Sunday, January 31, 2010

Escarchas en la otra cara de la moneda


Cenando en un restaurante, me llega el siguiente mensajito de mi señora madre al celular: “Totins, quién coño es Lady Kaga? Obvio el error de tipeo y le respondo que es una cantante muy famosa en este momento, temiendo la follow up question que es ritual en este tipo de ignorancias comprensibles de la gente grande. Lo que no me esperaba es que esa pregunta iba a ser: “Tu papá manda a preguntar que qué tipo de gente le pone a su hija Lady Kaga?”

Le he agarrado un respeto profundo a Lady Gaga desde que me la imaginé saliendo del baño y encontrándose a Taylor Swift maquillándose frente al espejo. Mi tesis es que Swift la saludaría apenada con mano de colegiala; Gaga la vería de arriba hacia abajo y se iría. No tengo mucho en contra de Swift porque no conozco sus canciones salvo la que ponen en la radio para el delirio de todas las pre-adolescentes. Aún así verla me produce pensar en los martes. Taylor Swift es un martes. No es Marilyn Manson que es un lunes o Dave Matthews que es un miércoles. Mucho menos un jueves de David Guetta o un viernes de Lady Gaga. Los martes de Taylor Swift son de ardillas haciendo nidos, ensalada de atún y de sexo con medias. De pegarse un tiro.

Lady Gaga en cambio es la otra cara de la moneda. No nos interesa si canta o no canta (aunque debemos admitir que de piano sabe). Es la versión desviada de Kathryn Merteuil en Cruel Intentions y con avidez morbosa esperamos su debacle para luego presenciar su renacimiento. Si a nuestra Princesita del Pop Britney Spears la vimos pasar de coletas chiclosas a cabezas rapadas, no podemos esperar menos de una que aniquila a cien peluches de la Rana René para usarlas como abrigo.

La razón está en lo imprevisible. Que fastidio vivir en un mundo donde sabemos que Taylor Swift sacará los grandes éxitos de Navidad en la próxima década. Con un sweater rojo en crochet y golden retriever en la portada del disco. Que chévere vivir en uno en donde Lady Gaga se vista de astronauta sodomizada con un rottweiler llamado Navidad en la portada del suyo. Los conos de Madonna y los Doc Martins de Cobain cambiaron los noventa como lo conocimos. Y si bien nadie está interesado en volver a adoptar las plataformas y los anteojos de triángulos o darselas de drag y vestirse de nube, Gaga abre las perspectivas de lo aceptable para decirle al mundo que es posible dejar atrás las caras de póquer y de ser diferentes. Aún cuando haya una posibilidad que la termine “kagando” y nos deje a todos oyendo los grandes éxitos de la siempre buena Swift.-

6 comments:

Anonymous said...

Exelente post, me rei demasiado con lady kaga!

lo único es que no estoy de acuerdo con tus comentario de Taylor swift. Creo que es un freak de talento: Es bella, joven, canta, baila, toca la guitarra impresionantemente, toca piano y escribe TODAS sus canciones sin ningun tipo de ayuda.

Creo que tienes razon con respecto de que si se encontró a lady kaga en el baño levanto la mano con pena, pero tambien creo que lady kaga le hecho algun piropo... Al fin y al cabo ha logro más de lo que lady kaga hubiese podido lograr si no se hubiese mercadiado con una rana en la cabeza y tanta escarcha.

A lo mejor taylor swift es un martes, pero al fin y al cabo las canciones que salen despues en los cd's de "que estabas haciendo tu cuando sonaban estas canciones" y que te aguan el guarapo son las de los martes no las del sabado a las 4 am.

Si la swift es un martes... Es un martes de talento.

Toto said...

Otro punto de vista valido, Anon. Gracias por el comment.-

mariana said...

i looooove lady gaga....she is AN ORIGINAL. con toda la escarcha incluida.
esa muchachita tiene talentoy una gran voz. si no, como se tiraba ese mano a mano en piano con sir elton john??
chapeaux!
cheers toto, keep them coming

Pedro said...

Tengo una opinión distinta de Lady Gaga, pero eso ya lo puse en un post.

Lo que si tengo que comentarte es lo de los Doc Martens de Cobain. Creí que Cobain era más un Converse-kinda-guy. Los Martens eran del punk, no?

Elena Sánchez Vilela said...

tengo 21 pero quedé pegada en los 90, escucho la música actual pero ya no es como antes que era FAN (a menos que sea de Estopa, claro, pero eso también es viejo). De igual forma todos los artistas tienen su ciclo de vida, hay algunos que saben manejarlos y re renuevan (sino cómo explicaríamos que Madonna siga meneándose en frente de millones a sus "cincuentaydele"). El punto es que ellas son las tres B, buenas, bonitas y baratas; muchos las quieren, están en la opinión pública, se le agotan las entradas a los conciertos, tienen música bailable y divertida pero pronto saldrá otra que le arrebate la posición y ese es el business o el meollo de la cuestión.

Lo del jueves de David Guetta es tan cierto... jeje nunca lo había visto así. Los sábados son de i gotta feeling, perdón, de Black Eyed Peas?

saludos

Elena Sánchez Vilela said...

jaja disculpen.. es i got a feeling jajaj i goTTA feeling es la versión merengosa jejej

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...