Tuesday, February 23, 2010

El Colmo

Eparquio el pajarraco combatiendo el calor.
Encima de cómodo, ¡apátrida!

Es primera vez en toda mi vida que verdaderamente envidio a los que trabajan en oficina. Que entiendo a los cerveceros pueblerinos que se sientan en sillas plegables en la puerta de sus casas con la barriga afuera. Odiaría ser un bebé que cuya mamá lo en un disfraz de jirafa acolchada para una piñata y no quiero ni pensar a que huele Maracaibo. El calor que hace en Caracas es insoportable. El Gobierno debería repartir piscinitas inflables y ponerlas en las plazas porque estos calorones no están pa’ flux. Esto es un agosto de alitas y chapaletas. ¡Agua ya!

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...