Thursday, October 22, 2009

"Después de un sinfín de rumores":

Nuestra fascinación por la vida de los demás


Me da risa que el divorcio de estos dos es tratado en mi casa con la máxima seriedad. La revista Hola! llegó y cada persona que pasaba y veía la portada decía “awww”. Veinte años son, en efecto, una labor titánica. Yo estuve veinte años conmigo mismo y no me soporté durante mi adolescencia. Pero de aquí a preocuparse por los dolores ajenos de los otros es el colmo. ¿Qué tiene la revista Hola que nos hace pensar que la gente que aparece allí eso como familia nuestra? Mi mamá jura que ella es la abuela de las Infantas. En un almuerzo se vaticinó la separación de los Duques de Lugo, se volvió trizas a la Duquesa de Alba (es que mírenla) y se aplaudió a Carolina de Mónaco –nuestra poster girl por ser la mamá de Carlota- cuando se lanzó el rumor que podía dejar al marido.

Ya es tal el postgrado en menesteres de la farándula española, que se pueden dar el tupé de predecir si la revista va a estar buena o no. Si sale la Baronesa Thyssen (previo a la publicación de sus memorias) o Carmen Martínez Bordiú en portada es que no pasó nada en España, porque a esas les pagan por esos reportajes. Si sale Doña Sofía es que la revista va a estar maternal, si sale Penélope es porque en algún lado va a salir la ricota de Paz Vega. Si sale Julio Iglesias es que Miranda está preñada otra vez y si sale Estefanía de Mónaco, es que hay alguna mujer en el mundo que se quedó sin marido.

Las predicciones con la familia real inglesa ya no son lo mismo desde que murió la princesa Diana. No hay nada más falso que una sonrisa inglesa. Una portada de Carlos de Inglaterra y Camilla Parker Bowles (nuestros personajes favoritos de ficción) es tan emocionante como una tostada Melba. Se compra igualito porque esa gente es como los Locos Addams pero uno no puede dejar de pensar que hacen falta aquellos días en los que Fergie le daba porque le lamieran los pies.

El entretenimiento de la revista es pleno. Así sea porque cada cinco palabras incluyen alguna referencia a algo ilógico como “escote palabra de honor”. Así sea por la sección de fotos curiosas como el caso de un megalómano que decidió crear su propio país de seis habitantes en pleno corazón de Nevada. El problema es que se presta a confusión. Al crecer siguiendo la vida de alguien, como se sigue a una persona en Twitter, uno cree que esa persona responderá al saludo de la misma manera que lo haría algún conocido en un encuentro casual en el extranjero.

Ya son cinco los cuentos de gente que ha saludado a Isabel Preysler como si fuese una amiga de toda la vida que bailó en Le Club, cuando en verdad nada más la hemos visto en anuncios de Porcelanosa (que ni existe en el país). Mi tío Gustavo siempre ha dicho que puede morir feliz porque hizo pipí en el urinario contiguo al que estaba nuestro héroe de todos los tiempos Frank Sinatra. Y con el tumulto de venezolanas que se han casado con toreros y duques venidos a menos, la revista Hola debería seriamente considerar abrir una sucursal en estas tierras de socialismo criollo.

Así somos. No nos interesa conocer el tinte de pelo de la presidenta de la Asamblea Nacional y creo que jamás hemos visto al Señor Presidente sumergirse a las aguas del mar como alguna vez vimos al ex presidente Fujimori lanzarse al mar margariteño (con medias puestas). Pero denos una buena dosis de Carla Bruni y de Rania de Jordania y pasmos las tardes felices y contentos. Así el comentario en la mesa termine siendo “pobrecita Rosario, la princesa de Preslav” como si se tratase de mi cuñada.-

"¿Y qué me dices de Luis de Luxemburgo y su esposa Tessy, que tienen ya dos hijos y no tienen ni veinticinco años? Eso, hay que decirlo, es una blasfemia a la 'palabra de honor'."

- Una típica conversación con Manolita Zárate, en su mejor interpretación de Terelú Campos, un martes cualquiera de poco trabajo en el que decide increpar a Jaime Peñafiel con asuntos del corazón.

5 comments:

Leticia said...

I have to say... Hola! es un semanario, lo sé porque en una de esas conversaciones en mi casa se me ocurrio decir revista y toooodas las señoras me corrigieron y me enseñaron que lo que leemos es un semanario y no revista ;)

Leticia said...
This comment has been removed by the author.
Olek said...

Como dicen por ahi.." Hay dos tipos de personas. Los que leen la HOLA, y los que aparecemos en ella."

Andre said...

Y si sale Estefania de Monaco es que alguna mujer en el mundo se quedó sin marido.... Priceless laughed for a full minute

isaac said...

"Mi mamá jura que ella es la abuela de las Infantas" jajajaj como me he reído con esta vaina, en mi casa son igualitos.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...