Monday, February 23, 2009

El Oscar a la Inspiración

Muy merecido el premio de Winslet pero a Streep
hay que otorgarle su propia categoría el año que viene

Creo que ésta fue la primera vez que vi los cinco largometrajes nominados a Mejor Película en los Premios Oscar antes de su entrega. Un mini Sundance Festival que me propuse en la que por dos días me encerré en mi casa y vi las cinco más Revolutionary Road, Vicky Cristina Barcelona, Tropic Thunder y Doubt. El hecho de haberlas visto todas en mi casa no se debe mi renuencia de ir al cine. Siempre he considerado que estas son las películas que deben ser disfrutadas en el cine.

Lamentablemente, la lentitud en ser traídas a Venezuela, donde se tiene que esperar meses para poder verlas, nos hace recurrir al vil formato de la piratería. Algo detestable pero que se ha vuelto común. Tan común que nos reímos de las propagandas que llaman a combatir la piratería de las películas con la misma moral que educamos a nuestros hijos. Pero no se puede combatir la piratería con anuncios propagandísticos que llaman a la concientización cuando el menú de la cartelera oficial no ofrece sino pésimas formas de entretenimiento, como “Cuarentena”.

Las cinco películas nominadas al Oscar me fascinaron. Una tras otra se me hizo imposible escoger alguna favorita. Descarté The Curious Case of Benjamin Button como un remake de Forrest Gump, justo cuando vi Slumdog Millionaire. Creí haber visto la mejor película de mi vida cuando vi The Reader pero en ese momento no había visto Milk. Ya para cuando Nixon le responde a Frost “no es ilegal si lo hace un presidente”, pensé que no ha habido un año en las que todas las películas fueran esenciales para la posteridad. Muy parecido a 1939 en la que Lo Que el Viento Se Llevó competía con El Mago de Oz, Love Affair y Mr. Smith Goes to Washington, a mi parecer el año pasado fue un año de muy buenas películas con contenido social que no solamente sirven como meras formas de entretenimiento, sino como perfectos ejemplos de inspiración.

Button inspira a creer en el amor. Por más que las circunstancias apremien, jamás se renuncia a la oportunidad para enamorarse. Slumdog es una genialidad visual que enseña a creer en la inteligencia de las personas, aún cuando no haya nadie a quien llamar como comodín. The Reader, una película hecha para Winslet y nadie más, constituye el poder de la compasión, aún a sabiendas que destapando un secreto, se arreglan todos los males. Milk origina sensibilidad ante los seres humanos. Una película que me temo no gustará en Venezuela por su contenido pero que debería verse sobre todo con ojos de tolerancia que nos hacen falta en estos momentos post electorales. Finalmente, Frost/Nixon, la película más inteligente de todas, apela hacia la verdad. Algo que ningún pueblo puede ser negado. Aún con la absolución de los culpables.

Todo esto se vio merecidamente reflejado en las interpretaciones que ganaron en los premios de anoche. Desde la locuaz María Elena de Penélope Cruz al renuente Harvey Milk de Sean Penn. El show por fin acaparó todo lo que los que nos sentamos a verlo año a año queremos ver: entretenimiento puro. Muestras de espontaneidad por parte de luminarias ordinarias que viven, por una noche, lo que nosotros los cinéfilos terrícolas, deseamos experimentar: la extraordinaria sensación que todo es posible. Inclusive la posibilidad que Rourke pierda.

El opening de Jackman genial en todo sentido (no tanto así el número con Beyoncé salvo la parte de Mamma Mía), el formato de presentación con generaciones de actores insuperables, los cuatro ganadores merecidísimos (sobre todo Winslet) y un tributo perenne a la India que seguramente revolucionó a todo Mumbai en exaltación y júbilo. No sé si yo hubiese votado por Slumdog Millionaire como la Mejor Película del Año. Quizás Milk o Button ofreciesen un legado para la posteridad de la misma manera que American Beauty o Titanic pueden ofrecer. No obstante, de eso se tratan estos premios: de inspirar a cualquiera a lograr lo imposible. Aún cuando le sigan negando los laureles que se merece por derecho divino,a la mítica Meryl Streep.

2 comments:

Mariale said...

Gracias por la excelente nota!

idream2 said...

I actually thought about you while watching the show...

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...