Wednesday, May 5, 2010

Chaquira. Saben que hay una por ahí

Chaquira. Saben que hay una por ahí. La fascinación por los nombres originales en este país es de proporciones inéditas. Nuestra última adición a la lista, la Señora Betty Croquer como candidata suplente a la Asamblea Nacional. A veces me pongo a pensar que tengo unos padres extremadamente aburridos. Un nombre como 'Juan José' no puede sonar más a pasillo del Colegio de Ingenieros. En cambio, 'Neponusemo Rafael de los Trinitarios', oye eso hubiese sido todo un reto ingenioso. La mejor descripción de este fenómeno en Venezuela, lo conseguí hace tiempo en un artículo en el New York Times, firmado por Simón Romero, cuya traducción al español descaradamente me permito. A fin de cuentas, no podemos olvidar que el nombre verdadero de nuestra Alicia Machado, es 'Joseph'.-

The New York Times
7 de enero de 2007
Poniéndole los pañales al pequeño ‘Stalin’
Los padres venezolanos adoran un nombre famoso

Por Simón Romero
Caracas, Venezuela

Mientras estudiantes universitarios se enfrentaban con la policía en este país en mayo pasado, la atención no se centró únicamente en sus demandas de celebrar elecciones sin injerencia gubernamental, sino también en los nombres de los dos líderes que organizaban las protestas: Nixon Moreno y Stalin González.

Muchos venezolanos se rieron de los nombres y continuaron con sus quehaceres. Después de todo, ¿qué tiene de extraño el ocasional Nixon o Stalin en una nación en donde el otorgar nombres bizarros a los recién nacidos se ha convertido en una tradición caprichosamente colorida?

Un vistazo a la guía telefónica o al registro electoral revela nombres como Taj-Mahal Sánchez, Elvis Presley Gómez Morrillo, Darwin Lenin Jiménez, hasta Hitler Eufemio Mayora. Otros nombres venezolanos, que ruedan de la lengua tan fácilmente en español como en inglés, incluyen a Yusmairobis, Nefertitis, Yaxilany, Riubalkis, Debraska, así como a Yesaidú y Juan Jondre - transliteraciones de “Yes, I do” y “One hundred”.

¿Qué se siente tener un nombre así? “Estoy extremadamente orgulloso”, dijo Mao Breznyer Pino Delgado, explicando cómo había ingresado recientemente en línea para leer en Wikipedia sobre los hombres que inspiraron sus nombres, Mao Zedong y el ex líder soviético Leonid Brézhnev, cuando encontró un ejemplo de la firma de Mao. Dijo que aprendió un poco de caligrafía para poder firmar su nombre en chino.

“Políticamente, mi padre fue moderado pero admiraba los logros militares del Ejército Rojo”, dijo el Sr. Pino de 26 años, quien trabaja en la publicidad de una empresa de ropa de playa. Cuando un Fidel Castro o Mao aparecen en el padrón electoral, dijo el Sr. Pino, algunas personas acusan a los aliados del presidente izquierdista, Hugo Chávez, de rellenar el registro con nombres falsos. “Pero mi nombre ha sido Mao desde antes de Chávez”, dijo el Sr. Pino, un partidario de Chávez.

Venezuela no es el único país en América Latina, o en otro lugar, con un enfoque creativo a los nombres de pila. Brasil es famoso por su abundancia de Washingtons, Robsons y Wellingtons, los cuales adquieren una resonancia musical al ser pronunciados en portugués. Honduras llamó la atención hace varios años después que bebés con nombres como Llanta de Milagro y Bujía apareciesen en el registro público.

Pero el interés de Venezuela en los nombres inusuales es especialmente robusto. Nombrar es algo relacionado con la clase social, con la corteza superior manteniéndose leal a nombres como Andrés, Miguel, Carolina o Patricia. El gobierno del Sr. Chávez alberga a numerosos funcionarios con nombres coloridos, lo cual refleja que la élite política tradicional de Venezuela se ha volcado en los últimos años.

Los chavistas incluyen a Iroshima Bravo, una diputada nombrada por Hiroshima, la ciudad japonesa y Diosdado Cabello, el gobernador del Estado Miranda cuyo nombre [en inglés] se traduce como “God Given”. La Asamblea Nacional, controlada enteramente por aliados chavistas, tiene un Earle, un Eddy, un Elvis, una Berkis Claret y un Jhonny Owee.

Las ideologías de la Guerra Fría le ofrecieron algún tipo de inspiración a los padres venezolanos en décadas pasadas. Aún hoy en día, un nombre o filosfía política que podrá resultar en el ostracismo en otros lugares, no es un obstáculo para una cálida recepción en Caracas. El gobierno del Sr. Chávez ha manifestado, por ejemplo, que no consideraban que Ilich Ramírez Sáncez, el asesino nacido en Caracas, también conocido como Carlos el Chacal, fuese un terrorista. Chávez se dirigió al Sr. Ramírez como “Estimado Compatriota”, en las cartas que intercambiaron.

El Sr. Ramírez, vinculado con el secuestro de 11 ministros de petróleo en una reunión de la OPEP en Viena en 1975 y condenado a cadena perpetua en Francia por haber matado a dos agentes secretos franceses, fue nombrado en honor de Vladimir Ilich Ulianov, o Lenin. Sus dos hermanos son Vladimir y Lenin, nombres comunes de inspiración marxista en Venezuela.

“Es como si usted es más valorado que otra persona en este país si posee un nombre que suena a extranjero”, dijo Samuel Hurtado, un antropólogo de la Universidad Central de Venezuela, quien estudia las estructuras familiares.

"Los venezolanos creen que deben tener un acceso privilegiado a las cosas que se importan", continuó el Sr. Hurtado, explicando cómo nombres que suenan inusuales, a menudo con un toque americano o ruso, incrementaron en popularidad durante el auge petrolero de la década de 1970 cuando Venezuela estaba llena de dinero para las importaciones. "Esta manera de pensar se extiende a los nombres de los padres dan a sus hijos."

Mientras que los nombres en Venezuela pueden parecer sorprendentes a los extranjeros, existen normas en cuestión. Roberto Echeto, un novelista que compiló una lista de nombres inusuales después de escribir una columna sobre el tema para el diario El Nacional, señala prácticas análogas a la combinación de los nombres de padre y madre para producir, por ejemplo, un hijo llamado Nelmar cuyos padres son Nelson y Marta.

Algunos padres simplemente iinvierten la ortografía de los nombres, creando Rotceh de Héctor, Nabetse de Esteban, Susej de Jesús, Aleuzenev de Venezuela, o Anierim de Mi Reina. Algunos de los nombres más raros en la lista del Sr. Echeto, que a menudo tienen un sonido de burla americano, incluyen Willderman, Rosaherbalaif, Owinch, Petrasmit, Georguel y Yasterliski. Puede agregar a esa lista Jhon Beiker (como en John Baker, un nombre genéricamente americano), bautizado así por su madre Dosmel García y considerado por la prensa local como el primer bebé nacido en Caracas en 2007.

"Nombrar a su hijo en Venezuela es una invitación irresistible a rebelarse contra siglos de tradición", dijo el señor Echeto. "La política solía influir en los nombres, pero ahora se ha convertido un poco aleatorio.”

Algunos padres disfrutan el reto. Gilberto Vargas nombró a sus hijas, de 10, 7, 4 y 2,Yusmary Shuain, Yusmery Sailing, Yusneidi Alicia y Yureimi Klaymar. Sus hijos, uno de 9 años de edad y otro de 9 meses, se llaman Kleiderman Jesús y Kleiderson Klarth.

El Sr. Vargas, de 33 años, dijo que el segundo nombre de Sailing fue inspirado por una princesa árabe que apareció en un libro de historietas. Kleiderman fue nombrado en honor de Richard Clayderman (nacido Philippe Pagès), un pianista francés cuyo interpretaciones de música popular y canciones francesas son amados en Venezuela. Klarth es similar al nombre de un amigo en Maracaibo que se mudó allí desde Trinidad y Tobago.

"El resto de los nombres me vinieron ensueños", dijo Vargas, un vendedor ambulante que vende perros calientes, en una entrevista en su casa, en una zona donde 24 familias se puso en cuclillas ilegalmente hace dos años para construir viviendas de revestimiento de estaño y trozos de madera desechados. "Sus nombres los harán especiales en esta vida."

8 comments:

Or@ said...
This comment has been removed by the author.
todoloquemepasa said...

No puedo con lo de US Navy Marina... jajaja más fanático imposible!

Supongo que por cosas como las q plantea este artículo es que en países como España no permiten bautizos con nombres raros o inexistentes; mi abuela llamó a mi tía Elizabeth pero en su partida de nacimiento el pusieron Isabel proque según ellos Elizabeth es extranjero.

Asimismo hubo un caso recientemente d euna Colombiana que se vino a vivir aquí de nombre Darling y por poco se lo tuvo q cambiar porq le dijeron q ese nombre no era aceptado aquí!

A veces uno cree q esas medidas son fuertes y q uno debería poderse llamar como uno quiera sin q nadie te diga q no puedes ponerte ese nombre; pero si miramos al otra cara de la moneda entonces comenzamos a comprender q tal vez no es tan descabellada la idea de restringir qué tipo de nombres se le puede poner a un niño...

Me parece un tema bastante interesante!

Daniela Truzman said...

Pues como dato curioso a tu búsqueda, mi edificio aquí en Panamá se llama Chaquira Plaza. cuando dí la dirección por primera vez fue toda una experiencia...

Saludos Toto

Mandy said...

Mi hijo se llama Anton por que mi esposo es fanatiquisimo de Pantera y ese "Anton Crowley" el el alias de Phil Anselmo el vocalista del grupo.
si tenemos otro, hicimos una apuesta yo elijo el nombre si es niña: Alessa, y el si es varon: Dante (es el nombre del protagonista del juego de video Devel May Cry)...aun trato de revocar la apuesta....

Esencialmente said...

nixoooon ohhhh nixoooon

iLi said...

yo soy egresada de la UCV y estudié con una Maracucha que se llamaba GUALDISNIA GONZALEZ.. inspirada en el mismísimo WALT DISNEY..

Andre said...

y el peor de los peores se lo llevo un barquisimetano que le pusieron Dick como nombre de pila! Eso es sencillamente cruel... deberia existir una ley en contra, esto definitivamente es maltrato!

iLi said...

http://soloenvenezuela.com/2010/02/07/la-hija-de-wolverine-de-los-x-men/

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...