Sunday, July 5, 2009

Simón Bolívar for Tom Ford

Quizás modernizando a Bolívar lo entendemos y hasta nos cae mejor. Él no tiene la culpa. La verdad es que nunca la ha tenido. Cada generación o cada régimen gubernamental – que éste no es el primero – hace de él un pop icon según le convenga. Bolívar el héroe, Bolívar el mártir, Bolívar el sueño y hasta Bolívar rouge, obstinan a cualquiera. Pero igual es curioso ponerse a ver que para la firma del Acta de Independencia de Venezuela en 1811, Simón Bolívar tenía exactamente veintisiete años (faltaban tres semanas para su bonche de cumpleaños). Dos días antes, como miembro de la Sociedad Patriótica, había ofrecido su primer discurso político.

Si algún merito le tenemos que dar a nuestros antepasados, es que lograron hacer todo – cortejar, mudarse, pelear e independizarse- sin Blackberry y sin Globovisión. Si bien los éxitos de Bolívar no tendrían que ver con la firma del Acta en si sino en hazañas posteriores, comenzar luchando por una batalla liberadora a los veintisiete años y sin Blackberry es suficiente como para que Nike y Rolex le ofreciesen al Bolívar de hoy un contrato publicitario. Miramax su propia película.

No sé si el efecto hubiese sido el mismo si Bolívar fuese producto del siglo XX. Haber nacido en 1983 lo ubicaría hoy (2009) en la misma edad que tenía cuando se firmó el Acta de la Independencia. Seguramente estudiado en colegio jesuita donde aprendió a pasarse la mano de lado por la pollina, hubiese jugado golf y sería uno de los cinco hombres que mandaron al tour de quince años –para que conociese Europa y se relacionase con alguna señorita de apellidos hyphenated. De repente estudiando Derecho le vendrían las ideas reaccionarias contra el régimen y decidiese, en un delirio sobre Sabas Nieves -oyendo Rage Against the Machine en su Ipod- que ya no aguantaba más la situación de represión. Pero eso lo hubiese convertido en una de dos cosas: o un tira piedra encapuchado con moto propia o un miembro juvenil de algún partido político que se promociona por Facebook.

Y ya para los veintisiete, con la compra del apartamento de noventa metros en veremos porque el crédito inicial dependía de una transferencia de dólares de CADIVI, el carro en el taller, la calvicie a cuestas y la esposa con la gripe porcina, sería difícil despertarse un día y marcar en su calendario motivacional: “Hoy voy a liberar a mi país… Y después como a cuatro más.” El coach, el psiquiatra y el cura –artífices modernos de la Santísima Trinidad – le hubiesen prescrito pepas contra la bipolaridad. Sus panas “patriotas” lo hubiesen puesto en Spam porque “que fastidio con las cadenas y los e-mails de Simón, pana”. Hubiese entrado en el Concurso “Ideas” pero con solo un premio de consolación como recompensa. De esos con calcomanías que dicen “nice try.” Es demasiado descabellado creer que el sueño de un carajito es, en efecto, lo que más le conviene a una sociedad.

¿O es tan absurdo creer que Bolívar no lo hubiese podido hacer en esta época? Roger Federer (tenista) 15 Grand Slam: 27 años. Gustavo Dudamel (conductor) primer recipiente del Anillo de Beethoven: 28 años. Charles Lindbergh (aviador) primer vuelo en solo transatlántico: 25 años. Michael Phelps (nadador) catorce medallas de oro en los Juegos Olímpicos: 24 años. William Lawrence Bragg (físico) Premio Nobel en Física: 25 años. Chad Hurley (empresario) fundador de You Tube: 32 años. Alia Sabur (profesora) la profesora universitaria más joven del mundo: 18 años. Mark Zuckerberg (programador) inventor de Facebook: 25 años.

En la Historia fueron Colón, Maquiavelo y Descartes los viejos de la partida, cementando su fama a los cuarenta. Calvino, Pericles, Alejandro Magno, Lutero, Miguel Ángel, Diderot, Mozart, Thomas Jefferson, Kafka, Ford, Gandhi y Jesucristo Súper Estrella, estuvieron ahí haciendo lo mismo que Michael Jackson, Nelson Mandela y Truman Capote hicieron de sus veintes. No fue su época de experimentación y cuestionamientos de “cuando sea grande quiero ser”. Fue más bien una década de logros. Hay sueños a los que no se nos permite ponerle pausa.

No es tan errado entonces pensar que Bolívar estaba en lo cierto a su corta edad para querer cambiar todo un país. De ser así, no es anticuado remozar la imagen pop de Bolívar para que sirva de inspiración en el camino hacia el cambio. A fin de cuentas, esta generación sí tiene Blackberry.-

9 comments:

sophie said...

Excelente post! Me parece interesante cómo proyectas la vida del Simón Bolívar moderno, me dejas algo en que pensar.

Saludos!

Anonymous said...

EXCELENTE..GENIAL!!

Ricardo Tinoco said...

Lográste en las 74 lineas de este post explicar los deseos más grandes que tengo, lograr hacer de mi vida lo que quiero hacer antes de dejar los 20 (tengo 19), pero esta sociedad se empeña en decirnos que nuestra vida de méritos y logros debe empezar a los 30, bullshit.

Mi parte favorita "En la Historia fueron Colón, Maquiavelo y Descartes los viejos de la partida, cementando su fama a los cuarenta. Calvino, Pericles, Alejandro Magno, Lutero, Miguel Ángel, Diderot, Mozart, Thomas Jefferson, Kafka, Ford, Gandhi y Jesucristo Súper Estrella, estuvieron ahí haciendo lo mismo que Michael Jackson, Nelson Mandela y Truman Capote hicieron de sus veintes. No fue su época de experimentación y cuestionamientos de “cuando sea grande quiero ser”. Fue más bien una década de logros. Hay sueños a los que no se nos permite ponerle pausa."

Me encanta que un post me inspire.

Manuel Andrés Casas said...

Siempre van a haber cosas o campos en los que podamos ser pioneros, lo único que hace falta es que nos atrevamos.

Toto said...

Sophie: Es que nos ponemos a ver y SB en nuestra era es cualquier chamo sentado en el cine del Centro San Ignacio. La cuestión fue que él dijo "hasta aquí llegamos".
Ricardo: Esa fue la idea del post. Siempre nos dicen colegio, universidad, postgrado, matrimonio, trabajo, asociado, socio y despueeeeeeees sé tú. Pero yo he encontrado que la gente que tiene las MEJORES ideas son gente de tu edad. Cierto, preparación y experiencia hacen toda una diferencia pero hay gente que tiene ideas que no pueden enseñarse. Esos, son líderes.-

Luis Miguel Baclini said...

Interesante post.

Es gracioso tu comentario y a la vez certero y vigente: la utilización de SB a conveniencia y como idolo pop según la era o regimen de turno en el que nos encontremos.

Carlos Rangel decía que Bolívar era un hombre mal interpretado popmposamente citado. (que desgracia cuando cae en boca de los comunistoides que nos gobiernan)

Mis respetos.

Prof. Jonathan G. said...

si...sin dudas es buena la vision que plasmas...pero creo en mi modesta opinion que trivializas demasiado a Bolivar, sin el animo de endiosar al hombre, hay demasiada diferencia entre la generacion de veinte añeros patriotas que libraron la independencia y la actual, y no es porque no tuvieron celulares, redes sociales y canales de television, no es por que tubieran cierta posición economica, que les permitiera viajar por el mundo y todo eso, eso me parece trivial y superficial, eso no hace a un heroe -por llamarlo así-, creo que el asunto va mas por lo que ya poseian en su indumentaria intelectual, a los 20 años; en aquella epoca de oro, los jovenes se habian leido y releido a todos los clasicos de la literatura, la ciencia y la filosofia, discutian de asuntos tanto del alma como de la la politica(no desparramaban su tiempo viendo TV), aquellos jovenes en el siglo XIX,al menos a los que les era posible, dedicaban su vida a la formacion moral, academica y en algunos casos a la militar, quizas a ello se deban sus grandes logros. Ahora, en lo que respecta a nuestra generación hay que decir que somos unos tarados, el que mas, se habra leido uno o dos libros, y ni decir de nuestra formacion moral, dibujada por MTV y otros degeneradores de la juventud. por ello es dificil que aunque los gobiernos se dediquen a promociorar proceres "IDOL",surga alguno del tipo mesianico y salve este país (por lo menos no lo hay entre los que nos muestran los medios), no dudo que lo haya por ahi sentado en algun parque leyendo aun los clasicos y formandose moralmente, por lo menos eso espero yo.

Prof. Jonathan G. said...
This comment has been removed by the author.
Lucas Blancon said...

NUEVO COLONIALISMO
La dependencia económica es el nuevo colonialismo, por la nueva monarquía u orden mundial, es decir, el orden financiero; basado en el préstamo, la deuda, las armas, la guerra y el monopolio y manipulación de todos estos negocios por un ente casi invisible: La Monarquía Mundial Financiera o LA CORPORACIÓN BRITANICA; aun EEUU es víctima de ella, desde su engañosa independencia en 1776. Siendo la primera emancipación de este tipo. Muchos de aquellos líderes “libertarios” fueron manipulados y engañados; pero hoy sus gobernantes a sabiendas de su servilismo, son hipócritas y más fieles a logias secretas supranacionales que a su propia nación; porque sus promociones, altos grados y respaldos, los alcanzan o reciben, por hacer actos muy vergonzosos, para después poder ser manejados fácilmente a punta de chantajes por sus tutelares corporativos.
Así es, hoy, igualmente en todo el mundo. El G20 actual o países más desarrollados, al igual que EEUU, también han sido víctimas y colonias desde hace más de 200 años de LA CORPORACIÓN BRITANICA y su pulpo bélico y bancario, que se enriquece con el “Gran Teatro o Engaño Mundial” que han impuesto entre las naciones, su propósito es instaurar el caos general, sacarle partido a esto y desmantelar el mundo para debilitarlo y finalmente gobernarlo. Para establecer un NUEVO ORDEN MUNDIAL. Esto se explica muy bien en LA CONSPIRACIÓN MUNDIAL DE LA MAFIA X, léalo gratuitamente en la web: www.lucasblancoacosta.com
Lucas Blanco Acosta

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...