Monday, May 25, 2009

¿Quién está a la izquierda?

No fui a un colegio católico. No voy a misa regularmente. Mi última confesión fue cuando me confirmé hace siete años y creo que en ese momento, no dije toda la verdad sobre mis pecados. Soy de los que bosteza. Bastante. No puedo quedarme quieto. Volteo a ver quien vino. Me encanta la segunda lectura pero no me puedo aprender el salmo responsorial. Estoy seguro que me persigno mal y hasta ayer el nombre Pentecostés me parecía el mejor nombre que lo pudiese poner a un unicornio. Bastante con decir que me considero lo suficientemente blasfemo dentro de mi propia Iglesia.

El problema de ser un ignorante de las enseñanzas de tu Iglesia, significa que mientras los demás repiten el Credo, uno está pensando. ¿Si Él está sentado a la derecha del Padre, entonces qué o Quién está a la izquierda? Raspé un examen en Derecho una vez porque se me ocurrió explicar el aparato estadal utilizando la figura de la Santísima Trinidad. Me pareció completamente lógico (y es completamente verídico) decir que el Estado –como la Santísima Trinidad- es un ente único fragmentado dentro de esa unicidad en los poderes del Padre (El Ejecutivo), el Hijo (el Legislativo) y el Espíritu Santo (el Judicial). Nota: no referirse a la religión en un examen oral cuando el profesor resulta ser un sacerdote jesuita.

No critico a quienes profesan la religión ciegamente. Quisiera ser como ellos. Lo único es que hay veces durante el sermón en las que me provocaría levantar la mano para hacer una pregunta. Es el perfecto momento para que una persona honesta te cuente como alguien dos mil años atrás enseñó a vivir honestamente. Pero si ese es el camino, uno esperaría que hubiese un foro de preguntas y respuestas. A ver si uno está entendiendo bien la parábola de los talentos. O la del buen samaritano.

De repente es que estoy yendo a la Iglesia que no es. O en la religión equivocada. Teodoro Roosevelt dijo una vez en un artículo* que una comunidad en la que los hombres han abandonado, burlado o ignorado sus necesidades religiosas, es una comunidad en rápido declive. En eso estoy de acuerdo, puesto que no soy de los que antepone la ciencia sobre las necesidades religiosas. Me parecen que ambas son compatibles. El eslabón perdido ha podido salir a la palestra y yo sigo rezándole a la Virgen María en tiempos de crisis.

Roosevelt explica en el artículo, que él sabe que existen todo tipo de excusas y que uno bien puede practicar su religión meditando frente a un río o bajo un árbol o en su propia casa. Pero también sabe que el hombre rara vez utiliza el tiempo que usaría para estar en misa, dedicado a la meditación interna. En eso estoy completamente de acuerdo pero espero encontrar un sitio en el que yo sienta que pertenezco. Me pasó en una iglesia en Maine. Una de esas localidades pequeñas con un número reducido de vecinos que cantaban himnos de copias raídas e identificaban las enseñanzas con ejemplos locales. Una idea completamente comunista en el ámbito político pero que en planos de creencia religiosa, me vino como anillo del pescador. Porque en verdad, yo quiero saber qué hay a la izquierda del Padre. ¿Una ventana?

I need a friendly priest.-


* Roosevelt, T. (1917) "Going to Church" Ladies' Home Journal. El link se puede encontrar aquí.

4 comments:

Nina said...

Mi cura es lo maximo. Cheaper than therapy, que es lo más importante. Es joven, súper inteligente y reconoce que muchas veces es la iglesia católica la que pone las cagadas, no quienes acudimos a ella.

Want his number?

Toto said...

Eventually I'll need it.

cori said...

Seminario de San Lucas en Colinas de La California

give it a try

Manuela Zárate said...

Chamo, primero que nada...nos confirmamos hace 9 años, no siete. Jajaja. I was there too remember?
Te acuerdas el carajo diciendo que si el esposo le pega a la mujer, pues que se lo cale, que eso ella lo debió ver antes de casarse...DARK..lo peor es que he aprendido gracias al Vicario, que ESO NO ES VERDAD. Amiga, si le plantan su ojo morado, únase a mi grupo y anulemos. Coño Juan, el Vicario es muy pana! Lo puedes llamar.
En fin...coño, hay de todo chamo. Como hay médicos buenos. Médicos malos. Ingenieros de mierda, tipos brillantes.
Yo rezo mucho en mi casa. Una misa que me encantó fue la de Manzanares a las 10 am. Es Gospel, pero con gente blanca.
Al final, lo más importante es que con quien conectas TU y eso es muy personal. Pero primero que nada conecta con Dios, y fortalece tu Fe. Lo de aquí de la tierra, you'll figure it out. Y siempre recuerdate que te diga lo que te diga el cura, es como la canción de Tammy Wynette: After all, he´s just a man.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...