Tuesday, July 13, 2010

No hay Regresos Fallidos

A tí si te lo estás pensando

Nunca he vivido fuera de mi país. A lo sumo mis ocho semanas requisitorias haciendo pipí en los arboles de un bosque en un campamento y unos meses en París en el que hablé más español que en el ascensor de la Embajada de España en Caracas. No sé qué es eso de vivir solo, fuera, angustiado como están los míos cada vez que se acerca una elección y sienten que por culpa de ellos se perdió un voto (cosa que es mentira, lean Freakonomics Vol I). Tampoco sé lo que es rendirle cuentas a mi mismo en países en donde la palanca, el “mi reina” y el “tú tranquilo, yo me encargo” poco importan en un día monótono. No sé ser “un nadie” como dicen sentirse los venezolanos afuera cuando llegan a otro país.

Lo que sí sé es que he aplaudido todas las decisiones de los que se han ido afuera. Cada año voy perdiendo más amigos, un drenaje de talentos que se larga con una visa para un sueño pero que en verdad buscan una escapatoria de un mundo ficticio asfixiado de políticas mediáticas, de dimes y diretes y de pistolas que frenan el paso hacia el éxito. Por no decir la vida en paz.

Pero así como aplaudo la ida, también aplaudo el regreso. Porque la visa para ese sueño significó solamente un año de postgrado, porque no se consiguió trabajo, porque se tuvo éxito e igual se apostó por el país o porque en verdad no encontró lugar donde preparasen un pabellón tan bueno como el de la abuela de Concha. Todas son razones validas para devolverse. Absolutamente todas.

Lo que me impresiona es que no todos los que viven aquí conmigo en mi ciudad piensan de la misma manera. Me da una sensación terrible ver como la reacción ante un regreso anunciado es “¿pero para qué se va a regresar?” Como si todos aquí estuviésemos contagiados de lepra y la única persona sana que logró escapar, voluntariamente decidió venirse a vivir nuevamente entre los enfermos. Regresarse es sinónimo que falló ante los ojos de los que "todavía" esperamos por una plaza académica o una oferta de trabajo en el exterior. Perdió el postgrado, perdió la oportunidad. Fracasó en el intento de ser feliz.

Yo creo que hay que vivirlo. Nadie puede juzgar el fracaso o el éxito de nadie que se regresa al país sino la persona que ya lo vivió. Me da risa cada vez que oigo a alguien preguntar “¿pero para qué se va a regresar?” porque instantáneamente pienso “¿de qué hablas tú si tú nunca has salido?” Porque el que no se ha llevado el chasco de un invierno, de una cuenta no pagada o una entrevista que no se dio, no puede creerse el crítico de las oportunidades no tomadas. El que subió la cadena corporativa hablando otro idioma, tuvo a sus chamos con pasaporte extranjero y aún así decidió volar hacia su país no puede ser el blanco de críticas desfavorables a sus decisiones de vida.

Cada quien hace su venezolanidad y su bandera donde le plazca y por el tiempo que le parezca. En el momento oportuno, en el momento de regresar, volverán muchos, o todos, o nadie. Ninguna persona tiene el derecho de ser el agente de viajes de otra y decidir la ruta moral de sus aviones a casa. Nadie puede decirle a otra persona que su casa ya no es Venezuela. Pues, donde queda "la casa" de uno es decisión de cada quien.-

24 comments:

Tinker! said...

So true Scooby!!!
Y no por juzgar pero a veces siento que los que dicen “¿pero para qué se va a regresar?” sienten un poco de envidia de las oportunidades que tuvieron los demas.
Nosotros seguimos llamando a Venezuela nuestra casa y con todo los problemas la llevamos siempre en alto, para mi no hay nada como el pais de uno. Y espero que algun dia me pueda montar en el tren de regreso a nuestro pais :)

Nina Sosa Marante said...

Escritos como este necesitamos leer las personas que nos vamos a estudiar fuera ya queriendo retornar a Venezuela donde personas, al igual que tú, nos esperan con los brazos abiertos.

Excelente, Toto!

Un abrazo.

COOKIE said...

como dijo my cookie monster "amigo! ya yo me fui saque un postgrado, jodí, viajé y regrese y tu sigues quejandote en la misma silla en donde te dejé!"
andreagomen te manda un hugeeee thank you por este post!.

ARRIBA! LOS QUE REGRESAMOS!

Astrina said...

Finisimo!!!
yo tengo una relacion odio-amor con el aeropuerto, porq de cada 3 veces q voy a despedir a un amigo q se va a vivir fuera, voy 1 a recibir a alguno q regresa! (capaz esa no es la relacion exacta, pero algo asi es.

Excelente post, as usual Tots...!

AnaTMachado said...

Hola Toto, acabo de descubrir tu blog por casualidad. Te felicito, me encanta!!! Este articulo en particular me gusto mucho y comulgo con todo lo q dices.
Saludos.

isabella said...

Insisto para pelar bola afuera pasando trabajo, buscando empleo donde no te lo quieren dar y terminar de mesonera, cuando te acabas de gastar unos varios euros en un Master !!! Señores mejor me regreso a pelar bola a Venezuela por lo menos estoy en mi ksa con mi mamá que me consiente y una muchacha de servicio que me atiende !!!!!
Bienvenida Mi Clau !!! Waiting 4 Ale!!! Team Milano!!!

Grace said...

Excelente!
So true... de lagrimita escondida y todo!!!

It´s good to be said...

Totssss, buenisimo tu post!
Yo me regrese sin deberle nada a Paris y sin que Paris me debiera nada a mi! Y estoy feliz de haberme regresado!!! Aunque muchas veces me haga falta y sin duda alguna, viajar te desconecta de tu realidad y creas una paralela. No hay nada como estar en tu país, con tu familia, tus amigos, y tus muertos.
Así que felicito a los que se van, a los que regresan y a los que núnca se han ido!!

Anonymous said...

Gracias a la Zubi por mandarme este link...para ser justa con los que preguntan y no entienden como es posible que se regresen, y lo digo con razón de causa, tiene sólo que ver con angustia, desesperación, ira, miedo, incertidumbre...y te preguntas, Dios cómo es posible que habiendo vivido la civilización del viejo continente y la libertad del nuevo (en tela de juicio la libertad de EEUU) puedan regresar??? Me lo pregunté a mi y a muchos que volvieron varias veces...

Hoy, después de 2 años fuera de mi país entiendo cómo y por qué se vuelve. Gracias Toto por recibir con los brazos abiertos a todos aquellos que un día se fueron.

Muchos cariños, Federika

La Pastorcita said...

Mi Toto querido!!! Me encanta este post! Espero que me estes esperando en el aeropuerto con pancartas, bombones y platillos cuando decida regresar!!!
Un besote!!

La Chica Bond said...

Well said mi querido Toston

Phillipe said...

Muy buen post...
Sinceramente como un "eterno extranjero", sin duda has podido resumir el sentir de muchos emigrantes, no solo venezolanos, sino de cientos de nacionalidades.

Salir de cada uno de nuestros paises, por las razones que sean, siempre será una aventura, la cual muy pocos se atreven a realizar, y en la que siempre hay riesgos.

Pero es importante decir, que siempre... son más las cosas buenas que te deja, que las cosas malas.
Aunque extrañes, añores y llores tu país, lo que aprendes, lo que maduras y sin duda la visión que te da haber tomado esa decisión, es algo que cambia la vida de cualquiera.

Las razones de cada persona para emigrar definitivamente, o regresar a su país siempre dependen de cada quien... pero como dicen "Lo bailao no te lo quita nadie"...

Saludos,

PH

eye of the gate said...

Además que en el fondo todos los que estamos afuera soñamos con volver.
Qué grande mi Tots!

Exzeption said...

Coño pana!! no se quien eres... pero ha sido una de las mejores reflexiones sobre Venezolanidad y la situación actual que he leido!!!

Gracias panita por este post tan bueno... y cuenta con que estare enviando el link a mas venezolanos para que reflexionen!!

Saludos

R R P said...

Hola Toto,

No te conozco pero por Excepcion he llegado a tu excelente reflexión.

Cada día que paso fuera de mi país me doy cuenta lo valioso que es y el sin fin de posibilidades que tiene para ser el país que todos queremos donde no reine el imperio del Hampa, se premie el esfuerzo y la constancia y no el hala hala reinante. Así que pronto regresaremos a colaborar.

Le digo a todos que se entristecen del regreso de los venezolanos, que mejor alegrarse que estoy segura que todos se regresan con una maleta cargada de esperanza y ganas de ponerle corazón a nuestra casa.

victor_marin said...

EXCELENTE reflexion Toto.

Leer este texto me ha llegado profundamente. Aunque no te comente con regularidad, siempre te leo. Y si te leo es precisamente porque disfruto leer textos escritos para -y desde- el corazon. Textos como este.

un fuerte abrazo,

Anonymous said...

Mi papà regresò y ahora estamos bien Jodidos acà PIENSENLO BIEN ANTES DE VENIR pues luego ni la plata puedes sacar!

marimarval said...

GRACIAS por esto. Que bueno saber que cuando llegue el momento estaras ahi pa darme una maravilla de pep talk como este! TEAMO

ardi! said...

Right on Toto...

Yo creo que hay gente que se queja por todo. Si alguien se va del país, es un cobarde porque no pudo "soportar" la situación. Si se queda, es un huevón porque teniendo pasaporte europeo no se va. Si se queda y cambia de nacionalidad, es un vende patria. Si regresa... En fin, yo he llegado a la conclusión que hay gente que lo que le gusta es criticar.

Ana Cristina Sosa Morasso said...

Creo que le voy a mandar este post por email a media Caracas. ¡Dios! Diste en el clavo. Yo me fui un año a Boston hace 4 y todavía hay gente que me pregunta por qué me regresé.

AAAALKJLKDJFSLKDFJ

Anonymous said...

Todos extrañamos Venezuela, pero cuando resuelves un trámite sin gestor en menos de dos días, ya no tienes ganas de volver... en la comodidad se vive de la nostalgia.

TuEnlaceCreativo said...

Este post ha sido un golpe de frente a mis pensmaientos diarios de....¿sera correcto regresar? ¿Cometo un error?, pero como decia un comentario mas arriba, sali de vzla, jodi, conoci, goce y ahora regreso con mas conocimiento de causa que muchos....

Gracias por el Post!!!

Franklin said...

Amigos (mis panas) esto es realmente cierto, nada como el calor de tu pais, con altos y bajos... el hablar tu idioma y poder decir... "que chevere mi pana" y no tener que buscar las palabras mas parecidas en un idioma que no creo que logres expresar lo que quieres, el ser el profesional que eres y que no te digan... eso aqui no sirve!, el poder comerte una buena reina pepiada y no decir... esta esta buena... pero no le llega a los talones de las que me comia en Vzla, no calarse humillaciones, ni maltratos, ni amenazas...

Gracias por postear esto... me ayudo de mucho! exito y felicidad!!!

Vanessa said...

Cuanta verdad! me llena de orgullo y esperanza saber que hay gente que piensa como tú. Vivo fuera de Venezuela y me he encontrado con todo tipo de gente: los que te critican y te llaman apátrida porque te fuiste, los que te señalan si estando fuera de tu país "te atreves" a hablar y dar tu opinión sobre algo relacionado con Venezuela. Pareciera ser que una vez que te vas ya no tienes derecho a opinar sobre el país en el que naciste. Señalan tu posición como la posición cómoda del que vive afuera y que está "criticando" por criticar. Y claro, están los que, como bien señalas, no computan en su mente el hecho de que alguien regrese.
Tu post fue escrito con mucha sutileza, es un tema delicado y sin embargo siento que lo abordaste cantando tus verdades pero respetando las de los demás.
Un abrazo

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...