Saturday, July 25, 2009

Life’s short. Gotta go boogie

Con dos rollitos de papel toilette embutidos en la nariz para contener las cataratas del Niágara y un pedazo de papel pegado en la barbilla porque me corté afeitando, decreto el fin de mi gripe misteriosa. No me mejoré pero se me acabaron los pantalones de pijama. La vida en verdad no es nada interesante cuando se ve para el techo. A menos que descubras que el techo tiene comején. No hay peor tragedia griega moderna que anunciar en tu casa que hay comején. Puedes confesar que eres el principal narcotraficante de tres vecindarios aledaños con afinidad por el juego de croquet en las tardes para captar clientela y eso no es tan trágico.-

Me largo. El día está tan bonito que raya en lo cursi.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...