Sunday, May 23, 2010

Y al Miss Mundo va... (#10- #1)

A pesar de todo, un sifrino con personalidad "te goza" donde se de el bonche

Sifrinos de Caracas ¡actívense! La Semana Nacional del Sifrinismo ha llegado a su punto final. Hoy, en el Tea Party revelaremos las diez posiciones finales de las 50 Cosas que Hacen Los Sifrinos Caraqueños. Una rendición de tendencias, momentos e indumentarias que acercan a una persona al Sifrinismo. Para aquellos que han estado llevando la cuenta, le recordamos que la valoración del puntaje es como sigue:


Cumplir 1 sola condición lo hace automáticamente un sifrino. Lo lamentamos pero el juego lo inventamos nosotros. ¡Usted es un sifrino y punto! Si cumple entre 15 y 20 de las condiciones, aplausos, Usted cae en la categoría de Sifrinos Clase B y puede decir que es igual de sifrino que el que escribe en el Tea Party. Ahora bien, si cumple entre 38 y 50 condiciones, debe saber que Usted es un Sifrino Triple A y que por lo tanto, tiene todo el derecho de salir del closet de los sifrinos y pedir que por favor le rindan un merecido aplauso en su homenaje.


Esperamos con ansias que le haga saber al Tea Party si Usted desea que le publiquemos su foto más sifrina, cosa que con gusto haremos y le rendiremos un tributo especial a su Sifrinismo. Ahora sí, con voz de Gilberto Correa, las 10 Cosas más sifrinas que hacen los Sifrinos de Caracas son:


# 10 – Tener la Merú con vidrios blindados


Todo sifrino de Caracas sabe que el paquete del Sifrnisimo no viene solamente de cuantas tarjetas de invitación reposen en la mesita de la entrada de la casa. Tampoco por cuantas clases extracurriculares le dio el profesor Garaizabal en sus años de estudio. Un sifrino no está completo sin un modo de transporte regio que lo pasee por los tráficos de Caracas. El cénit es tener la Merú 4x4 gris o sus similares. Algo lo suficientemente lujoso como para extender el tufo del estatus pero también lo suficientemente poderosa como para poder “embarrarla” en un charquito frente a la casa de Sabrina Sinaruco en La Sabana.


Como lo hace con las casas en Los Roques, un sifrino te puede identificar de quien es cada camioneta estacionada entre una fila de carros de Cerro Verde. ¿EL tema de conversación? Tener la camioneta con los vidrios blindados por cuestiones de seguridad. Es el equivalente a los vidrios ahumados de los noventa. No tenerla blindada es de gente quedada. Para la oficina, en caso de tráfico abultado, una moto Vespa reloaded con vidrios de Chip Patrulla Motorizado y casco de patineta.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si le dices “Gordo” a tu novio y “Gorda” a tu novia. Sifrino que se respete no dice Princesa, Mi Rey, Mivi (corto para “Mi Vida”) en cualquier formato y sobre todo en idioma de bebé.


# 09 – Preocuparse por el “Qué Dirán”
Una sabia sifrina confesa que juega a ser niche (manifiesta que algún día su casa se llamará la Quinta “Avenida”) decretó el mantra que por siempre embargará a los sifrinos: “Nunca terminamos siendo lo que en verdad queríamos ser por aquello del qué dirán”. Eso le agobia a los sifrinos. Desde chiquitos son compelidos a comportarse, a saludar con beso, a ir a misas de muertos de gente que jamás vieron para cumplir con otro, a no llamar a la una p.m. “porque se está almorzando”, a ser vírgenes hasta el matrimonio, a no salir si no sale el novio y a trabajar en Finanzas.


Ello ha generado una generación de artistas frustrados atrapados en blazers, mujeres de dieciocho paseando a sus metidas de pata en coches Orbit, “ñazas” porque “me miró feo”, divorciados antes de que llegue el álbum de Mauricio Donelli y mensajes de texto enviados a las dos de la mañana desde El Pingüino, con una llevada de manos a la cabeza el día después. El “qué dirán” es un mal que agobia a los sifrinos, cuyo entorno espera que sean perfectos. “Imagínate que la hija de Federico Sinaruco está saliendo con el ex marido de María Mercedes”. ¡Sí chica, porque María Mercedes es senda lesbo! Y tú hijo te roba plata para comprar marihuana y tu sobrina está teniendo sexo sin protección porque a ti jamás se te ocurrió hablar honestamente de esos temas en la mesa. Todo por aquello del “qué dirán”.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si puedes hablar con propiedad de todas las pistas de esquí en Courchevel, Corvara, Whistler y Vail. (Si puedes hablar con propiedad sin haber ido eres un idiota).
# 08 – Llegar con una pinta exitosa a la playa (y ceviche en Tupperware)
Viajar por el mundo es una cualidad del sifrino, pero al caraqueño se le respeta sus escapadas a Margarita. Sifrino que no sea adorado por una pareja de señores en un rancho de Chana perdió su viaje al Estado Nueva Esparta. Y si bien hacen los mismos planes que todo aquel que pone “De Musipán pa’ Diverland” en sus carros, un sifrino se reconoce a leguas, aún cuando esté parcialmente desnudo.


El papá sifrino llega a la playa con sombrero de Panamá, camisa blanca Columbia con los Cohiba en la solapa, traje de baño Vilebrequin – indumentaria equivalente a las corbatas de animalitos de Hermés- y Crogs porque a él le sabe a ñoña, esas cholas son cómodas. La mamá, ilógicamente maquillada se quita su pareo anudado en cruz al cuello, se sube con las dos manos el bikini strapless y se ajusta la visera de paja de donde sale una discreta colita de caballo. El adolescente insoportable viene con mocasines de cuero con lacito, camisa Polo rosada, Vilebrequin con elefanticos y la caja de Belmont escondida para fumar detrás de una mata. Detrás, la enfermera sin derecho a traje de baño con la sifrina de la próxima generación con dos coletas montadas y una Boogie Board de la que se antojó en el camino.


Esa es la gente normal. En una silla ya sentada a lo lejos, con siete buhoneros vendiéndole zarcillos de perlas, está la Chica Kanomi. Aquella que te luce una figura esculpida del Yoga Shala y que no repite traje de baño porque Bamboo Mare le hizo quince (tres strapless embutidos en paquitas porque tiene un matrimonio la semana que viene). Esa sifrina para meterse al mar se tiene que desamarrar las espadrillas, dejar a un lado la camisa hindú que está usando como almohada, quitarse el pareo que le combina con el color de las uñas, sacarse los setecientos collares pemones que le vio a Patricia Velázquez en una revista y lanzar la pamela mejicana de Speedy González que se trajo para que no le afecte el peeling. El pelo la tiene sin cuidado. La Keratina se encargó de hacerla ver esplendida. Masajes tiene cita a las tres. El marinovio que pida otra botella de champaña rosada porque ella te lleva “la calol”.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si estás abonado en la zona VIP durante toda la temporada de beisbol.
# 07 – Tener material P.O.P. de las propiedades (regalado o propio)


El arte de invitar no es tomado a la ligera en el mundo sifrino. La lista de invitados se selecciona tan cuidadosamente como se decide cual coffee table book poner en la mesita del salón. La gente tiene que pegar y ésta no puede ir si va el novio de la otra porque hace cien años se dieron los besos y eso es un desastre. Las mamás están contentas porque “a Sabrina mi hija la invitaron para el yate de los Sinaruco en Semana Santa”. Y Sabrina regresa feliz y contenta porque se metió una voladora en el yate, aún cuando ante la pregunta “mi gorda ¿cómo te fue?” le responda a su mamá con un escueto “Ay equis”.


Ahora bien, Sabrina no regresa con la maleta vacía del viaje, no. Sabrina regresa ataviada con una franela con monograma del nombre de la finca o el yate o la casa. El material P.O.P. es tan importante como la vajilla de playa o mandarle hacer monogramas a los pañitos en los baños de visita (baños que por cierto merecen una crónica completa). El sifrino se distingue si tiene propiedades. Pero el top es el que te invita al Catamarán Rumbero, propiedad de la familia y te da un regalito de salida como recuerdo.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si tienes que pronunciar la palabra "GMAT" alguna vez en tu vida para excusarte de un compromiso.


# 06 – Descoser los sociales


Hablando del tema, un sifrino de toda la vida opinó: “Que Rafa Méndez no te pregunte tu nombre no tiene precio.” Los sifrinos son introducidos a los sociales desde que son incluidos en una lista de quince años que se pasa entre Ursulina y Ursulina. Entre la saludadera, una parada en la mitad de la fiesta hace que los sifirnos bajen su copa –porque como ya se mencionó, sifrino de cepa no sale retratado con trago en mano- abracen a la sifrina puesta estratégicamente a su lado y saquen a relucir sus dientes perfectamente blanqueados con tratamiento. Faux pas que el fotógrafo saque su cuadernito Moleskin para anotar el nombre. De no saber quién es la acompañante, se hace una pregunta discreta al oído.


Los sifrinos ya no salen en los periódicos. Ahí ahora sale una gente “que yo no conozco”. Salen en revistas especializadas, así sea ilógicamente en la Vanidades de la peluquería. Cuando llegan a las casas – porque a todo sifrino le llegan revistas que “te son de cortesía”- hacen caso omiso a los artículos de contenido y se van directo a los sociales. Siete páginas de eventos diversos en los que predomina la “It Girl”, aquella que está de moda en el momento y fluyen los comentarios sobre los retratados (comentarios de sifrinas: “el vestido de Sabrina es TOO MUCH” o “ella se hace el laser conmigo").


Lo ilógico es la humildad sifrina ante los sociales. Un comentario de “te vi en una revista” amerita dos respuestas sifrinas: o “ayy tan bello Rafa que me puso” o “ay no salí horrenda”. ¿El acabose del mundo sifrino? Que la leyenda debajo de la foto de Sabrina Sinaruco con el inhóspito que invitó, lea: “Sabrina Sinaruco muy bien acompañada”.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si te fuiste con tus amig@s a Los Roques o te hicieron una fiesta en Galipán para celebrar tu despedida de soltero. (Ultra si te fuiste a Las Vegas).
# 05 – Embarrarse en el Bazar del Country


Los sifrinos entienden que la causa noble del bazar navideño del Country Club bien amerita el esfuerzo. Se han recaudado miles de millones a lo largo de los años para la obra que representan y eso amerita un aplauso. De eso nadie puede quejarse. Pero hablemos del día del bazar. Este es el mercado persa de los sifrinos. Su Fun Race por decirlo así. Si la marca por excelencia del vulgo es el dedito morado al terminar una elección gubernamental, la marca del sifrino es un zapato Hogan plateado y dorado embarrado hasta el tobillo luego del Bazar del Country.


Es ley que todos los años les cae un chaparrón de los buenos. Si bien, la Agencia Mar ("worth every penny" según una sifrina de toda la vida), resuelve con toldo blanco y candelabro dorado, los ríos de lodo que fluyen por el parquecito infantil hacen imposible la caminata. Los compradores van de stand en stand, lanzando besos por doquier, saludando con la mano extendida y los dedos hacia abajo y diciéndole a las sifrinas que venden “ya vengo mi amor, me tomo un cafecito y te vengo a comprar”. Código sifrino para decir “no te voy a comprar un carrizo”. Todos los años el mismo despelote, haciendo cola para el baño, pagar, comer, saludar y ver las gaitas de los colegios. Embarrados por una causa noble. ¿La mejor solución para pasarla bien? Encontrarse a la señora sifrina que es prima de todas las organizadoras. Ella está parada en una esquina con un Astor Azul viendo la marabunta y diciendo: “No, no, no. Esto es un horror”.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si tu lista de matrimonio está en Iskia, Il Argento, Niní y Amalia, Galea, Bo Concept y en Beco y Bazar Dinafra para tu despedida de soltera. (Lo único verdaderamente capitalista de este país son las listas de matrimonio).
#04 – Plancharse la peluca
Hay hombres en esta ciudad que se casan con mujeres sifrinas y se llevan un chasco en la luna de miel. De la cama nupcial en Bali (porque los sifrinos viajan a Asia) sale una risueña señora casada que sigue admirando su anillo de oro blanco (no hay de otro tipo) y anuncia que se va a bañar para salir a comer. Cuatro horas después, el marido impaciente decide tocar la puerta ante el inminente ruido de un secador que no termina de apagarse. Abre la puerta y ahí está la confirmación de la leyenda urbana más escondida desde que los Illuminati decidieron no divulgar sus secretos: las sifrinas caraqueñas “te tienen” el pelo rulo.


El aplacamiento de la peluca comienza a temprana edad. El pelo secado es el non plus ultra del Sifrinismo caraqueño y como tal, se va a la peluquería una vez por semana (dos si hay eventos varios) a que alguien llamado Renny, les aplaque la desgracia y le diga que es “la más bella”. Las sifrinas caraqueñas se hacen las manos y los pies todas las semanas, dígase viernes de matrimonio o jueves para ganar tiempo. ¡Nada de uñas acrílicas! Se hacen el laser para depilarse (afeitarse es de monas) y persiguen a su manicurista de peluquería en peluquería si se peleó con la dueña. Las manicuristas lo saben todo. Quien comenzó a tomar pastillas anticonceptivas, quien se está divorciando quien le está haciendo el vestido a Sabrina Sinaruco. Las niñas sifrinas entran a su templo y se quedan horas, fían cuentas millonarias en dicha peluquería porque la tarjeta no siempre pasa. Tienen códigos estándares para propina y a juro hay que dar regalo de Navidad.


El maquillador es otra historia. Las sifrinas caraqueñas no se pasan un “brushesito” y presto. Esa cara de geisha la arregla un artista; un súper divo al que las sifrinas caraqueñas le tienen que rendir pleitesía en su súper peluquería. Si se cumple con la gracia de ser una cliente frecuente y se jala suficiente mecate, el súper divo puede hacer el honor de ser aclamado en una casa particular para así sentarse con la sifrina y prevenir el faux pas que alguien la vea peinada y maquilada antes del sarao nocturno.


A esos hay que mandarlos a buscar, darles pasapalos, y jamás de los jamases meterse con la obra maestra que están realizando en la cara de la sifrina. Hay algunos que firman la cara con su sello personal. A los súper divos se les trae maquillaje cada vez que una sifrina llega de viaje, se les da un regalo de Navidad y se lea oyen los cuentos de las escapadas con el novio. Con el maquillador, van pasando revista de los sociales porque él se sabe todos los cuentos de las doñas sifrinas y cual barajitas del Mundial va diciendo a quien arregló. Tener un maquillador personal es el top del Sifrinismo femenino.


Ñapa: Sabes que eres sifrino de cepa si juegas papelito y sale Tamba el profesor de tenis.
#03 – Tomártelo suavecito y con soda


¿Realmente tenemos que hablar del whisky? El líquido escocés es al Sifrinismo lo que Laika significó para los soviéticos. El whisky para el sifrino es como Wendys para el vulgo: siempre “cuadra contigo”. Señalen a una persona hablando a mares con un whisky aguado extendido para que se lo reponga un mesonero y ahí está un sifrino. Buchanans 18 o la marca que se ajuste al paladar, el whisky ha acompañado al sifrino en todo momento de su existencia, y éste a su vez le ha sido fiel. La champaña rosada y las tardes de vodka tonic pueden ir y venir pero el whiksy comienza desde la clínica donde nace un retoño sifirno.


¿Hay algo más ilógico en Caracas que poner pasa palos en una clínica para la gente que venga a visitar un bebé? Sí, poner whisky. El sifrino caraqueño tiene la virtud de considerar que todo momento amerita un whisky y como tal esa botella lo ha acompañado a él como borrachito de pueblo en la playa, la montaña, la corrida de toros y en toda feria de arte al que le han arrastrado sus esposas. Pedido en servicios y en cantidades. Igualmente sifrino es saber de vinos y bastante. Que vino va con que comida y en que copa se toma. Igual sucede con la champaña de la cual nunca se puede saciarse.


Hay un cuento en Caracas de unos padres sifrinos que comenzaron a comprar cajas de champaña para el matrimonio de su hija. Cuando faltaba un mes para el matrimonio creyeron que se las habían robado. “Robado” es la palabra que se usa en los predios caraqueños cuando nadie puede admitir que el término correcto es “Bebido”. Por ellos. Sin ninguna verguenza.


Ñapa: Sabes que eres sifrino si puedes saludar a todas las personas que están en la sala de espera de tu dentista.
#02 – Que te parezca que todos los matrimonios son igualitos


Hay un dicho sifrino que reza que una fiesta no comienza sino hasta el día después cuando se comenta en el desayuno. El Santo Grial de las cosas sifrinas de Caracas no puede ser más que ir a un matrimonio. Una noche en la que se bota la casa por la ventana, se endeuda, se hipoteca, se sufre y se pela para ver a una niña vestida de blanco entrar por una Iglesia para caer en manos de su prometido. En Caracas, una fiesta de matrimonio (los sifrinos le tienen alergia a la palabra "boda") es de tal magnitud de producción, que no puede sino pensarse en hacer otra lista aparte en este countdown sobre las 25 Cosas que Odiamos de los Matrimonios de Caracas. Sólo nos extenderemos aquí para decir que lo más sifrino que pueda pasarle a una novia es conseguir casarse en la fecha que a ella le de la real gana y no en la fecha que le ponga un sacerdote o la Quinta La Esmeralda.


Ahora bien, el cenit del Sifrinismo en Caracas no es ir a un matrimonio. Eso se da por sentado. El non plus ultra es aburrirse en un matrimonio. ¿O es que acaso los novios sifrinos no saben que su matrimonio es exacto al del viernes pasado? Para empezar ¡abajo con la tela blanca! ¿Vendieron el collar de la nonna para poner la misma sábana blanca que se lanzan en todos los matrimonios? ¡Abajo con el cotillón! ¿Quién le dijo a los sifrinos de Caracas que salir de un sarao vestido de conserje en piñata de niñito de apartamento 8-A es de la high? ¡Abajo con el tequeño de hojaldre! Si se van a poner creativos con los tequeños, asegúrense que también hayan los tequeños normales de las Tías. Un tequeño de hojaldre es divorcio seguro.


¡Abajo con el entarimamiento clasista! ¿Qué es esa ridiculez de poner a los sifrinos a decidir si son Mick Jagger o son Barra Groupie del Cortejo? ¡Abajo con las novias que juran que su vestido de cortejo es bonito! Amiga, tus “niñitas” no te lo quieren decir pero hay que decir la verdad: ese trapo que les mandaste a hacer fue BIEN feo.¡Abajo con los novios que ponen sólo tabacos! Full sifrino pero si es así, los que fumamos cigarros queremos una maquina dispensadora porque ahí nadie “te fuma”. Pero a las dos de la mañana que prendan la chimenea.


¡Abajo el frac! Novios no se dejen pisar. Implementen el uso de la guayabera. Vivimos en un trópico socialista y los sifrinos insisten en que debemos sudar. ¡Abajo los zanqueros! Esa gente no merece vivir. ¡Abajo esconder la botella para que no se vea la raya roja de zona libre de impuestos! Señores padres, todos sabemos que los sifrinos somos unos pelabolas. Tranquilos que eso no le quita el oro a nadie. ¡Abajo las idiotas que dicen ‘Que Uuuuutil’ en las despedidas de soltera! Una niña con postgrado en Ingeniería Bioquímica y experta en Hedgefunds le parece un foso que le regalen un plumero. ¡Abajo los Crogs! Sifrina de cuna llega a su casa entaconada. No hay excusas.


¡Abajo la aclamación a Fiera Perrari! En verdad no, sólo queríamos encontrar una excusa para decir Fiera Perrari. ¡Abajo los niñitos en el cortejo! No saben caminar y son una ladilla a pesar que las mamás digan que es cuchi. ¡Abajo no saludar! ¿Nos seguimos en Twitter, fuimos para las mismas fiestas, estamos todos los días metidos en El Pingüino, nos vemos todas las fotos en Facebook y encima te das el tupé de no saludar? No seas descarado, sifrino. Y muy especialmente, ¡Abajo las tocadas de lolas sifrinas en baños de mujeres! Esas son las que se tienen que entarimar. En resumen: Novias sifrinas del 2011: se aprecia la invitación pero se aprecia más la personalidad. Queremos gozar contigo. ¡Lánzate un matrimonio sifrinamente memorable!


Y finalmente y por último: las 50 Cosas que hacen los Sifrinos de Caracas culmina con....... (música de Venevisión cuando ganan los Leones o coronan a Miss Venezuela):


#01 – Haberse metido en el blog de Toto Aguerrevere toda esta semana
¡Ah que no iban a conseguir puntos! Sifrino de Caracas que se enteró que el “niñito Aguerrevere” estaba haciendo una lista de las cosas sifrinas y que encima le dijeron mono porque admitió que usaba camisas Abercrombie & Fitch, se metió a ver si él podía considerarse como un Sifrino Clase B (de 15-20 puntos) o si debía desenmascararse para siempre y salir del closet de los sifrinos, admitiendo que uno “te es” un Sifrino Triple A (de 38 a 50 puntos). No puede haber nada más sifrino que clasificar y clasificarse y aquí todo el que celebró la Semana Nacional del Sifrinismo tiene que subir su bandera y exclamar a los cuatro vientos “chico yo ‘te soy’ full sifrino”.



Así concluye la Semana Nacional del Sifrinismo. Este fin de semana se ofrecerá una rueda de prensa con las conclusiones del evento pero desde aquí el Tea Party agradece enormemente a los 87 sifrinos Clase B (y los 10 no confesos Triple A que pidieron anonimato) que contribuyeron a esta lista. Sin sus comentarios – sobre todo con respecto a las modas- esto no hubiese podido ser posible. Fueron más de 450 items considerados para esta lista de 50.


No están todos los que son y seguramente hay más. Pero nadie puede decir que cumplir con más de 38 aspectos de la lista no lo hace un Sifrino Triple A desenmascarado. ¡Que salgan! Queremos rendirle un aplauso por habernos hecho pasar una semana de júbilo. A todos los demás Sifrinos Clase B, saquen sus cuentas y sumen sus totales. Porque la persona a la que Ustedes consideran que es un sifrino, seguramente está diciendo lo mismo de Usted! `


Nos vemos en la próxima corbata. Les narró para Ustedes, Porfirio Torres.-

34 comments:

La Pastorcita said...

Mi Tots!!! No puedo parar de reirme! Pues segun mis calculos soy sifrina triple A y eso que no tengo ni tetas montadas, ni fui al tour de quince años ni baile en las gaitas!! Eso si; compro tylenol en USA y me lo traigo para mi lado del charco... por razones economicas pues...
Te quieeeeroooo!!!

La Pastorcita said...

ooopppsss, calcule mal... soy sifrina en hibrido.. ni B ni triple A!!! Pero sifrina al fin!! Jejejeje! ;)

Doña Mar said...

Hola Toto! No he parado de reir, que buena semana. En tu lista nadie se salva del sifrinismo, puesto que todos te leemos.Felicitaciones por tus escritos. Un saludo

marialerondon said...

Y como dice Maite: APPPLAAAAAUSSSSSOSSSSSSSSSS!!!!!!
demasiado bueno Totin!
Me fue super util para darme cuenta que soy tremenda tierrua! jajajaja
asi como tambien para entender a toda mi familia politica!

Ana Zubillaga said...

Yo te digo una cosa, a mi me tiene angustiadisima que la suegra de Marialerondon se meta en tu blog y vea los comentarios hacia su familia política, Dios mio, este blog siempre crea controversias....
Si las ñapas suman soy triple A, pero si no, soy B, aunque a mi me gusta jugar en grandes ligas y deberías ser triple A.... ya te enviare mi foto más sifrina....será que se puede o me secuestraran por tu culpa y divulgar tu vida en tu blog? (Te falto colocar: Mamá sifrina que no dice eso no es mamá)
He gozado! Estoy pendiente de la lista de los fugitivos!
De paso, sigo en "CHOC" con los de A&F, yo que le compro ahí a mi sobrina amada y ella que le encanta, será q de verdad es niche o es envidia de que entras en alguna talla de ellos??? Insisto, es envidia! You know you are a star when someone envies you!

María Buroz said...

18 puntos en total igual de sifrina que el Tea Party! Te felicito has hecho demasiado llevadera ésta semana para mí! Este blog se ha convertido en algo imprescidible, es TOO MUCH!! jajajajajaja. Esta tarde mando mi respectiva foto.

rgv333 said...

ok, llegué a 7... y porque leí el blog toda la semana... estoy en las ligas super menores.

de vaina van los panas pal estadio.

Andrea said...

Toto, lloré de la risa.
Qué don tienes para expresar estas cosas, CONGRATS!

Ahora, en esta tengo 6 puntos.
6+15 anteriores: 21.

¡Chico, yo te soy sifrina!
Jajajajaja.

Saludos.

Elena Sánchez Vilela said...

GE NI AL! Tremenda idea para pasar la semana. Ojalá existiese un blogger que se dedicara a nombrar las 50 cosas de un "no sifrino" pero con el conocimiento de campo tuyo.

Y bueno chico, "te soy" 21 puntos sifrina. -aunque de los más críticos (esta última lista) sólo dos y de esos: el #1 mi más celebrado xD-.

Besos!

Fabiana Pigna said...

En la ñapa se puede incluir el jingle que todos cantabamos en las canchas de chiquitos: "Tamba cutiricutamba lavativa cumba cumba cutiricutá"

Andrea said...

Sifrina hibrida, pero capaz tercera clase (insert obvious joke here) porq ya no vivo en ccs y he llevado el legado sifrino a todos mis destinos! Ps. I'm still pissed I have to confess this weekend porq por aquello del que diran me reuso a que nadie del cortejo comulgue. (ves en una frase ya se me nota que cumplo con unas cuantas). Genial como siempre Toto! Hilight of the week #NOdoubt

Nina said...

Un verdadero sifrino nunca nunca nunca diría tanto "te es." Es tan grave que cancelaste tus puntos sumados! Jajajaaj.

TQ jevo.

GENIUS as always.

Esencialmente said...

Aja te tengo un total de 21.5, en que categoria cai pues? ESTUPENDOS POSTS DE ESTA SEMANA p.d y sigo picada

Ana Sofía said...

Me da pena decir mi puntaje! Si sumo las ñapas soy super triple A.. sino estoy en la raya!!!!
Excelente countdown tots!!!

Sabri said...

Toto!!! SOy Sifrina Clase B!! Orgullosisisma de serlo!!! Como goce con esto, me reí demasiado!! Estoy en busca de mi foto más sifrina y te la mando volando...jejejee Un barazo!

Grace said...

Jajajajajajajaja Excelente Toto! Mi puntaje me lo llevo a la tumba!

Special K said...

hahahaha demasiadooo buenoooo demasiadoooo buenoo!!! mi puntuacion me la llevo a la tumbaa tammmbiennn hahahahahahahahaha!!!!!! congratsss te fajaste toda la semana y uff me la hiciste super divertidaa! besoss!

Lylanda said...

Desde Colombia confieso que NO "te soy" sifrina, pero me reí mucho porque evidentemente la categoría también existe aquí aunque no conozco el nombre... Eso sí, he estado cerca de sifrinos y mi esposo se salva por unos cuantos puntos de haberlo sido (hay que ver sus primas, esas sí que "te son").

Espero con ansia la Semana del Fugado a ver si en esa sí encajo...

FELICITACIONES, ME ENCANTA TU BLOG

mariana said...

orgullosamente, te soy sifrina tipo B. me encanta ser sifrina, estudie en el merici, mis hijas tambien (una se graduo el año pasado) y la otra esta en las gaitas....magno evento....indeed.
mis gaitas mericianas fueron demasiado ochentosas, nada q ver con las de ahora.
looooooved this week toto.
te leo, te sigo. jajjajjajjaa
graaaacias!!
ah!! 17 puntos, no me da pena decirlo.

deberias seguir con estas listas semanales, muuuuy entretenido.
ciao!

mariana said...

orgullosamente, te soy sifrina tipo B. me encanta ser sifrina, estudie en el merici, mis hijas tambien (una se graduo el año pasado) y la otra esta en las gaitas....magno evento....indeed.
mis gaitas mericianas fueron demasiado ochentosas, nada q ver con las de ahora.
looooooved this week toto.
te leo, te sigo. jajjajjajjaa
graaaacias!!
ah!! 17 puntos, no me da pena decirlo.

deberias seguir con estas listas semanales, muuuuy entretenido.
ciao!

Lucy said...

Demasiado,o como dices tú que decimos TOO MUCH!!!!
"mi dentista me ama"

marimarval said...

8 acá ! Qué desgracia que se terminó!!! jajajaja AME estooo!! Ya voy a sumar a ver donde quedé!

marimarval said...

Mi resultado final : 30 puntos! Pero no entiendo en qué categoría quedé entonces! jajaja Tq, ootro countdown soon urgente !!!

Tina said...

Todos, todos, tenemos algo de sifrino dentro de nosotros... Pero, hay quienes se lo gozan, asi que salud! jaja

LauStrazza said...

Te llevo 26 en totaaaal!!! Orgullosa y confesa sifrina tipo B!!! Y eso es sin contar las ñapas pq ahi me llevo casi q las 10 completas jajaja... Yo te digo, ente lo de "abajo los tequeños de hojaldre" y la ñapa de Tamba, me terminaste de hacer la semana. Toto: eres genial.

Emiliana said...

Estoy como Zubi, si las ñapas cuentan perdimos la cuenta!!! Si no, 28, eso no se si es B o AAA, pero igual me suena muchisimo! Que horror! Yo sabia que era sifrina pero esto ya es una groseria jajajaja
No sabes lo que me hiciste gozar mi semana!

Toto said...

Estas me llegaron de un anónimo sifrino por e-mail las cuales comparto con Ustedes por aqui porque merecen la pena citarse:
1. Traer Shopping Bags de tiendas de marca de los viajes: Porque tiene mucho más glamour regresar prendas de ropa prestadas en una bolsa de Louis Vuitton que en una de Excelsion Gama.
2. Tener la tarjeta de DirecTv Puerto Riqueño: Because we need Sitcoms on real time y tener ABC, CBS, NBC y Fox es mucho mejor que AXN y Sony.
3. No ver las series semana a semana sino en DVD: "Yo me encerré en mi casa un fin de semana y me pegué tres seasons completos de 24" (matematicamente imposible ya que son 72 horas de video y el fin tiene sólo 60 y eso es si te agarras medio viernes)
4. Esquiar en Steamboat, Vail, Whistler o Courchevel (y tener el "apparel" respectivo para comprobarlo)
5. Tener el ultimo iPhone desbloqueado al día siguiente que salió en EEUU
6. Agregarle tu ubicación geográfica a tu username de BlackBerry (Ma Antonieta @ Montecarlo) I'm guilty as charged y creo que este tema ya ha sido discutido en tu Blog.
7. La Focaccia de Serafina's, los profiteroles del Entrecote en Paris, el Cheesecake del Cheesecake Factory: Cuando se habla de tu comida favorita el asado negro de tu casa jamás es lo que te viene a la mente. Siempre es necesario un plato específico de un restaurant en una metropoli internacional (que no sea CCS)
8. Hablar de celebridades en first-name-basis: "Me encantó el vestido de Angelina en los Oscares." "A Brad le quedaba mejor la barba."
9. Tener un número de celular americano con area code 305, 954, 917 o 646
10. Usar BlueJeans que sean mas caros que la cuota inicial de un apartamento Y que tengan una costura identificable en el bolsillo trasero: (e.g Seven, Citizens, True Religion, etc.)

Tinker said...

Jajajajajaja Clase B! Tuve muy buenos recuerdos de nuestra espoca!!

TODOS los posts estuvieron buenisimos!

Miss you Scoobs

Anonymous said...

One word: HILARIOUS!
No sabes como me he reido, a carcajadas maaaaal!!! Primera vez q te leo y me encantas, excelente blog!
P.S. Sifrina entre Clase B y Triple A

COOKIE said...

eeeeeeeeeee mmmmmmmmm 2% sifrina all the way

COOKIE said...

eeeeeeeeeee mmmmmmmmm 2% sifrina all the way

ardi! said...

Lo lamento, este post... ESTE POST me inspira a escribir uno.

Toto, you inspire us all.

Pero la única manera que puedo complementar tu post es diciendo, "eres niche cuando".

Kingluis said...

Toto, me reí demasiado con el post..saludos

Maru said...

Sr Toto no se ni como llegue a este blog pero LO AMO y este artículo de sifrinismo esta excelente

ya admito que soy una sifrina que carajo!

hasta nombraste a San Antonio y he escuchado por ahi gente que dice San Hampton's jajaja ahi te lo dejo

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...