Tuesday, December 14, 2010

Cosas que (nos) pasan

Hay oportunidades en la vida que suceden de una forma curiosa. La mía –y no miento- se dio porque se me ocurrió escribir en la página 45 de mi libro lo siguiente: «Entre comentarios van y comentarios vienen, el Stripper me pregunta sobre mi carrera de Estudios Liberales en la Universidad Metropolitana. Le cuento que he quedado muy contento a pesar de que todavía no han caído en cuenta que quiero ser parte de su staff de profesores». Hoy llamaron. Se leyeron el libro. Me quieren.

Me da risa. Todas esas cosas que pienso «Oye, me gustaría…» se me dan de alguna u otra manera. Las que no se me dan es porque no lo quise lo suficiente. La llamada con la oferta vino hace unos días y hoy fue la confirmación. En enero comienzo como profesor en una materia relacionada con el Derecho Internacional, tema que me apasiona. Para mí es la oportunidad de oro.

La oferta viene en un momento en el cual mi vida comenzaba a girar para otra parte. Esto de haber escrito algo tan público me da ganas de enseriarme y sentarme a aprender a escribir. Pero la oportunidad es demasiado buena como para no aprovecharla. Creo que no me habían dicho ni el cargo y ya había dicho que sí. Soy de los que daría “Etimología de un Paramecio: Aprendizajes” si me lo pidieran. Todo por pararme frente a un grupo de estudiantes y enseñarlos a gozar lo que estudian. Tan pocos profesores nos legaron eso, gozarnos el estudio.

Me tengo que sentar a estudiar, leer y prepararme cual batallón para este reto. Nada fácil pero aún así no quepo de mi orgullo. Por no decir de mi asombro. ¿Cuál fue la piedra que desencadenó todo este revuelo? Santo Tomás explicó la existencia de Dios en su primera vía, aludiendo a la observación de que hay cosas que se mueven pero alguien tuvo que mover la primera cosa. Ese Alguien fue Dios. ¿Quién o qué fue mi Dios?

Llevo días pensando en la causa y el efecto. La escena de la colisión en la película El Curioso Caso de Benjamin Button lo explica de una manera magistral. Si no hubiera ido al matrimonio de StrazzaVodk, jamás hubiera conversado con el Stripper de la Asamblea. Si no hubiera conversado esa noche con el Stripper, no hubiera querido burlarme de él al mencionarlo en mi blog. Si no lo hubiera mencionado en mi blog, no lo hubiera escogido como historia para el libro.

Si no lo hubiera escogido como historia, no hubiera pasado por seis correcciones. Si no hubiera sido corregido, hubiera estado fuera del libro. Si no estuviera en el libro, nadie hubiese leído esa frase. Si nadie hubiese leído esa frase, yo no estuviera escribiendo estas líneas. Las vueltas que da la vida. Y uno aquí se pellizca de felicidad sin saber si eso, desencadenará otra piedra.-


El final de esta escena es trágico pero prueba un punto: ¿Qué cosa se nos dio hoy sólo por el hecho de que otra persona decidió abrir una ventana?

Sometimes we're on a collision course, and we just don't know it. Whether it's by accident or by design, there's not a thing we can do about it. A woman in Paris was on her way to go shopping, but she had forgotten her coat - went back to get it. When she had gotten her coat, the phone had rung, so she'd stopped to answer it; talked for a couple of minutes. While the woman was on the phone, Daisy was rehearsing for a performance at the Paris Opera House.

And while she was rehearsing, the woman, off the phone now, had gone outside to get a taxi. Now a taxi driver had dropped off a fare earlier and had stopped to get a cup of coffee. And all the while, Daisy was rehearsing. And this cab driver, who dropped off the earlier fare; who'd stopped to get the cup of coffee, had picked up the lady who was going to shopping, and had missed getting an earlier cab. The taxi had to stop for a man crossing the street, who had left for work five minutes later than he normally did, because he forgot to set off his alarm.

While that man, late for work, was crossing the street, Daisy had finished rehearsing, and was taking a shower. And while Daisy was showering, the taxi was waiting outside a boutique for the woman to pick up a package, which hadn't been wrapped yet, because the girl who was supposed to wrap it had broken up with her boyfriend the night before, and forgot.

When the package was wrapped, the woman, who was back in the cab, was blocked by a delivery truck, all the while Daisy was getting dressed. The delivery truck pulled away and the taxi was able to move, while Daisy, the last to be dressed, waited for one of her friends, who had broken a shoelace. While the taxi was stopped, waiting for a traffic light, Daisy and her friend came out the back of the theater.

And if only one thing had happened differently: if that shoelace hadn't broken; or that delivery truck had moved moments earlier; or that package had been wrapped and ready, because the girl hadn't broken up with her boyfriend; or that man had set his alarm and got up five minutes earlier; or that taxi driver hadn't stopped for a cup of coffee; or that woman had remembered her coat, and got into an earlier cab, Daisy and her friend would've crossed the street, and the taxi would've driven by. But life being what it is - a series of intersecting lives and incidents, out of anyone's control - that taxi did not go by, and that driver was momentarily distracted, and that taxi hit Daisy, and her leg was crushed.

The Curious Case of Benjamin Button

7 comments:

Tinker said...

CCCCCCCCCCCCCCOOOOOOOOOOOOOOOOONNNNNGGGGGRRRRRAAAAAAAATTTTTTTTTTTTSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!

Ya me imagino esas clases!!!! Suerte Scoobs, I am sure you will love it :)

Mariale divagando said...

Felicidades!

Sweet 180° said...

Me gusta el cambio de look del blog, besotes! No tengo tu libro... buuuuu Ziggy

Giga said...

Comentario fuera de lugar: tu vaca "pavosa" como que es bien internacional, la vi aqui en Singapur en un mall. Cuando le pase al lado enseguida me llamo la atencion y me recorde que era la vaca del tea party jejeje muy comico! La verdad no la vi tan pavosa, me gusto bastante y hasta me alegro el dia :)

Anonymous said...

Oh no! Estoy actualizandome con el tea party hoy, bueno yava comence mal este comment.. Felicidades por lo de tus clases! :) esa materia la vi en mi 2do año de carrera y es una de mis favoritas desde entonces.. La cita de Benjamin Button, es una de mis favoritas en el cine, asi que demasiado acierto con esta publicacion :) por otro lado, he visto que colapsaste con una gripe y yo hoy llegando a Ccs ligando encontrarte en alguna libreria para que me firmaras el libro.. No es justo, propongo para Enero una gira nacional de Toto y su libro xD jejejeje y que la vaca pavosa te acompaÑe!! Saludos de una 'yo te leo' valenciana :)

Kingluis said...

Toto, felicitaciones por lo de las clases.. Mucho exito!! Saludos,

victor_marin said...

felicidades, toto!

yo tambien sueno con ser profesor algun dia.

creo que es una de las profesiones nobles del mundo.

mucho exito en tan noble labor!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...