Saturday, May 29, 2010

Dealbreaker

Te invito a cenar chino del chimbo. Nos sientan en una sección del restaurante que se asemeja monstruosamente al cuartico de los fumadores en el aeropuerto de Atlanta pero a ninguno de los dos nos importa. Eso es parte de la aventura. Hablamos de todo un poco, brindamos, gozamos, nos burlamos. Twitteamos.

Al final del plato jumbo que pedimos, te da remordimiento de conciencia por los niños en Darfur y pides que te envuelvan todo para llevar. Muy filantrópico de tu parte. Pero yo te voy a llevar a bailar, mamita. ¿Dónde crees que vas a dejar la bolsita con olor a lumpias?

Exacto. Afuera en el capot del carro. Como yo lo veo, si te roban la bolsita, colaboraste con Darfur, el hampa y tu antojo de tragarte toda la nevera cuando llegues a las cuatro de la mañana.

¿#Fail? Que nadie tuvo la [in]decencia de llevarse la condenada bolsita.-

2 comments:

La dueña de la residencia said...

"Remordimiento de conciencia por los niños en Darfur" CDSM

Gracias por sacarme la sonrisa que me hacia falta! :)

Luis! said...

¡Diste con el escondite perfecto! La próxima vez que te bajes del carro, no metas el iPod en la guantera: guárdalo en una bolsita grasosa de lumpia y ponlo en el capó.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...