Wednesday, March 10, 2010

Divagaciones entre el calor y el desespero

Como en este país todo ocurre a la inversa, creo que les deberíamos cantar a los dioses del calor para que nos traigan más calima. Hacer un acto de vudú con un chamán amenazando que si trae lluvia, le vamos a lanzar a las encopetadas con escopetas a una marcha hacia la Fiscalía General de la República. He llegado a un punto en que le culpo todo al viejito de la película Up. Ese anciano, el invasor más inteligente del planeta vamos a estar claros, dejó su casa encima del caudal del río que crea el Salto Ángel y ahora hasta esa maravilla la tenemos apagada.

No puedo dejar de pensar que el Jabberwocky criollo es el Alibombo sobre el cual cantaban Enrique y Ana. El Alibombo o es el monstruo de Alicia o es como el efecto “El Niño”. No en balde, le cantan que en “algún lugar del mapa de la América Latina, ha llegado de muy lejos puede ser que de la China”. Sí, definitivamente el Alibombo es el culpable de todos nuestros males. Nadie con un nombre tan gafo, exceptuando a las paraulatas que se llevan el premio, puede traer el bien a nuestro país.

Los abuelitos Quintero son la versión humana de Faivol Ratonovich el de “Un Cuento Americano”. Mis abuelos no se ven tan cuchis como esos dos en la foto de El Universal de esta mañana. Lo lamentable es que ya la gente dejó de aparecer en los Sociales para comenzar a aparecer en las páginas de Sucesos. Nos echamos a perder, completamente. Estamos como cuando Clara del Valle y Esteban Trueba deciden regresar a Tres Marías luego de un periodo largo de ausencia y encuentran la casa llena de sabanas toda polvorienta. Aquí no nos hemos ido y ya estamos hasta el tuétano en polvo. Miss Havisham se quedó vestida de novia porque el marido la dejó plantada en la Iglesia. Nosotros, nos quedamos vestidos de protesta porque el progreso nos dejó plantados en las malas decisiones electorales.

Mi familia comienza a hablar sobre largarse del país. Por mi familia no sólo hablo de la que vive conmigo sino la otra que comparte mi segundo apellido. Eso son dos casas que han estado más acentuados en esta patria que Doña Caraotica y que no le ven al queso a la tostada, primordialmente porque el queso se agotó en los súper mercados. He tratado de no escribir sobre el tema porque me agobia un poco. La verdad es que es un tremendo cambio porque uno tiene que reprogramarse completamente. A mí me dicen que yo voy en góndola porque puedo escribir donde sea y eso es verdad. Lo que da miedo es que yo escribo en caraqueño. Ese Font no lo venden en otra parte. Mejor dejo esto hasta aquí. No estoy preparado para escribir sobre este tema como creía.

Se me ocurrió un tema para una novela anoche mientras me estaba quedando dormido. Encerrar a Caurimare completo en una cúpula geodésica. No sé porque escogí Caurimare pero me gustó porque ellos son lo suficientemente prepotentes como para haber guindado una señalización estilo la valla de Hollywood. La misión es fomentarlos a crear una sola comunidad que vivan en socialismo pleno. Tan mal no están. Tienen clínica, colegio, farmacia, ferretería y un quiosco.

Un quiosco es pieza fundamental para el desarrollo de una comunidad. No entiendo como hace la gente de El Hatillo para ser feliz a sabiendas que la compra de la revista Hola! y el Kino está a quince minutos de su casa en carro. Eso es lo mismo que me tardaba yo en manejar a la Universidad Católica Andrés Bello un sábado para una clase ilógica. Me imagino que serán felices por un día. Pero inevitablemente todo el desenlace de mi historia se circunscribe a que el capitulo 14 comienza con la frase “La tarde olía a asesinato”.

Divagaciones que van y vienen en una tarde de calor en donde lo único que se niega a echarse a perder es la calima que azota a la montaña. Pero es en serio lo del rezo a los Dioses del Calentamiento. Nos hace falta lluvia y no precisamente de la que solamente cura a la ecología.-

4 comments:

mariana said...

ay toto.....ese tema, del que no quieres hablar, y yo tampoco, me tiene rondando la cabeza tambien desde hace poco. a mi, que tengo mis raices bien profundas aqui y para quien leerte en caraqueño es una delicia.
hay que ver que hacemos....no tengo respuesta pero si mucho desasosiego por todo eso que no queremos mencionar
saludos desesperanzados...

Ani Sosa said...

jajajaja que risa lo de CAURIMARE. So true. Qué prepotentes!!! jejeje. Cuéntame, cómo haces lo de "quizás también le interese: " al final? show me, show me!

Ani

Toto said...

Ani para lo de "Quizás también le interese" que tengo en el blog metete aquí: http://www.linkwithin.com/learn?ref=widget Ahi lo configuras y ellos te explican paso a paso.

Ani Sosa said...

lo máximo! mil gracias! lo puse pero luego lo tuve que quitar cuando empecé a leer los posts ochentosos que se colocaban (jajajaj) - tengo que editar mis entradas antiguas antes de hacer esta gracia.

besitos!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...