Saturday, December 24, 2011

Unas cortas notas antes de partir

… y yo que hice la promesa de escribir en el blog todos los días de diciembre. No sé que me pasó que este año escribí cien entradas menos que en años anteriores. ¿O quizás es que me pasó de todo? Es una tragedia solemne que esta sea la última vez que escriba en el 2011 pues mañana salgo de viaje y cierro las rejas del tea party. Pero hay que saber encontrar mini alegrías en todas partes, pues la idea tampoco es caernos a ramazo limpio. Por ello celebro el año en el cual fui una persona “escueta” en mis textos. Está bien, floja.

Yo le doy gracias al 2011 por todas las cosas buenas que me pasaron… estoy tratando de pensar en una mala para no aparentar ser tan echón pero no se me ocurre… No, no se me ocurre así que voy a inventar que me quedé atrapado en un ascensor con una jirafa y le doy las gracias por ello también. Siempre he querido quedarme atrapado en un lugar con una jirafa.

El año que viene se perfila interesante. Eso me gusta. Solía ser ese tipo de personas que no le veía la gracia de celebrar el nuevo año. ¿Para qué si siempre es lo mismo? Ahora, no puedo esperar a que llegue el 2012. ¿Quién sabe quien seré? Lo que sí tengo claro es que no quiero aburrirme. No le temo a ser una persona aburrida pero sí le temo al aburrimiento como sensación.

A mis “Yo te Leo” no puedo sino darles las gracias por todo. Gente que me ha seguido desde un principio o que me lee de a raticos, que disfrutan de mis historias y que hablan de mis cuentos con otros. Es una gran sensación saber que algo estoy haciendo bien. No sé qué y espero no saberlo. Pero, de corazón, así sea un puñado de cinco anónimos los que leen mis letras, no puedo sino estar agradecido por el cariño virtual.-

Por lo pronto me largo de vacaciones. A sentarme en una tumbona donde rechazaré cualquier trago que no tenga un paragüitas junto al pitillo. A gozar sin saber qué es una computadora, un Twitter o un celular. Reactivarme para ver si cuando regrese me provoque volver a los sitios que me son familiares. Mejor aún, espero regresar para entrar a sitios que no conozco del todo. Hacerme amigo de gente que no conozco. Estimularme, pensar distinto, abrirme para escribir cuentos desde otras aristas. Llega un momento en donde ya nada puedes sacar de un queso de bola. Es hora de comenzar a probar el Camembert.-

Sunday, December 18, 2011

Una Gran jEVA


Eva llegó a mi blog por un artículo mío llamado “De Sueños Negros y Pijamas Bolivarianas” que le había recomendado leer su papá. Esto nunca lo supe sino hasta tiempo después cuando ya conocidos, abrazados y agregados en cuanta red social posible, me confesó ser la Presidenta del Club de Fans de Toto Aguerrevere.

Creo que no se lo dije nunca pero yo sabía que eso iba a pasar. Eva estaba destinada a ser mi amiga y yo amigo de ella. Desde el mismo momento en que quedó de cuarta en el Miss Universo (“¡de tercera!” siempre me regañaba) y puso una sonrisa de picada con el resultado, yo sabía que algún día nos encompincharíamos. Demasiado humor negro en una Miss atípica y edades similares como para no terminar siendo panas. Solo fue cuestión de esperar muchos años, abrirme un blog y escribir una carta de amor.

La noche en la que yo participé por segunda vez en el Concurso Cartas de Amor de Montblanc, Eva leía una carta fuera de competencia que le había escrito una ex ganadora del concurso y sobreviviente del cáncer. Era abril y ya había sido afectada por la enfermedad la primera vez. Amigos virtuales por casi más de un año sin habernos siquiera topado en algún encuentro de varios amigos en común, nuestro primer intercambio de palabras no fue un mero “Encantado” sino más bien un abrazo de oso y un muy elegante “¡Coño por fin!”.

Así fue nuestra amistad desde el principio, engarzados en conversas sobre canciones o mala televisión. De llamadas de “pásame a John Fabio que necesito que me explique algo de la Formula 1”, de vernos en fiestas y sentarnos a echar cuentos que cambiaban de idioma, como si los dos nos retáramos para ver quien hablaba mejor inglés. La acompañé a cumpleaños, a obras de teatro fastidiosísimas y a hacer diligencias. Nunca había un momento aburrido. Bastaba un “Darling…” en el celular para saber que ya se montaba un plan.

Publicamos nuestros libros en el mismo mes y aunque el de ella por razones obvias tuvo más impacto y cobertura, Eva fue siempre una gran piedrita de estimulo en mi zapato. “¡Saca más libros, Toto!” me decía, implorándome a que me diera a conocer más, que no fuera bobo al creer que mis letras eran para ser leídas en salones de familias solamente conocidas por mí. Tuvimos una gran camaradería al hablar de las diferencias entre ser publicado y auto publicarse y de ser los grandes comentaristas de la obra (y del Twitter) del otro frente a nuestros amigos.

Eva siempre quiso hacer radio y hablamos en innumerables ocasiones sobre hacer un demo juntos. Uno de esos planes que se conversan a las once de la noche y que con mi resaca no se concretaron al día siguiente. Pero hubiéramos gozado. Hace meses la llamaron de Onda para hacer la suplencia en el programa de Graciela Beltrán Carías y yo fui su primer invitado. Necesitaba a alguien de confianza, me decía, para no ponerse nerviosa en su primer día. Nada más alejado de la realidad, verla frente al micrófono era ver a una profesional en acción. Cuando sacaron al diario Sexto Poder de circulación, no tuve más remedio que burlarme y decirle que su columna "Dame tu Pin" había sido la culpable. Nos reímos mucho cuando mi tweet fue escogido por El Nacional como el Tweet de la Semana.

Sobre su enfermedad hablábamos poco. Más bien conversábamos sobre la salud del Presidente sin tener respuesta de cómo una persona, obviamente más conocida que Eva, podía tener una enfermedad similar, exponerse a quimioterapia y a la opinión pública y no retirarse hasta que se recuperara. Así lo había hecho ella. Lo que me gustaba era que Eva afrontaba el cáncer como algo que le había pasado y no algo que ella era. Lo suyo era ser esposa, mamá, hija y amiga. Si todo eso venía en Converse mejor.

Estuve con Eva por última vez en el estreno del standup Mi País Tu País. Ahora que lo pienso me parece chévere que así haya sido. Rodeada de amigos riendo sobre comentarios de humor negro dichos en escena. Ni cuenta me di sobre una mención casual que debía partir pronto a los Estados Unidos. Me despedí de ella como siempre: “Love you Darling!” sin sospechar que esa sería la última vez.

Ayer, cuando supe que Eva no estaba entre nosotros, me puse a pensar en todos esos momentos en los que estuvimos juntos. Y llegué a la conclusión de que fue un enorme privilegio esperar tantos años para que ella se declarara la Presidenta de mi Club de Fans. De conocer a su esposo y amigos y de saber que los pocos momentos que vivimos juntos fueron siempre alegres. Fue una persona demasiado especial en la vida de muchos.

Echaré de menos a mi amiga por siempre pero valió la pena conocer a esta reina de zapatos de goma, corte mohicano y actitud inconforme.Tal es el precio que uno paga por una amistad.

Love you Darling. Forever present in my tea table. I shall miss you terribly.-

Sunday, December 11, 2011

Toto y Rayma a la Conquista del Piropo

Cuando me llamaron de Circuito Exitos para participar en el Paseo Los Palos y decirme que iba a hacer un contrapunteo de piropos con Rayma la caricaturista me morí de la risa. Dos personas más disimiles en el arte de la conquista no podemos ser y aun así sonaba como una combinación perfecta. Dije que sí sin pensarlo y me anóté para la cita en EntreLibros, librería a la cual adoro a sus dueños por lo que fue como bajar a echar piropos en la terraza de mi casa.

Estaba nervioso, hacer esto con una mujer que da un mensaje profundo en una burbuja de dialogo de una caricatura no es tarea fácil. Nos habíamos twitteado toda la semana con piropos para animar a la gente a asistir pero pensar en los que yo iba a decir por micrófono me costó hasta que me senté a escribirlos.

El evento comenzó y nos sentaron en una tarima junto a Flor Alicia Anzola quien actuó de moderadora. La moderación fue buena al principio para romper el hielo, de hecho ella nos casó a mí y a Rayma allá arriba en la tarima, pero después no hizo falta. Yo gané confianza y comencé a lanzarme los piropos que había escrito y ya para ese entonces el show fue de los dos.

La gente fue tremendamente receptiva. Había caras conocidas que me veían y yo me reía con ellos. Una de esas miradas de “¿qué haces tú allá arriba?”. Al principio repartieron servilletas para que la gente escribiera sus piropos y yo los leía en tarima pero después se convirtió en un griterío de piropos. Dos que me encantaron fue un niñito que le dedicó un piropo a su abuela y una pareja de unos sesenta años que lo que faltó fue volverlos a casar otra vez. Muy bonito.

El momento seudo rock star fue después cuando terminó el acto. Madres de mis “Yo te Leo” tomándose fotos conmigo para mandárselas, firmas de mi libro, abrazos de extraños y celebraciones con mis amigos –quienes opinan que yo hablo fatal en público- diciéndome que esta vez me había transformado para mejor. Me gustó que me dijeran eso. Lo que no les conté fue que en la mitad del performance me reí y se me salió un pequeño gargajo el cual no tenía como limpiarme (Flor Alicia me veía horrorizada). Así es my life on the D-List.

Les dejo aquí los piropos que le eché a Rayma. Con los que más se rió la gente fueron con el de María Corina Machado y el de Maikel Melamed.

  • Quien fuera caricatura para que me dibujaras en tu futuro.
  • Si fueras una hamburguesa serías la McBella. 
  • Estás como Google en la bolsa: cotizable.
  • Retwitteame tus besos que ya soy tu follower.
  • Contigo al lado, el despecho de Adele no tiene sentido.
  • Tú y yo estamos como para mandar un attachment.
  • Estás como el iPad: elegante, sencilla e irresistible de tocar.
  • Tú y yo somos como la Mesa de la Unidad: agarraditos de manos.
  • No eres diferente, eres una edición limitada.
  • Estás como Venezuela según Venezolana de Televisión: perfecta.
  • Tú eres como las perlas en los afiches de María Corina Machado: auténtica.
  • Tanta miss muerta de hambre y tú más buena que una reina pepeada.
  • Eres como Maite en Venevisión: irremplazable
  • Estás como las panelitas de San Joaquín: pa’ darte vueltas entre mis dedos.
  • Eres tan buena caricaturista que hasta Mafalda te retwittea.
  • Estás como maracucho frente a la Chinita: pa’ santiguarse.
  • Me tienes como Los Palos Grandes: de paseo.
  • Estás como la ceremonia de los Oscar: llena de estrellas.
  • Contigo soy más feliz que alergólogo en época de capín melao.
  • Yo quiero debatir contigo. Entre sabanas.
  • Quien fuera Armando Scannone para amarrarte en su hallaca.
  • Te tengo más en agenda que visita de Tibisay a la peluquería.
  • Estás como Ilan Chester: para hacerte mil despedidas.
  • Te amo más que un hacker cuando descifra la contraseña.
  • Estás como para repetirte la campaña de Senos Ayuda: tócate.
  • Maikel Melamed me dio tips sobre como conquistarte. Me dijo: Si sueñas con Rayma, haz que pase.
  • Uslar Pietri quería sembrar el petróleo pero yo te veo y te quiero sembrar un hijo.
  • Eres más bella que una burbuja de dialogo de Quino.
  • Te quiero tanto que cuando no estoy contigo llamo a Aló Ciudadano a quejarme.
  • Tanta lola que has dibujado en tu agenda y yo tan triste que aun no te he tocado.
  • Mi amor por ti es como el Decreto de Inamovilidad Laboral: prorrogable.
  • El amor es un riesgo digno de malabarista pero yo le apuesto todo a Rayma Caricaturista.

Saturday, December 10, 2011

Hoy en EntreLibros a la Conquista del Piropo

Hoy de 4:00 p.m. a 10:00 p.m. Los Palos Grandes va a lanzar tremenda fiesta para celebrar el 3er Paseo de Los Palos Grandes con un paseo destinado a seducir la calle. A la Conquista del Piropo se llama el evento y promete ser todo un acontecimiento. Yo los espero muy emocionado en EntreLibros (2da Avenida de LPG cerca de Farmatodo) a las 6 p.m. donde estaré con Rayma haciendo un contrapunteo de piropos. Luego, estaré firmando mis Cuentos de Sobremesa para que se los lleven a alguien de regalito de Navidad. ¡Los espero!

Para descargar el mapa de actividades haz click aquí.

Friday, December 9, 2011

Los Problemas de Otros


Hace un buen tiempo alguien me dijo que la mejor solución a los problemas de los demás era no meterse. Lo más que uno puede ofrecer es ayuda y apoyo pero hay que tener muy en claro que el problema no es propio sino ajeno. Es muy fácil decir “ese no es mi problema”, inclusive liberador. La pregunta que me hago es ¿qué pasa cuando no es un problema tuyo pero te afecta igual?

Cada año que transcurre me doy cuenta de que las mañas y hábitos de familiares y amigos que me rodean me afectan. Y cada año me pregunto: “¿cuándo es que nos vamos a sentar a discutirlo?”. Vivo en un mundo rodeado de potenciales Susanna Kaysens y Randle McMurphy’s que son catalogados como “déjalo vale si él es divertidísimo” o “no le pares que ella es así”. No es divertido, es alcohólico. No es así, está deprimida.

Todo el mundo tiene un problema, un secreto, un miedo, un talento y una virtud. Los que tienen dos más son unos echones. Y por alguna razón nos cuesta entender que el talento y la virtud son las herramientas necesarias para despojarnos del miedo de revelar el secreto y resolver el problema. Pero, ¿estamos calificados para decirle a alguien que tiene un problema que nos afecta cuando nosotros mismos tenemos otro?

Yo he sido muy franco con mi adicción al cigarrillo. La brutalidad es que no lo he dejado. No debe ser mi único problema en la vida pero es con el cual me siento identificado más. ¿Cómo le digo yo a una persona que se fuma la vida cuando yo no me quedo atrás? Ahora me pongo a pensar, ¿es problema de otra persona el decirme que yo fumo demasiado? No. El problema es mío.

Lo que me afecta es que no sé si las personas que me preocupan consideran que su adicción o comportamiento es un problema. Si se acuestan pensando en el secreto o el miedo de admitir el problema o si para ellos simplemente es un trago más, una pastilla, una dieta estricta o una partida de póker. El no hablar de los problemas personales en la cena de muchas familias ha hecho que el tema tabú se prolongue. Una vida donde el mantra “todo el mundo lo hace pero nadie habla sobre ello” impera cuando la felicidad y la comprensión estaría precisamente en afrontar el problema de manera grupal.

Me cuesta hablar de las personas que me afectan y su problema para publicarlo en el blog y quisiera ser más franco al escribir. Pero soy parte de una educación de cajita de cristal donde todo es perfecto pues a fin de cuentas nadie anda en pijama a las diez de la mañana, ni se cortan las venas ni tienen amantes o familias paralelas. Pero una adicción con un hábito social permitido es lo mismo, a mí nadie me engaña. Una dieta no es dieta cuando una persona no hace sino hablar de comida todo el día. Hay algo más.

Lo bueno es que he encontrado que mis amigos se han quitado la careta. Que estos son temas que hemos comenzado a hablar en la mesa de la misma manera con la cual hablamos de cine. Un pequeño grupo de autoayuda en el que hemos podido ventilar las preocupaciones familiares y amistosas. Y lo que he descubierto es que no es frustración la sensación que da al confrontar a las personas con su problema. Es el miedo, real y palpable, de terminar en un futuro de la misma manera. Inevitablemente los problemas de otros que nos importan terminan siendo un temor egoísta.-

Tuesday, December 6, 2011

Voto Donde Sea



Mis amigos que viven en el extranjero siempre me dicen que quieren colaborar con el proceso de votación en Venezuela pero que no saben cómo hacerlo. Muchos me dicen que participar puede llegar a ser complicado o engorroso. Otros sencillamente comentan que no conocen a las personas u organizaciones adecuadas a las cuales pueden acudir para echar una mano. La verdad es que hay una tarea titánica por hacer fuera de nuestras fronteras y afortunadamente cada uno de los que enarbola la tricolor en otro país tiene la fortuna de poder contribuir al cambio.

La fundación Voto Donde Sea @votodondesea ha estado trabajando incansablemente para lograr que todos los sensacionales expatriados acudan a las urnas electorales a depositar su voto para mejorar el futuro de nuestro país. Sus miembros no están afiliados a ningún partido político, son tan criollos como el cochinito de los estacionamientos y lo que buscan es informar, facilitar y fomentar la participación electoral de los ciudadanos que residen en el exterior.

Yo creo que cada venezolano que vive afuera o que como yo tiene un amigo expatriado puede hacer dos cosas para colaborar. La primera es hablar con Voto Donde Sea a través de su Twitter, e-mail o página Web y fastidiarlos hasta más no poder preguntándoles en donde se pueden meter para ayudar. La segunda, y más importante, es que cada vez que vean a un venezolano que vive afuera le pregunten si está inscrito en el consulado del país donde vive para ejercer su derecho al voto.

Hay más de 650 mil venezolanos en edad de votar residiendo en el exterior y sin embargo solo 68 mil de ellos están inscritos en su consulado para participar en las elecciones del 2012. A los dos venezolanos que viven en Tonga y que no hay manera de contactarlos se lo perdonamos. Pero a los demás, insisto, debemos abordarlos para preguntarles la razón por la cual no se inscriben. Siempre creemos que son los amigos de otros los que no se inscriben cuando en verdad son nuestros propios panas. Las cifras lo demuestran así. Hay que preguntar.

Todos sabemos por experiencia que cada vez que los venezolanos se reúnen para hablar del país nadie se queda callado (y si no es mudo porque no hay otra explicación). El desconocimiento del proceso en el consulado, el miedo a entrar en una lista o el firme deseo de querer olvidar y comenzar una vida nueva como expatriado pueden ser otras razones de la poca receptividad hacia el voto. Estoy hay que cambiarlo.

Solo falta que un venezolano inscrito hable con otro que no lo esté y lo acompañe durante el proceso. Quien lea esto y no haya hecho la pregunta “¿estás inscrito?” a otro paisano ya sabe cuál es su tarea: contactar a Voto Donde Sea y encontrar al primer criollo para decirle que cada voto cuenta, que él es tan útil como el emocionado de 18 años que va a votar por primera vez o como el abuelito que se colea en la fila de la tercera edad porque que ladilla, él no va a andar compitiendo por quien tiene el bastón más de pinga. El conductor Eduardo Marturet lo dice en el video: “yo voto donde sea”. Lo cierto es que cada venezolano que se fue a conquistar el mundo también lo puede hacer.

En su página web, VotoDondeSea.com, la fundación comparte la información más reciente sobre el Registro Electoral venezolano así como los requisitos para inscribirse en cada uno de los consulados. Así mismo, utilizan su página en Facebook y la cuenta en Twitter @VotoDondeSea para responder preguntas y atender denuncias y dar el número de una señora que hace hallacas (esto último lo inventé porque me daba fastidio terminar todo campamentero cuando en verdad lo que quiero es que no se quede nadie sin votar).-

Monday, December 5, 2011

Mesa para Cinco

Hay favores chéveres. Por ejemplo: “acompáñame este miércoles que tengo la inauguración de una marca de champaña”. Luego están los míos: “¿tú me decorarías una mesa para un evento que tengo sobre mi libro?” He hecho ambos y la ironía es que mientras tengo que jalar mecate para que alguien vaya a echarse palos gratis conmigo, solo tuve que hacer cinco llamadas para que cinco mujeres accedieran a montarme una mesa.

Como conté aquí en el tea party, Iskia me ofreció hacer una tertulia en su tienda de Las Mercedes para celebrar que mi libro Cuentos de Sobremesa se va a ofrecer como regalo en sus tiendas y online. Me propusieron crear una sobremesa pero la mesa que yo tengo en mente es la de un tablón enorme bajo lámparas japonesas que guindan desde un araguaney que no florea. La idea de talar un árbol y meterlo dentro de la tienda no les gustó por lo cual nos fuimos por lo seguro y llamé a cinco amigas para que me vinieran a ayudar.

Escogí a cinco personas que sabía se iban a gozar el plan. No debe ser fácil para una mujer entrar a una tienda para escoger su mesa soñada y que no salga sin nada bajo el brazo. Pero ellas me cumplieron y muy a pesar de la lluvia y el tráfico que colapsó a Caracas ese jueves, ofrecí una tertulia entre gente chévere con mesas variadas. Eso me encantó, les di rienda suelta para que hicieran la mesa como si ellas se fueran a sentar a echar cuentos. Estas son:



La mesa de mi Señora Madre: claramente esta musa no podía faltar y esta mesa me encantó porque es una pensada para un hombre. Mi mamá agarró mi colección de soldados de plomo y los regó por toda la mesa, lo cual provocaría un genial tema de conversación. Los velones chorreados me parecieron geniales. En Iskia le dijeron: “pero Señora Madre ¿cómo va a poner eso si está usado?” Ella contestó: “pues así se ponen. Además nosotros estamos pelando así que mejor que sea viejo y usado. Eso denota felicidad”.



La mesa de Penny Lane Buroz: esta mesa me encantó porque La Buroz es detallista hasta con la bolsa donde mete las hallacas para regalar. Amiga mía desde que eramos pasantes y fiel groupie del tea party, La Buroz se encargó de personalizar la mesa con los nombres de algunos personajes que salen en mi libro -La Chica Bond, It's Good to Be, La Catira Tropical- para recrear un ambiente donde solo los locos se sientan. Hasta el esposo participó buscando las servilletas así que esto fue como una mesa creada en familia. Lo mejor es que los "personajes" detrás de los personajes vieron sus servilletas y nunca se sintieron más famosos. Ni con mi libro pues...



La mesa chic de las Terremotos Atencio: Mi amiga La Denueve y Sarah Jessica Parker su hermana son dos mujeres que les encanta todo el mundo de la moda. Son más educadas que las hijas de Carreño, cultas y de bajo perfil pero si ven a la Duquesa de Alba ténganlo por seguro que le gritan: "hey sister soul sister, let me hear that soul sister". Están locas de perinola y yo las quiero por eso. A ellas se les ocurrió crear una coffee table con sus zapatos, arrimando cojines, velones y todo lo que pudieron encontrar para hacer que esta fuese una mesa de servirse e ir a sentarse con una copitapor ahí bajo un velón a cantar Neil Diamond. La Denueve está en Nueva York por lo cual esta mesa fue arreglada por Skype.


La mesa de la Queen Zubi: mi socia la Queen decidió que ella no soporta más el año y que necesita viajar por lo cual puso unos platos de pajaritos para salir volando cuanto antes. Usó unas torres Eiffel de la marca Merci Gustave! que los dos hemos visto por ahí y queremos tumbarle el negocio para el año que viene. La mesa es exacta a ella, solamente lo esencial incluyendo los libros de cocina de Armando Scannone porque él es como un tío para todos nosotros y bien merece su puesto en la mesa.


La mesa de Phoebe Anticuaria: Me encanta Phoebe Anticuaria porque ella es como despalomada pero esplendida. Las otras le temían a ella en una competencia ficticia que traté de crear porque ella es como esa gente que va a San Antonio de los Altos y regresa con regalos para la familia. Es demasiado detallista y las fiestas en su casa, así seamos cuatro personas, siempre quedan como si fuera la celebración del siglo. Aquí creó una mesa de desayuno con puros pájaros y frutas de colores que provocaba hacer panquecas ahí mismo y sentarse con el periódico del domingo.

Lo más cómico del evento fue que se me acercó un chamo a quien no conocía para exigirme que le diera respuesta sobre donde estaba la mesa de Josefa. Me reí y estuve completamente de acuerdo con él, una mesa sin Josefa es un tea party celebrado cuando ella está en misa. Otra cosa, conocí a dos niñas "Yo Te Leo" simpatiquísimas, a quienes les firmé el libro. Se veían emocionadas pero creaaaaanme que yo me gocé ese seudo rock star moment más que ustedes! Gracias a todos por haber ido.-

Friday, December 2, 2011

La Noche en la que (No) Murió Lila Morillo


Sucedió mientras me vestía para una fiesta. Decidí revisar el Twitter para ver si valía la pena ir cuando vi un Retweet de la cuenta de Lilibeth Morillo: “Tengo la dura tarea de informarles el triste fallecimiento de mi Madre La Gran Lila Morillo, tengo un dolor muy profundo”. Olvidada mi fiesta. Nuestra gran Lila Morillo, la del cocotero, el moñongo y la pollina cuadriculada, había ascendido a esa parte del Cielo donde no admiten a nadie sin lentejuelas y uñas quita y pon.

No me sé el nombre de más de cinco canciones de Lila pero siempre le he tenido respeto. Una mujer que haya estado casada con mi ídolo El Puma merece mi total admiración. Su entorno familiar, nuestra versión autóctona de las Kardashian, es tan nuestro como las panelitas de San Joaquin. A tal punto que cuando se anuncia una lluvia de estrellas en Caracas, siempre me imagino a Lila, Liliana y Lilibeth lanzándose en parapente desde la Mansión Morillo (esa gente no le dice “casa” a su casa ni de cajón) .

Ahora, ¿cómo que se murió? ¿Qué hace uno, como dice @ledvarela, cuando se muere Lila? ¿A quién le llora? A nadie pues porque tampoco es que el fanatismo es de sentarse debajo de un cocotero a lanzar piedras en su memoria. Pero es una gran pérdida sin duda. Lila, allá arriba con Amador Bendayán, esperando por las Mirlas que actúan en el show “Véanlas Antes de Que Se Mueran”. ¿Qué hice yo? Pues decírselo a la única persona que verdaderamente le pegaría el notición que prometía opacar la noticia de la inauguración del Salón Kirchner en Miraflores: a la Comae Josefa.

Bajé a la cocina y me encontré a mi hermano en la escalera. “Se murió Lila Morillo”, le dije. Me respondió: “¿Cómo se lo vamos a decir a Josefa?” Exacto. Una señora que lloró a Celia y que todavía no se repone del divorcio entre Chiqui y Sarcos no se toma estas noticias para bien. Se lo dije de la mejor manera posible: “Comae, se ha ido al Cielo nuestra gran Lila Morillo”.

Josefa se llevó las manos a la cabeza. “Ay no Don Totín, ¿cómo puede ser eso?” Se puso a colar café –ella hace eso cuando está nerviosa- y le sobé la espalda. “¿Y de qué se habrá muerto la señora Lila, Don Totín?” Buena pregunta, esa no la tenía. Salí a la terraza a revisar el Twitter y escribir mis condolencias. Dado que siempre he pensado que Lila merece ir al Panteón Nacional, o en su defecto su pollina a un museo, puse eso. Me atacaron por insensibe cuando en realidad esa pollina es tan patrimonio como lo es el parche de Walter Martínez (quien considero no debe ir al Panteón sino a Optica Berl).

Como no se decía nada sobre la causa de su muerte, comenzaron los rumores de que nuestra Lila no se había ido. Globovisión desmintió la noticia finalmente: “Hermana de Lila Morillo dice que está viva, en Miami con sus hijas y nietas”. Un hacker, otro de muchos, había entrado a la cuenta de Lilibeth y puso el mensaje que llevó a la reina de las polémicas al primer lugar en el Trending Topic de Venezuela. Lila estaba vivita y coleando. Me la imaginé jugando Wii.

Fui a la cocina donde vi a Josefa sentada con su café: “¡LILA VIVE!” le grité. “Ay mire Don Totín que yo ando muy chacarera pa' que usted juegue así conmigo de esa manera”. Me senté con ella para explicarle todo el tema de los hackers, lo cual dio pie para un momento 'Josefa aprende sobre el mundo del Twitter'. Luego de la lección me dijo:  “Don Totín, no me vaya a abrir ese Twitter a mi porque los dejo. Ahora, prométame que la señora Lila está bien de verdad, verdad”. Se lo prometí.

Tarde en la noche me puse a pensar sobre las muertes falsas. Al Tío Simón lo matan cada año, mientras que ayer les tocó a Teodoro y hoy a Lila. Y si bien son de mal gusto, de pésimo pues nunca son los que verdaderamente queremos mandar a jalarle mecate a San Pedro, también son una gran prueba de que este país quiere a su gente. Ningún hacker puede meterse con ese sentimiento. Y eso, es un gran alivio.

Cuando nuestra Lila Morillo se vaya de veras, será una solemne conmoción. Mientras tanto, hay jaulas de oro para rato. Salve Lila y su pollina. La única lección de todo esto es para su hija Lilibeth: reina, tu contraseña NO puede ser “cocotero1”. Se cansa uno de explicar.-

Thursday, December 1, 2011

La Navidad de Sembrina


Hoy en Venezuela, una jueza dijo que la referencia “hijo de puta” no es una ofensa pues quien la dice cumple con su libertad de expresión. También dijo que los hijos no pueden demandar por la difamación e injuria de sus madres sino que tiene que ser la que no es puta quien lo haga. En otros, con el encendido de la Cruz del Ávila, en medio de fuertes trancas y medidas de seguridad por la Cumbre del CELAC, Venezolana de Televisión le dio la bienvenida a la época de Sembrina. Los felicitamos, es la primera vez que el canal llega a Trending Topics sin que Mario Silva llame "hijo de puta" a una persona y salga ileso. Cosas que pasan aquí en la tierra de lo posible. Llévatelo.-

Wednesday, November 30, 2011

Yo Spanglisheo


Las mudanzas a otro país requieren acostumbrarse a un nuevo idioma, sobre todo para nuestros chamos. No debe ser fácil llamarse, por ejemplo, Juan Roberto Núñez en Minnesota y tener que levantar la mano cuando la profesora pasa lista en el colegio diciendo: “Won Ruburo Nunness”. En otro país, un mundo ordenado en español se vuelve una mezcla de palabras que crean otro idioma: el del venezolano expatriado.

Me cuenta Nelly que su sobrina, residente en Miami, ha lelgado cansada a su casa del trabajo y le dice a su hijo César: “Bebé, mejor hacemos la tarea mañana con calma”. César la mira confundido y le dice: “Mami who is Calma?” La mamá se echa a reír pero César continúa “Seriously Mami, who is this guy? I don’t know him”. Cosas que pasan en una Venezuela fuera de nuestras fronteras, la calma ahora tiene nombre de hombre.-

Cuentos en Iskia: Today!

Hoy miércoles 30 de noviembre a partir de las 4 p.m. acompañenme a sentarme en cinco mesas sensacionales en Iskia de Las Mercedes (suena a nombre de cristiana) para echar Cuentos de Sobremesa y decirle a las demás: "esta es la vajilla de cuando yo me casé". Las y los y les y Liz (en el caso de que la cantante sea una Yo te Leo) espero. Besos, abrazos, saludos, bendición (la promiscuidad en el afecto nunca es demasiada) Toto.-

Monday, November 28, 2011

Un Mausoleo Patinetero para Bolívar

Cuando el Presidente de Francia François Mitterrand comisionó al arquitecto I.M. Pei para construir una pirámide de vidrio que sirviera como entrada para el Museo del Louvre, los franceses dijeron “c’est ne Pei possible”. El proyecto fue considerado en su momento como un complejo faraónico de Mitterrand el cual alteraría para siempre la arquitectura de Paris. Eso no importó.

A veintidós años de su inauguración, ocho millones de personas hacen cola anualmente para entrar por la pirámide de vidrio en una bienvenida futurista hacia el pasado. La única controversia que rodea a la pirámide hoy en día es la falsa leyenda reproducida por Dan Brown en El Código Da Vinci sobre los 666 paños de vidrio que la componen (en realidad son 673).

Venezuela está a punto de vivir una sensación igual con la construcción a toda mecha de un nuevo mausoleo que albergará los restos del Libertador Simón Bolívar en el Panteón Nacional. El proyecto ha cobrado fama gracias a un portal de noticias que reveló imágenes de lo que será la infraestructura, así como el nombre –hasta ahora desconocido- de dos empresas españolas que participan en la obra. A juzgar por las imágenes, el nuevo mausoleo de Bolívar es el sueño dorado de todo patinetero.

Una monumental nave con un techo curvo que asciende a más de 50 metros de altura se erige en la parte posterior del Panteón Nacional en donde el Libertador descansará bajo una abertura natural que estimamos será el nuevo Hilton de las palomas. Un túnel de vidrio conectará el viejo panteón con el mausoleo de Bolívar, quien reposará bajo la escultura de Pietro Tenerani (tomen nota participantes de Quien Quiere Ser Millonario) la cual siempre lo ha acompañado.


Alterar los patrimonios históricos de una nación siempre trae choques de criterios. A estas alturas del partido, criticar el capricho presidencial de poner a dormir al héroe de la Patria en un dúplex de acero antisísmico es irrisorio. El Señor Presidente ha jurungado tanto a Bolívar en los últimos años, que cuando por fin inaugure el mausoleo, el espíritu del Libertador será el primero en soplar la planificada llama eterna para que lo dejen echar un merecido camarón.

No cuestionamos el deseo de rendirle tributo a Simón Bolívar pero un proyecto cuyo costo ha sido publicado en 119 millones de Bolívares y prometido por Farruco Sesto para este 17 de diciembre pesa en un momento socio económico en donde lo que menos hace falta es otra tumba. De completarlo a tiempo -y si las predicciones de cambio de mando presidencial se cumplen- este será quizás el único gran legado de Hugo Chávez Frías para la Nación. Muchas gracias Presidente por avivar el pasado, pero el presente pedía autopistas. Y ojo con los patineteros.-

Saturday, November 26, 2011

Una Tarde de Cuentos de Sobremesa en Iskia



Quiero invitar a todas mis Yo Te Leo (hombres asumo que esto no les interesa mucho pero si quieren venir a acompañarme entre el pantaletero se los agradezco) a una firma de mi libro Cuentos de Sobremesa que estaré ofreciendo en la tienda Iskia de Las Mercedes el miércoles 30 de noviembre a partir de las 4 de la tarde. Allí les he pedido a cinco amigas mías para que monten una mesa en la cual reflejen el arte de celebrar la sobremesa que tanta falta hace a veces.

Va a ser una tarde chévere en donde estaré ahí para compartir con ustedes y firmarles los libros que quieran. El libro también va a estar vendiéndose en Iskia lo cual es una buena opción para regalos de intercambio en Navidad o para el sobrino en Miami que no tienen idea que regalarle pero que hay que mandar presente para no quedar como la tía miserable.

Siéntanse completamente invitados para esta tarde de traguitos cortesía de Cointreau donde espero que me echen bastantes cuentos de sobremesa como para llegar a compartirlos en el tea party. No sé mucho de vajillas pero Iskia está sensacional y están exhibiendo toda su colección navideña la cual es perfecta para completar o vistear la de “cuando yo me casé”.

¡Muy emocionado por esta oportunidad, la última que creo que voy a hacer en público para firmar libros así que aprovechen y se vienen! Si no me conocen en persona, yo seré el calvito.-

Datos: Miércoles 30 de noviembre a partir de ls 4 de la tarde.
Dirección Iskia Las Mercedes: Calle Paris entre Mucuchíes y Trinidad.

Friday, November 25, 2011

La amistad se brinda (así sea a distancia)


Una de las cosas chéveres que me ha pasado este año con toda la parafernalia del libro es que las empresas de bebidas alcohólicas asumen –correctamente– que yo tomo. Como tal, me invitan a catas a las cuales gustosamente asisto porque me da la oportunidad de conocer marcas que normalmente no tomo (pues en este tea party hay una predilección por las tazas llenas con whisky) y de sentarme a conversar con gente divertida que no conocería en otras circunstancias.

Un concepto que me encantó fue uno que me invitaron hoy. La marca de vodka Ciroc me invitó junto a cuatro de mis amigos para que me fuera al restaurant Veranda en Las Mercerdes a probar su variedad de cocteles. Con esto de que a uno lo crían hombre de un solo trago, son muy raras las veces en las que uno se pone a inventar con cocteles por lo cual fue la oportunidad perfecta para decidir que ese momento memorable que tuve con Blue Curacao en una fiesta en casa de mi amigo Franco hace cinco años sigue vigente.

Aquí me dieron un trago llamado Blue Ocean el cual es una mezcla de vodka Ciroc con blue curacao y jugo de grapefruit el cual me encantó. Igual el Martini Ciroc de uva que le da tres palos a cualquier trago que se sirva James Bond. Nunca sujeta a un menú La Deneuve mandó a inventar su propio trago, el Cougar Sugar, en el cual pidió su propia mezcla de mojito frappé el cual le quedó sensacional.

Lo sabroso de todo esto fue compartir entre amigos. Aprovechando que La Deneuve está de visita en Caracas por el Thanksgiving gringo, la Chica Bond en un descanso de su vida misteriosa, que It’s Good to Be no se murió y que Queen Zubi y yo vendimos una chorrera de libros en el bazar del Country, me pareció la oportunidad perfecta para invitarlos a tomar conmigo. Son raras las veces que uno puede escoger a su crowd de una manera tan perfecta. El problema es que, salvo La Denueve y Queen Zubi, los otros no llegaron.

En la creación de mis planes fabulosos a mí se me olvida que cuadrar un Happy Hour en esta ciudad es casi imposible. El tráfico impide que la gente llegue a tiempo y el temido mensaje de “me perdí mi propia celebración” es inevitable. Al menos eso me digo porque me niego a creer que la Chica Bond e It’s Good to Be no quieran unirse a una reunión de la Asociación de Amigos Manos Unidas (asociación que brinda cada vez que asumimos que somos unos fracasados).

Ese es el problema con esta ciudad. El estacionamiento de carros en horas pico hace que te pienses la amistad a la hora de servirte un trago. En la cual quizás haya sido mejor invitar a alguien más interesado, o que viviera más cerca para que la sobremesa de cuentos fuera perfecta. Pero cuando suena el celular dos veces y es It’s Good to Be en conference call con la Chica Bond para decir que se sirvieron una vodka para brindar desde el otro extremo de la ciudad con los presentes, los presentes, sé que esto de la amistad no está tan mal. A veces la gente no llega, pero eso no quiere decir que no brinden contigo.-

Thursday, November 24, 2011

Santa en Las Calles



Una de las mejores iniciativas que he visto en Caracas, es la que han hecho unos amigos desde el año 2006. Se llama Santa en las Calles y su misión es recolectar regalos para que San Nicolás se los entregue a personas que por circunstancias de la vida se encuentran en situación de calle. Es un pequeño aporte a la felicidad la cual año a año ha venido multiplicándose en otras ciudades del país. El año pasado más de 800 voluntarios lograron que 5000 personas necesitadas tuvieran un momento de sonrisa al recibir un regalo. Más de 26 ciudades alrededor del mundo participan en este movimiento.

El evento Santa en las Calles 2011 se va a llevar a cabo el sábado 10 de diciembre. Cualquier persona puede participar de dos maneras: la primera es recolectando ropa, zapatos en buen estado y/o regalos y llevarlos ese día al Colegio Don Bosco de donde van a salir aproximadamente 15 caravanas que van a repartir los regalos desde las 7 de la mañana, los cuales puedes acompañar. La segunda es un aporte a través de la página Web tudescuenton.com donde puedes realizar un aporte que comienza desde los 25 Bolívares. Es una pequeña manera de regalar felicidad a gente anónima. No todos los días tenemos la oportunidad de ser San Nicolás.-

Datos importantes:


Link de tudescuentón para donar aqui :
http://www.tudescuenton.com/descuento/santaenlascalles

Wednesday, November 23, 2011

Amores de Barra


Tiene que ser exagerado pero este cuento me dio risa. Me cuentan de un señor simpaticón que se casó tarde en la vida. Demasiado viejos para ser padres, se dedicaron a ser unos bon vivant, lo cual obviamente incluye la instalación de un bar en su casa. El bar era tal cual como el del Le Club con un amplio tablón de madera, sillas altas sin respaldar y más botellas para consumir de lo que seguramente la Ley permite.

En una noche de juerga con amigos, el señor y su esposa tomaron unas copas de más. Entre cuentos que dan risa, la señora se tambaleó en su silla y agarró el brazo de su marido para lograr el equilibrio. Como el esposo también estaba más aquí que de allá, no pudo ayudarla y los dos se fueron para atrás con silla y todo. Atención médica y reposo para dormir la pea fueron las indicaciones.

Tres semanas después los esposos llegaron a la solución. Se dieron cuenta de que no iban a cambiar sus hábitos de sentarse en el bar y aplicaron la máxima atribuida a Lincoln de que hay que recordar que los malos momentos son tropiezos y no caídas. Decidieron comprarse unos cascos de guerra con micrófono insertado para tomar en el bar. Cualquier caída alcohólica estaría plenamente protegida y libre de accidentes que lamentar.

Exagerado o no, esas son las bonitas historias de amor que me hacen sonreír.-

Tuesday, November 22, 2011

La Ley del Tufo

Ayer entró en vigencia la nueva ley de Precios y Costos Justos. Con ella se congelan, por ordenes del Ejecutivo Nacional, los precios de 18 rubros pertenecientes al aseo y la higiene personal. Mientras las empresas que producen pasta de diente, pañales y bidones de agua son fiscalizadas, no pueden subir los precios. El 15 de diciembre el Gobierno dirá cual es el precio máximo de venta y estas empresas tienen hasta el 15 de enero para marcar sus productos con los nuevos precios.

Eso es una maravilla. Los productos en Venezuela están carísimos y hacer mercado es una tragedia. Pero sería sensacional echarle la culpa a la empresa. Si tan solo no existiera CADIVI, se fomentara la producción nacional y se levantasen los fuertes regímenes de fiscalización, la ley sería tremenda. ¿Cómo pretende el gobierno que una empresa fije un máximo de precio en un producto cuando no va a tener real para pagarle a quienes lo producen?

Mi teoría es que el 15 de enero vamos a ir todos maravillados al súper mercado. Compraremos desodorante y champú y diremos que el precio es una ganga. Viviremos un “ta’ barato dame cuatro” porque eso es lo que hacemos los venezolanos: acaparamos. Pero después de ahí lo que va a rondar es la escasez. ¿Quién demonios va a producir en este país con precios que no alcanzan para pagarle un salario a un trabajador? Nadie.

Así que el nuevo reto para el 2012 será acostumbrarnos al tufo de los demás. Si encontrar Listerine fue una proeza en el 2011, ahora con la falta de pasta de diente y desodorante, perfumito con eso. Yo no veo al Gobierno fomentando una empresa de producción de pañales, más bien lo que veo es haciendo énfasis en la importación. Con esta Ley lo que nos queda es sacar los sets de química y comenzar a ver cómo demonios es que se hace un champú. Suerte la de los calvos. Porque aquí lo que va a haber es bastante sudor. Y contra eso toda ley que no prevé la escasez huele mal.-

Mi Primera Vez

Monday, November 21, 2011

El Sifrinismo lleva al Socialismo en los Pies



Si el Sifrinismo tiene una sociedad secreta, creo haber descubierto la clave. Solía pensar que era pasarse la mano izquierda por la cabeza para quitarse la pollina de la frente o poner la mano en el hombro derecho de la persona a la cual se va a saludar. Pero estoy equivocado. Ayer me di cuenta que la contraseña secreta del Sifrinismo caraqueño son las zapatillas Tory Burch.

Hasta ayer el nombre Tory Burch me era desconocido. Pero vender libros en un bazar, cuya competencia son zarcillos y trajes de baño, equivale a tener mucho tiempo libre entre compradores intelectuales. Por lo tanto pude ver bastantes pies pasar frente a mi mesa.

Uno de mis máximos fetiches es ver zapatos. No sé porque lo hago pero me la paso viendo al piso porque me parece que la verdadera personalidad de todos nosotros se esconde en los pies. Me enseñan una bota militar y ya sé que el hombre es inconforme, un tacón en una playa y ya sé que la mujer es insoportable. Ayer no fue la excepción para descubrir personalidades.

Mientras veía a las mujeres pasar, noté como 8 de cada 10 tenía el mismo zapato: una zapatilla con un círculo dorado semejante a una hostia enchapado a la parte frontal. En negro, rojo, verde o cualquier color, todas tenían el mismo zapato. Eso me puso a pensar que si hay una sociedad secreta, esta es. Usar zapatos Tory Burch es la forma de masonería femenina más grande que ha vivido el este de Caracas. “Con mis Tory no te metas” me dijo una cuando twittée sobre este descubrimiento. Otra me comentó que son demasiado comodas. Sí, pero ¿por qué quieres verte igual a las demás?

Me pareció extraño. Heme ahí en un bazar donde todas buscaban el zarcillo distinto, la cartera diferente y el pareo multicolor porque encontrarse con otra vestida igual a ella es un rotundo Bitch Stole My Look. Pero en cuestión de pies, no importa el uniforme socialista. En algún lugar de Indonesia, nueve niños le echan pega loca al circulito dorado sin siquiera imaginar que en Venezuela los comprarían a ellos para que les hicieran lo mismo a todos sus zapatos.

Tory Burch debe ver a Venezuela en su lista de compras en Excel y extrañarse o aplaudirnos. Inventó el uniforme perfecto para una sociedad de mujeres que buscan ser diferentes pero que caminan todas bajo el mismo son. O eso o en verdad hay una sociedad secreta y esa es la contraseña. De ser así, mujeres de Venezuela: acabo de abrirles la puerta.-

Sunday, November 20, 2011

Cuentos en FUNDAPROCURA


Este lunes 21 de noviembre estaré con mis Cuentos de Sobremesa en el Bazar Fundaprocura en el Caracas Country Club. Estoy muy emocionado de venderlos ahí porque varios han estado interesados en adquirir un libro firmado y esta es la gran oportunidad! Para todos los expatriados, échenle el datazo a una tía que seguro no se pela el bazar para que se los compre. Nos vemos en el Parquecito Infantil del Country desde las 9:00 a.m. hasta las 10 p.m. La entrada es una colaboración de Bs. 20.

Thursday, November 17, 2011

Cine Foro para Armando Scannone

El libro Mi Cocina ha sido una parte fundamental de mi casa, de todas las casas en realidad. El paso del tiempo ha transformado hogares enteros, desde su decoración hasta el cambio de pareja pero el compendio de recetas de Armando Scannone siempre ha permanecido en la biblioteca de la cocina. Ahí en un sitial de honor, negado a irse.

¿Cómo desprenderse de él? Ese libro rojo, el único libro al cual nos adscribimos los venezolanos con verdadero fanatismo y militancia, es tan esencial y propio de las casas como lo es la cafetera tipo greca. Una llamada a mi tía Ana Ce de “Tía la sopa de quimbombó esa que hiciste el otro día” se interrumpe con “mi amor, página 57 de Armando”. Armando. Es tan familiar el libro que con su autor nos sentimos todos de tú a tú.

Como la creatividad no puede quedarse en letras, mi amigo Jonathan Reverón tuvo la genial idea de marcar su debut como director al filmar el documental Don Armando. Lo acompañé el día de su estreno en el Trasnocho Cultural. En una hora, el documental nos llevó a casa de Armando, donde preparamos platos junto a él mientras nos contaba sobre el nacimiento del libro de recetas, un libro pensado no para gente que cocina sino precisamente para la gente que no lo hace.

Eso me encantó. Yo no cocino. Pero abrir este libro siempre me ha encantado porque me dice exactamente lo que tengo que hacer. Una pizca de sal para todos es meter cuatro dedos en un salero y echarlo en una olla. Ajá pero una cosa es que Hermann Escarrá espolvoree sal con sus dedos y otra muy diferente es que lo haga Yolandita Moreno con los suyos. Scannone te dice cuanta sal es necesaria con la precisión de ingeniero que es.

Entre paseos por Caracas, su pasión por las orquídeas, entrevistas con familiares, amigos y colaboradores, el cénit del documental es Magdalena, la cocinera de Don Armando. Metida en el lavandero, preparándose un tabaco, echa cuentos casi inteligibles, con carcajadas dignas de ring tone. La risa de esa mujer es contagiosa, crea empatía y permite conocer quién es Armando Scannone. Si alguna vez hay que producir un libro sobre las grandes historias de amistad venezolanas esta es una de ellas. La camaradería entre Magdalena y Scannone es de autógrafo. A mí me recordó mucho a mi relación con mi Josefa. Pero eso es otro documental.

Lo que sí es propio de este documental es la existencia de una generación completa que creció junto a este libro. A tal punto que le parece natural y no concibe una época sin él. Este sábado 19 de noviembre a las 11:30 de la mañana, la locuaz Arianna Arteaga Quintero y este calvito estaremos en el Trasnocho Cultural del Paseo Las Mercedes para hablar sobre esa llamada Generación Scannone. No somos chefs, somos generación. Están todos invitados para sentarse a ver esta joya de documental y luego compartir con nosotros dos sus cuentos con el libro de recetas. ¡Los esperamos con el buen provecho en la sobremesa de Scannone!

Datos: Cine foro DON ARMANDO. Cine Trasnocho Cultural. Centro Comercial Paseo Las Mercedes. Sábado 19 de noviembre. 11:30 de la mañana.

Wednesday, November 16, 2011

Mi problema siempre fue el bebedero

Creo que todas mis experiencias laborales en una oficina se vieron truncadas por mi primer día de trabajo. En dos horas ya yo sabía si era compatible con la oficina o no. En ninguno de mis trabajos tuve un momento de “bienvenido, esta es tu sillita y tu computadora, toma estos cien casos y ¡suerte si sales antes de las diez de la noche!” Lo hubiera hecho con gusto. Todos, sin excepción, fueron más bien: “¿quién es que eres tú otra vez? ¿Nosotros te contratam…? Ah bueno sí mira, es como temprano porque no te sientas en esa silla un momentico y ya veo donde te ubico ¿sí?”.

No esperé nunca una bienvenida tipo: “ay qué bueno que llegaste a la hora, tal como nos gusta. El viernes te instalaron la computadora en lo que será tu escritorio”. Así deberían ser todos los trabajos que te contratan pero pedir eso es no trabajar en una oficina jamás. Entre esperar por una computadora y que me explicaran la instalación de la contraseña alfanumérica de ocho mil caracteres para ser cambiada cada tres semanas se iba media mañana. Lo peor era la primera asignación, una mediocridad absolutamente inventada en el momento por el jefe tipo “ah importantísimo para el equipo que botes los iconos sin usar del escritorio. ¡Y café! ¿Quieres un café? ¡Vamos ya por un café!”

Pero lo que siempre odié fue cuando Reyna, la analista de Recursos Humanos me paseaba por todos los cubículos para presentarme a los demás empleados. Llegaba ella conmigo y hacía como si tocara la pared ficticia de un cubículo diciendo “Permisooo” en voz de Daniela Kosán. Un desconocido obviamente ocupado se volteaba a verme y Reyna comenzaba con su monologo: “Kerber te presento a Juan. Él nos va a ayudar en el Departamento de Mercadeo y hoy es su primer día aquí”.

Y mientras Reyna me contaba sobre lo que hacía Kerber con más movimiento de manos que Siudy Garrido, Kerber me miraba a mí y yo lo miraba a él con sonrisa de quinta finalista. A ninguno de los dos nos interesaba quien era el otro, jamás trabajaríamos juntos. Y aun así, había un cierto fetiche en saber que otra persona también pensaba que Reyna era una pendeja al creer que se la estaba comiendo.

Nada fácil el primer día de trabajo. Sobre todo cuando Reyna me llevaba emocionadísima al bebedero. Juro que una Reyna me dijo a mi una vez: "Y aquí es donde puedes venir a tomar agua". Duré un mes en ese trabajo. Y fue demasiado.

Yo creo que debería ser totalmente válido llamar el lunes del primer día de trabajo a Recursos Humanos a primera hora para asegurarse de que todo esté listo: lugar de oficina, contraseña, asignaciones, etc. Perder el tiempo esas dos horas es suficiente como para decretar que eso no es un lugar donde quieres trabajar. Quizás sea por eso que yo sucumbí a trabajar desde casa hace mucho tiempo. Odio perder tiempo y me aburro fácilmente.

A veces no es la mejor de las situaciones y hay días en los que extraño pertenecer a una oficina formalmente. El problema es que si a los 22 era poco tolerante con Reyna y su bebedero me imagino que a los 32 me le reiré en su cara. Reyna, jeva, es agua.-

Tuesday, November 15, 2011

Hora de Menear a la Unidad


El I debate de los pre-candidatos por la Mesa de la Unidad celebrado en las inmediaciones de la Universidad Católica Andrés Bello pasará a la historia como un evento de unión, compromiso y la fortuna de tener a Hugo Chávez en cadena nacional como telonero. Pasar trece años sin ver muestras de diálogo sincero y de repente toparse con cinco titanes, libre pensadores, articulados y con propuestas serias sobre cómo liderar a Venezuela en el futuro inmediato es como para ir a prenderles todos lso velones a la venta en el auto mercado. Qué eso no haya sido técnicamente un debate no importa… ¿o sí?

La intención de un debate es escuchar la discusión de opiniones consensuadas o contrapuestas entre dos o más personas. No cabe duda que lo que se vio en este primer debate entre Diego Arria, Henrique Capríles, Leopoldo López, María Corina Machado y Pablo Pérez fueron opiniones. Pero fueron las suyas propias, sin basamento en las dichas anteriormente por sus contrincantes las cuales podían haber sido utilizadas para su provecho. Apenas Arria hizo referencia en varias ocasiones a las afirmaciones de los demás y ninguna con el ímpetu deseado.

Estamos en un momento en donde la gente está maravillada con la Unidad. Y todo es bello, y qué nota que estamos todos juntos en este tren. Pero si alguien va a “destruir” las ideas de nuestro candidato mejor que seamos nosotros. Si esos cinco gigantes que han asumido la tarea de defender nuestros intereses patrios no son cuestionados y confrontados en este momento, el telonero estrella sí que lo hará luego de que se declare al ganador en febrero. La fuerza de la unidad la tenemos, saber quién es el verdadero líder es lo que nos falta.

Anoche entre los comentarios, la mayoría hablaba sobre lo difícil que va a ser escoger a uno solo. Un tweet que leí me llamó la atención: “Ideas de Diego, comunicación de Pablo, convicción de Leopoldo, tesón de María, impulso de Henrique. Unidad le dicen. ¿Y ahora?” Y ahora, lo que hay que hacer es menear la Unidad. Asegurarse de que ésta nos dé toda la información y convicción que necesitamos sobre cada uno de los candidatos para escoger al mejor el 12 de febrero.

Para el próximo debate queremos ver lo que opinan los candidatos sobre las ideas propuestas por los demás, sobre las acciones del pasado de los demás. Diego Arria tiene toda la intención de llamar a una Asamblea Nacional Constituyente. ¿Piensa Pablo Pérez que ese es el camino más rápido para lograr la seguridad y defensa de nuestras fronteras? ¿Opina Henrique Capríles que el capitalismo popular propuesto por María Corina Machado no es más que una frase sin base? ¿Cuánto cuesta la transición hacia el ‘Hecho en Venezuela’ de López en términos de contratos internacionales previamente acordados por la República?

Es ahora, en estos debates preliminares cuando se tienen que ventilar estas dudas sobre los planes de gobierno propuestos. Quizás mini debates entre ellos de más tiempo para explicar sus posiciones. Cuestionar sus acciones, comportamientos y visiones no implica para nada un quiebre en la Unidad sino un fortalecimiento de ella. Porque lo que viene luego del 12 de febrero no es nada bonito. Mentira, viene el Día de los Enamorados. Luego de ahí, que Dios nos agarre informados y meneados si queremos ver ese final unitario con el cual ahora solo soñamos.-

Monday, November 14, 2011

Burocracia en la Maleta



Pisar territorio venezolano es lo máximo únicamente si eres asiático. No tengo nada en contra de Asia. Me encanta que sus habitantes lean sobre un país exótico, rico en mamón y asaltos y decidan volar el mundo entero para venir hasta acá. Lo que me molesta es que su arribo a suelo criollo tenga una ligera preferencia de atención mientras que la de nosotros, los residentes con cédula laminada y pasaporte electrónico-magenti-digitalizado sufra de un “Ay mi rey te me vas a tener que hacer la cola porque la máquina no sirve”.

Como si no estuviéramos lo suficientemente marginados, me encuentro con la existencia de otro formulario para ser llenado solamente por los residentes en Venezuela a su arribo al país. Es una encuesta del Instituto Nacional de Estadística, entro otras instituciones, la cual dice: “estos estudios sobre turismo internacional se vienen haciendo en el país desde hace más de 10 años y son útiles para complementar las estadísticas necesarias para evaluar y desarrollar esta importante actividad de la economía nacional”. Aparentemente desde hace 10 años lo que hacemos en Las Vegas no se queda en Las Vegas.

La naturaleza de la encuesta es anónima y confidencial, en ninguna parte se insta a colocar el nombre, cédula o información personal. Pero entre la tarjeta de migración, el formulario de declaración de tributos del SENIAT que pregunta hasta si compramos binoculares y ahora esta encuesta, lo que provoca es conseguir la nacionalidad asiática a cómo de lugar para ver si logramos llegar a casa el mismo día en el cual aterrizamos en el país.

Estas son las preguntas de la encuesta.

  1. Diga el nombre de la aerolínea en la que viajo
  2. Indique fecha de salida del país
  3. Indique las características de Ud. y los integrantes de su grupo: sexo, edad, estado civil, ocupación
  4. ¿Cuánto tiempo estuvo en el exterior? (Menos de 24 horas / Más de 24 horas)
  5. Indique los países visitados y cuántas noches permaneció en ellos en este viaje
  6. ¿Cuántas veces ha viajado Ud. al exterior en los últimos 12 meses?
  7. ¿Compró Ud. un paquete turístico para viajar al exterior? Costo p/persona. 
  8.  Indique el motivo principal y si hubo motivo secundario para su viaje
  9. Indique el número de noches asociadas al motivo principal y al motivo secundario.
  10. Tipo de alojamiento utilizado por Ud. en el exterior y las noches que permaneció en ellas: hotel (Nº de estrellas), vivienda de familiares y amigos, campamentos, posadas, vivienda/apartamento alquilado, vivienda propia, resort, otros
  11. ¿Cuánto fue el gasto del consumo del grupo en las siguientes categorías: alojamiento, alimentos y bebidas, transporte dentro del país visitado, alquiler de vehículos, servicios culturales, recreación, tratamientos de salud, compras, otros?
  12. ¿Cuál fue el gasto de consumo total del grupo en US$ en el exterior?
  13. Indique cuales fueron las modalidades de pago del gasto del grupo en el exterior e indique el porcentaje aproximado en cada una de las modalidades de pago: efectivo, tarjeta de crédito, cheque de viajero.
No culpo al Instituto Nacional de Estadística por querer hacer un trabajo completo sobre lo que hacemos con nuestro tiempo fuera del país. Pero si ya vamos a perder un día más en el aeropuerto, por favor, agreguen una pregunta 14: “Indique si gozó una pelota o no”.-

Sunday, November 13, 2011

La ambulancia vertical de It's Good to Be

La semana pasada It’s Good to Be tuvo un accidente de tránsito en la Autopista Regional del Centro. No se murió de milagro lo cual me parece buenísimo por dos razones. La primera es que qué ladilla que se muera It’s Good to Be. La segunda es que la noche anterior salimos de comer arepas a la una de la mañana y sus últimas palabras antes de montarnos en nuestros respectivos carros fueron: “Chao Toto”. Lo lamento pero me hubiese parecido cursísimo si esa hubiera sido nuestra despedida. Él está de acuerdo conmigo. Una doña le preguntó en la clínica si había visto toda su vida pasar frente a sus ojos cuando tuvo el accidente. It’s Good to Be solo se limitó a responderle: “eso lo dice la gente cursi. Yo lo único que vi fue como dije ‘coño, coño, coño’ con cada vuelta que daba el carro”.

Lo bueno de los accidentes es que siempre podemos encontrar una anécdota que hace que los mismos sean más llevaderos y de alguna manera alivien el estrés. El de It’s Good to Be se da con su hermano el granjero. Al enterarse del accidente, el granjero se devolvió de San Antonio de los Altos donde fue a llevar unas gallinas y manejó a toda mecha a donde estaba It’s Good to Be. Lo llevaron a una clínica en Cagua donde lo trataron por unos morados (su ángel de la guarda es de goma espuma, no se fracturó nada) y le hicieron los exámenes obligatorios.

Tarde en la noche decidieron traerse a It’s Good to Be para Caracas. Llevándolo hacia el carro, el granjero recordó que había dejado a las gallinas metidas adentro. ¡Más de diez horas metidas en un carro! Imaginado lo peor, el granjero abrió la puerta. Allí estaban, cuatro gallinas con cara de vecina encabronada acurrucadas entre periódicos. Una de ellas, la más osada, había empollado un huevo. Así llegó It’s Good to Be para su casa: con un collarín y un huevo como suvenir. Toda una ambulancia vertical.-

Monday, November 7, 2011

Maickel: El Hombre Que Termina Carreras

Foto: @ivan_gonzalez
Era de noche en las Olimpiadas de Ciudad de México de 1968. Las medallas del maratón ya habían sido entregadas hace más de una hora y los espectadores se retiraban del estadio azteca cuando lo vieron venir. El corredor John Stephen Akhwari de Tanzania entró al estadio, su pierna ensangrentada mal vendada y el hombro dislocado. Eso no lo detuvo. Arrastró su pierna los últimos 400 metros y completó el maratón. Al llegar a la meta cayó en brazos del personal médico. El público que se encontraba estalló en aplausos de euforia.

Al día siguiente, un periodista le preguntó a Akhwari la razón por la cual no se había retirado del maratón, considerando que no tenía oportunidad alguna de ganar la carrera. El tanzano se mostró confundido ante la pregunta. Finalmente contestó: “mi país no me envió a Ciudad de México para que empezara la carrera. Me envió para que la terminara”.

El venezolano Maickel Melamed es uno de esos John Stephen Akhwari que pueblan la Tierra. Nacido con un defecto motor que le pronosticaba apenas horas de vida, Melamed optó tempranamente por ser una persona con discapacidad que no siente lástima por sí mismo. 36 años después continúa siendo un gran ser humano que inspira a millones de personas con su mensaje sencillo pero profundo: “Si lo sueñas, haz que pase”.

Este sueño ha sido el que ha llevado a Maickel a dar conferencias inspiradoras alrededor del mundo, a lanzarse en parapente, bucear y escalar el Pico Bolívar. Esta convicción de que la palabra ‘imposible’ es un invento humano, lo ha llevado a desafiar fronteras mentales y físicas. Luego de 3 años de entrenamiento, un equipo de amigos que creen en su mensaje y millones de personas aupándolo en vivo y por las redes sociales, Maickel Melamed completó su último sueño. En 15 horas y 22 minutos corrió el Maratón de Nueva York.

Para Maickel el haber corrido este maratón no es un reto deportivo, es un mensaje de esperanza. Cada uno de sus pasos son aplausos estruendosos que curiosamente no van para él, sino para nosotros. Maickel se ha encargado de ser nuestro gran entrenador de vida, diciéndonos con cada uno de sus dificultosos pasos: “vamos que tú puedes”. Maickel salió a comerse al mundo con un gran sueño y lo está logrando. Lo único que espera es que nosotros hagamos lo mismo. Porque Maickel no empieza la carrera, Maickel la termina.-

Thursday, November 3, 2011

Cuentos de Sobremesa (III Edición)


Como podrán apreciar en el lado derecho de este tea party, ya está a la venta la tercera edición de mis Cuentos de Sobremesa. Me tiene muy emocionado, a más de un año de haber sido lanzado, que el libro haya gustado entre la gente y que todavía haya interés en tenerlo como regalo para la biblioteca personal o para otra persona que necesita una risa.

Sé que hablarles a mis "Yo Te Leo" de Cuentos de Sobremesa es un ¡sácamelo! Pero la verdad es que yo no puedo sino dar las gracias por las decenas de correos y comentarios que he recibido de parte de ustedes. Gente que me escribe para contarme sobre cómo recibieron el libro, donde lo leyeron, las partes que les gustaron y las que les parecieron un fastidio. Todo me lo he gozado, incluyendo las fotos que me mandan cuando compran el libro. Es tremenda experiencia.

Lo lanzo de nuevo porque, no nos engañemos, soy un capitalista. Pero más que todo porque sé que una última edición era necesaria para cubrir la demanda de una sobremesa a la cual hay gente nueva que también quiere arrimar una sillita para sentarse. ¡Bienvenidos sean!

Les agradezco que rieguen la voz como pólvora entre gente que saben que quiere los Cuentos y no lo ha podido conseguir. La mejor herramienta de promoción son ustedes y solo espero poder contribuirles con lo que ya han hecho para este tea party a lo largo de los años que venimos tomando whisky escondido en las teteras.

Tecni-Ciencia sigue con el conglomerado de la mayoría de los libros pero ya hoy los metí en la librería del Centro Comercial Vizcaya porque los del otro lado del Mystic River se me amotinaron de que ahí no había. Mi queridísima EntreLibros en Los Palos Grandes lo tiene al igual que Kalathos en Los Chorros y El Buscón en Paseo Las Mercedes.

En Nacho y VDL Books lamentablemente no he tenido éxito. No es fácil apostar por un desconocido que funge de autor, modelo, montacarga y facturero y los comprendo. Pero sigo cruzando los dedos que se de la oportunidad para que así todo el que quiera el libro no ande como Scooby Doo buscando mi libro de tienda en tienda. Las demás librerías que mencioné arriba sí tienen el libro hasta agotarse su existencia (tocando madera).

Cualquier pedido grande que quieran hacer porque se les ocurrió que sería buen regalo navideño comunista, me pueden escribir a totoaguerrevere@gmail.com  O me pueden escribir para contarme que no quieren hacer un pedido grande pero que solo me quieren contar sobre su día. Yo gozo igual.

Toto.-

Wednesday, November 2, 2011

La Vida en un Día


El 24 de julio de 2010 fui al Putibar de @akredmond a tomarme unos tragos con Rollito y Jegny Carolina. Recuerdo hasta como estaba vestido. Ese día estaba emocionado porque había visto un video en YouTube. Los directores ganadores del Oscar, Ridley Scott y Kevin Macdonald estaban llamando a todos aquellos que quisieran contribuir con un proyecto cinematográfico: la filmación de lo que habíamos hecho los humanos ese día. Destinada a crear una película con la compilación de los videos colgados, la solicitud decía que el usuario podía filmarse haciendo lo que quisiera. Si lo deseaba, podía responder a tres preguntas específicas: ¿qué amas?; ¿a qué le temes?; y ¿qué tienes en el bolsillo?

Cerca de la medianoche y ya con varios tragos encima, mis amigos y yo decidimos prender la cámara. No se nos ocurrió mejor cosa que hacer un tributo bailable a la canción Don’t Stop Believing. Lo sé, una raya pero en su momento nos pareció divertido. La lástima es que, por lo general, mis ideas más brillantes terminan en el olvido.

Jamás mandé el video. De hecho nunca lo he visto (y Jegny Carolina, dueña de la cámara tiene órdenes estrictas de no divulgarlo). Creo que la razón por la cual no insistí es porque desperté al día siguiente y sentí que mi momento, especial para mí, no lo sería para los demás.

Ese fue mi error.

Quiero de corazón que se tomen una de estas noches para ver la película Life in a Day, la cual es el resultado de las más de 800.000 personas que sí tuvieron las agallas de pensar que valía la pena compartir su momento ese día. Quiero que se encierren en su cuarto con un cafecito en mano y sencillamente le den play. Tiene subtítulos pero ni hacen falta. No pregunten, no cuestionen, apaguen su celular y solo miren.

Quiero que se vean en esa película. Que vean lo extraordinario que es cada día en el cual vivimos. 24 horas de un día cualquiera en el cual nada pasó y a la vez pasó todo. Sobre todas las cosas, quiero que se queden hasta el final de la película. Cerca de la medianoche, cuando yo grababa un video de Don’t Stop Believing una muchacha manejaba bajo la lluvia. A pocos minutos de terminar el día, prendió su cámara y contó sobre lo decepcionada que se sentía al no haber hecho nada remotamente extraordinario. Les dejo su reflexión sobre lo que es extraordinario mientras yo me lamento de no haber compartido mi día.-

El link para ver la película es este: Life in a Day

Tuesday, November 1, 2011

Cuando el 'tan' Kardashian es 'demasiado' Kardashian


Lo que más me preocupó al enterarme del divorcio de Kim Kardashian con Kris Humphries fue mi enfático grito de «¡Lo sabía!». Nadie apostó por la longevidad de este connubio pero 72 días, un poco menos de 10 semanas, y a un día de haberse conocido ya es el colmo. Pensar que a Kim le vino la regla dos veces antes de salirse de la relación (no me juzguen, es reality) es suficiente como para saber que fue corto.

Como todo lo Kardashian, las coincidencias de la introducción del divorcio con el lanzamiento de un libro de su madre y el próximo estreno de nuevos programas de televisión bien hacen pensar que las relaciones en esta familia no duran hasta que la muerte los separe. Más bien, como twitteó alguien, hasta que el cheque se haga efectivo. Es cierto, una relación en el ojo del huracán afecta a cualquiera. Pero no creo que Angelina Jolie y Brad Pitt tengan interés alguno en mandarle a Kim una tarjeta que diga «jeva, al menos trata».

La Kardashian no es ejemplo para nadie… no, para nadie. Hay parejas aquí mismo en Caracas que han decidido casarse con menos de seis meses de haber iniciado una relación. Lanzarse al agua con una persona a la que nunca se ha visto con gripe prende todas las alarmas pero miren, funcionan. La diferencia es que se apuesta a la relación. A Kim esto le dio flojera.

Rita Wilson no sigue casada con Tom Hanks por sus reales, lo mismo que Danny Moder con Julia Roberts. Estos últimos son considerados figuras sonsas en el espectáculo porque no venden portadas Kardashian. Pero son gente como uno. Gente a la cual jamás se le acercarían para hacer un reality show sobre sus vidas. En primera instancia porque dirían que no.

La razón es sencilla, su trabajo no es interpretarse a si mismos en monos Juicy Couture, sino personificar la vida a otros, de la misma manera en la cual nuestro trabajo es ser abogado o enfermera. Lo que es de ellos, verdaderamente de ellos, a puerta cerrada. ¿Cuántos perros tiene Meryl Streep? Exacto.

La gran pregunta Kardashian es ¿por qué nos importa ella? ¿Qué tiene Kim Kardashian que pueda opacar no solamente el nacimiento del bebé número 7.000.000.000 en el mundo, la imposición de un control de cambio en Argentina y la salida de los Estados Unidos de la UNESCO debido a la admisión de Palestina? No es tamaño, vaya que la Kim es pequeña, lo que nos atrae hacia ella sino el morbo por conocer su estilo de vida.

Nos importa un comino Palestina, nos gusta la mala televisión. Sea Kim Kardashian, Kimora Lee Simmons, Paris Hilton o los chicos de Jersey Shore, verlos es un culto a la fascinación de lo que no queremos ser. Porque la verdad es que lo haríamos todo distinto. ¿Tomaríamos Dom Perignon y usaríamos trajes de Tom Ford? Sí. ¿Nos gastaríamos 18 millones de dólares en un matrimonio? No. Con lo “pobres” que somos sabemos que no todo en la vida es un estampado de tigre.

Sobre todas las cosas y sin poner en duda sus dotes como empresaria, nos importa Kim Kardashian porque, como otros de su calibre, hace la fama fácil. Nos vende ese sueño de la instantaneidad, del codeo, de la portada y del paparazzi. Pero vivir la fama por fama es la manera más fácil de extinguirse. Sin duda, quiera Kim o no, el público se cansa del show. Que lo diga la invitada a su boda, la señorita Lindsay Lohan.

Es cierto, Kim Kardashian se ríe de todos nosotros a la hora de rellenar un depósito en el banco. Su primera entrevista post divorcio seguramente le generará unas altas cifras y futuros proyectos le auguran ganancias económicas como para que no tenga que sonreír jamás en una alfombra roja de nuevo.

Pero Kim jamás intentará dejar la alfombra. Y esa, inevitablemente, será su desgracia. Como bien dijo Jack MacFarland en Will & Grace: «Justo cuando pensaba que era famoso me olvidaron. Me siento como Teri Hatcher hace seis años… y Teri Hatcher en seis años más». ¿Dónde está Teri Hatcher hoy en día? Exacto.-

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...