Friday, July 31, 2009

Cuentos cortos de familia para Miss Alice (que está aburrida)

  • Es bueno saber que yo no soy el único al que le pintaban la planta del pie en una hoja de papel cuando mis papás se iban de viaje para enseñársela al vendedor de zapatos y así encontrar la talla de mis mocasines.
  • Mi papá se ganó una vez un millón de Bolívares en una promoción de Astor Azul. Sabías que te ganabas el premio si te tocaba un cigarro con filtro azul dentro de la caja. El problema es que mi papá se lo fumó hasta que se dio cuenta que era demasiado tarde.
  • El cuarto de Josefa se llama el Banco de Tequendama porque siempre le robamos plata a ella. El lavandero se llama El Consulado de Colombia.
  • Un socio de mi papá estaba atravesando la Plaza La Castellana cargando una bolsita marrón. Un motorizado pasó volando y se la arrancó. El socio se echó a reír. Adentro de la bolsa estaba su examen de heces.
  • Mi madre desmayó a una señora cuando le estaba contando con lujo de detalles uno de sus tres partos.
  • El colegio de mi hermana era tan ilógico que una vez las castigaron a todas porque alguién se tiró un peo y nadie confesó. Mandaron a llamar a todos los padres y representantes a una reunión para contarles de la mala educación de sus hijas. Los padres reciprocaron formando un semerendo peo.
  • Planificando el viaje de graduación, una levantó la mano y preguntó "¿Dónde queda Alta Mar y porque nos vamos a pasar tantos días allí?
  • Mi papá le pidió a mi mamá en un viaje por carretera de Paris a Mónaco que le contase sobre el año que ella vivió en Suiza. Llegaron a Montecarlo y mi mamá todavía no había salido de Maiquetía.
  • Mi Tía Ana Cé se encontró a un señor en la calle, lo abrazó y le dijo “mi amor tanto tiempo que no nos vemos.” En la noche, viendo la televisión, se encontró con que ese era el abogado de la contraparte en el juicio de mi tío Candy.
  • Mi ilusión de Disney se perdió completamente cuando mi prima se le paró detrás a Pluto y me enseño que tenía Velcro en el cuerpo.
  • La hermana de Mayen insistió que un comensal en un restaurant era Giorgio Armani. Su papá para fastidiarla firmó en el libro de visitantes “Giorgio Armani”. La fanática corrió a la mesa, haló al tipo por la bufanda y empezó a vociferarle al señor que revelase a todo el restaurant que él era Giorgio Armani. Hasta el sol de hoy no las dejan entrar al restaurant.
  • Befea, la que trabajaba en casa de la Gorda, se estaba bañando cuando sonó el teléfono. Como estaba sola en la casa, salió desnuda a atenderlo. En ese preciso momento llegó toda la familia. Befe se tapó sus partes con una maletica de Snoopy.
  • Alejandro mi hermano se compró con la tarjeta de crédito que le dio mi papá un time sharing en el Hotel Tamanaco cuando tenía quince años. A él le pareció genial la idea de poder usar la piscina y el bar en una nota de family fun. Hasta el sol de hoy Alejandro no tiene tarjeta de crédito.
  • En una clase de Derecho Penal, Furla mi amiga respondió a la pregunta “¿A quién pertenece el cuerpo del muerto?” con la siguiente respuesta: “al asesino.”
  • A la Gorda la botaron del colegio por pintarse los ojos con Markette. En un acto de pava se robó el carro (vive tres edificios al lado del colegio) y fue a buscar el libro de Biología que se le había quedado en el carro. Unos choros le tumbaron la camioneta. No salió por un año entero.
  • Teresita se perdió en su primer día de clases yendo a la Universidad Católica. El problema es que se perdió en frente de la Clinica El Avila. Furla mi amiga fue más allá. Se peló el cruce y terminó en La Guaira.-

Llévatelo.-


    4 comments:

    Tropical Blonde said...

    Love the short stories! my fave is the one with your mom telling the whole story while your dad was driving ... priceless

    Jose Leo said...

    Hey, Toto.
    Sabes que hace como dos años fui al Celarg a una obra de teatro llamada MARRÓN, cuya trama estaba inspirada en un suceso exactamente igual a la anécdota del socio de tu papá y su bolsita marrón.
    ¿Se habrán inspirado en él o este hecho ya ha sucedido en otras oportunidades?
    Saludos.

    Excelente post.

    Toto said...

    Jose: entonces debe ser que el socio es un embustero que se apropió el cuento jejeje porque es demasiada casualidad. Yo lo daba como un hecho.-

    COOKIE said...

    lo logré!

    También te puede interesar:

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...