Saturday, January 29, 2011

Minuto y medio de empleo doméstico

Con el paseo vacacional de Josefa a Colombia, las cosas en la casa han venido funcionando cual apartamento de soltero. Cada quien lava su plato, hace su cama y tiene acceso al Santo Grial en la cocina: el control remoto de la televisión que otrora estaba fundido en las manos de la Comae Josefa. Ahora bien, como no tenemos idea de cuando es que ella vuelve, la que plancha -experta en clasificados- le comentó a mi señora madre de que tenía a alguien que nos podía ayudar tres veces a la semana.

Hoy llegó Tibisay. Con carpeta de recomendaciones bajo el brazo y lonchera de Badtz-Marú. Esta es la conversación que oigo desde mi oficina entre ella y mi mamá

Suena el timbre.

- ¿Quiéeeeeen? (mi mamá no cree en intercomunicadores)
- Ah sí, es Tibisay la señora de limpiezaaaaa
- Ah como no. Pase.
Se abre la reja. Mis dos perras ladran.
- ¿Aquí hay perros? – pregunta Tibisay nerviosa
- Sí –le dice mi mamá– estas dos locas que no hacen nada y una perra mayor que está ciega. Pase para enseñarle el lavandero.

Silencio. Varios murmullos que no puedo detectar. La reja se abre y luego se cierra. ¿Será que Tibi  secuestró a mi mamá?

- Mami –grito desde mi puerta- ¿Qué pasó?
- Tibisay renunció.

Ahí lo tienen. Minuto y medio de empleo doméstico. Sólo porque uno jamás pone en los clasificados: “Abstenerse gente que le tiene miedo hasta a la palabra perro”.-

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...