Monday, June 7, 2010

Hundirse en Smoking

Hay algo en el smoking. Quizás es la sensación de sentirse un pingüinito mesonero en Mary Poppins o quizás sea que su uso es tan inusual, que uno no puede dejar de sentirse un poco James Bond. El hecho es que mientras me lo quitaba el domingo en la mañana, luego de un matrimonio al que fui, me puse a pensar que si me tengo que hundir algún día, quiero hundirme vestido de smoking.

Leí una historia sobre una señora neoyorquiina que se vino a menos luego de un tumultuoso divorcio y cuentas exorbitantes como producto de sus constantes saraos (en un momento dado echó a perder el ascensor de su edificio porque trató de meter a un elefante para exhibirlo en su fiesta). La señora en cuestión se encontraba regresándose de una fastuosa fiesta en Versalles cuando el carro chocó, dio vueltas y la mató en seco. Los comentarios en el entierro de la señora no fueron de pesar ni de lastima. Para alguien acostumbrado a una buena fiesta ¿qué mejor manera de salir de este mundo despidiéndose con una fiesta bailable en Versalles?

La muerte es un tema que no se discute por aquello que es pavoso pero he estado pensando últimamente en ella. No porque tenga intenciones de hacer check out en un futuro próximo. Más bien por una pregunta que alguien hizo en Twitter el otro día: ¿A dónde van los muertos de Facebook? Cuando uno muere, se va disfrazado con las alas de angelito pero deja aquí todas las cosas terrenales que algún día le parecieron mundanas. Facebook es una de ellas. Fotos, videos y mensajes de cumpleaños que permanecen allí aún cuando uno no esté. A la hora de redactar nuestros testamentos, ponemos por escrito a quienes les legamos nuestros bienes muebles e inmuebles. A nadie se le ocurre decir a quien le lega la contraseña en Facebook para que destruya su perfil o lo mantenga como un busto en homenaje a una vida sensacional.

¿Es extraño no? Leí recientemente que las personas que se ven bajo la desgracia de ver quemar su casa, no corren a agarrar un sweater o algo de comida que los mantenga. Si tienen la oportunidad de agarrar algo, lo más probable es que tomen alguna fotografía o un álbum de fotos. Consideramos absolutamente necesario preservar nuestras memorias, el legado histórico que nos hace únicos. Nos fijamos poco en aquello que podría servir para nuestra supervivencia y pensamos más en algún objeto que nos recuerda a mejores momentos. No en balde Dolley Madison corrió a desmontar el cuadro de Washington cuando los británicos invadieron la capital y quemaron la Casa Blanca. Gracias a ese gesto, el cuadro de Washington es el único objeto verdaderamente auténtico que ha reposado en la Casa Blanca desde que se originó la idea de crear una mansión presidencial en los Estados Unidos.

Es cómico pensar que mi smoking es el mismo de cuando yo tenía veinte años. No me sirve ni por error pero no voy a estar alquilando uno para una fiesta en la que no tengo un rol protagónico. La apertura del cierre estratégicamente escondida por una faja ilógica. Un smoking de ese calibre es como un legado histórico. La infinidad de fiestas a las que fue, hoy reducidas a un poco de tarjetas de invitación, las cuales reposan guardadas en una caja que recuerda a mejores épocas.

A diferencia de los vestidos de las mujeres, el smoking es un repetitivo álbum de tela negra que si pudiese hablar, contaría los mejores secretos de la persona que lo ha usado. ¿Cuántas manos se agarraron de esa espalda en plena pista de baile? ¿Cuánto polvo de maquillaje ajeno recogió en el hombro? Quitarse un smoking es como morir un poquito. Es guindar una memoria y darse cuenta que ya no estamos como para vestirnos de él.-

5 comments:

Beatriz E Moreno said...

Para haber tenido 2 intentos de escribir hoy, Cheers! Buen post. Es de esos que cada quien toma a tu manera, a mi me dio por reflexionar de los que se fueron y darme cuenta que soy afortunada porque creo que se fueron sabiendo cuanto los queria y lo mucho que disfrutamos. Sabes que? Desde hace como 4 anos para aca, no me da miedo morirme. Mis razones soy muy largas como para contarlas por comment! jajja

Difiero contigo en que quitarse un Smoking es como morir un poquito. Mas bien me parece que quitarse un smoking es como hacer historia, es crecer un poquito mas, es saber que you still have it in you porque estoy segura que en la fiesta de fin de semana hubo mas de una que se agarro de esa espalda y te lleno de maquillaje. Es como una bitácora en blanco y negro de los mejores whiskys, las canciones mas bailadas, los cigarros fumados entre cada chiste y cada cuento.

Vestirse de gala en general es celebrar que se esta vivo y que esta revolución todavia no se lo ha llevado todo!

Ira Vergani said...

Beatriz tiene razón, este post da para mucho.

A mi me dio por acordarme del día en que ibamos en una camioneta rumbo al llano y la susodicha se incendió...mi cerebro sólo pensó sal del carro, saca a JG y arranca a correr...y luego del terror, el pánico y de haber perdido TODO lo material que llevabamos, sólo agradecí a Dios que los tres estabamos sanos y salvos. Saqué al mayor legado, saqué a mi hijo, qué más que eso?

Or@ said...

A mi me dio fue por pensar ¿qué pasaría si a Blogger le da un patatús y nos quedamos sin el Tea Party? Otra excelente razón para sacar ese libro ya. He dicho.

GBA said...

Buena pregunta, hace unas semanas leí algo relacionado a ésto, voy a ver si consigo el artículo y te lo envío, básicamente dice que ya hay compañías que se han puesto a revisar estos temas, "cementerio virtual" y los familiares de las personas que fallecen pueden solicitar que borren toda la info relacionada a ésta que aparece en la web...

Ciertamente es un poco creapy tener a alguien en tu FB que esté muerto, lo digo por experiencia...

Un abrazo,

Gerardo

PD. Por cierto como te dije una vez ya, tienes que sacar el libro, si quieres te puedo prestar unos cuantos que tengo de Casciari que salen de sus blogs, avísame y suerte tienes que hacerlo.

RJR said...

bff.....y si el smokin es alquilado? te obligan a devolverlo?? deberia haber una clausula en el contrato que se firma por el acto de alquiler que dicte: "si el ciudadano aqui firmante, en el uso correcto del traje alquilado, llegase a tener algun accidente fatal, portando dicha prenda al momento de su accidente desafortunado; dicho alquiler sera exonerado su devolucion y el deposito otorgado al momento de su alquiler sera devuleto al familiar mas cercano."

P.D. Lo malo es que Oreste ya no alquila....capaz tiene un remate de unos "casi-nuevos" pa que sustituyas el tuyo.
P.D.2 el uso correcto del smokin es en actos formales y/o camino a ellos (gala de premios, matrimonios, quinceaños, etc..)...si te matan echando un atraco o saltando en paracaidas usando el mismo, eso no es el uso correcto del atuendo.

rjr

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...