Saturday, April 30, 2011

A little more British, a little less Venezuelan


La tertulia en Librería Kalathos sobre mis Cuentos de Sobremesa fue una maravilla. Con la ayuda y gracia de la divertida Comeflor aka @arianuchis, tuve una muy buena conversa en la cual pasamos revista a todos los pormenores del blog, la producción del libro y el seudo estrellato. En verdad, me quedé impresionado con la cantidad de gente que había en el local. Invitar a gente para esas cosas es un franco fastidio pero es una prueba de que más puede el cariño, la curiosidad o que sencillamente fueron a comprar un libro y le barricaron las puertas para que no saliera nadie.

La queja universal, sin embargo, es que yo comencé demasiado temprano por lo cual mucha gente se perdió del principio del evento o se lo perdió del todo. Nosotros los venezolanos no le paramos mucho al tiempo pero cuando uno que no es nadie invita a las 3:30 de la tarde, pues tiene que comenzar a esa hora con las siete personas que ya han llegado. Yo no me podía imaginar que venían cincuenta más y esas todas me regañaron por ser “tan británico con el horario”.

Yo soy pecador en esto también. Pasar buscando a una niña para un matrimonio a las 9:30 significa que me estoy metiendo a bañar a las 9:34. Total, ella nunca va a estar lista y me van a tener que dejar con el papá en la sala hablando sobre el clima. Pero es algo que tenemos que mejorar. Venezuela de alguna manera tiene que estar a la hora, en punto. Tráfico va a haber siempre pero algún día tendremos que comenzar a ser a little more British, and a little less Venezuelan.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...