Wednesday, November 24, 2010

Soy tan iluso

Soy tan iluso. Me desperté esta mañana y pensé: «oye, tengo tiempo sin oír un cuento de un secuestro». Acostumbrado a recibir mensajitos tipo «borren mi pin, el otro lo tiene el hampa», un secuestro es lo más común del día. Que pasen tres semanas sin un cuento desgarrador da como alivio. Aún cuando el alivio nunca llega. Salir de mi casa se vuelve un calvario. Pensar cuatro o seis horas después que me tengo que devolver, es todo un ejercicio de introspección mental. La zozobra del miedo puede más que una noche de juerga.

Es cómico, me obligo a entonarme un poco para poder manejar sin miedo. Como si el whisky ahuyentara a los maleantes. Una pea para olvidar. Un alcoholismo moderado para olvidarme que allá afuera, nos andan buscando. Esta mañana me despierto y pienso: «oye, tengo tiempo sin oír un cuento de un secuestro». Ya van dos cuentos y aún no es mediodía. Soy tan iluso.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...