Tuesday, March 15, 2011

Taxi a la Ollden


Miss Alice mi amiga tiene tiempo sin escribir en su magnífico blog “Where The Side Walk Ends”. Es una lástima pero se lo acepto. Tomarse el reto por nueve meses de coordinar al equipo de la Universidad Católica para el Modelo de Naciones Unidas, representar a los Estados Unidos y traerse diez premios a Venezuela es como para no escribir sino correos electrónicos de «Toto, necesito consejos que si NOW», y «¿Querido Banco me pueden dar plata para llevarme a 22 talentazos? ¡Pliiiiiiiiis!». Así que no queda de otra: voy a contar sus historias hasta que algún día regrese al fondo de su acera. La siguiente es sobre su papá.

El papá de Miss Alice es un personaje en si mismo. Lula Da Silva lo ve y hace como Joey: «you’re my identical hand twin!». Son exactos. Sólo que el papá de Miss Alice es árabe. No es portugués. O bueno eso creo yo. La verdad es que no he preguntado. Si, como que sí.

El papá de Miss Alice tiene una cita en el médico. Decide llamar a un taxi para que lo venga a buscar a su casa y lo lleve al hospital. Eso de tener que pasar cuarenta minutos buscando a un parquero que le negocie un puesto luego de haber pasado una hora haciéndolo por si mismo no va con él. Por lo menos no hoy, cuando sabe que va a pasar cuarenta minutos negociando con una secretaria que le va a decir «Te vas a tener que esperar como una horita más mi Rey. El doctol ‘ta furrllll».

Llama a su línea de taxi local para pedir la carrera. «Esté pendiente –le dicen– es un carro blanco». Para no perdérselo, decide sentarse afuera de su casa y esperar a que lo vengan a buscar. Imaginen a Lula yendo al colegio pero sin lonchera. Y sin ser portugués claro. O bueno eso creo yo. La verdad es que no he preguntado. Sí, como que sí.

Un Hyundai blanco se detiene justo en frente de su casa. El papá de Miss Alice se levanta del murito donde ha estado sentado y se monta en el carro. Ya en la parte de atrás le dice al taxista: «Al Centro Médico de San Bernardino por favor». El señor taxista se voltea como un búho, ve al papá de Miss Alice de arriba hacia abajo, se encoje de hombros y le dice: «Bueno, como no. Yo te puedo llevar pero primero déjame bajar el mercado».

Lección aprendida de hoy, chicuelos: No sólo los taxistas manejan Hyundais blancos. El vecino de Miss Alice también lo hace.-

4 comments:

Anonymous said...

JAJAJAJ se pasa!!

MC said...

Entiendo que la rivalidad es peor que Barca-Madrid, pero como nuevo prof unimetano, la gente de Metromun se merece un shout-out tambien.

=P

Toto said...

Yo estoy muy orgulloso de Metromun con su Best International y aplaudo esos premios porque sé lo que se siente ganarselos!

Andrea said...

JAJAJAJAJAJAJAJA me he reido toda la manana con esto! Made my day fo' shooooo

Miss you!

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...