Saturday, June 27, 2009

Cuéntame la historia (detrás de tu zarcillo)

Cuéntame de ti. Cuéntame asteroides hasta que llegues al B 612. Cuéntame “cómo te ha ido y si has conocido la felicidad.” Cuéntame un desenlace. Cuéntame un principio. Cuéntame un invierno. Cuéntame un cuento bien contado. Cuéntame una anécdota que me haga reír a la mañana siguiente. Cuéntame lo que no sé de ti. Lo que no le has confesado al cura, sin que sea el futuro ni que sea el pasado. Cuéntame hoy, cómo te sientes, debajo de la lluvia con los zapatos secos. Cuéntame cuentos que tarden mil y una noches, cuéntame chistes que sean malos. Cuéntame tu biografía en positivo. Cuéntame las estrellas sin enseñarme la Luna. Cuéntame el cuento del “árbol dátil de los desiertos; de las mezquitas de tus abuelos.”

Cuéntame el deseo cuando soplas las velas. Cuéntame quien hubieras sido si no tuvieras miedo. Cuéntame si tu perro se parece a tí. Cuéntame cuál sería tu desorden psicológico o a cual de las morochas Olsen asesinarías. Cuéntame en qué piensas cuando cierras los ojos. Cuál es el cuadro que te mueve el piso, la canción que es tuya, el poema inédito. Cuéntame cuántos terrones de azúcar le pones al café. Cuéntame cuál es tu perfume. A qué hueles cuando te sientes insuperable. Cuéntame de París y si encontraste la respuesta. Cuéntame qué se siente. Cuéntame de las hojas de tu pasaporte, de las hojas de tu diario, de alguna fotografía en blanco y negro. Cuéntame de tus lagañas, de quién eres cuando sueñas. Cuéntame como pintas. Cómo es tu autógrafo. Cuéntame tu discurso de aceptación. Tu sonrisa de quinta finalista.

Cuéntame qué te enerva. Cuéntame que lames la paleta. Cuéntame tu causa perdida, tu oración por excelencia. Cuéntame de aquella carta que no terminas de botar. La historia detrás de algún zarcillo. Cuéntame hasta donde manejas y “quién cabalgará tus caballos indómitos.” Cuéntame para qué sueño ahorras. En que pecado no escatimas. Cuéntame cuando fuiste ladrona. Detective. Espía. Oficial de aduana. Cuéntame qué opinas del bigote. Cuéntame de tus manos. Cuéntame cuál es tu trago. Si metes los dedos en la hielera. Cuéntame cuántas veces has pensado en escapar. Cuéntame cuantas noches te han sido eternas y si te han querido lo suficiente como para leer el periódico. Cuéntame de ese vestido. Cuéntame de ti.

Porque de mi sabes todo pero yo no sé absolutamente nada de ti.-

11 comments:

sophie said...

Creo que es la primera vez que escribo aquí, para confesar que leo lo que escribes casi todos los días.

Aunque esto tenga algo de Miss Alice, a quien también leo, me atrapó demasiado cada cosa que dices.

Sigue siendo tan talentoso y saludos.

Bibi said...

:O :O :O
It´s all that i have to write!

Carito said...

20 puntos a tí por cotinuarlo y a Miss Alice por inspirarte escribiendo el principio!
Es realmente hermoso.
Ojalá todos los que amamos contar cosas encotremos a alguien que nos diga "cuéntame..."

Anonymous said...

Amé este escrito.
Cuando amamos esas confidencias se convierten en un "TODO"?
"Cuéntame quien hubieras sido si no tuvieras miedo" Me mató, me fascinó. Realmente la mayoría me alucinaron.
pero....
"Cuéntame de tus lagañas.." esa me pateo, odio esa palabra..ouch noo...
t.

Daniela Truzman said...

Creo que acabas de conseguir un nuevo post que le quite el galardón de más comentado a Quiero una mujer que le de frío en las manos. De verdad que tu capacidad de transformar las palabras no deja de sorprenderme.

Felicitaciones a ti, a Miss Alice y hasta a la Musa que hizo este post posible.

p.d. No te digo que escribas posts como éste más seguido. Es preferible que nos los entregues así, en pequeñas dosis, para poder admirarlos como se merecen.

Andrea said...

Cuentame que piensas cuando te decimos q eres nuestro guilty pleasure! Outstanding once again!!

Manuel Andrés Casas said...

caray!

eye of the gate said...

Clap, clap, clap!
Standing ovation Mr Tots

E.Rigby said...

You made my day with this post :)

Beatriz E Moreno said...

Despues del de Nina no pude evitar volver a leer el tuyo. Este post merece muchos mas comments. Me dio risa recordarme porque no había comentado cuando lo leí por primera vez.

@beatrizcarolina said...

Puffff y así suena el espacio en el silencio que quede luego de leerlo. INDESCRIPTIBLE cada imagen que paso por mi mente al leer cada frase. Just love it

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...