Thursday, October 8, 2009

El Nobel de la Paz para Piedad (es más complicado de lo que se cree)

En los últimos años, alrededor de esta época, siempre hay una especie de histeria colectiva por quien recibirá el Premio Nobel de la Paz. El temor se infunde porque se rumora que entre los posibles candidatos, está alguien cuyas acciones son cuestionadas por la sociedad en la que ese personaje ha marcado una diferencia. Un año es Evo, el otro año es Hugo. Este año, en la palestra, está la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Ya hay campañas alertando contra el triunfo de esta senadora, sin saber que el proceso es un poco más complicado y menos mediático de lo que la gente se imagina. Inclusive, estadísticamente es poco probable que el Nobel de la Paz recaiga en una Latinoamérica la cual ha sido reconocida solamente en cinco ocasiones (en contraposición de Europa Oriental quien ha recibido el premio 44 veces). Aún así, no es imposible su nominación. Adolfo Hitler fue nominado una vez en 1939 por un miembro del parlamento sueco (quien al poco tiempo retiró la nominación).

Para empezar no todo el mundo puede nominar a una persona u organización para el Nobel de la Paz. En septiembre el Comité del Nobel envía cartas a aquellos individuos que están calificados para nominar. Estos son gobiernos, miembros de las asambleas nacionales, cortes internacionales, profesores universitarios, líderes de paz, ganadores en ocasiones anteriores, entre otros. Una vez recibidas las nominaciones – según su página Web unas doscientas anualmente – el Comité evalúa la labor del candidato y los incluye en una lista.

Esa lista, es revisada por consejeros permanentes y ad-hoc que son recluidos por su conocimiento de un candidato en específico. No dan recomendaciones explícitas ni evalúan las nominaciones. Solamente aportan la información necesaria sobre el candidato. En octubre, el Comité del Nobel escoge al laureado(s) por una mayoría de votos y los anuncia en rueda de prensa (la cual ocurrirá mañana). En diciembre se le entrega el premio al ganador en la ciudad de Oslo, en Noruega.

¿Te puedes nominar tú mismo al Nobel? No. Por egocéntrico te eliminan. ¿Puedes ser nominado varias veces? Sí. De hecho, si una nominación llega después del vencimiento de la fecha de recepción, el nombre se añade a la lista de discusiones para el año entrante. Para muestra de un botón en el número de nominaciones, Theodore Roosevelt ganó el Premio Nobel de la Paz en el primer año de su nominación. No así, Jane Addams, presidenta de la Liga Internacional para la Paz y la Libertad, quien estuvo nominada 91 veces hasta que por fin se lo otorgaron en 1931.

¿Cómo sabemos sobre las nominaciones si supuestamente son secretas? Lo son. Lo que pasa es que la política de privacidad sobre las nominaciones estipula que las mismas no podrán ser divulgadas sino hasta cincuenta años después de su postulación. Por eso sabemos que Stalin, Chamberlain, Gandhi, Truman, Juan y Eva Perón, Mussolini e inclusive hasta el cellista Pablo Cassals, también fueron considerados. La paz tiene dos caras. Siempre. Inclusive, cuando nos enteramos que Winston Churchill, jamás ganó un Premio Nobel de la Paz. Lo recibió en 1953, por sus aportes a la literatura. Si la paloma de la paz no se paró en el sombrero bowler de Winston, no podemos pensar que se postrará así de fácil en el turbante de Piedad.

4 comments:

Anonymous said...

Si lo dan a Piedad, el año que viene postulo a Juanes.

Eh! Ave María!

Sophie said...

Qué interesante este post...me acuerdo que querías ideas para la columna que tienes en una revista, esto me parece que es un gran aporte y además está en la palestra.

Espero con ansias tu opinión ahora que ya anunciaron que el ganador del premio es Obama.

Saludos.

Toto said...

Sophie: Con respecto a Obama, Si querian ser modernos lo lograron pero pareciese que se lo otorgaron por las acciones que va a emprender en vez de las acciones realizadas. Pobre, las expectativas se le suben un poco. No tanto en la esfera internacional, de hecho es bueno. El problema es como lo perciben en casa.

Sophie said...

Sí, en eso tienes razón, es un premio entregado en base al compromiso potencial de emprender acciones de cambio, y aunque internacionalmente Obama ha calado mucho, sabemos que las acciones de paz van dirigidas a redimir los efectos de la Guerra de Irak y la política anti-terrorista de Bush en el Oriente Medio, en donde la opinión pública no lo favorece del todo. We'll see...

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...