entera y jugársela después en la noche. Porque eso si eres, sortario. Aún cuando siempre te burlas que mi mamá siempre pierde.

Me encanta que con cada uno de nosotros tienes una relación propia. Que sabes perfectamente como somos y, aún así, te provoquemos sonrisas. Y tienes tus momentos únicos y tus chistecitos con cada uno de nosotros, y que chévere eso que no sean genéricos. Como tus regalos de Navidad que siempre son personalizados. El Junip jamás se podrá bajar de un avión sin que ya tú lo estés llamando para “Welcome to … Pooh”, Bibi siempre se arrechará con Wendy y mi mamá siempre podrá ser objeto de tu burla con su “me saaabe a…” mientras baja la mano como si estuviese bajando el cierre de algún vestido.

Yo te atormento porque necesito tiempo. Tú no. Tú siempre estás listo. Pero estamos mandados a hacer el uno para el otro al momento de echarnos un cuento. Y no logras entender que no me gusta que me abraces tarde en la noche pero que no puedo dejar pasar un momento si no me abrazas en el día. Y no logras entender que hay veces en las que no quiero hablar contigo (porque no quiero hablar con nadie) pero que no concibo una mañana sin que me vengas a abrir la cortina a saludarme (o robarme un cigarrito escondido). Y no logras entender que yo ya sí, obvio que saludé a la señora tal y la saludé primero que tú pero que bueno que estás de acuerdo conmigo (cuando la señora se aleja), que ella es una ladilla china.

Te adoro. Porque no he encontrado a otra persona, hombre o mujer, que esté en tan completa admiración de mi como lo estás tú. Y eso a veces me da miedo. Una persona que me haya hecho creer en la magia de las cosas, la sencillez de la vida, el sentido invalorable del humor y el poder absoluto de una sonrisa. Alguien que le fascina ser papá. Y de esos no hay muchos en el mundo. Pero más que todo, que le encante ser mi amigo.

Love ya Dad.-

5 comments:

Carito said...

Toto me has hecho llorar y llorar!
Dios oiga todos tus rezos!
Un abrazo

idream2 said...

I'm bawling my eyes out...

You are in my prayers, even if I'm far away.

Anonymous said...

The mind, heart and soul that writes a piece like this deserves to enjoy all the time in the world with his dad, so trust that same angel who gave you that amazing morning smile, because hopefully he too, will give you your father for a long long time to enjoy!

have faith!

Anon.-

Rol said...

dude.
all I can really say and I know you understand.
Dude

idream2 said...
This comment has been removed by the author.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...