Wednesday, August 26, 2009

Lecciones aprendidas en el lado equivocado de Mystic River

Le estaba explicando a algún extraterrestre el otro día mi concepto de Mystic River. Y es un extraterrestre porque vive en Los Guayabitos del Perú. Últimamente me he comportado a la altura con esto de manejar largas distancias por el tráfico de Caracas. Me di cuenta que mi negativa a trasladarme a sitios foráneos me estaba costando amistades. Ahora en vez de no ir, voy pero procedo a blasfemarlos en persona. Aún así, el asumir que uno sabe dónde queda todo en Caracas y que todo el mundo está dispuesto a montarse en un carro a zonas donde necesitas dibujar mapitas, se presta a confusiones. Lo peor es cuando te mandan de trabajo, en el que no tienes la opción de decir que sí vas o montar un cuento chino que tienes porcina. Éste, viene por mi negativa a pensar que hay cosas más allá de mi lado del río.

Eran las 7:26 de la mañana y ya había llorado, blasfemado, descubierto, muerto de la risa y cantado a todo pulmón mientras hacía las paces con el Sol de testigo, manejando por la Cota Mil. Una compañía me había mandado a hacer unos exámenes médicos, obligándome a ir en ayunas (cosa que detesto porque no salgo de mi casa sin meterme así sea un Fruti Lupis) y con mi bella cajita de mierda para el examen de heces bajo el brazo. A las seis de la mañana, estacioné mi carro en las afueras del Centro Médico, llamé a mi amigo el cuida carros de toda la vida –pues me niego a meterme en el infierno del estacionamiento, así sea a esa hora- y le di veinte Bolívares para que me lavase el carro. Muerto de hambre, me dirigí al lugar que había anotado en el papelito de taco de Banfoandes pero -a pesar de ser una persona "ubicada" en mis predios (salvo en el Millenium donde no encuentro nada)- no lograba encontrar el edificio.

Luego de involucrar a cuanto guardia con marroncito y Consul en mano que se encontraba en la zona perimetral de los edificios y de insistirles a todos que estaban equivocados, decidí llamar a Olek mi amigo, un futuro compañero de trabajo en la empresa.

Olek: Totins, ¿cómo andas?
Toto: Mira [a mi no se me da la simpatía por teléfono], yo estoy aquí en el Centro Médico en el edificio donde nacen los bebés y se muere la gente pero no encuentro el Edificio 1 Centro 1.
Olek: Aja, bueno mira tú pasas inmediatamente a la izquierda y hay un edificio…
Toto: HAY 2000 EDIFICIOS
Olek: No vale Toto. Llegas al Centro Médico e inmediatamente a la izquierda…
Toto: Olek pero ¿qué llamas tú Centro Médico?
Olek: [pensativo] Toto, ¿dónde estás tú?
Toto: [vuelve a repetir] en el edificio donde nacen los bebés y se muere la gente
Olek: Aja, bueno en pediatría hay un estacionamiento que no sirve. Pasa por ahí y allí mismito es.
Toto: No entiendo.
Olek: [desesperado] Marico, pasas la garita...
Toto: ¿PERO TÚ ERES IMBÉCIL? ¿Cómo va a haber una garita en el Centro Médico?
Olek: Toto....
Toto: Sí ya me di cuenta. Estoy en el Centro Médico equivocado...

Por supuesto, el sifrino de Toto que vive de ESTE lado del Mystic River, se trasladó al Centró Médico de San Bernardino, porque ahí nacen todos los bebés que él conoce y se muere toda la gente que él conoce pero jamás se le pasó por la cabeza, mientras anotaba la dirección que le daba la inepta de Recursos Humanos el día anterior, que el inepto era él al pensar que hay otro tipo de gente en la ciudad de Caracas, igual de sifrina, que considera al Centro Médico de La Trinidad, como “su” centro médico.

Desesperado, muerto de hambre y enfurecido con el mundo (la inepta de Recursos Humanos seguía siendo inepta), entré a mi baticarro, y comencé a explotar en la Cota Mil en modalidad The Fast and the Furious. Algo inédito en mí, ya que estoy acostumbrado a manejar por Caracas como si estuviese montado en un carrito de golf, siendo el chofer de Miss Daisy. Mientras agarraba el volante con una mano, buscaba desesperadamente con la otra un yesquero para paliar mi furia con un cigarrillo mal fumado.

De repente, mis manos comenzaron a palpar una bolsa de papel. Volteé y vi, sentado junto a mí, a una inocente bolsita marrón. Adentro de ella, mi flamante examen de heces. No pude sino explotar de la risa en medio del llanto frustrado al comprender que, a pesar de estar cargado de rabia, ira y frustración, en verdad era un pobre loser que todavía andaba con su bolsita llena de mierda como compañera. Cuando se está en el foso, ese recuerdo le alegra el día a cualquiera. No se puede estar peor en la vida que estar perdido y cargando mierda. Así sea del lado equivocado de Mystic River.-

----------------------------------------------------------------------------------
En mi primer día como pasante de Derecho, en la Era Paleozoica, decido que estoy perdido y llamo a mis Páginas Amarillas particular.

Toto: Mora, tengo que llegar al Ministerio del Trabajo. Estoy en El Silencio pero no sé donde es.
Mora: ¿Pasaste el CNE?
Toto: Sí.
Mora: ¿Estás en Plaza Caracas?
Toto: [silencio]
Mora: ¿Ves la estatua de Simón Bolívar?
Toto: Ehhm. No.
Mora: Voltéate.
Toto: Ahhhh.
Mora: A tu izquierda, idiota.

6 comments:

GVB said...

necesitaba reirme.. gracias

Astrina said...

mas o menos mi todos los dias cuando recien me mude a caracas, con la (des)ventaja de que no tengo carro, porque perderse en Caracas porque te montaste en una camionetica equivocada es lo mas divertido del mundo... not

Dos años despues, todavia me pasa..

:)

ardi! said...

No es por nada pero, your shit made my day. Si yo tuviera una moneda por cada vez que yo termino perdida en la vida y llena de mierda, sería millonaria.

Bienvenido al Club tot's, bienvenido.

Anonymous said...

igual que GVB...gracias! necesitaba reirme!

Yrving T. said...

Jajaja! si me pude reir! Especialmente los scripts de las conversaciones por telefono.
Cono toto, tu necesitas un iPhone mi pana con google maps.

Emiliana said...

Jajajajajajaja
En tu defensa la mujer si es una inepta! Yo vivo del "otro lado" como le dices tu, pero igual me refiero a MI Centro Medico como el Centro Medico de la Trinidad!!!! Obvio que te tenian que hacer la aclaratoria!!!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...