Tuesday, August 4, 2009

La Isla de La Totona


He decidido independizarme. Crear un nuevo Estado. Quizás sea Presidente, quizás no. Todavía no me han dado las ínfulas políticas como para querer ver un busto en la plaza central de mi nuevo país cuando ya esté en esa época decadente que llaman “mal de cuerpo pero estelar de mente.” Pero bueno es mi idea, así que mejor como que sí. Yo seré el primer Presidente. Mi nuevo país, se llamará la Isla de La Totona. Es un homenaje egocéntrico para mí pero en realidad está hecho para espantar a las viejas histéricas y a los moralistas impávidos. Es como cuando los vikingos le pusieron Groenlandia a Groenlandia e Islandia a Islandia. Busco el mismo efecto sin tener que ser tan insolente como para decir “No se Admiten Pajuas.”

Mi tierra es un bochinche. Dado que el resto de las naciones reconocidas por el Derecho Internacional ya se robaron el territorio adjudicado, me tengo que ir a una isla diminuta, colonizarla y lentamente convencer a los nativos que se tienen que ir. Es algo como Chávez pero lo mío viene por una mentira franca y seria: les pienso inventar que soy el próximo Mesías y que vengo a propulsar la falta de sexo como norte de todos nuestros principios. Obvio que en algún tiempo, los nativos van a salir corriendo porque tarde o temprano, a todo el mundo le provoca una tiradita. Pero si Tom Cruise puede convencer a un poco de ilusos con la Cienciología, Toto que habla más que un dinamo, por supuesto que puede convencer a un poco de nativos sobre la castidad mental. Es solo cuestión de estrategia, mercadeo y branding. Una vez que salga el último de los nativos, mi gente celebrará con su orgía respectiva. Algo así como la única noche decadente para ver quién es la más puta del pueblo. Siempre, siempre, siempre hace falta una mujer de morales dudosas en cualquier pueblo.

Al día siguiente nos levantaremos temprano y nos pondremos a trabajar. Mi idea es que la cuidad debe ser cuadrada. Nada como el caos que inventaron en Caracas que si el distribuidor la Araña y el Ciempiés y la Mosca Esquizofrénica. Por eso es que nos fue malísimo en Venezuela. Nos trataron como roedores. Mi país es de cuadras y avenidas perfectamente milimetradas, con serpentinas y tirabuzones y algún zigzag en los límites para los que se sienten desadaptados con la perfección de vez en cuando. Tendrá como punto focal una plaza enorme en el mero centro la cual servirá de escenario para mi derrocamiento futuro. Yo no soy como en Venezuela. A mi OBVIAMENTE me van a derrocar cuando decida que a la prostituta del pueblo hay que nombrarla Fiscal General de La República de La Totona. Me parece el cargo perfecto para una que sabe todo sobre los “derechos” de los demás. Pero me retiraré con gusto del cargo. Probando que no soy ningún corrupto porque es MI Isla. ¿Qué me voy a robar? ¿El archipiélago “La Virginidad”?

Se trabaja de lunes a viernes de nueve a cinco. Nada de eso de que “el que madruga, Dios lo ayuda.” El único que tiene permiso de despertarse a las siete y media es el que maneja el autobús laboral que pasa buscando a los que le da flojera caminar. Porque en mi Isla, se camina. En cholas Birkenstocks o en tacones de stripper, lo que más le plazca a la persona. Ya probamos que el corneteo, el humo de la guagua con San Isidoro en la parte de atrás y Pedro Penzini Fleury no hacen nada para nuestra salubridad mental. Aquí se camina, y se tienen que conseguir tres chismes sabrosos en el camino. Si no, la reunión en frente del pote de agua en la oficina (tú escoges como decorarla) no tiene sentido alguno. Hay café en abundancia, porque Fama de América nos dio permiso de traernos a la gente de la propaganda que es toda feliz y eso nos impulsó a cultivar. Eso y ganas.

Los viernes y sábados son días de farra. Los domingos, “Día de Llamar a tu Mamá” porque entendemos que hay señoras que con toda razón prefieren quedarse en Venezuela antes que mudarse a algo llamado la Isla de la Totona. ¡Sacrilegio! Los martes en la tarde hay días de protesta porque entendemos que nuestro país no es perfecto y hay días en los que también a éste le vendrá la regla. Se oirán todas las quejas menos la del barrendero. Ser barrendero será el trabajo mejor pagado y con más beneficios de la isla y si ese coño e’ madre tiene quejas, entonces el resto de nosotros los abogados, los actores, los economistas y los surfistas estamos jodidísimos en la Isla de La Totona. Pero eso sí, todos los martes al final de la reunión le rendiremos un aplauso al barrendero. Es que nos encanta ver como ese Don se tripea un aplauso generoso. Algo así como el Abuelo Pachanguero en otra isla. Nadie duda que ese Abuelo fue feliz.

Habrá un decálogo inicial porque lanzarnos una Constitución de una, sin saber lo que queremos ser -más allá de ser totonistas- es de post-venezolanos amateurs. Algo estilo Animal Farm pero ponemos a los más chamos a que cuiden que efectivamente los cerdos (siempre hay un degenerado que se colea) no se hagan los locos y se adueñen de la Prostituta Mayor, del trabajo del Barrendero Pachanguero y de mi busto en la plaza. ¡Las palomas necesitan un busto donde cagar!

Todavía no he decidido la fecha de zarpar hacia la Isla de la Totona pero por los vientos que soplan –los de las histéricas y los de los rendidos- es pronto. Por eso me apuré y escribí un decálogo aquí en Venezuela. Se me ocurre proponer que quiero de mi propio país y que estoy haciendo por lograrlo. Porque aquí sabemos lo que NO queremos pero no sabemos lo que queremos. Y yo quiero llegar a Totone Island sabiendo lo que quiero. Porque si no el derrocamiento me viene en la chalana. Hasta ahora, este es el decálogo que se me ocurre:

Lo que quiero de mi país/Lo que estoy haciendo por lograrlo
  • Quiero un país que no esté de mal humor. Por eso escribo.
  • Quiero un país donde me sienta seguro. Por eso no cruzo la raya amarilla.
  • Quiero un país donde me pueda tomar un jugo donde me de la gana. Por eso me hago amigo del frutero.
  • Quiero un país donde recojan los desechos de mis perros. Por eso denuncio pero traigo mis propias bolsas por si acaso.
  • Quiero un país que me cuente una sola verdad. Por eso me tomo más en serio a Valentina Quintero que a Mario Silva y Kiko Bautista.
  • Quiero un país donde yo pueda trabajar en lo que me gusta. Por eso soy profesor.
  • Quiero un país donde la gente lea. Por eso leo siempre el periódico.
  • Quiero un país que esté a tiempo. Por eso camino para no perderme en el tráfico.
  • Quiero un país donde hayan entradas. Por eso voy al Ávila.
  • Quiero un país que aplauda. Por eso veo el Miss Venezuela y oigo a Dudamel.

Tonto. Tontísimo el decálogo. Pero yo no puedo controlar los problemas de mi país. Ni el mal humor, ni el hampa, ni el desabastecimiento, ni la basura, ni la imparcialidad mediática, ni el desempleo, ni el analfabetismo, ni el tráfico, ni la escasez ni la tristeza. Yo no puedo, pero sí hago lo que puedo.

A final de cuentas, de eso se trata. De saber lo que se quiere y lo que se está haciendo para lograrlo. De saber que, en verdad y en última instancia, no es tan difícil traer a la Isla de La Totona para Venezuela.-

27 comments:

Ricardo Tinoco said...

Toto, Tom Cruise no es cabalista, es cientologo (que es más fumado aún)

GBA said...

Coño Toto, que buen post! cuando se abren las aplicaciones a ver si se puede emigrar?

Yo también quiero un país que no esté de mal humor. Por eso te leo.

Un abrazo

Toto said...

Gracias Ricardo por la corrección de cultura pop! Ya lo cambio.-

Andrea said...

Yo me estoy regresando a Venezuela pero avisame en lo que podamos emigrar a totona!

Astrina said...

el primer item del decálogo es fundamental!!! y por eso soy asidua lectora!
saludos =)

Igor Zurimendi said...

No sé si era la intención, pero en todo caso es una brillante réplica a la idea de que está acercándose (por enésima vez) el Apocalipsis a Venezuela.
Genial el de I am your father también, de paso.

ardi! said...

Loved it... Desafortunadamente voy a salir con un comment muy a lo feministe intelectual... ¿No se podría llamar TOTONES Island? Como para darle un toque Unisex.

Carito said...

Eres genial!!!!!!! La cosa es para llorar y resulta que en vez de llorar ando deseando correr ya a tu isla... Amo tu sentido del humor para hacer reir de las peores tragedias, para reflexionar lo más serio de la forma más amena posible...

eusucre said...

Me llevo mis Birkenstocks de patente contigo.
O mejor dicho, me las pongo en Vzla y hago lo mio.

Great post!!!

Doña Treme said...

Tengo una duda... if I am Vagina, que me toca a mi en la isla de la Totona?

Bisous

Toto said...

Grazzie.-
ardi!: No puede ser Totones. Nadie quería ir a Islandia porque sonaba a frio. Por eso el nombre tiene que ser shocking para que la gente que guavinee lo piense dos veces.

Elena Sánchez Vilela said...

Standing ovation para toto y su isla de la totona! todas las totonas y totones que leen este blog "un aplauso por favor" (tono de Maite D.)
Me encantó!

tía mamá said...

My be una vez mas mi admiración por explicar, así de fácil y pa que se entenda que es lo que quiere el mal llamado bravo pueblo. No me incluyas en las llamadas de los domigos porque sueño con una de lost en Totona Island.

Vitus_Brgs said...

Coño, la metáfora me gustó. Suaviza la cuestión y le da el respectivo toque de buen humor.

Siempre he dicho que la solución es "hacer" y no pensar "que hacer". Por eso no boto papeles en la calle y solo sacó el carro los días de semana.

Te encontré de casualidad pero el blog va directo al blogroll.

Un saludo

La Perfecta said...

Toto,
Yo no te lavo, ni te cocino, ni te plancho... pero TE BARRO que da gusto!

Queda todo limpiecito como un sol #frasesvintage (ay coño! perdón! no estoy en twitter)

Esto para decir que yo quiero ser la barrendera, ¿dónde firmo la planilla pa' la visa?

Poppa said...

Yo me quiero ir contigo a la Isla de la TOtona. ¿Se puede fumar?

AMZZ said...

Ni modo, si montas la Isla, tendre que renunciar al Pueblo y mudarme contigo!
Good one!
Bella me llamo desde NY solamente a hablarme de este escrito tuyo...así de bueno y distinto será...
Good!

Anonymous said...

Toto, en Noticias24 hay un banner de Montblanc que hace link a unos videos/entrevistas del concurso y por supuesto está el tuyo ... bájalo antes de que nos vayamos a La Totona.

Toto said...

Anon: gracias por el dato! si esos están en youtube pero la entrevista que me hicieron no la había visto (ese nudo de la corbata taba como graande!)
He decidido que mi carta de amor será el video de bienvenida en el Aeropuerto Internacional de la Totona.

tía mamá said...

My be, cambia la foto de la isla, en ese manglar no cabemos todos los que somos ni todos los que vamos

changa said...

aja! ya Ana Maria dijo que esto me parece fabuloso! pero es k no me lo puedo creer- Cheo dice que porfa le encomniendes el himno nacional!

Toto said...

Los Amigos CONTRATADOS para el Himno de La Totona!!!

Nina said...

Yo quiero ser MInistra. Reparte desde ya para que cuando lleguemos no haya peo.

Ana Isabel Otero said...

Hola Toto,

La Zubi me recomendó tu blogg y me dijo que no dejara de leer este post. Te felicito, está buenísimo!!!
Guárdame un cargo en la fiscalía de la totona que yo me encargo de los desadaptados que no le aplaudan al barrendero, eso si, soy 100% sobornable...

Un beso!

Ana I

Andrea said...

Perfecto.
Postulo a mi abuelo para el puesto del barrendero.
¿Dónde lleno la planilla?

Fabs said...

Hagamos un acuerdo bilateral entre la Librarian Republic y la Isla de la Totona - no hace falta visa para entrar. Un abrazo.

Fabs said...
This comment has been removed by the author.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...