Monday, November 23, 2009

La Fama de ser Bloguero

Ví la película Julie & Julia y estoy absolutamente convencido que puedo cocinar lo que sea, aunque la evidencia demuestre lo contrario. Tenía bastante curiosidad de ver la película, no tanto por la perspectiva de Julia Child (historia que conozco desde que me enteré que había sido espía para los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial) sino por la faceta de la otra protagonista –Julie- y sus experiencias escribiendo un blog mientras cumplía el reto que lo originó: probar las más de quinientas recetas del libro de cocina de Child “Dominando el Arte de la Cocina Francesa”.

Quedé gratamente sorprendido porque, hasta la ultima media hora de la película, me pude identificar con cada una de las sensaciones por las que Julie pasa mientras escribe su blog. Y digo hasta la última media hora porque en el ínterin se vuelve “famosa” y se comienza a mostrar los inicios de su carrera como escritora (y tema central de la película misma). Obviamente no podemos esperar que Meryl Streep se monte en un avión y venga a Caracas, Venezuela a tocarme la puerta y decirme: “Hooola Toto. Vengo a interpretar a Josefa.” Aunque todos sabemos que Meryl podría hacerlo. Sólo es cuestión de dominar el cacareo y que le guste el béisbol. El resto es magia de Oscar.

Todas las demás sensaciones sobre escribir en un blog están allí. El decidir abrirse uno para matar el aburrimiento tras un horario de oficina sin sentido. Lanzar el primer escrito al vacío sin saber quien te lee. Descubrir que NADIE lo hace. Recibir un regaño del único pendejo que sí se lo lee, advirtiendo que no escribas sobre él. Descubrir la manera de esconder que estás escribiendo sobre él/ella e inevitablemente ser regañado de nuevo por ello. Transitar por la Avenida de los Narcisos porque la gente comienza a hablar de tu blog de manera positiva hasta terminar perdido en el Callejón del Foso porque un día no tienes nada fabuloso que contar. Por todo eso pasa Julie en la película hasta caer en la comodidad de escribir sobre lo que le provoca con la plena seguridad que la “fama” no vale nada hasta que no haya alguien dispuesto a pagar por ella.

Esto último es un punto interesante que se trae a colación al final de la película y no se explica del todo, dejando a la audiencia preguntándose que pasó con eso. No les quiero arruinar la película a los que no la han visto por lo que les sugiero que se salten los dos párrafos que vienen a continuación. Nos vemos donde dice "Hay una recomendación". Chao. Me van a hacer falta.

SPOILER: Ok, para los que quedan. Julie se entera por una llamada que su ídolo, Julia Child, a quien jamás conoce durante el desarrollo de la trama, le menciona a un reportero que conoce sobre la existencia del blog pero que no le gusta del todo. Esto devasta a Julie quien ha visto en la vida de Julia un cierto paralelismo con su vida propia. Como no me puedo quedar tranquilo, me metí en el blog de Julie y en artículos de prensa publicados alrededor de la época en que el blog se escribió y la opinión de Julia Child, aunque no explicita, es que el blog no estaba escrito con la seriedad que se merecían sus recetas.

Para empezar, el blog está lleno de groserías (según la propia Julie Powell su manera habitual de hablar, hasta tal punto de declarar que le pareció injusto que la única grosería de la película -“mierda”- no la dijese su personaje sino Stanley Tucci), seguido de detalles de su vida matrimonial, las películas que va a ver al cine y el fastidio que le da seguir alguna receta al pie de la letra. Esto, en opinión de quienes conocieron a Julia Child, le quitaba la seriedad al reto de cocinar cada una de las recetas contenidas en el libro. Esa parece ser la explicación consensuada. Tal es el precio de la fama que uno paga si el blog está mal escrito. Lo que es entretenido para algunos, es poco serio para otros. La lastima es que ese ‘otro’ en la vida de Julie fue la propia Julia Child.

Hay una recomendación bien buena por ahí que dice lo siguiente: no se metan en el blog de Julie ni averigüen nada sobre ella hasta después de ver la película. Les va a gustar más la versión imaginaria si no saben nada sobre la realidad (algo que los niños Von Trapp siguen luchando desde que Robert Wise sacó “La Novicia Rebelde” y los puso a todos en trajes de marineros). Luego que la vean métanse en el blog. Se sorprenderán de todos los paralelismos y palabras textuales que son tomados del blog para la creación de la película (¡Hasta la escena final con la mantequilla es verdadera!) así como las licencias creativas que se tomó Nora Ephron con el excelente guión (Julie jamás se disfraza de Julia Child por ejemplo).

Realidad o ficción, la que se prefiera, es una muy buena película que converge las dos historias de una manera interesantisima (¡terminen de darle a Meryl el Oscar de una buena vez por todas!) y más aún, narra la vida de un bloguero de una manera honesta y directa. Así es tal cual. Que lo diga yo que sigo esperando ser interpretado por Ben Stiller en algún momento.-

7 comments:

Pedro said...

Me gustó la película. Pero me recordó un poco The Holiday, con K. Winslet y Cameron Diaz. En esa película parece que escogieron a Diaz como parte de broma cruel, exponiéndola como la pésima actriz que es al ponerla opuesta a Kate Winslet.

Quizás en esta con Amy Adams no es tan grave como The Holiday, pero igual parece un chiste cruel ponerla opuesta a Meryl Streep. Cuando Streep no está en escena el bajón es increíble

Nina said...

Nop... no puede ser Ben Stiller.

No sé quién será todavía, pero te aviso en lo que consiga a the right one for the part.

La pequeña comeflor said...

Ya llegarán nuestros 15 minutos!!!

JSN said...

Gracias!!!!

ardi! said...

Amé la película, la amé tanto que me compré un libro de cocina francesa... y en el camino a comprar el libro me senté en un resto porque con tantos platos increíbles me estaba muriendo del hambre.

Si ahorita pudiese estar en alguna fase de Julie, estaría en "mira, alguien comentó y no es mi mamá".

Cheerios...

Seguramente pondrían a Rosie O'Donnel para interpretarme, cosa que me deprimiría. A causa de mi depresión cambiaría mi blog, mi personalidad y los productores tendrían que engordar a Winona Ryder para interpretarme. Como amo a Guinonis, me alegraría otra vez y pondrían finalmente a Tina Fey, con ella podré morir en paz.

Saul Rojas Blonval said...

Este post subió a la peliculita varios escaños en el playlist, será la proxima que veré. Y creo que no me caerá mal, acabo de ver Apocalypse Now Redux.

Respecto a lo de Stiller yo te veo más como Demetri Martin, sans the totuma, I dont know, the guy has something, you are even the same age.

http://tragicendings.net/img/dm.jpg

A mi creo que me podría interpretar Seth Rogen, Sam Rockwell, o Dan Fogler. Los dos primeros necesitarían kilos y pelos de más, el tercero kilos de menos. Comedians with enough acting chops.

Saludos.

Mau said...

Apoyo lo que dices! y a la pequeña comeflor! ^^

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...