Friday, October 23, 2009

La Maquinaria de la Tapara


El ejemplo empleado fue de lo más pintoresco pero útil para abrir el foro de opiniones: una tapara. Eso fue todo lo que el Señor Presidente necesitó para hacer un llamado en contra del desgaste del agua en Venezuela. Alertando que los venezolanos necesitan acostumbrarse a no tardarse más de tres minutos bañándose, sugirió que era necesaria la fabricación de una totuma para no mal gastar el preciado líquido. Ese fue el abreboca de una lucha que está yendo por debajo en el país, mientras del otro lado del ring se caen a golpes por no saber que nombre ponerle al grupo de Facebook en apoyo a las primarias.

El Señor Presidente tiene toda la razón. Ya habíamos hablado del tema de la conservación del agua en escritos anteriores. Un baño de diez minutos gasta más de cincuenta galones de agua. Tres galones se van con una sola bajada de poceta. Está bien ser green. En diciembre, tiene una importante cita con los demás líderes mundiales para ponerse de acuerdo sobre un tema que en el futuro será EL TEMA en las mesas de negociación y acuerdo. El problema, como siempre, es que no lo está haciendo por seguir las tendencias actuales ni porque es lo correcto, ni porque está comprometido plenamente a cumplir los objetivos del Milenio antes del 2015. Lo está haciendo, porque es la manera más fácil de hacer campaña indirecta sin que el encuestado común en Datanalisis se de cuenta.

Con el ejemplo de la totuma se garantiza dos cosas: la aprobación de las masas que están acostumbrados a bañarse con su tobito y la conversación en la mesa de las encopetadas diciendo que el Señor Presidente es un niche. El tema está en la boca de todos. Luego, se va por lo seguro. Le dice a las masas que la razón por la cual no tienen agua es que la misma es empleada por los ricos para llenar sus piscinas y regar “el césped.” Termino que ninguna encopetada con piscina ha empleado en su vida porque “césped” es digno de comiquita de Archie que se ganaba unos dólares extras con el fin de llevar a Betty a tomar una “malteada” en la “nevería” de Pops. Pero como todo el mundo se puede relacionar con grama pero no con césped, se crea la linea divisoria. Es el mismo enfoque que usan las novelas cuando disfrazan a las muchachas de servicio de prostitutas domesticas atendiendo el teléfono diciendo “Mansión Villamizar.”

Posteriormente vendrá un anuncio serio. Calentada la calle, con el tema en boca de todos se anunciará algo completamente ilógico como la toma de la planta Minalba, la regulación de riego en edificios y quintas, el impuesto al lujo por poseer piscinas inflables y la imposición de reciclaje del agua bautismal para futuros bautizos. Esto último porque tienen tiempo sin meterse con los curas desde que no encuentran a Nixon Moreno. El anuncio será televisado desde algún lugar donde se “rescató” una cascada, termino boliburgués para decir que se montó un cartelón que reza “se rescató esta cascada” con un masivo aplauso de las focas porque tarde o temprano, las focas necesitaban un bañito.

A los tres días según las Escrituras Bolviarinas, vendrá el aval de las barras de la Asamblea Nacional con sus aplausos respectivos y posiblemente un comunicado publico rechazando las instalaciones de Diverland en Margarita por malgastar el agua para que los hijos de los “ricos” jueguen con el animal más oligarca de todos: el delfín. Una propaganda no denunciada ante las instancias de CONATEL de un niño jugando con un barquito de papel en las aguas del Parque del Este (perdón Miranda), la plena aprobación de Mario Silva, el reporte oficial de Eva Gollinger diciendo que la CIA había acaparado agua en Venezuela por más de treinta años y ¡ZUAZ!: ahora somos partes del selecto club SSA: Socialistas Sin Agua. ¿No queríamos ser iguales? ¡Que nadie se queje! Ahí en el cartelón dice claramente que esa cascada fue rescatada, así que eso de que no hay agua es pura calumnia de las que ahora no se pueden echarse su chapuzón Nestea en piscina.

Así se ganan las elecciones en Venezuela. Ejemplo fácil, ataque a la oligarquía inexistente con la plena seguridad que hay gente que se va a poner a discutir si ellos son de la oligarquía o no, anuncio, rescate de algo que no importa si sirve en un mes, expropiación, decreto, propaganda y negación, negación, negación que alguna vez se planificó sanear las aguas del Río Guaire. ¿Implicaciones posteriores? El Señor Presidente se vanagloria en cumbres internacionales mencionando los esfuerzos titánicos de la colectividad para el ahorro de agua, sube en las encuestas por la falsa creencia que en cualquier momento caerán chorros de agua desalinizada en todas las regaderas de Venezuela y se escoge ciegamente al diputado que se le ponga frente a los ojos porque “él trabajará porque más nunca te quiten tu agua (que no llegará)”. Poco importa que eso sea un trabajo de alcaldes y concejales. Aquí el venezolano no distingue cual es la función de cada quien. Esa, es nuestra desgracia.

Y mientras tanto, en el Salón de la Injusticia, los súper héroes de la Liga Opositora se pelean por quien va a decir que tiene la tapara más grande…

3 comments:

Anonymous said...

En California tambien ponen reglas (justificadas) sobre lavar los carros y llenar las piscinas en epoca de sequia, pero no veo a Arnold diciendole a la gente como bañarse..
El problema no es el racionamiento de agua, el problema es que no van a mandar a vaciar la piscina de La Casona sino la del Country.

Anonymous said...

TT diputado carajo! Donde firmo?

Ana María Zubillaga said...

EXCELENTE POST!!!! Estos son los que más me gustan!

Ahora con la campaña de ahorro de agua y energía, la pobre fuente de Plaza Venezuela nueva y bonita, habrá que apagarla, porque gasta agua y electricidad!

Ni modo, a bañarse con Totuma, porque lo que viene es más que Joropo si ganan!!!!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...