Wednesday, March 31, 2010

La Trinidad de las Conversas

Franco mi amigo solía repetir una frase célebre sobre la relación entre la gente y el tipo de conversaciones que mantenían. “La gente grande habla sobre las ideas; la gente promedio habla sobre las cosas; y la gente pequeña habla sobre otra gente.” Siempre me he complacido pertenecer al grupo de la gente pequeña. No tengo complejos; inclusive he pensado mandarme a hacer un certificado PHD en Conversación Idiota para guindarlo en mi pared.

Tengo la buena fortuna de pertenecer a un grupo de amigos que cree en solamente en una cosa: oírse hablar a si mismo es el cenit de la masturbación mental. Es un estado cerebral que no se logra fácilmente y del cual se requiere practica. Practica y conocimiento básico de las tres conversaciones fundamentales que nos ocupan la mente a la gente pequeña hoy en día: nuestra relación con el reguetón, el tipo que sigue siendo un idiota y por último, los cuentos de la violencia y los secuestros en la ciudad –algo que mi amigo Rollito cataloga como las nuevas historias de fantasmas del Siglo XXI.

Uno pone a cinco amigos alrededor de una mesa y es una apuesta de 20:1 que esos tres temas van a salir a relucir a lo largo de la noche. De repente no en ese orden pero se ha dado el caso que se puede contar en un mismo cuento que a un tipo que es un imbécil lo encañonaron mientras bailaba reguetón con la novia de otro. Todo lo demás, son variaciones de cuentos que parten con una misma premisa. A menos que haya mujeres presentes, en lo que es necesario tirar también el ingrediente adicional que habla sobre algún fatídico vestido de cortejo.

Todo eso, más sus variaciones da para tres horas cuarenta y siete minutos de conversación, contadas por reloj. Lo que equivale a siete viajes a la cocina a buscar más hielo para los vasos (la gente pequeña no cree en hieleras) y una afirmación matemática no explicita que faltan once tragos más para que se acabe la botella de whisky y haya que ponerse creativo con la de Blue Curaçao que reposa allí desde el 2008. Y uno creía que la vida se le iba hablando sobre el Sr. Presidente.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...