Tuesday, September 28, 2010

A Revelar el Candidato

Londres se prepara para ser Ciudad Olímpica en el 2012 desde el año 2005. Rio de Janeiro, apenas comienza su travesía para ser la anfitriona de uno que otro juego de la Copa Mundial de Fútbol en el 2014 y la totalidad de los Juegos Olímpicos en el 2016. Sin haber hecho mayor cosa – salvo ser el acreedor de un Nobel de la Paz a destiempo – Barack Obama, seguramente comenzará de nuevo el año que viene a candidatearse para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos el 6 de noviembre del 2012. Son planificaciones y estrategias que no se toman a la ligera, que llevan años de preparación para garantizar la ejecución perfecta de cada una de estas acciones.

En Venezuela, el Presidente Hugo Chávez ya ha anunciado su intención de reelegirse por una tercera vez en su mandato en las elecciones presidenciales del 2012, hazaña permitida por una modificación constitucional en un referéndum celebrado en febrero del 2009. Inclusive, se ha dado el gusto de asomar que su contrincante ideal sería la recién electa Diputada por el Estado Miranda, María Corina Machado, a quien despectivamente ha catalogado como “La Burguesita”. En recientes declaraciones, Machado ha afirmado que no busca más nada en la política nacional que ser la mejor diputada que Venezuela se merece.

Eso deja abierto a una oposición – cada día más enfocada en su propósito – con una baraja debajo de la manga, para lanzar lo que se espera sea un candidato unitario que pueda derrotar la maquinaria del Partido Socialista Unido de Venezuela liderada por el señor Chávez. Hazaña jamás lograda – ni remotamente cerca – desde que Chávez ganó las elecciones presidenciales el 6 de diciembre de 1998.

Tomando en cuenta no sólo el apremio del factor tiempo sino también la clara victoria del voto popular lograda por la fuerza opositora en los comicios parlamentarios celebrados recientemente, no está de más comenzar a asomar nombres de potenciales candidatos con la finalidad de someter ante la opinión la evaluación de su aceptación con el público, la aprobación de sus gestiones políticas en el pasado, formulación de propuestas concretas que contribuyan a palear los tres principales problemas que aquejan a los venezolanos – inseguridad, desempleo y desabastecimiento – así como su posibilidad real de enfrentarse al Goliat que ha representado el señor Chávez contra los tímidos David que la oposición ha lanzado en el pasado.

No tiene la fuerza opositora una tarea fácil para los próximos comicios y aún así, el factor tiempo apremia si se quiere tener una posibilidad de sobrevivir en una difícil – por no decir imposible - contienda. Revelarlo demasiado temprano en el juego podría parecer un suicidio, dado el vilipendio, el ventajismo y la fuerza con la cual el señor Chávez suele someter a sus contrincantes. Aún así, la verdadera muerte en estos momentos es esperar más de la cuenta. Cuando se está tarde en el cambio, se va haciendo hora de aprender del valor de la planificación estratégica. A fin de cuentas, Londres encenderá su antorcha y – con suerte – Barrack Obama estará montado de nuevo en la presidencia de los Estados Unidos, antes de que Venezuela tenga un nuevo Presidente.-

3 comments:

Victoria B. said...

Tienes toda la razón del mundo, por ahí nada que se asoma nuestro proximo candidato y es necesario empezar a movernos -más que todo en el interior del país-.
Honestamente, los dos únicos candidatos potenciales que yo veo son Henrique Capriles Radonski y en segunda instancia, Leopoldo Lopez.
Creo que el primero tiene más posibilidades, más que todo por el hecho de que sabe como llegarle a las clases bajas, eso es uno de los puntos más importantes...
Pero bueno, ya veremos con que nos salen los dirigentes de la oposición esta vez. Esperemos tomen una decisión acertada y que en esta oportunidad no se dejen llevar por el protagonismo y solo se lance UN candidato.

Manuela Zárate said...

Primarias con eso. Ya lo probamos y ya sabemos lo bien que se siente. Nada más democrático. Además es un método que queda claro para todo el mundo, libre de especulaciones sobre acuerdos oscuros en salones privados de restoranes de carne.

Yo estoy convencida que gran parte del éxito que tuvimos en esta elección fue que hubo primarias en muchos circuitos y por ello no salieron múltiples candidatos, como las regionales, estilo Primero Justicia en Bolívar a especular con el "yo sé que yo tengo más chance."

De todas formas por ahora, hay que concentrarse en llegar a la toma de posesión de los nuevos diputados. Porque no creas tú que en el PSUV van a estar todos: "chamo te felicito, si quieres saber dónde está el baño me preguntas."

De aquí allá vamos a ver toda clase de aberraciones...así que quizás valga la pena esperar un poco.

Recuerda el 1998, cuando Chávez ganó. Surgiendo calladito, tomó a todos los demás por sorpresa en cuestión de dos meses.

Creo que tenemos que ir con calma, los próximos meses son clave y tenemos que seguir UNIDOS. El tema de las presidenciales creará otra división que espero, que como hicimos con el 26S, se pueda resolver.

No hay que olvidar, ayer no ganó "la oposición" ganó la UNIDAD, puede ser que sea igual, pero no es lo mismo.

GBA said...

Tremendo artículo Toto, totalmente de acuerdo contigo. Creo que también es necesario 2 cosas, primero que tengamos ya a ese candidato unitario, para que éste pueda comenzar a hacer campaña y recorrer el país (ésto es prácticamente imposible, aunque sería lo ideal)

En segundo lugar, creo que es necesario que tengamos una sola tarjeta, así como la tiene el psuv, muchas personas dejan de votar por el pastel en tarjetas que le presenta la "unidad". Así como lo anterior ésto es imposible, mas es lo ideal, pero ningún partido va a aceptarlo, primero prefieren perder a Venezuela...

Un abrazo,
Gerardo

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...