Monday, April 27, 2009

Carta a Santiago

Bienvenido al mundo. Hay gente que dice que es horrible pero a mí no me parece tan malo. Claro, estar metido en una pancita caliente, nadando por nueve meses es probablemente un estado de vida ideal. Yo te entiendo pero no te preocupes. En el mundo exterior, tenemos algo parecido aquí también. Lo llamamos jacuzzi. Por la comida, no te preocupes por ahora. Vas a seguir comiendo gratis. Solo que ahora te van a pegar la boca a algo que te ocupará la mente por el resto de tus días. Las odiarás cuando tengas siete, te intrigarán cuando tengas trece, te regañarán si tocas una a los catorce, te parecerán irresistibles a los diecisiete, te sentirás en casa a los veinticinco y las extrañarás cuando tengas sesenta. No te puedo explicar más sobre esto porque me regañan a mí. Con el tiempo sabrás por qué.

¿Qué decirte sobre tu día que te sirva de lección para el futuro? Naciste en un día en donde no solo los médicos que te dijeron “hello” tenían tapabocas. Una gripe horrenda azota al mundo y nos tiene a todos preocupadas. Es como cuando vayas al colegio y te devuelvan a tu casa porque hay un brote de piojos. Nadie sabe quien fue ni nos interesa el culpable (salvo a algunas mamás que ya verás con el tiempo que no son tan chéveres como la tuya). Lo que buscamos es que a las personas que no tienen gripe no les dé y a las que sí tienen darle bastante Vic Vaporub para que se mejoren. Así todo el mundo estará contento y podrán volver al colegio.

Eso pasa en este mundo. A veces nos da gripe. Y nos enfermamos de unas cosas horribles con nombres que tú encontrarás extraños como pobreza, inflación, corrupción, calentamiento global, hambruna. Tú estás muy chiquito para encargarte solito de remediar estas cosas y ponerle una curita. Lo que sí te tienes que ocupar es de abrir tus ojos bien grande e interesarte por los demás que no tienen la suerte que tienes tú y no botar cosas al suelo para que cuando seas grandote puedas ser útil con tu mundo.

En el día que naciste un país le dio a un político importante en Venezuela la oportunidad de decir “tacho” y quedarse con ellos, porque había otros políticos que no estaban de acuerdo con lo que él decía. Esto es importante que lo sepas porque vas a crecer en un mundo en donde todo el mundo tiene ideas en la cabeza. Algunas locas, otras buenísimas y algunas –las más sabias- inteligentes. El problema es que somos tantos que a veces nos es difícil decirle a la otra persona el porqué no estamos de acuerdo con su idea. Y eso está mal.

Si te toca pelear alguna vez con tus amigos, tienes que entender que hay veces en los que ellos no van a querer jugar al escondite como quieres tú. En otras, tú no vas a querer patear la pelota de fútbol como quieren ellos. En vez de ponerte furioso y no dejarlos hablar, tienes que entender que ellos quieren algo que tú también quieres: jugar. La cuestión está en ponerse de acuerdo en qué juegan y como lo juegan. Cuando seas grande entenderás que a “qué juegan” se le llama Estado. A “como lo juegan” se le llaman leyes. Jamás te burles de las reglas ni las irrespetes. Son lo que te van a enseñar todo lo que necesitas saber sobre cómo comportarte con los demás.

Tú dirás “Berro. ¿Me tengo que preocupar por todas estas cosas cuando yo no tengo ni horas de haber venido a este mundo?” Y mi respuesta es sí. Porque cuando yo estaba chiquito la gente grande me decía a mi “no te preocupes mi amor que esto es un problema de gente grande”. Ahora que soy grande, esa misma gente se voltea a preguntarme que qué pueden hacer. Porque nunca encontraron la respuesta. Y la respuesta es sencilla Santiago. Lávate las manos, cepíllate los dientes, come manzanas, reza “Las Cuatro Esquinitas” o en la que más creas, practica un deporte, juega con los demás, lee todo lo que puedas, escribe todo lo que sientas, dale la vuelta a un atlas todo los días de tu vida, canta, pinta, saca cuentas con tus metras.

Sé curioso con todo lo que te rodea pero lo suficientemente sabio para distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo. Da las gracias a quienes te ayudan y aprende, sobre todas las cosas, a pedir perdón si cometes errores. Todas esas cosas te ayudarán en la vida cuando tú seas grande. No puedo pensar en otra lección que pudiera darte para que seas absolutamente feliz en tu vida.-

Toto (alguien de quien tu Mamá piensa podría hablarte a tí de estas cosas).

Nota: Mi gran amiga La Gorda dio a luz a su primer chamo Santiago, hoy en la tarde. Ignoramos cuanto midió, pesó, si fuma, toma, baila pegado o es socialista. Lo único que sabemos es que esto fue un día feliz.

4 comments:

Anonymous said...

Que belleza! you´ve covered all the bases!!!
Me he vuelto fanatica de este blog, al que no me acuerdo como llegue (jaja), pero siempre me hace reir, pensar y hasta llorar

Valentina R said...

Scooby que lindo el post!

Santiago bienvenido al mundo y recuerda hacerle caso al Tio Tots que bastante que se ha gozado su vida :) Y mira que todo lo que te escribio es muy cierto.

Todas tus tias y tios tendran mucho que enseñarte asi que preparate! Pero de seguro vas a gozar toda tu vida porque tu mami se va a encargar de eso y mas! Y cuando tu mami te vuelva loco solo llama a tu Tia Tina que saldre al rescate!!!

Te queremos mucho Santi y tu Tio Pancho y Yo esperamos conocerte muy pronto!!!!

Tina

Andre... said...

Ensenale a rezar las 4 esquinitas lo mas rapido posible! Es la méjor de todas!!!
Como siempre de otra adicta a este blog solo puedo decir q Santiago tiene la bendicion de recibir regalos como esta carta toda su vida!
Bellisima toto!

Bibi said...

QUE HERMOSURA DE POST!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...