Tuesday, March 16, 2010

Hay gente que trabaja en Crayola


Ayer tuve una larga conversa de risas transatlánticas con la Catira Tropical. Una de esas conversaciones que te deja con la oreja caliente por la presión del teléfono y buscando al jabón de panela azul para metértelo completico en la boca. Hora y media de mandar gente al horno es divertido. Lo que pasa es que tanto Movistar como el angelito de la guarda te pasan la factura. Estuvimos hablando un largo rato sobre como va nuestras vidas, si estamos contentos y si es lo suficiente como para hacernos sentir famosos. La verdad es que en este momento, sí. No sabemos como será la semana que viene. Lo irónico es que los dos estamos haciendo cosas que ni nos imaginamos hace diez años que así sería. Esto, debo decir, no es un factor extraordinario entre mi grupo de conocidos. Más bien, son pocos los que en verdad estudiaron Ingeniería y siguen por ahí construyendo puentes. Ahora, los ingenieros corren casas de bolsas y tienen restaurantes.

El domingo estuve cenando con cuatro personas que estudiaron conmigo Estudios Liberales. Un jinete, una modista, una banquera y, porque Caracas nunca deja de sorprendernos, alguien que vende ambulancias. Los títulos quedaron como un bonito recuerdo de algún sueño de crear estudios escritos sobre política o economía. Los trabajos tipo “think tank” no existen en Venezuela. Adiós a un bello "lo que ha podido ser". Bienvenido a la era de trabajar en la empresa familiar. Es impresionante el gentío que está en eso. Ya sea de archivista, de negociante, manejando una finca o llevando el portafolio en el exterior. Terminamos siendo la persona que menos soñábamos ser. Y dentro de todo, muchos son felices.

Esto se lo comenté a la Catira Tropical y ambos llegamos a la conclusión que nos tardamos en ser felices porque escogemos mal. No muchos se atrevieron a seguir el consejo de papá “sé bailarín de Venevisión si quieres, pero sé el mejor”. Bueno sólo uno que se fue para Roma desde un principio a darles clases de salsa a todas las viejas italianas. Todos los demás estudiamos carreras para cargos que sonaban poderosísimas en la tarjeta de presentación pero que te presentaban la vida en letra Courier New. Jamás en letra Rockwell Extra Bold, tamaño 17. La presión por ser el "mejor lo que sea" que nos recomendaron nuestros papás, cedió por ser la persona que más se "goza" su trabajo. Y eso, hizo toda la diferencia.

Yo no sé como hacen los chamos hoy en día para escoger una carrera pero no entiendo porque a nadie se le ocurre que quiere ser la persona encargada de crear nuevos sabores de helados en Tío Rico. Pasarse todo el día en alguna oficina, lamiendo paletas de distintos sabores a ver cual podría potencialmente calar en el mercado. Lo mismo que alguien cuyo sueño sea trabajar en Crayola. Todos nos sabemos de memoria los colores porque la Berol Prismacolor se encargó que todos tuviésemos debajo del pino de Navidad una caja enooooooorme de colores rojo carmesí, azul petróleo y verde grama. Cuando la gente dice “color carne” inmediatamente se retrotrae cual Anton Ego en Ratatouille a su infancia y se ve a si mismo sacándole punta a su color. ¿Quién es la gente que hizo eso? ¿Quiénes hacen video juegos? ¿Corren maratones a ver si los zapatos sirven? ¿Quién es el encargado de promocionar conciertos? ¿Escoger nuevas aromas de té? ¿Quién diseña la ropa de la Barbie?

Sara mi amiga pasó de trabajar en Procter & Gamble a ser nanny en Nueva York. Y hoy es más feliz que nunca. La verdad es que no muchos se lanzaron a ser alguien como Mary Poppins en esta vida y vaya que hace falta. Vamos a estar claros, hay papás que no sirven. Ellos trataron pero hay algunos a los que hay que decirle “Amigo, prueba no superada”. Contar con una señora tan bonita como Julie Andrews (ojo no está buena porque eso es como decir que tu mamá está buena) para que venga a recoger la cagada del pato macho que pusieron hubiese sido un trabajo excelente. Esto es una señora que llega volando por el aire con paraguas de loro mutilado, lleva a los chamos a un parque donde les mete una sobredosis de Red Bull para que se crean que están en un sueño de comiquitas, los lleva a casa de un tío borracho y encima logra que el papá renuncie a un puesto famoso y se lleva a sus chamos al Parque del Este a volar papagayos. ¿En qué Escuela de Nanny estudió esta señora?

Un trabajo chévere debe ser asesor cultural para las telenovelas de Venevisión. No debe haber pero no es posible que a estas alturas de decadencia, todavía sigamos presentando historias de señoras de servicio en sendas casas, atendiendo el teléfono diciendo: “Mansión Larrazábal, buenas tardes”. Por eso es que nos odiamos todos. Ponemos a la Señora Larrazábal, SIEMPRE interpretada por Caridad Canelón a andar por su casa en batola de marabú rosado, regañando a la pobre Inocencia que la mandan a embutirse en un micro vestido con cofia. ¿Qué es eso? Encima se las secuestran y las mantienen en una jaula por ciento veinte capítulos con el pelo secado. Hay tanto personaje chévere en este país que no hace falta sino ver hacia la calle como se comporta la gente de verdad, verdad. Alguien que se encargue de asesorar el decorado de las casas, vestuario y parlamentos para que sean cónsonos con lo que ocurre en realidad, hace falta. La fantasía es bonita pero ya no estamos en tiempos de Cristal. Hay que actualizar la idiosincrasia. Y no precisamente para el culto a la silicona. Nadie, hace ese trabajo.

He ahí la cuestión. Pensarse bien si uno se goza algo lo suficiente como para estar clavado a un escritorio de 9 a 5. Aunque bueno, siempre está la esperanza que Pixar invada a un país, se declare independiente y comience a ofrecer modalidades de inmigración a cambio de trabajo. Él que no se agarre de ese cambur es porque no le gusta ser frutero.-

8 comments:

Tropical Blonde said...

Yuri!

I love this post... y es demasiado cierto... lo que uno menos imaginaba hace diez anhos es estar en donde estamos ahora... in any case, and just as a reminder, I'll always say YES ;)
lobyu fron de distans

María Buroz said...

el otro día pensé que me encantaría trabajar en una empresa que produciera pinturas de uñas y pasar el dia entero creando colores nuevos... sería la más felíz de todas haciendo algo tan sencillo!

Anonymous said...

Toto...logras decir lo que muchos pensamos, de una manera tan genial que me sacas una sonrisa cada vez que TE leo...

probar o inventar helados, las pinturas de uñas de Maria o los juguetes como en Big ....sigh... bueno nada cuesta soñar mientras ves el reloj y te das cuenta que ya te toca almorzar y q solo tienes 1 hora para eso ...

Bibi said...

CIERTO TODO!
Es un tema que siempre discuto con mi pareja... Porque escogimos una carrera, o yo particularmente escogí una carrera que pensé me haría inmensamente feliz, que el titulo en la tarjeta me sacaría una sonrisa... Pero me llaman Lic y no me produce ni regocijo alguno... Y sigo pensando.

Anonymous said...

Me encanto este post! El verdadero exito consiste en poder dedicar la vida al trabajo del que uno esta enamorado

emily_alejandra said...

No valeeee! ya amaba tu blog pero ahora descubro que estudiaste la misma carrera que yo acabo de comenzar!!! wuaoooo! esto quiere decir que en 10 años sere como tu pero en version femenina?? o q si sere feliz cuando vea mi nombre en una tarjeta de presentacion de una suuuper empresa y con un superrrr cargo? o q terminare siendo la traductora oficial de todassss las series de sony entertainment television?? (creo q ese es el trabajo de mis sueños, amooooo el canal y amo las series!) bueno me encanto el post la verdad me has dado muchooo en q pensar! y sea lo q sea q me depare el destino te prometo q en unos 10 años no se ni como ni cuando pero te contare como me fue! (espero q te lo pueda contar por aqui o en vivo mejor!) saludos y buena vibra!

Nicolai Lobachevscki said...

Toto, yo hago juegos de video. Estoy empezando pero para mí todo va viento en popa. Mi meta es Valve Software y luego, con un poco de suerte, trabajar en Pixar.

Va a sonar maríquisimo pero me sacaste una sonrisota.

Toto said...

Nico: Ese era el objetivo :)

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...