Sunday, July 25, 2010

Jegny, la Pequeña Señorita Resplandor

Estas épocas son chéveres porque todo el mundo se agarra algún viajecito de algún tipo. La pesadez del trabajo no concuerda con las brisas de julio y las gavetas donde están los trajes de baños retumban, desesperados por que los saquemos a pasear. Es que es hora. Yo perdía la marca del traje de baño en el cuerpo hace dos meses y ahora no me diferencio en nada de algún cuadro de Velásquez. Soy ACE blancura total.

Hablando de viajes, he estado sumamente entretenido últimamente con mi amiga Jegny Carolina, quien ha re-aparecido en la palestra de mis historias. Sobre todo, porque los cuentos vacacionales de Jegny son para coger palco. Su familia es Chevy Chase montada en la furgoneta de la Pequeña Señorita Resplandor.

Dato curioso sobre mi amiga Jegny. Al principio de la película Selena (todo un clásico generacional) hay una escena de un concierto en el Astrodome en Texas, donde sale la verdadera cantante Selena (no J-Lo) echando sus notas de “Biri biri bom bom”. ¿Quiénes estaban en la audiencia de ese concierto? Por supuesto Jegny y su familia. Ellos son así. No hay Beatles Week donde no estén metidos ni tumba de Elvis que no hayan visitado. No tienen motor home porque lo de ellos es rapídez pero ganas no les faltan.

El papá de Jegny es fanático dark de la serie Baywatch. Dark. Una vez planificaron en familia un recorrido en furgoneta por California solamente para visitar las playas donde filmaban la serie. En una de esas pasaron por un hotel en Malibú donde se filmaron unas escenas. El papá ni corto ni perezoso decidió que tenía que lanzarse un chapuzón Nestea en las playas. Allá se fue corriendo por la arena en una sensacional imitación a lo Mitch Buchanan para zambullirse entre las olas.

El problema es que una ola revolcó al papá de Jegny. A tal magnitud que perdió sus lentes en el proceso. Siendo el patriarca de la familia y obligado a manejar, no podía hacerlo sin sus lentes por lo que tuvo que ponerse una máscara con lentes de corrección que tenía en la parte de atrás de la furgoneta. Así se fueron Jegny y la familia. Con el papá respirando por un tubito en el manejo.

Y uno juraba que tenía cuentos vacacionales.-

4 comments:

Doña Treme said...

Yo tenía tiempo sin escribir, mas no sin leer y te extrañaba!
Qué bueno que estas de vuelta con cuentos que nos hacen sonreir...

Anonymous said...

Toto...no vas a escribir un post del Festival de Viva Nebrada??

Toto said...

Hola Anon,
Fui solamente a la exhibición que hicieron en mi plaza de Los Palos Grandes que fue una nota. Si me animo lo escribo voy a hablar con It's Good to Be que sí se pegó todos (hasta fue al Calvario).

Luis! said...

jajajajaja Toto, fantástico. lo de la máscara no tiene precio. cuando la realidad supera a la ficción.

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...