Sunday, January 17, 2010

Ese Señor

Ese señor logró simplificarnos en un solo ente adversario al llamarnos enemigos del pueblo. Una única categoría en la que un solo nombre basta para atacarnos y afectarnos a todos.

Ese señor nos señaló como los autores intelectuales y perpetradores de sus propios errores y defectos, distrayéndonos de los verdaderos problemas de la nación bajo la falsa creencia que los males acaecidos son responsabilidad de nosotros mismos.

Ese señor desfiguró la Historia al convertir anécdotas fútiles en amenazas graves, valiéndose de la exageración para hacernos creernos los cuentos de intentos de magnicidios, invasiones extranjeras y discriminaciones raciales.

Ese señor vulgarizó la inteligencia del pueblo al adaptar el nivel de sus ideas al menos inteligente de nosotros, logrando una comprensión universal de un proyecto político sin indagar profundamente en los costos y consecuencias que tal análisis intelectual provocaría de aplicarse en la realidad.

Ese señor orquestó una repetición incansable de sus ideas en cada uno de sus podios, presentando el mismo contenido bajo distintas aristas, en pleno convencimiento que cuando una mentira se repite mil veces, acabamos creyéndola.

Ese señor renovó los argumentos e informaciones de manera acelerada a sabiendas que con eso nos distraía en otros menesteres, impidiendo la pronta respuesta de sus adversarios que buscaron contrarrestarlo.

Ese señor se valió de todos los medios posibles para construir argumentos e informaciones fragmentarias que lo favoreciesen, escondiendo la completa verdad a través de la omisión de frases y modificación de comas.

Ese señor silenció las noticias que favorecían a sus adversarios, valiéndose de medios de comunicación afines que tenían el poder de convertir los triunfos de los otros en rotundos fracasos.

Ese señor se valió de los complejos de odios nacionales para llevar a cabo su cometido, logrando una pelea feroz entre nuestros vecinos que alguna vez habían celebrado sus diferencias.

Ese señor creó una falsa impresión de unanimidad popular al hacernos creer que el pueblo somos todos, excepto algunas personas.

Ese señor fue Joseph Goebbels.-

2 comments:

Anonymous said...

Bienvenido Toto! Que bueno que volviste, ya extrañaba tus post, seguirte por twitter es bien pero por el blog es excelente ;)

HAGEN said...

Cualquier parecido con la realidad, es pura y mera coincidencia?

Excelente!!!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...