Tuesday, November 17, 2009

Cronología de las órdenes

Lávate las manos. Pídeme la bendición. Cepíllate los dientes. No hables con la boca llena. Amárrate los zapatos. No se le dice ‘asco’ a la comida. Ponte el cinturón. Quédate quieto. Siéntate derecho. No saques la cabeza por la ventana. Baja la poceta. Juega con tus marcadores. Di ‘por favor’. Se dice ‘gracias’. No, no puedes. Porque yo digo. Métete la camisa por dentro. Saluda a la señora. Dame un beso. No jures en vano. Recoge tu cuarto. Dije ‘ya’. Baja. Móntate en el carro. No te pegues al vidrio. Prométeme que te vas a portar bien. Siéntate ahí. Espérame. Vístete. Comete la ensalada. No puedes jugar con él. Haz silencio. Enséñame la tarea.

No afinques los marcadores. No, no puedes ir al baño. Deja de pelear. No me vuelvas a preguntar si ya llegamos. Busca que hacer. Dame un beso. Estás retenido. Así no se lee. Dime la tabla de tres. Si no corres no creces. Déjate la corbata quieta. Eso también es una grosería. No puedes salirte de la piscina. Estoy bravo contigo. Córtate las uñas. Tienes que ir. A las mujeres no se les pega. Le has debido pegar más duro. No existe. Corre. Ya lo dije una vez. Basta. Sopla las velas. No se puede quedar a dormir. No estás enfermo. Esa película es para gente grande.

Si te afeitas te sale más pelo. Está bien pues, vete. Córtese el pelo. Te dije hasta las diez. Estás castigado. No se copie. No puedes ir. Porque yo digo. Una hora y nada más. Enséñame la boleta. No me gusta que andes con él. Venga al frente. Párate derecho. No ruedes los ojos. Toma diez bolívares, no tengo más. Pues, te lo pones. Me llamas cuando llegues. Saque papel y lápiz. Está bien pues. Conjugue el verbo. Baja. Recoge tu cuarto. Tienes que enfocarte más. No. No. No. Respétame. Dame un beso. Lea las instrucciones. Tú no sabes lo que estás diciendo. Yo soy más fuerte que tú. No son las diez, son las once y media. Mañana hay colegio. No fuiste a misa.

Que no te voy a prestar el carro. Así vestido no sales. Esto no es un hotel. Córtate el pelo. Habla pues. No puedes venir. Bachiller explíquese. No ahí no se puede parar. Enséñeme la cedula. Devuélveme el sweater. Ahí venden drogas. Que no quiero hacerlo. Estudia tú por tu cuenta. Tú si eres amargado. Quédese después de clase. Tú si eres flojo. No vengas. Ya bajo. Que no te voy a dar un beso. Te vi con ella. Déjame en la esquina. Cómprame una vodka. Ahí no se puede estacionar. No puede entrar al salón. Baja la velocidad. Devuélveme la tarjeta. No se puede confiar en ti. Come. Dame un beso. No cruce la raya amarilla. Tú a mi no me quieres. Paga tú que no tengo. Está bien pues vete.

Te dejé un cheque. Resuelve. Sube el vidrio. Busca la tintorería. Quítate el reloj. No te saques la cartera. Tú tienes que estar deprimido. Estas no son horas de llegar. Es mi casa, no tuya. Asume tu responsabilidad. No hay línea. Tócame. No me toques. Esa corbata es horrenda. Estás muy flaco. Estás gordo. Apague el celular. Dame el celular. Quiéreme. No tomes más. Pase a mi oficina. Ve al médico. Sal a votar. Te dije que lo quería para el viernes. Dame cambio. Tú no me quieres tanto así. Manténgase ahí. No fumes tanto. Estás burda de calvo. Arréchate con otra. Marque el seis. Abra la boca. Dígame su tipo de cuenta. Siempre la pagas conmigo. Llegaste tarde. Cójeme pues. Tú nunca me sacas. Ni te molestes. Llama a tu abuela. Espere en línea. Quítese la correa. Devuelve las películas. No hay puesto. Dame un beso. Paga el choque. Paga la cuenta. Paga el celular. Paga la luz. Paga la tarjeta.

Treinta años de órdenes superiores, jerárquicas, consanguíneas y afines son la prueba fehaciente que aunque las mismas evolucionan, mutan y se transforman, la necesidad de pedir un beso es eterna.-

3 comments:

Miss Alice said...

I loved this. Having asked for my own share of kisses, I particularly loved the conclusion.

E.Rigby said...

Excelente conclusión Father Tots :)

Astrina said...

excelente!
pd: la secuencia de las fotos, un experimento que todos deberiamos hacer..

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...