Monday, July 27, 2009

Uno se puede acostumbrar a los fantasmas


Cenando esta noche con BFF, Sally Mae y Roche Bonche a.k.a the Ghosts of Harvard Past:

Ghosts: ‘Toto, ¿Cómo van los chamos de Harvard?’
Toto: ‘Ni idea, yo me salí hace tiempo.’
Silencio sepulcral. Lentos aplausos. Standing ovation.
Toto: Cabrones.-

No sé que me está pasando estas últimas semanas pero siento que están volviendo todos mis fantasmas de épocas en las que tenía pelo y no sabía lo que era pagar una tarjeta de crédito. ¿Qué le pasa a la gente internacional (por no decir de los nacionales fantasmas) que decidieron regresar a mi vida, todas en un fin de semana? Me había acostumbrado tanto a verlos en pixeles y a oírlos a través de emoticones en Messenger que abrazarlos de manera tridimensional raya en lo psicótico. Pero que sabroso es volver a ver gente. El tiempo calendario se detiene y sí, aún cuando es cierto que se deben de hablar de cosas horrendas como la paternidad, el seguro médico y el hipertiroidismo, el mismo chiste, gesto y guiño permanece. Sólo que ahora el twist es que el hombre Q-tip es padre, la que olía a tabaco y Chanel dejó de fumar y la former Lesbian Bitch se muda con el novio. Gajes del oficio que no quitan lo bailado.

Así me está pasando con todos mis fantasmas. Los que vinieron, los que están y los que vendrán. Pero repito. Uno se puede acostumbrar a esto. No vengan todos a la vez por favor.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...