Sunday, May 8, 2011

El "After School Special" en el Día de la Madre


La televisión por cable en mi casa tiene todos los canales abiertos. Mis papás son ese tipo de personas que no tienen idea de cómo prender el DVD, así que esos controles paternos para vigilar el contenido de programación jamás fue un tema en mi casa. No porque existiera la preocupación, sino porque no sabían cómo hacerlo.

Se viene el Día de la Madre. De visita en Caracas, mis padres organizan un almuerzo de esos que son una patada a las cenas de Navidad. La casa está repleta de sobrinos, todos menores de cuatro años, lo cual infarta un poco a mi señora madre. Solo tenemos una sobrina/nieta de verdad, verdad por lo cual la reunión de enanos Von Trapp es mucho para ella.

Decide reunirlos a todos frente a la televisión para ponerles algún canal de infantes. Como toda señora de su casa, solamente sabe el canal de Globovisión. Los demás lo ignora por lo cual tiene que pasar por todos los canales antes de llegar a Nickolodeon. Comienza a darle al control remoto y se va por todos los canales que ponen música.

De repente, aparece una señorita en una pose sugestiva y mi mamá comienza a gritar “Ay, ay, no vean, no vean”. Eso sería el final de un buen cuento. Ella aprieta el botón con más fuerza para seguir bajando canales. Lo que ignora es que por obra y gracia del señor, las baterías del control remoto mueren en el mismo momento en el cual ella pasa por el canal gay.

Esta es la historia de cómo siete infantes tuvieron su primer contacto con el bondage homosexual un Día de la Madre en mi casa.-

No comments:

También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...