Sunday, June 20, 2010

Me Sabe a Casabe

¿Quién soy yo? “Además de algo llamado temperamento que consiste mayormente en arremeter sobre una escoba gritando a viva voz. Los niños se comportan como lo hago yo. Se enojan y se comportan mal. Se emborracharían si supieran hacerlo. Cuando no pueden tener lo que quieren; cuando sienten que no los quieren o inseguros o que no los aman.” ¿No les pasa esto? Un perfecto dialogo extraído del guión de Eva al Desnudo que resume perfectamente cuando nos tenemos que comportar como gente grande y lo que queremos es lanzar un berrinche digno de infantes con traje de marinero.

Lo absolutamente delicioso es cuando lo hacemos frente a gente chiquita. Perdemos el norte y se nos olvidan todas esas láminas de Power Point sobre negociación y tolerancia infantil. Lo que hacemos es lanzar la malcriadez más grande del mundo, absolutamente convencidos que tenemos la razón. Pero en el mundo adulto eso es como ser el marcador de un gol anulado. Lo celebramos toreando las manos y después nos las llevamos a la cabeza diciendo alguna grosería en off cuando nos damos cuenta que no vamos para el baile con los reyes del Baby Gym.

Una vez vi a una señora regañando a su hijo en un parque. Era uno de esos típicos Dudley Dursley que había comido demasiado algodón de azúcar y que ahora se andaba mandando un Bati Bati sin ninguna vergüenza. El regaño vino porque en vez de usar la servilleta que tenía en la mano se subió la camisa y con el cuello se echó el baño de Popea para quitarse el exceso morado de la boca. Regaño Carreño pues. El chamo se le volteó a la mamá y le dijo “Te odio”. La señora, perdió la chaveta y le respondió: “Pues ¿sabes qué enano siniestro? Yo te odioooo más”.

Yo aplaudí esa descarga Belmont porque me pareció necesaria. Nada más con haber hecho el ademán de subirme la camisa ya me hubiesen dado la golpiza del siglo. Eso no fue lo que pasó con las otras soccer moms que estaban en el parque. A esa señora seguramente la execraron de su pool de transporte y la mandaron al horno con las mamás que son de autobús.

A mí me pasó en un bautizo este sábado. En contra de mi voluntad, me sentaron a la nueva cristiana en mis piernas para que la sostuviese un rato. En un juego interesantísimo de ‘Tope Tope’, la violencia se me fue de las manos y le di un golpe en la cabeza. Eso hizo que el bebé me viese con cara de ‘¿Qué te pasa? ¡No tengo ni un año!’ se pusiese roja como un tomate y comenzase a derramar un llanto voltea cabezas.

No pasaron más de diez nano segundos cuando una madre con cara de “deberías saber mejor que esto” me arrancó a la infanta de las manos. Allí aprendí que a veces cuando uno gana, pierde. Es verdad. Le pateé el trasero a ese bebé en ‘Tope Tope’ y como supo que no podía ganarme, lanzó un berrinche napoleónico. ‘Ta bien pues. Nadie me dará su bebé para cargarlo. Y yo que juraba que me iban a execrar cuando sus hijos me pidieran consejos sobre cédulas falsas en su adolescencia.

Igual con las groserías. A estas alturas del partido en el que no tengo hijos, no voy a ser yo el que le ande diciendo a los chamos que eso no se dice. No importa la edad, ¡hay momentos que ameritan groserías! Me encontré a uno de mis sobrinos cuchis en un almuerzo familiar. Jugando con una pelota, se la quité porque es divertido verles cara de “¿dónde está mi mamá?” cuando requieren de la asistencia de un árbitro. Su respuesta posterior fue sacarme la lengua. Mi respuesta fue sacarle la lengua y hacer sonidos de motor (Nina, mi editora me prohibió mencionar temas escatológicos de nuevo en el tea party pero en verdad el término correcto es sacar la lengua y hacer sonidos de peos).

El niñito no podía creer que alguien le ganase sacando la lengua. Lo que él ignoraba es que yo lo llevo el postgrado. Su única venganza posible fue voltearse y gritar “Coño” a todo pulmón. Mi respuesta fue gritar “Coño tú” más duro. A la media hora llegó el abuelo diciendo: “mi nieto dice que ‘ese señor’ gritó ‘coño’.” Joder. Gano una competencia de groserías y salgo acusado.

Lo que sí no tolero son las mentiras. A mí no me van a agarrar en un arranque infantil diciendo cosas que no son. A mi papá le choca eso de mí. Llegó este sábado de Delicarte donde arrasó con cuatro tortas estilo las de Pollyanna que vendían en la feria gastronómica. La versión oficial es que eran para los distintos almuerzos del Día del Padre. Lo que falló comentar fue que se le “olvidó” llevarlas. Así que en la comilona post-hala mecate paterno, nos pusimos a degustar la primera. Esta era una de las tortas que salieron con el cuentico ese de “la hizo la abuela de Chachi Sinaruco y dicen que es la mejor torta de Caracas”. Odio las tortas con biografía ilógica, y mucho más las que son engañosas.

Esta era una perfecta torta de chocolate y la abuela de Chachi la vino a arruinar con un ponqué de naranjas. A mi papá le gustó pero como tenía otras tres más le dijo a Josefa que la envolviese para regalársela a la señora que plancha. “Es que es divina, ¿verdad Toto?”. Mi respuesta – “No”. Fin de mundo. Mi papá me vio con cara de “¿Qué parte de decir mentiras blancas no te enseñamos en esta vida?” Pues yo lo siento. Uno no debe hacer dos cosas en este mundo y una de ellas es ponerle cara ‘e tabla a Josefa. Gané porque soy tan honesto como George Washington con el arbolito de cerezos pero perdí mi berrinche porque ahora tengo que ver a esa torta en la nevera de mi casa por una semana más.

¿Lecciones de berrinches adultos en situaciones infantiles? Se gana pero se pierde. Eso sí, a mí que no me den un palo porque parto a batazos la piñata que me pongan.-

3 comments:

Or@ said...

Hacia falta un post así. Eres único. Yo si te prestaría a mis retoños a ver si se les pega algo de genialidad.

RJR said...

BTW, esa nueva cristiana tiene nombre!!!
ISABELLA.....
y me conto (o al menos asi entendi sus gesticulaciones al dia siguiente) que te espera en la bajadita pa otro juego de "tope tope", pero dentro de 15 años a mejor estilo Zinedine Zidane!!
P.D. la mandare en mas de una oportunidad a pedirte consejos! sin lugar a dudas BFF...you win some, you loose some!! pero siempre pon cara de bloque

todoloquemepasa said...

jajaja buenísimo!!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...